Caspa en Perros: Causas, Soluciones y Más

Pese a que la Caspa en Perros, al igual que en los seres humanos, se debe a la resequedad de la piel, en ocasiones muchos otros factores influyen en su aparición. Esta está compuesta por células muertas que son muy notorias en el pelaje del animal y aunque puede ser considerado sólo como un problema estético, la caspa también significa que están ocurriendo otros problemas que afectan la salud de los perros.

caspa en perros

¿Qué es la Caspa en Perros?

La caspa es la descamación de células de la dermis, estas células muertas se desprenden de la piel y se acumulan sobre el pelaje del can. Esta aparece cuando se detiene abruptamente el proceso de renovación celular debido al exceso de piel muerta, trayendo como consecuencia picazón y sarpullido. Vista desde otra perspectiva la caspa puede sernos de gran ayuda puesto que nos sirve de indicador para detectar otras enfermedades. Estos padecimientos pueden ser agudos o bastantes peligrosos para su salud, allí radica la importancia de acudir a un profesional.

La caspa en perros ocasionará un mal aspecto en su pelaje, este se verá sin brillo y de peor calidad. En algunos casos de caspa canina esta viene acompañada de otros síntomas, tales como; pequeñas protuberancias en su piel, costras de diversos tamaños y pérdidas del cabello en varias zonas del cuerpo. La descamación a su vez, ocasiona un incómodo picor en la piel del can que debido a un rascado excesivo provoca graves lesiones y heridas. Lo más común es que todo esto sea un efecto secundario de la resequedad en la piel, pero en ocasiones también puede ser causada por el exceso de grasa.

Por lo tanto, es esencial cuidar el pelaje de nuestra mascota como medida preventiva contra la caspa, una higiene óptima y una dieta adecuada a sus requerimientos nutricionales son primordiales para que el manto del can se mantenga lustroso y saludable. Esta descamación puede producirse en cualquier tipo de perro, indiferentemente de su raza, edad o sexo. Pese a ello, hay razas que tienen una predisposición a padecer resequedad cutánea como es el caso de los pastores alemanes, o razas con piel sumamente grasas como los labradores.

Causas que originan la caspa

Hay muchísimos motivos por el cual un perro puede tener caspa en su pelaje pero, en casi todos, la resequedad en la piel es un factor muy determinante. Sin embargo, las causas más comunes no generan complicaciones tan graves en su salud y pueden ser resueltas por nosotros mismos. Por otro lado, existen otros padecimientos caninos que ocasionan caspa, los cuales no podemos notar a simple vista, pero funcionan como una alerta que nos advierte que debemos acudir ante un veterinario inmediatamente.

Mala higiene

Por ello, antes de tomar cualquier medida, primero es fundamental tener conocimiento de qué es lo que está desencadenando esta afección en nuestra mascota. La caspa puede ser causa de una deficiente rutina de higiene o también por un exceso de ella. En ocasiones muchos dueños de mascotas, tienen ciertos hábitos que son incorrectos a la hora del baño. Los baños tan constantes en los canes debilitan la capa protectora de la piel debido a que no se le da el tiempo de regenerarse entre cada baño.

caspa en perros

De igual manera, el uso de artículos inadecuados de higiene pueden ocasionar caspa, champús o colonias no indicadas para su tipo de piel aumentan la producción de caspa. Aunque esto nos puede pasar a todos por simple ignorancia, lo más recomendado es que un profesional de peluquería canina nos aconseje de los productos de baño que podemos utilizar en nuestra mascota y cómo utilizarlos.

En lugar de realizar baños tan frecuentes a nuestro perro, es de suma importancia cepillar al can con regularidad, eso sí, dependiendo de las necesidades de su pelaje. Todos los perros independientemente de su raza, necesitan un mantenimiento habitual de su pelo. Cuando peinas a tu perro lo estás ayudando a mudar su pelaje, retirar las células muertas de su dermis y, de igual manera, promover el correcto proceso de transpiración de su piel. Se aconseja que el cepillado debe ser diario y con una duración de 5 minutos, además este debe ser realizado con un cepillo de púas de plástico con las puntas redondeadas.

Por otro lado, la falta de una buena higiene ocasionará una excesiva acumulación de suciedad en la piel del can. Esta suciedad, aunada a las secreciones naturales del cuerpo del animal, como el sebo, producido por las glándulas sebáceas; y, el sudor segregado por las glándulas sudoríparas, debilitará la dermis provocando trastornos secundarios de gran incomodidad como sensaciones de ardor y picor. Por ende, cuando acudimos a consultas veterinarias con nuestras mascotas debemos preguntarle al médico cada cuánto tiempo es recomendado bañarlos.

Alimentación inadecuada

Una piel saludable y un pelaje suave y brilloso son consecuencia de una buena alimentación. Por ello, si tu perro posee una dieta inadecuada, la cual no cubre sus requerimientos nutricionales básicos, esta le ocasionará un sinfín de problemas de salud, entre estos destaca la descamación de su piel. Esta deficiente alimentación se verá reflejada en la calidad de su pelo, el manto de tu can tendrá un mal aspecto y se podrá observar caspa encima de él.

No obstante, este contratiempo es de fácil resolución, sólo se debe hacer un cambio en la dieta del can. Esta tiene que estar adaptada a su etapa de vida, raza, tamaño y condiciones médicas preexistentes y, sobre todas las cosas, debe ser de buena calidad. Si persistimos con esta mala alimentación podemos ocasionar que se manifiesten otros síntomas aún más graves, como el debilitamiento de su sistema inmunitario.

caspa en perros

A la hora de elegir la alimentación de nuestra mascota debemos asegurarnos de la composición del pienso, o de la dieta casera si así se desea. Los piensos deben incluir zinc y vitaminas A y E, además se requieren de ácidos grasos como el omega 3 para nutrir el pelo, estos aceites esenciales ayudan favorablemente a la mejoría de la salud cutánea. Se recomienda alimentos a base de aceite de pescado, ya que son idóneos para este padecimiento.

Estrés

El estrés es una enfermedad que los perros comparten con los seres humanos, la producción excesiva de caspa también puede ser provocada por un sentimiento de estrés constante. Asimismo, este desencadena otros comportamientos secundarios, como rascarse incesantemente sin ningún motivo aparente. Este padecimiento es una respuesta del cuerpo del can antes situaciones que le genere tensión, agobio o ansiedad.

Es importante corregir este problema en su comportamiento, si tu perro sufre de estrés lo más recomendado es evitar lo máximo posible situaciones que le generen nerviosismo. Realizar largos paseos a diario son de gran ayuda para lograr que no se aburra y controle su ansiedad. Además, los baños con productos relajantes pueden aliviar a calmar este padecimiento. No olvides que se debe procurar a toda costa que nuestra mascota no se estrese.

Dermatitis o alergias

Asimismo, existen otros diversas patologías como la dermatitis o las alergias que afectan a los canes y producen la descamación de la piel. Es muy común encontrar perros alérgicos por distintos factores, mayormente por algo de su entorno habitual, como productos utilizados por los humanos; desinfectantes, lejía, jabones para lavar ropa, entre otros. Identificar la causa de la alergia es indispensable para acabar de una vez por todas con esta afección cutánea.

Por otro lado, hay dermatitis que producen irritación de la piel y por consiguiente descamación, además de otros síntomas como: picor, quemazón, hinchazón e inclusive costras y pústulas, las cuales resultan de gran molestia para el animal. Existen ciertas razas con predisposición a padecer dermatitis, tales como; labrador retriver, west highland terrier, pastor alemán, shar-pei, bulldog francés, bóxer y los tres tipos de setter, el inglés, el irlandés y el gordon. Si sospechas que tu perro padece de estas afecciones, debes acudir obligatoriamente a un veterinario para te oriente sobre lo que debes hacer para ayudarlo.

caspa en perros

Parásitos

Otro causante muy común de la caspa en los perros son los parásitos. Estos parásitos afectan gravemente la salud del can y son más habituales en los canes con un sistema inmunitario bastante deficiente. La caspa es un efecto secundario de la picazón y el debilitamiento de la piel por la infestación de estos diminutos seres, como las pulgas y las garrapatas o el más peligroso de todos, los ácaros, los cuales conllevan a que el perro padezca sarna.

Estos ácaros excavan una especie de túneles en la epidermis de los canes, donde luego se reproducen y alojan a sus crías, además que se alimentan de su sangre y de la piel muerta. Uno de los más frecuentes entre los perros es el ácaro Cheyletiella, que genera un tipo especial de descamación conocida como caspa andante, puesto que se puede observar en el pelaje como se mueve gracias a estos parásitos. Encima de la caspa, los ácaros ocasionan en la piel un excesivo picor, rascado intenso, ardor, hinchazón y lesiones en la piel; el perro perderá pelo en varias zonas del cuerpo, el apetito y mucho peso.

Clima seco

La humedad natural de la piel de nuestro perro puede ser perjudicial para su salud cutánea si vivimos en una zona en la que el clima sea bastante árido. En las regiones de clima seco se favorece la aparición de la caspa. Si la piel del animal se irrita y se rasca en exceso, la descamación se propagará rápidamente por todo el cuerpo. Este problema suele ser más visible durante el período de invierno. No obstante, esto se puede solucionar mediante el uso de un humidificador para contrarrestar la sequedad del ambiente, al igual que con cambios en sus productos de higiene para reforzar la capa de humedad de su piel.

Infecciones

Pese a que la caspa no es un padecimiento tan complicado y, normalmente se presenta como diminutos copos de color blanco o también como pequeñas escamas, en ocasiones esta puede estar acompañada de ampollas que se revientan y forman costras. Cuando estamos hablando de estos casos, nos referimos a infecciones bacterianas o fúngicas. Su tratamiento debe ser un poco más exigente, puesto que no se está tratando una caspa normal ocasionada por un factor inofensivo.

Ante la presencia de algún tipo de infección en nuestra mascota lo primordial es que un profesional médico nos ayuda a diagnosticar su tipo y dar con el tratamiento más adecuado. Luego que se haya asistido al veterinario con el can y se haya hecho una observación minuciosa de sus síntomas, se debe llevar a cabo una limpieza a fondo de toda la casa, en especial en los lugares donde el perro pase más tiempo. De igual manera, se debe incrementar la higiene una vez curada la infección.

caspa en perros

Enfermedades

Existen varias enfermedades caninas con distintos grados de gravedad que pueden conllevar a la descamación de la piel, entre otros muchos síntomas. El hipotiroidismo y la enfermedad de Cushing son un ejemplo de ello. Por lo tanto, si notas que la caspa en el pelo y piel de tu mascota no cesa a pesar de haber hecho cambios en su alimentación e higiene, además de estudios sobre alergias, parásitos o infecciones, el veterinario deberá hacer un chequeo exhaustivo para determinar si este problema está siendo ocasionado por una patología más seria.

Razas Caninas más propensas a afecciones cutáneas

Existen muchas razas caninas que están predispuestas a padecer ciertos problemas en la piel, esto se debe a condiciones morfológicas o a enfermedades congénitas. Por ello, es importante tener el conocimiento de las afecciones cutáneas que padecen normalmente los perros, para así darle los cuidados necesarios a nuestra mascota, puesto que algunos de los síntomas se pueden asociar a algunas razas y, de igual manera, el médico veterinario podrá llevar a cabo un diagnóstico rápido y eficaz.

El papel que juega la raza en determinadas patologías es muy decisivo, debido a que estas son consecuencias de los cruces que ha realizado el ser humano a través del tiempo, todo esto en busca de una apariencia y tamaño en específico. Los cruces entre parientes cercanos han traído consigo la disminución de la variabilidad genética, es decir, esta disminución implica que no han podido adaptarse completamente a las nuevas presiones selectivas. Por tal motivo, los animales no sólo heredan una morfología determinada, sino que también aparecen algunas particularidades negativas, como lo son las enfermedades.

La raza West Highland white terrier, es muy común que padezca dermatitis atópica e infecciones por Malassezia. La dermatitis atópica ocasiona en la piel una gran sensación de picor y, debido al excesivo rascado, el perro se provoca a sí mismo daños mayores, como irritación, descamación y lesiones en la piel. Usualmente la mayoría de estos casos, son un poco complicados de controlar, puesto que se producen infecciones secundarias por Malassezia, levadura que se encuentra de manera habitual en el organismo del can pero que como consecuencia del debilitamiento del sistema inmunitario, se produce en exceso y dificulta aún más el cuadro dermatológico.

Esta infección produce olores desagradables en la piel del perro y empeora en zonas húmedas y en los meses cálidos del año. Al igual que la raza anterior, los bulldog, labradores, chow chow y los beagles son otras razas que presentan problemas de dermatitis alérgicas y que requieren cuidados especiales para prevenir los picores e irritaciones cutáneas. La champuterapia es ideal para problemas dermatológicos, esta resulta eficaz para tratar el picor, la irritación e infección de la piel.

caspa en perros

La raza Cocker Spaniel es muy conocida por padecer otitis externa, pues poseen un canal auditivo más estrecho de lo común, igualmente al tener las orejas caídas hacia abajo se obstaculiza la correcta aireación de este conducto. Además, esta raza presenta abundante pelaje, lo cual trae consigo una mayor cantidad de glándulas sebáceas y mayor producción de cera. Todo esto predispone a los cockers a desarrollar infecciones de oído, o también patologías como la atopia y la seborrea. Por lo tanto, se debe estar atento de la limpieza de los canes de esta raza, vigilando que ningún parásito, suciedad o exceso de humedad se propague por su piel.

Los pug o también conocidos como carlinos, son una raza canina de origen chino y patrocinada por el Reino Unido. Esta raza canina presenta numerosos pliegues y arrugas debido a su morfología, y se denominan perros braquicéfalos, las arrugas más representativas se encuentran en su rostro. El roce constante en estos pliegues produce irritación, mal olor e inflamación en su piel, además estas áreas funcionan como caldo de cultivo para la acumulación de bacterias y, posteriormente, aparición de infecciones.

Para prevenir la pioderma canina, es fundamental la limpieza regular de estos pliegues con productos adecuados al tipo de piel y pelaje. En ocasiones la pioderma también puede ser consecuencia de una baja de peso del animal, cuando sea así, hay que acudir al veterinario para que nos provea de una alimentación sustanciosa para solucionar este problema cuánto antes. Este padecimiento no sólo perjudica a los pug sino también a otras razas con pliegues parecidos en su piel, como el bulldog francés e inglés, los boxer y el shar-pei.

En los bichón maltés, debido a su abundante pelaje también se manifiestan constantemente problemas en la piel. Es común encontrar a perros de esta raza con la zona del hocico, la zona debajo de los ojos e inclusive, la zona de las patas, de un tono marrón claro en vez de su color blanco natural. Este fenómeno se debe a la oxidación del pelo como resultado del lagrimeo continuo, el agua que se le queda en el hocico después de beber, o por un lamido excesivo en el caso de las patas. Estas manchas marrones no sólo representan un problema estético, sino que pueden derivar a una dermatitis crónica por la humedad constante de la piel.

Para prevenir la oxidación del pelaje es necesario mantenerlo seco evitando la humedad, además, se debe prestar una atención especial a la zona periocular, retirando a diario las lagañas que se acumulan ahí y secando cuidadosamente la zona. Por último, se puede destacar los problemas cutáneos del Husky siberiano, debido a que usualmente esta raza sufre trastornos de tipo inmunitario, el cual le produce úlceras y pérdida de pelo. Al igual que el Husky, la raza Pomerania padece una enfermedad hormonal que le produce alopecia de glándula adrenal, una solución para ella puede ser la esterilización, ya que de esta manera se reduce la producción de hormonas sexuales.

caspa en perros

Una alimentación de calidad y una higiene apropiada son de gran ayuda para evitar que ocurran estas afecciones. Aunque estas son las razas con más predisposición a padecer problemas cutáneos, recuerda que debes fijarte constantemente en el estado de la piel y pelaje de tu mascota, sin importan que raza sea. Asimismo, consultarle a un veterinario o a un peluquero canino sobre lo que necesitas para asear a tu mascota nunca está de más, puesto que ellos saben los productos que son apropiados según sus necesidades y tipo de piel.

Soluciones

Pese a que a la caspa puede ser un padecimiento fácil de tratar, todo dependerá del factor que la esté ocasionando. Una vez que sea tratada adecuadamente, la descamación desaparecerá por completo. Por ello, es esencial acudir a un veterinario y seguir al pie de la letra todas las indicaciones que se nos prescriban, para así mejorar la salud de nuestras mascotas. Si logramos solucionar este problema él se sentirá mejor y, por lo tanto, nosotros nos sentiremos más aliviados también.

Crear una rutina de baño

Lo primordial para solucionar la aparición de caspa en nuestra mascota es crear una rutina de baño y, por supuesto, llevarla a cabo y ser constantes con ella. Un perro nunca debe ser bañado con tanta frecuencia a menos que así lo requiera, puesto que estos baños excesivos no dejan que su piel se regenere correctamente y dañan su pH. Si bien es cierto que hay algunos canes que se ensucian con gran facilidad, de todos modos debes consultarle a un veterinario lo más recomendado para tu mascota.

Por lo contrario, nunca dejes pasar tanto tiempo sin bañar a tu perro ya que de igual manera estarás ocasionado graves daños en su piel y la caspa es uno de ellos. Al detectar que la causa es una higiene inadecuada el veterinario le modificará su rutina de aseo, indicando específicamente cuál es la frecuencia recomendada de los baños dependiendo de su raza y tipo de pelaje. Recuerda que ningún extremo es bueno, debemos encontrar un punto medio que beneficie su salud.

Productos de baño adecuados

En ocasiones, por simple desconocimiento usamos productos de baños inadecuados para las necesidades de nuestras mascotas los cuales pueden provocarle la descamación de su piel además de otros síntomas. Para asear el manto de nuestro perro y poder erradicar este problema, es fundamental que un veterinario nos indique el champú adecuado depende del estado de su piel y lo que ella requiera para regenerarse correctamente.

caspa en perros

Entre ellos están los champús anticaspa, champús para hidratar la piel, champús antiseborreicos, entre otros. No olvides que está totalmente prohibido el uso de champús para humanos en estos tipos de casos, debido a que la piel del animal se encuentra muy debilitada y se pueden empeorar las cosas. Estos perjudican el pH del manto ácido del animal, pues los canes y los seres humanos no compartimos el mismo tipo de piel. Si notamos que el champú prescrito por el médico veterinario no ha funcionado como se esperaba, debemos acudir nuevamente a consulta para cambiarlo por uno que si sea efectivo.

Cepillado regular

Al igual que los baños regulares y los productos de higiene apropiados para perros, cepillar a tu mascota es de gran utilidad para eliminar la caspa. Todos los canes necesitan mantener una higiene adecuada en su pelaje y hacer de ella una rutina. Sin embargo, dependiendo de su raza los cepillados deben ser más frecuentes, por ejemplo los perros de pelo largo o rizado. Los cepillados regulares estimulan la producción de aceites naturales en su piel y, de igual manera, evitan que la suciedad se acumule en su piel y pelo.

Cambio de alimentación

En muchos casos la caspa es consecuencia de deficiencias nutricionales, por ello es fundamental que mantengamos a nuestros perros saludables y con una dieta adecuada que cubra todos los nutrientes que necesite. Debido a que inclusive en piensos muy reconocidos y recomendados por especialistas, se pueden detectar carencia de muchos nutrientes como lo son los ácidos grasos. Antes de comprarle el pienso a tu mascota debes de fijarte en los componentes nutricionales que le ofrece.

Por lo tanto, cuando un perro carece de los ácidos grasos requeridos por su organismo, además de la descamación de su piel se podrán notar zonas de su pelo con más brillo que otras. Asimismo, pueden llegar a desarrollarse inflamaciones e infecciones que empeorarán la situación. Para estos casos es recomendable reforzar la dieta con zinc y vitaminas A y E, al igual que alimentos ricos en aceite de pescado. Los ácidos grasos más reconocidos para la salud del pelo y de la piel son el omega 3 y 6. No olvides que ante cualquier cambio en su alimentación debes acudir ante un profesional de la materia.

Fármacos antifúngicos y antibióticos

En los casos de caspa originada por infecciones bacterianas, micosis, escabiosis o sarna, se requiere inmediatamente de la intervención de un profesional médico, debido a que los síntomas de estas son muy graves y de fácil propagación. A penas notes un comportamiento raro en tu perro, aunado a la presencia de síntomas como; ardor en la piel, enrojecimiento, pérdida de pelo, heridas sin sanar, piel seca, entre otras, acude a un veterinario para que diagnostique su causa.

En este tipo de afecciones cutáneas lo más usual es que se receten algunos fármacos antifúngicos y antibióticos, en conjunto de una limpieza a fondo del entorno cotidiano del perro, su cama, juguetes, platos de comida, zonas en donde hace sus necesidades, entre otros lugares. De igual manera, una buena higiene y una correcta alimentación serán de gran ayuda para evitar que estas infecciones regresen, puesto que los perros más propensos a padecerlas son canes con un sistema inmunitario deficiente.

Remedios Caseros

En la mayoría de los casos de caspa canina, se trata de algo leve. Este mal se puede solucionar o al menos aliviar, con algunos productos que tenemos en nuestro hogar. Si este es el caso, se pueden lograr resultados bastante favorables utilizando remedios caseros. Para combatir la caspa, es de suma importancia nutrir e hidratar la piel de nuestra mascota, evitando que se debilite aún más por la causa que la está originando. La ventaja de estos remedios es que no son agentes agresivos para la piel puesto que no ocasionan ningún efecto indeseado al usarlos y, además, son muy económicos.

Ten en consideración que el tratamiento de la caspa va a depender de la causa, allí radica la importancia de un diagnóstico preciso. Si el can sufre de una patología cutánea y la caspa es consecuencia de esta, requerirá de una óptima atención veterinaria y un tratamiento específico. Igualmente, si esta es un efecto secundario de un problema fúngico, bacteriano, alérgico o parasitario se debe tratar desde una perspectiva médica. Pese a ello, una vez que tengamos controlado el problema desde el punto de vista veterinario, algunos trucos pueden sernos de gran ayuda para lograr eliminar la caspa.

Vinagre de manzana

Uno de los mejores remedios caseros que se pueden utilizar para combatir la caspa es el vinagre de manzana, puesto que es un hidratante idóneo para este padecimiento debido a sus propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas, las cuales ayudan al alivio de la comezón. El vinagre debe mezclarse a partes iguales con agua, una vez que esté lista la preparación debes aplicarla con un paño limpio o un algodón en su piel y pelo. El proceso debe ser repetido una vez al día hasta que el problema desaparezca. El vinagre de manzana ayudará a mantener saludable la piel y reducirá la irritación.

Aceite esencial de lavanda

La lavanda es otro producto que se tiene en casa y puede contribuir a la disminución de producción de caspa. Esta planta posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además, si se le da en pequeñas dosis como una infusión puede funcionar como relajante del sistema nervioso central, disminuyendo el estrés, la ansiedad y el insomnio. No obstante, antes de dárselo debes hacer una prueba a tu mascota para ver si le genera alguna alergia que pudiese empeorar las cosas.

https://www.youtube.com/watch?v=3gLCDjy23r4

Por otro lado, si la aplicación va a ser tópica para limpiar las lesiones que el can se ha hecho al rascarse excesivamente, podemos añadir unas gotas de aceite esencial de lavanda en su champú para aliviar las molestias y la picazón en la piel. Es sumamente importante que la concentración de la mezcla no sea mayor a un 1%, en un frasco de champú de 200ml añadiremos 1ml de aceite esencial de lavanda o, como máximo 2ml.

Aceite de oliva y aceite de árbol del té

Una manera natural de hidratar la piel y erradicar la caspa en tu mascota es realizar un rociador con una mezcla en partes iguales, de agua y aceite de oliva. La mezcla se debe aplicar sobre el perro con un algodón limpio y realizar un masaje para que el líquido penetre en el pelo y en la dermis. Se recomienda llevar a cabo este procedimiento al menos una vez al día. Por otra parte, al igual que el aceite esencial de lavanda, el aceite de árbol de té debe ser agregado en el champú habitual del perro, aproximadamente 1ml.

A pesar de que este aceite no genera una sensación tan tranquilizante como la del aceite esencial de lavanda, usualmente provee buenos resultados en los casos de caspa grasa a causa de sus propiedades antisépticas, antibióticas y antifúngicas. Recuerda que antes de usar el champú en todo su pelaje, es importante realizar la prueba de la alergia en una pequeña zona de su piel, para así observar si le ocasiona algún daño.

Baños de avena

La avena es un producto natural ideal para incorporarlo en el baño de tu mascota, debido a que contribuirá a aliviar la picazón y el exceso de caspa en la piel. La avena provee a su piel de un sinfín de beneficios puesto que cuenta con propiedades para combatir problemas que ocasionan caspa, urticaria y erupciones cutáneas; tales como la psoriasis, la sarna y la dermatitis. En otras palabras, la avena lo ayuda a eliminar las bacterias y el exceso de grasa en su piel, ya que se estará exfoliando las células muertas y regenerando la dermis.

Este baño puede ser realizado con harina de avena o en su defecto, con avena en hojuelas, pero recuerda que debes remojarlas brevemente para que estas no estén tan duras y no rasguñen la piel del can. El baño de avena contribuirá a la restitución del equilibrio natural de los aceites y la humedad de su piel. De igual manera, gracias a su contenido anti-inflamatorio, los polisacáridos se convertirán en agua gelatinosa y colaborarán a suavizar la piel de tu mascota.

Omega 3

Recuerda que es fundamental que la dieta de los canes incluyan ácidos grasos de Omega 3, debido a que la falta de este puede afectar a su dermis. Este aceite tiene propiedades antiinflamatorias que disminuyen el enrojecimiento e hinchazón de la piel. Cuando el Omega 3 es deficiente en el organismo, se produce la resequedad de la piel y posteriormente la caspa. Una recomendación para ello es agregarle media cucharada de aceite de salmón al alimento del can.

Prevención

Sin distinción de raza, peso o tamaño, la caspa es un problema muy frecuente que puede afectar a cualquier perro. Nuestra responsabilidad es velar por el bienestar de nuestra mascota proporcionándole los mejores cuidados posibles, y entre ellos está la prevención. Como se mencionó anteriormente, existen un sinfín de causas posibles ante la aparición de la descamación; un diagnóstico y una buena atención veterinaria, en conjunto de ciertas medidas preventivas para controlarla, pueden ser de gran ayuda para erradicarla por completo.

Asear con regularidad al can es imprescindible, debido a que la suciedad se apoderará de su piel e impedirá el proceso natural de transpiración. El baño debe estar indicado dependiendo de su raza, condiciones de vida y tipo de pelaje. Además, recuerda que este debe ser realizado con productos específicamente formulados para perros, nunca utilizar productos humanos. No obstante, debes evitar que los baños sean exceso, puesto que estarías alterando el pH de su piel haciéndola más propensa a la aparición de bacterias, trayendo como consecuencia dermatitis, rosácea o prurito.

Una buena solución para evitar los baños tan frecuentes y prevenir la aparición de la caspa, es el cepillado regular del pelaje de nuestras mascotas. Con esto ayudas a que su manto se mantenga más saludable, retiras la suciedad acumulada junto con las células muertas de su piel y contribuyes a la muda de pelo nuevo. De igual manera, ten en claro que el cepillado también estará indicado dependiendo de las características del perro.
Alimentar a nuestras mascotas con una dieta de calidad también previene esta afección cutánea, esta dieta debe incluir todos los requerimientos nutricionales del perro. Es de suma importancia proporcionarle una buena alimentación tomando en cuenta su raza, tamaño, edad, condición física y enfermedades preexistentes. Asimismo, debemos estar atentos ante cualquier síntoma de caspa para detectar si es una reacción alérgica a algún alimento.

Una buena recomendación pueden ser los piensos con componentes naturales, los cuales disminuirán las probabilidades de que el perro padezca problemas como alergias, sobrepeso, desprendimiento de malos olores, etcétera. De igual forma, en los perros con problemas de piel seca o atopía (que presenta reacciones alérgicas constantemente debido a un factor hereditario) los piensos a base de pescado y arroz o pescado y papa, son de gran ayuda para estas condiciones, debido a que son hipoalergénicos.

Además, existen piensos compuestos de pescado azul que ayudan aún más a estas afecciones cutáneas, puesto que son más ricos en grasas saludables que los pescados de carne blanca. Estos nos otorgan ácidos grasos beneficiosos para la piel como el omega 3, 6 y 9. Recuerda que mantener hidratado a tu perro y  tener sus desparasitaciones y vacunas al día, van de la mano con la buena alimentación y la prevención de la caspa.

Debemos asegurarnos de que nuestra mascota viva en un entorno tranquilo, que no le genere estrés ni ansiedad, puesto que en ocasiones estos sentimientos de agobio son los desencadenantes de la manifestación de caspa en su piel. En el dado caso que este sea el causal de la caspa, los largos paseos pueden controlar las posibles fuentes de estrés y aburrimiento. Por otro lado, un cambio de alimentación también podría generar alivio para este problema, existen en el mercado piensos con una acción tranquilizante muy moderada, totalmente inofensivos.
Este pienso debe ser prescrito por un profesional médico, pero lo más común es que sea indicado por un mes o por lo que dure el paquete. Una última recomendación para este padecimiento pero menos aconsejable es el uso de fármacos, estos son sedantes también con un efecto muy moderado y son recomendados en ocasiones como el inicio del año escolar, cuando el can tiene un vínculo muy estrecho con el niño y este ya no compartirá tanto tiempo con él.
Estamos hablando de pequeñas pastillas compuestas por plantas medicinales diseñadas especialmente para perros estresados. Estas capsulas deben ser utilizadas por periodos específicos, en pocos días se deben retirar. Los ansiolíticos pueden ser administrados inclusive a perros ancianos o con enfermedades del corazón. En comparación de otros tranquilizantes bastante potentes que dejan al can adormecido estos son bastante suaves. Igualmente, no olvides que estos fármacos se los debe recetar al can un médico veterinario.

Incluso si tu perro ya se ha curado de este padecimiento mediante tratamientos, debemos ser consistentes con cuidados óptimos para evitar que vuelva repetirse. Toma todas las medidas preventivas pertinentes como una buena higiene, una alimentación de calidad, entre otras. Ante cualquier síntoma de una afección cutánea no dudes en acudir al veterinario para que la diagnostique y te oriente sobre cómo tratarla.

Otros interesantes artículos que pueden ser de tu agrado:

Cataratas en Perros

Alimentos Tóxicos para Perros

Tiña en Perros


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.