Curiosidades de los cerdos vietnamitas: más que mascotas adorables

Cerdo vietnamita

Los cerdos vietnamitas, conocidos por su pequeño tamaño y apariencia encantadora, han ganado popularidad como mascotas en los últimos tiempos. Sin embargo, más allá de su aspecto entrañable, estos animales poseen una serie de características únicas y curiosidades que hacen que explorar su mundo sea una experiencia enriquecedora.

En este artículo, nos sumergiremos en el universo de los cerdos vietnamitas, revelando aspectos sorprendentes que quizás desconocías. conoce todas las curiosidades de los cerdos vietnamitas: más que mascotas adorables.

¿Qué son los cerdos vietnamitas?

entrañable cerdo vietnamita rosa  con motas negras

Los cerdos vietnamitas (scrofa domesticus) son adorables cerditos de compañía originarios de Vietnam. Con un tamaño compacto, alcanzan alturas de 40-50 centímetros y pesan entre 15 y 30 kilogramos en su edad adulta. Son criados para ser más pequeños y manejables, por lo que estos cerdos enanos han encontrado un lugar especial como mascotas en hogares de todo el mundo.

En contra de lo que su apariencia tosca pueda sugerir, estos cerditos poseen una  inteligencia destacada y una gran capacidad de adaptación a diversos entornos. Aunque sus raíces originales los ubican en las granjas vietnamitas, su naturaleza afectuosa y social los ha hecho atractivos para muchas personas que han optado por tenerlos como animales de compañía.

Los cerdos vietnamitas son encantadores animalitos que, además de su tierna apariencia, aportan alegría y singularidad a los hogares que tienen el placer de tenerlos como mascotas. Se trata de una idea original que se aleja de las tradicionales elecciones de animales de compañía, como pueden ser perros o gatos.

15 Curiosidades de los cerdos vietnamitas

pequeña cría de cerdo vietnamita

Una vez hecha la presentación pertinente de estas adorables criaturas, vamos a ofrecerte una guía de las 15 curiosidades más destacas de los cerdos vietnamitas. ¡No te lo puedes perder!

  1. Tamaño compacto y gran carisma

Una de las características más notables de los cerdos vietnamitas es su pequeño tamaño en comparación con otras razas porcinas. Estos cerdos, también conocidos como cerdos enanos, alcanzan un tamaño adulto de aproximadamente 40-50 centímetros de altura y un peso de 15-30 kilogramos. Estos pequeños cerditos se muestran como animales enérgicos con gran carisma, evocando una gran ternura a su alrededor.

  1. Longevidad impresionante

A diferencia de otros cerdos que suelen tener una vida media más corta, los cerdos vietnamitas tienen una notable longevidad. Con los cuidados adecuados, estos animales pueden vivir entre 12 y 20 años, pudiendo brindar compañía y cariño por largos periodos de tiempo a sus dueños, similar a lo que ofrecen los perros o los gatos.

  1. Inteligencia destacada

Los cerdos vietnamitas se encuentran entre las razas de cerdos más inteligentes. Exhiben una notable capacidad para aprender trucos, reconocer comandos y adaptarse a su entorno. Su inteligencia ha llevado a comparaciones con la de los perros, lo que facilita su entrenamiento y la formación de vínculos estrechos con sus dueños.

  1. Habilidades de excavación sorprendentes

A pesar de su tamaño reducido, los cerdos vietnamitas poseen habilidades de excavación impresionantes. Instintivamente, disfrutan de revolver la tierra en busca de raíces y pequeños insectos. Este comportamiento se remonta a sus raíces como cerdos de granja, donde la búsqueda de alimentos era una parte crucial de su vida cotidiana.

  1. Cuidado y mantenimiento sencillos

Aunque todos los animales requieren cuidados adecuados, los cerdos vietnamitas son relativamente fáciles de mantener en comparación con otras mascotas. Sus necesidades dietéticas son moderadas, y pueden adaptarse tanto a vivir en interiores como en exteriores. Proporcionarles un entorno limpio, una dieta balanceada y atención regular a su salud es suficiente para garantizar su bienestar general.

  1. Comportamiento social y necesidad de compañía

Los cerdos vietnamitas son animales independientes. Sin embargo, son al mismo tiempo muy sociales, por lo que son capaces de disfrutar de la compañía tanto de humanos como de otros cerdos. Su naturaleza afectuosa los hace propensos a formar fuertes vínculos con sus dueños, buscando interacción y afecto. Se recomienda tener al menos dos cerdos juntos para evitar la soledad, ya que son animales que prosperan en la compañía.

  1. Hábitos alimenticios curiosos

Estos cerdos no son quisquillosos en cuanto a su dieta. Aunque disfrutan de una variedad de alimentos, es crucial proporcionarles una alimentación equilibrada para mantener su salud. Curiosamente, pueden mostrar preferencias individuales por ciertos alimentos y pueden rechazar aquellos que no les agradan.

  1. Adaptabilidad a diversos entornos

A diferencia de algunos animales que son particularmente sensibles a los cambios de su entorno, los cerdos vietnamitas son sorprendentemente adaptables. Pueden vivir cómodamente tanto en entornos urbanos como rurales, siempre y cuando se satisfagan sus necesidades básicas de espacio, alimentación y afecto.

  1. Instintos naturales de caza

Aunque los cerdos vietnamitas son mascotas domésticas, aún conservan algunos de sus instintos naturales de caza. Pueden perseguir pequeños animales o juguetear con objetos que simulan la caza, lo que proporciona una visión sorprendente de su comportamiento instintivo.

  1. Importancia de la socialización temprana

La socialización temprana es esencial para garantizar que los cerdos vietnamitas se conviertan en mascotas bien ajustadas. Exponerlos a diferentes entornos, personas y situaciones desde una edad temprana contribuye a desarrollar su confianza y a prevenir comportamientos no deseados en el futuro.

  1. Vocalizaciones comunicativas

Los cerdos vietnamitas son conocidos por su rango de vocalizaciones expresivas. Pueden gruñir, chillar y hacer otros sonidos para comunicar diferentes estados de ánimo, necesidades o simplemente para expresar su alegría.

  1. Cerdos vietnamitas para terapia

Debido a su naturaleza calmada y afectuosa, algunos cerdos vietnamitas se utilizan en programas de terapia animal. Su compañía puede ser beneficiosa para personas con necesidades especiales (como trastornos del espectro autista, déficit de atención, etc.) o simplemente para aquellas personas que buscan aliviar el estrés.

  1. Diversidad de colores y patrones

Aunque comúnmente se asocian con el color rosa, los cerdos vietnamitas pueden presentar una amplia gama de colores y patrones, incluyendo negro, blanco, marrón y moteado. Esta diversidad añade una dimensión estética interesante a estas adorables mascotas.

  1. Habilidad para saltar y nadar

A pesar de su constitución robusta, los cerdos vietnamitas son sorprendentemente ágiles y pueden saltar pequeñas alturas. También disfrutan del agua y tienen la capacidad de nadar. Proporcionarles acceso a una piscina o un área acuática segura puede ser una fuente adicional de diversión y ejercicio para ellos.

  1. Sentido del olfato desarrollado

Con un sentido del olfato altamente desarrollado, los cerdos vietnamitas son expertos en detectar olores. Esta habilidad natural se suma a su capacidad para encontrar alimentos, y también puede hacer que disfruten explorando su entorno mediante el olfateo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.