Características del Oso Polar: Peso, hábitat y más

El Oso Polar es sin duda alguna un majestuoso animal de tipo mamífero que en la actualidad corre peligro de extinguirse, son osos que tienen mucha historia para contar, por lo que acá te ofreceremos todas las características del oso polar y más datos que sean relevantes para ti. Acompáñanos a conocer más sobre este animal.

Orígenes del Oso Polar

De acuerdo a información del oso polar proveniente del Centro de Investigación en Biodiversidad y Cambio Climático de Alemania, se pudo determinar que el Oso Polar se encuentra habitando en la tierra desde aproximadamente 600.000 años atrás. Bastante tiempo que le ha servido para adaptarse al clima helado del Ártico.

Se cree que sus orígenes datan de una raza de osos con pelo marrón que existían en la tierra desde hace 166.000 años. Sin embargo, el oso polar ha podido adaptarse al clima tropical de algunos zoológicos, por lo que se ha creído que en algún momento fueron aislados en el Ártico.

Esto se ha podido comprobar mediante diversos estudios de ADN nuclear que le fueron realizados a 19 individuos de Oso Polar, 7 individuos de oso negro y unos 18 individuos de oso pardo. Tras conocer los resultados de este estudio se pudo conocer que el Oso Polar y el oso pardo tienen similitud en su pasado, se habla de al menos 600.000 años atrás.

Tras conocer estos resultados, se pudo saber que los orígenes de los osos polares eran más antiguos de lo que realmente se esperaba. Aun sabiendo que la antigüedad de estos osos data de hace 600.000 años, se piensa que los mismos no se adaptaron a su hábitat actual tan rápido como todos piensan.

Por esta razón es que en la actualidad los osos polares se encuentran tan afectados a los cambios climáticos que en su totalidad producen un calentamiento global provocado por los seres humanos, lo que hace que los Osos polares en peligro de extinción sea un tema del que hablar hoy en día.

Parte de estos daños es el derretimiento de los glaciares, lo que provoca la pérdida de su hábitat y próxima migración a lugares que ya se encuentran ocupados por seres humanos, lo que constituye una limitación de supervivencia animal para el oso polar.

¿Qué son?

Cuando se habla del Oso Polar, hay que conocer que es un animal de tipo Mamífero, el cual se conoce por su pelaje blanco, su cabeza chata y su hocico en forma de punta. Básicamente es una especie que forma parte de la familia de los osos o úrsidos, su hábitat es principal las zonas polares como el Ártico.

De acuerdo a la descripción del oso polar, se sabe que también se le puede conocer como «Oso blanco» y forma parte de los Animales carnívoros más grandes del mundo, y a su vez, el más grande de los depredadores; a este oso se le reconoce en el nivel superior de la conocida cadena trófica, tampoco tiene depredadores cercanos en su hábitat natural.

Una de las características del oso polar es que son plantígrados, eso no quiere decir otra cosa más que el apoyo total de la planta de sus patas cuando camina en la superficie; también tiene un enorme tamaño, garras afiladas, ojos pequeños y un pelaje bastante denso el cual lo protege del congelado clima del Ártico.

Los osos polares por lo general habitan en territorios marítimos septentrionales que se encuentran en Canadá, otros territorios de Alaska, Siberia y Groenlandia. Gracias a que pueden nadar con facilidad, pueden alimentarse de focas y diferentes tipos de peces para sobrevivir.

Además de encontrar alimentos en el agua, ellos usan otra habilidad, pueden ir a la campana de una montaña para poder ver con más precisión el lugar en donde se encuentran posibles presas, en tal sentido también pueden comer mamíferos como renos.

Hoy en día los seres humanos son los últimos seres vivos a quienes los osos polares desearían ver, ya que estos los cazan para tomar su pelaje con el que fabrican diferentes tipos de accesorios de moda o decorativos.

características del oso polar en el ártico

Asimismo, por la pérdida de sus hábitats ha emigrado a otros lugares del mundo, por lo que muchas veces es asesinado por lugareños o cazadores deportivos para evitar que ataquen a animales de hogar, o también para evitar que continúen su paso por los pueblos habitados por seres humanos.

Pero apartando estos hechos, se sabe que los mayores riesgos que tienen estos osos es la pérdida de su hábitat como consecuencia del calentamiento global, las constantes emisiones de dióxido de carbono producen alteraciones en el ecosistema que afecta gravemente a esta especie de osos, hasta el punto de encontrarse en peligro de extinción.

Características del Oso Polar

Entre las características del oso polar se sabe que es un animal carnívoro muy salvaje, gracias a su pelaje ha podido adaptarse a las temperaturas extremas de su hábitat natural, acá te dejamos cuales son las principales características que poseen los osos polares.

Por muchos años se ha considerado como el máximo depredador del Ártico, es un carnívoro con bastante fuerza el cual está por encima de la mayoría de animales en la cadena alimenticia, teniendo como principal depredador el ser humano. Gracias al color blanco de su pelaje, se adapta fácilmente al entorno en el que vive.

El significado de su nombre científico se traduce en «oso marítimo», ya que posee increíbles habilidades y estrategias dentro del agua, donde pasan mucho tiempo sumergidos en aquellas aguas casi congeladas del Ártico, el lugar donde se cree que ha hecho vida por al menos 120.000 años de acuerdo a estudios fósiles que se han realizado.

Otra de las características que lo separan de otras especies de osos son sus patas, puesto que las de ellos están más desarrolladas y les permiten tener un mejor agarre sobre el hielo resbaladizo y la nieve. Asimismo, estos osos tienen una capa de grasa adicional, cosa que otras especies de osos no poseen.

Un dato curioso de los osos polares es que poseen piel negra, esto los ayuda a tener una mejor atracción de los rayos solares, lo que les ayuda a mantener un calor en reserva cuando se encuentran en temporada de invierno.

En cuanto a los tamaños de un oso polar, se tiene que algunos de ellos pueden medir hasta 2,5 metros cuando se levantan sobre sus dos patas traseras, alcanzando un peso aproximado de hasta 500 kg; por otro lado, las hembras pueden medir hasta 2 metros y llegar a pesar 250 kg.

Aunque las hembras cuando están embarazadas pueden tener una mayor acumulación de grasa en sus cuerpos, esto hace que puedan alcanzar incluso el mismo peso de un macho adulto promedio.

Otra de las características especiales del oso polar es la planta de sus patas, las cuales constan de unas almohadillas gruesas de color negro que poseen protuberancias dérmicas, este elemento forma fricción entre el pie y el hielo que evita que el animal se resbale al caminar sobre el hielo, en sus patas también hay pelos largos con la misma función.

De acuerdo a su fisionomía, se tiene que la cabeza de un oso polar es oblonga, esto se traduce a una cabeza larga y menos ancha, además de ser proporcionalmente pequeña con su cuerpo. Tiene un hocico alargado con una nariz arqueada a la cual se le conoce como romana, también es de color negra y notablemente ancha.

En el interior de su potente mandíbula posee un total de 42 dientes, los cuales utilizan para desgarrar la carne de sus presas y también para defenderse. Los dientes de los osos polares les proporciona una mayor facilidad para poder alimentarse cuando sus presas tienen piel dura.

oso polar y sus características principales

La dentadura de un oso polar es conocida por poseer premolares en forma de sierra y molares afilados que les permiten el desgarro completo de la carne que comen, luego la mastican con su potente mandíbula. Es por ello que estos osos pueden tragar grandes pedazos de carne sin siquiera terminarlos de masticar.

Más de las características del oso polar es el color de ojos, el que generalmente es café, estos se sitúan en la región frontal de su cara. Motivado a las bajas temperaturas que habitan, tienen orejas más pequeñas, lo que les resulta favorable para mantener su calor corporal. A diferencia de otros osos, su colita es más pequeña.

Su nombre científico

A nivel científico, fue Constantine John Phipps quien realiza una descripción completa para los osos polares, tomándolos como si fuesen una especie individual bajo el nombre científico de «Ursus maritimus», motivado al hábitat en el que este oso se desenvuelve.

Piel

El impresionante pelaje de un oso polar es el que lo ayuda a mantener su temperatura corporal. Su pelo puede ser de color totalmente blanco y también tornarse amarillo en algunas ocasiones, llegando al punto de verse castaño claro dependiendo de que estación del año se encuentren los mismos.

El pelaje de un oso los cubre por completo, exceptuando el área de los labios y la nariz. Se sabe que el grosor del pelaje de un oso polar es de entre 3 y 5 cm. Asimismo, cuentan con una capa de lana que funciona como una aislante recubierta con fuertes pelos brillosos. La capa de pelos superior tiene un grosor de hasta 15 cm, de esta manera el oso se protege.

El pelaje del oso polar puede ser reflexivo, gracias a la oxidación que se origina por los rayos solares, dando como consecuencia un pelaje con un color un tanto más amarillezco. Se sabe que la piel de un oso polar tiene características que la hace escurrir el agua helada. Estos osos tienen un mecanismo que los protege del hielo en el pelaje, puesto que cuando su pelo está húmedo y es expuesto al congelado viento, sobreviene el hielo. Ante esta situación los osos polares no se comprimen al estar mojados, esto hace que puedan escurrirse la mayoría del agua cuando salen de nadar.

No solo poseen este mecanismo para escurrir el agua, sino que también tiene aceite en su pelaje grueso, lo que les sirve para que el agua corra mejor, el hielo se desprenda y puedan secarse rápidamente.

Cada año, específicamente en el mes de mayo y/o junio los osos polares tienen un periodo de muda de pelo, en el que todo su pelaje se regenera completamente. Cuando les toca este momento les puede durar varias semanas.

Hábitat

De seguro que alguna vez te preguntaste ¿dónde viven los osos polares?, y es que ellos habitan en aquellas regiones del planeta en donde la temperatura es bajo cero y prácticamente imposible para la sociedad humana vivir. Sin embargo, ellos pueden adaptarse fácilmente gracias a su experiencia en nadar y su gruesa capa de grasa y pelaje.

De acuerdo a las características del oso polar, se sabe que es capaz de sobrevivir prácticamente cualquier lugar que se encuentre totalmente aislado de los seres humanos, así como en lugares habitados en lo mínimo por algunas tribus que conforman colonias en regiones inéditas del mundo.

En la actualidad, se ha logrado observar a osos polares en otras partes del mundo, normalmente han aparecido en Canadá, en la localidad de St. James Bay por su clima extremo. Sin embargo, los osos polares tienen muchos lugares a donde ir cuando deciden emigrar, logrando ver muchas especies de osos polares en diversas partes del mundo.

Por esta razón es que se ha creído que la familia de los osos polares ha crecido en los últimos tiempos, algo que es totalmente aplacado por el peligro inminente causado por el calentamiento global y hace que forme parte de la lista de Extinción de especies.

Asimismo, hay muchas especies de osos polares que se encuentran situados en reservas ambientales y diferentes tipos de zoológicos en diversas regiones del mundo. Esto da a entender que otras de las características del oso polar es que se puede adaptar al cautiverio sin tanta complicación.

Es un tema del que se ha hablado con mucho pudor, ya que se cree que estos osos no pueden estar en otro lugar que no sea su hábitat natural en climas bajo cero. La presencia de esta especie en zoológicos con climas cálidos ha demostrado que esto puede ser posible sin problema alguno.

Un aspecto que también se evidencia cuando viven en cautiverio es la pérdida de peso, esto se debe a que no requieren de que una capa alternativa de grasa para protegerse del frío, por lo que aquella capa de grasa que se acumula bajo su piel se va perdiendo hasta ser más delgada de lo normal.

Un dato importante en los osos polares, es que son prácticamente inmunes a enfermedades y diversos tipos de virus que afectan la salud de la vida animal; estos tienen una esperanza de vida de al menos 25 años, cosa que lo diferencia de otras especies que también son de la misma familia de los «Ursus», los cuales mueren más jóvenes.

Otro de los aspectos relevantes en cuanto a las características del oso polar, es que cuando llega la época de apareamiento luchan a muerte con otros osos, muchas veces los osos heridos terminan muriendo en su hábitat natural, ya que se complican y pueden no cazar para alimentarse, como también pueden perder algunos de sus dientes para comer. Su hábitat muchas veces se ve gravemente afectado por los derrames de petróleo causados por negligencia o un percance accidental, esto hace que las aguas y el hielo se impregnen de hidrocarburo, evitando que puedan conseguir alimentos adecuados para poder comer.

Las hembras tienen mucha precaución a la hora de encontrar una cueva en donde puedan dar a luz a sus crías y posteriormente cuidarlas, es por ello que se ve afectada su distribución. Ellas solamente quieren encontrar un lugar en el que sus crías estén a salvo de cualquier amenaza que atente en contra de ellas. Una osa polar hembra a punto de dar a luz se esmera por conseguir un excelente hábitat para sus crías, ya que este sería el lugar donde se alojará por algunos meses una vez que el pequeño haya nacido.

Si ella ha encontrado un lugar donde haya suficiente comida para ella y su cría, más no hay suficiente seguridad para que convivan tranquilamente, ella optará por continuar su camino en busca de algún lugar más acorde a su convivencia.

La dificultad que tiene la osa madre para encontrar un lugar acorde para habitar con su cría es consecuencia de las acciones del hombre a nivel ambiental, esto le causa mucho estrés al animal en estado de gestación, ya que necesita tener una cueva donde pueda descasar y tener a su cachorro tranquilamente. Una osa embarazada que está estresada es de muy mal momento, ya que su cría puede nacer desnutrida o en el peor de los casos, morir al nacer.

Alimentación

Sabemos que una de las características del oso polar es su enorme tamaño, por lo que necesitan de una dieta que satisfaga su hambre, no es nada fácil. Su alimentación a nivel general se basa en algunos tipos de focas que conviven en el mismo hábitat que el oso polar.

Este se ha convertido en su alimento favorito, motivado a que las focas y los osos polares conviven tanto en tierra como en agua, convirtiéndose entonces en una presa fácil para estos osos hambrientos. Se alimentan de varios tipos de focas, pero las especies favoritas de los osos polares mayormente son las focas anilladas y las focas barbudas.

características del oso polar alimentación

Afortunadamente, la diversidad de focas siempre ha sido constante en el Ártico y demás zonas donde los osos polares habitan, la única manera de que se reduzca su población es cuando emigran a otros lugares para buscar comida en épocas difíciles del año. En ese sentido, los osos polares comerán otro tipo de alimentos, como los peces.

La manera de cazar de los osos polares se basa en la paciencia, ellos prefieren esperar a que una foca salga del agua por un momento y enseguida saltan tras ella, con sus fuertes mandíbulas las toman por la cabeza y ejercen presión para neutralizarlas, luego usa sus potentes dientes para devorarlas. Tomando en cuenta su increíble habilidad para cazar en tierra, los osos polares prefieren hacerlo en el agua, ya que pueden ubicar a las focas con más facilidad. Y de que manera más precisa atacan a las focas que con el factor sorpresa, las focas no se esperan que de pronto aparezca un oso polar para cazarlas.

Muy pocas veces los osos salen del agua, ya que son amantes del agua y les encanta estar sumergidos en estos lagos congelados del Ártico y demás regiones con clima extremo

A medida que van avanzando en edad y se ponen más viejos, los osos polares varían su dieta, dejan de comer carne de foca y empiezan a comerse solamente la piel y la grasa de ellas. Los nutrientes necesarios provenientes de la carne son aprovechados por los osos más jóvenes, cosa que les va a servir para poder desarrollarse correctamente.

No solo los osos viejos hacen esto, las madres también tienen esta consideración con los cachorros cuando llega la hora de comer, ella se come la piel de las focas mientras que sus crías comen de la carne de la misma. La higiene del oso polar es grandiosa, ya que una vez que ha terminado de comer va de inmediato a lavarse con agua y nieve. La razón de esto se cree que sea por el fuerte olor de las focas, tomando en cuenta que los osos polares tienen un desarrollado sentido del olfato que quizá les moleste un olor tan fuerte.

Además de focas, los osos polares también cazan morsas, estas son más grandes, por lo que prefieren ir a por las morsas más jóvenes, al igual que las más ancianas, puesto que su movilidad es más limitada; muy pocas veces han llegado a cazar ballenas, normalmente se comen los restos de ballena que han dejado otros depredadores.

Una de las características del oso polar es que en algunas ocasiones puede ser carroñero, ha comido carne en descomposición sin que le afecte gracias a la fortaleza de su estómago. Para ellos no es tan fácil cazar en la tierra, por lo que van por presas débiles, ancianas o heridas para facilitar su captura.

Cuando llega la temporada de invierno, los alimentos escasean, por tal motivo los osos polares tienen un mecanismo interno que les permite pasar varios meses sin comer. Todo ello depende de cuanta grasa tenga acumulada en su organismo, ya que no pueden atravesar la capa de hielo para cazar focas. Algunos osos mueren en esta situación.

Un dato curioso de esta especie es que cuando los alimentos escasean y tienen mucha hambre, pueden llegarse a comer a los de su misma especie para poder sobrevivir, es una acción caníbal, sin embargo, la naturaleza es así.

La reproducción del oso polar

Hoy en día existe demasiada información sobre el oso polar, aunque se desconocen muchos datos importantes que ofrecerían una mejor perspectiva de cómo estos animales pueden reproducirse, tomando en cuenta que son animales solitarios y que solamente tienen interés de tener a alguien a su lado cuando llega la temporada de apareamiento.

En principio, lo que se debe saber es que los osos machos comienzan un cortejo hacia la hembra, por lo general es un hecho que ocurre cuando llega el mes de abril hasta mayo. Esto quiere decir que solamente se aparean una vez por año. Pero cuando hay otro macho cerca de la hembra con las mismas intenciones que el macho que la corteja, sobreviene un conflicto inmediatamente, ambos osos se van a la guerra haciendo uso de sus enormes mandíbulas.

Por regla general, el ganador podrá aparearse con la hembra, ya que estos osos polares han caminado enormes distancias para poder reproducirse. Ellos se sienten atraídos por las hembras gracias a los olores que la misma desprende para hacer saber a los osos machos que ha llegado la hora de reproducirse.

Un enfrentamiento entre osos machos puede durar horas, algunas veces tienen un desenlace fatal tanto para uno como para el otro, algunos terminan muriendo por sus heridas y dificultades para poder cazar y/o alimentarse.

Un macho adulto tiene mejores destrezas y habilidades para poder luchar con otro oso polar, muchas veces Los machos más adultos, por lo general son más hábiles en la lucha y más fuertes, esto hace que machos más jóvenes se alejen y dejan que sean ellos quienes se apareen con la hembra.

De acuerdo a la fisionomía de los osos polares, se ha visto que los machos tienen mayor proporción de pelo en el área de las piernas, cosa que una hembra no tiene. Gracias a diversos estudios se ha podido evidenciar que estos pelos son bastante atractivos para una osa hembra.

Por otro lado, también se tiene como una manera de saber con quien aparearse, ya que las hembras notan esta parte de la pierna de los osos, y dependiendo si les gusta o no, pueden elegir si ese oso será el afortunado de ser el padre de sus crías.

De acuerdo a diversos estudios a nivel genético, se ha podido demostrar que las crías pueden tener diferentes tipos de ADN, esto da a entender que las hembras pueden aparearse con uno o más machos si lo desean. Básicamente la duración del proceso de apareamiento con cada uno de los osos machos dura una semana.

En los últimos años se ha podido confirmar que los osos polares han tenido ocasiones en las que se aparean con un oso pardo, resultando exitoso el proceso de apareamiento. Es algo que se tiene claro por diversos estudios realizados a algunas crías que poseen características similares a la de un oso pardo, además de pruebas genéticas.

Una osa hembra en estado de gestación es capaz de aumentar su peso de entre 180 a 220 kg por encima de lo normal. Asimismo, comienzan a buscar túneles para hacer su hogar temporal mientras cuida de su cría; esta tiene a su cría en la tierra y luego van juntos a la cueva. Cuando se trata de hibernación, solo las hembras lo hacen, el resto no.

La temperatura corporal de un oso polar no suele descender, cosa que a diferencia de otros osos si sucede, una de las características del oso polar es que su ritmo cardíaco desciende en algunas ocasiones cuando se encuentran en temporada de hibernación. El nacimiento de los cachorros tiene lugar entre noviembre y febrero, llegan al mundo con tan solo 2 kg de peso, a la vez que soy estrictamente dependientes de su madre para poder vivir a las condiciones extremas de sus hábitats. Pueden que nazcan entre 1 o 2 cachorros y la madre debe tener una reserva de grasa en su interior para poder cuidar a sus cachorros.

Asimismo, esta grasa se liga con la leche que los cachorros toman, esto hace que alcancen un peso de hasta 15 kg rápidamente, siendo ese el momento en el que abandonan la cueva para comenzar a aprender a vivir con su madre en el exterior.

Una madre osa dará todo el amor necesario a sus crías, los protegerá de toda amenaza hasta que estos tengan aproximadamente 2 años de edad, sin embargo, muchos cachorros suelen morir antes de siquiera alcanzar el año de vida, esto motivado a diversas amenazas como osos machos, lobos y otros depredadores.

características del oso polar reproducción

Período de gestación

Una cría dura alrededor de 8 meses gestándose en el interior de su madre, tomando en cuenta el proceso de implantación tardía, lo que en otras palabras quiere decir que es cuando el óvulo fertilizado procede a dividirse y se convierte en una bola de células con un blastocisto de grosor, esta flota en el útero por al menos 4 meses.

Posteriormente, este blastocisto continúa a la siguiente fase en la que se adhiere a las paredes del útero y de allí continúa su desarrollo como un embrión.

Gracias al proceso de implantación tardía, se tiene la garantía de que el cachorro nazca en los meses correspondientes, sólo así podrá nacer saludablemente y sin tantos riesgos de morir, también ayuda a su madre para que guarde la grasa necesaria para poder darles de comer a sus crías, se sabe que el desarrollo embrionario de este oso dura 4 meses.

Peligrosidad del oso polar

Se habla del oso polar como una de las piezas clave que derivan directamente a la identidad nacional de Canadá, pero ellos también son considerados una amenaza para diversas regiones y lugares ubicados en el norte de esta nación, esto como consecuencia de la alteración climática que afecta su hábitat y tienen que migrar a otros lugares.

Mediante diversos estudios realizados por especialistas en vida salvaje, específicamente de los osos polares; se confirma que estos osos por lo general son peligrosos cuando se cruzan con seres humanos, básicamente su territorialidad los hace agresivos, es una de las características del oso polar.

 

Asimismo, se ha comprobado que hoy en día se sacrifican más de 50 osos polares peligrosos por año en la región ártica de Canadá, esto porque son considerados como una amenaza para la comunidad humana que allí habita, además de poner en riesgo los bienes del estado y de las personas.

Los osos polares se ven en la obligación de acudir a otros lugares, puesto que el calentamiento global hace que el hierro de los glaciares se derrita, siendo el hielo necesario para los osos polares, puesto que la usan como un medio para cazar las focas. Por esta razón se han creado campañas de Conciencia ambiental a nivel mundial.

Con el calor el hielo se rompe, de esta forma los osos no consiguen lugares a los cuales acceder para buscar alimentos, esto hace que de inmediato se trasladen a otros lugares, ya que, si un oso polar no es capaz de conseguir comida, terminará falleciendo.

Estudios recientes han confirmado otra de las características del oso polar, esta vez más sangrienta; cuando los osos polares no consiguen alimentos optan por sacrificar a osos más jóvenes para poder saciar el hambre. Esto se viene llevando a cabo desde hace 10 años atrás y sobreviene al canibalismo.

Dicho esto, se sabe que los osos polares de Canadá que conforman 2/3 de la población mundial de osos polares se encuentran en peligro por el calentamiento global, e inclusive aquellas especies que se encuentran en las orillas de la bahía de Hudson, están al borde de la extinción en los años subsiguientes.

Hoy en día se encuentra activa una situación en la región de Manitoba y Ontario que es realmente preocupante. ya que el hielo marino se está rompiendo progresivamente, esto trae como consecuencia que los osos posean una menor tasa de natalidad.

Curiosidades

Además de las características del oso polar, existen algunos datos que son de gran importancia conocer sobre estas especies, acá te dejamos algunos de los más relevantes y que de seguro no conocías.

  • Los osos polares tienen un increíble sentido del olfato que les permite olfatear a su presa desde más de 15 km de distancia, de esta forma cazan a las preciadas focas que tanto les gusta.
  • Como bien se decía anteriormente, los osos polares son magníficos nadadores, pueden nadar incluso a más de 100 km de la orilla en la que se encuentran, hacia mar adentro. La velocidad de nado que poseen se aproxima a los 10 km/h, ante lo cual hacen uso de sus patas parecidas a un remo y con al menos 30 cm de anchura.
  • Tomando en consideración que son muy ágiles para el nado, no tienen el mismo nivel de velocidad que una foca, por lo que se les hace prácticamente imposible cazarlas en pleno nado. Por esta razón usan el hielo, este les sirve como una plataforma de caza, esperan cerca de los agujeros que hay en el hielo en el que las focas salen a respirar; cuando una de ellas sale, son tomadas de inmediato por los osos para posteriormente comerlas.
  • Las osas embarazadas dan a luz específicamente entre los meses de noviembre o diciembre, ya que son los meses más fuertes de invierno y se encuentran protegidos por su entorno. Ellas dan a luz en cuevas previamente adaptadas para vivir temporalmente. Sus crías tienen unos 30 cm de largo y pesan alrededor de 2 kg.

  • El hábitat más común de los osos polares son las heladas montañas del Ártico, las cuales se ubican principalmente en Noruega, al norte de Canadá y las zonas más altas de Alaska y Groenlandia.
  • Las características del oso polar en cuanto a medidas son: aproximadamente 3 metros de largo, con un peso que va desde los 500 a aproximadamente 700 kg. Gracias a todo esto, son considerados los animales carnívoros más grandes del mundo.
  • Con el pasar de los años, esta especie ha logrado adaptarse a la perfección a la mayoría de los entornos a los que les ha tocado migrar, parte de esta facilidad se debe a su grueso pelaje acompañado de la capa de grasa que los protege a cualquier entorno extremadamente congelado. El color negro de su piel debajo de su pelaje los ayuda a absorber mejor los rayos solares para mantener una temperatura corporal adecuada.
  • La madre con su cría sale de su cueva cuando ya han pasado al menos 5 meses desde que dio a luz. Posteriormente los cachorros recurren a su madre para que los enseñe a cazar y adaptarse al entorno en el que se encuentran.
  • Los osos polares a pesar de ser considerados agresivos, son vulnerables al cambio climático por el que están pasando. Motivado al aumento de la temperatura a nivel mundial, el hielo se derrite, además ralentiza el proceso de formación de glaciares con cada año que pasa; esto deja a los osos polares sin comida hasta que mueren o deciden ir a otro lugar en busca de alimentos.

Oso Polar en peligro de extinción

Los osos polares se subdividen en 19 especies distintas, de las cuales al menos 5 están en peligro de desaparecer, todo esto se debe a la desaparición de su población que ha surgido con el pasar de los años, cosa que de no ser resuelta a tiempo provocará la extinción de estas especies de oso polares.

También es parte del problema la caza indiscriminada de esta especie, que ha sido azotada por décadas. Anteriormente no había ninguna ley que prohibiera la caza de osos polares, por lo que muchos cazadores los mataban para usar su piel como abrigos o comercializarlos en mercados exóticos.

Las demás especies de osos polares, al menos 5 todavía tienen margen de vida, inclusive existen un par de especies que ha logrado aumentar su población con el pasar del tiempo. Sin embargo, no existe datos específicos sobre las demás especies de osos polares que están en peligro o no.

Muchos creen que en un lapso de 45 años los osos polares podían reducir su población en un 30% si se hace caso omiso a las advertencias realizadas para evitar el calentamiento global, todavía hay tiempo para salvar esta especie.

Por lo antes expuesto, se sabe que diversas entidades gubernamentales de países del Ártico han tomado medidas para reducir al máximo la caza osos polares que se encuentran en peligro de extinción. De igual forma hay muchos cazadores que se dedican a la matanza ilegal de estas especies.

Las leyes para la protección de estas especies se violentan a menudo, ya que no ha sido creada con la fuerza de castigar a los cazadores con una pena considerable, haciendo que muchos hagan caso omiso a la misma. Hay quienes matan a los osos polares por considerarlos una amenaza latente la cual podría atacar tarde o temprano.

Aunque los encuentros entre un oso polar y una persona terminen con la muerte de alguno de los 2, por lo general los osos son quienes persiguen a los seres humanos, llegan a sus comunidades en busca de comida, pero realmente los osos son los que huyen de los humanos ya que los consideran una amenaza. Solamente acuden a territorio de humanos cuando se ven en extrema necesidad motivado al hambre que los azota, es allí cuando los lugareños los ven como amenazas y los matan.

La contaminación ambiental es un factor que implica diversos Tipos de impacto ambiental que se producen por diversos insecticidas. Otro dato importante es que la grasa de las focas es tóxica, afectando la salud de las mismas en gran proporción. Asimismo, los metales de gran peso en el hábitat del oso es una amenaza.

Como consecuencia de lo antes expuesto, de acuerdo a las características del oso polar muchas osas pueden llegar a tener abortos espontáneos de sus crías, o los mismos pueden nacer con un peso menor al normal, lo que sería letal para poder adaptarse al frío del Ártico. Es por ello que en la actualidad la reproducción de los osos polares no tiene aumento.

Como bien hemos comentado a lo largo de todo este artículo, la principal amenaza de los osos polares es el calentamiento global, para poder reducir esto se necesita cambiar considerablemente los hábitos de los seres humanos, de esta forma se reducirían los niveles de emisión de dióxido de carbono que provocan cambios climáticos.

De acuerdo a la variable distribución de los osos polares a nivel mundial, se podría confirmar el hecho de que en algunos lugares se están extinguiendo más rápido que en otros lugares, y por otro lado también hay incrementos de población, sin embargo, no es un aumento notable con el que se pueda salvar la especie de una extinción.

Aunque se conocen diversas características del oso polar, no se tienen datos precisos sobre diversas especies de osos polares que aún no se les conoce del todo, se ha buscado la manera de conocer un poco más sobre las razones de sus decesos, puesto que así se pudiera afrontar el problema con mejores resultados.

Hace más de 10 años, ubicándonos en el año 2008, diversas especies de osos polares han pasado a formar parte de la lista americana de Especies en Amenaza, ya que existen datos que confirman la presencia de no más de 25.000 osos polares en todo el planeta. Sin embargo, no se sabe de cifras exactas, motivado a la variación de sus hábitats.

¿Qué diferencias hay entre un oso pardo y un oso polar?

Existieron épocas en las que las personas comenzaban a creer que los osos polares eran familiares directos de los osos pardos, con la diferencia que tenían un pelaje blanco y patas en forma de palma era un tipo de evolución que habría resultado de al menos 150.000 años.

Pero, por otro lado, las investigaciones científicas han arrojado un resultado impresionante; se ha confirmado que los osos polares y pardos poseen un ancestro directo, el cual existió desde alrededor de 600.000 años atrás. Esto se supo mediante un estudio de ADN realizado a osos pardos, osos polares y osos negros.

De acuerdo a estimaciones anteriores sobre la ascendencia del Oso Polar, por medio de análisis de ADN mitocondrial, el cual da una versión incompleta de la evolución ya que sólo se da en las hembras. Mientras que este nuevo estudio analizó 14 tramos de ADN nuclear, que fueron extraídos de ambos padres, lo que ofrece un resultado más preciso

Los estudios científicos fueron realizados por la Biodiversity and Climate Research Center en Frankfurt, un centro de estudios ubicado en Alemania, los cuales pudieron poner en evidencia que los osos polares son más antiguos de lo que se cree; asimismo, pudieron determinar que los osos pardos y los osos polares mantienen un linaje diferente.

A pesar de ser osos conocidos a nivel mundial, no se han podido establecer estudios a fósiles de los mismos, motivado a que ellos viven en aguas que están congeladas, y no es muy fácil conseguir los restos de alguno de ellos para poder avanzar en estudios científicos. Es por este motivo que se sabe poco de las características del oso polar.

Lo que si es cierto es que los osos polares y los osos pardos tienen mucho parecido entre sí, aunque tienen un pelaje diferente el de los osos pardos es marrón, parecido al color de un árbol, y el oso polar tiene un color que se camufla con el blanco del Ártico. Asimismo, se sabe que los osos pardos tienen su hábitat en bosques y en regiones donde hay montañas.

Una de las diferencias esenciales de estos osos son sus patas, ya que el Oso Polar tiene patas que se asemejan a una palma, desarrollada especialmente para nadar, a la vez que un oso pardo por vivir en regiones montañosas donde solo hay ríos, no tuvo la necesidad de desarrollar patas palmeadas.

El pelaje de un oso pardo es bastante largo, ya que le permite detener la salida de calor que su cuerpo segrega, ya que, si bien es cierto que el oso pardo no vive en el Ártico bajo temperaturas bajo cero, el clima en las montañas es frío, así que necesita tener una temperatura corporal adecuada.

Otros parecidos que hay entre un oso Polar y un oso pardo es el ámbito de la forma de sus orejas, que tienen parecido por ser bastante cortas, el hocico de estos suele ser muy semejante por su tamaño. En cuanto a su cuerpo también poseen igualdades, ya que básicamente tienen la misma forma y contextura.

Aún sabiendo que estos osos son muy similares, hay que reconocer que sus linajes son muy distantes y no poseen igualdad, además de que cada uno está adaptado a sus hábitats en particular, ninguno pudiese sobrevivir en el hábitat del otro, ya que uno es muy frío para el oso pardo, y el otro muy caliente para el oso polar.

Amenazas del Oso Polar

Desde que comenzaron a surgir los primeros esquimales en la tierra, optaron por cazar a los osos polares que se encontraban en diversos lugares del ártico, ya que consumían su carne y usaban las pieles para protegerse del frío. Una de las cosas que ellos evitaban comer era el hígado, puesto que tiene altos niveles de retinol, sustancia peligrosa para el consumo.​

Posteriormente, cuando los colonizadores provenientes de Europa llegaron a aquellas tierras, también procedieron a asesinarlos como un deporte, de este modo los tendrían alejados de los lugares en los que habían conquistado. Muy poco los osos atacaban humanos, cuando lo hacían era porque ya estaban heridos por los seres humanos.

La población de osos polares ha tenido una considerable reducción a través de todos estos años, por lo general son cazados desde barcos, aviones y helicópteros. Como consecuencia de esto, hoy en día se encuentran en peligro de extinción; el gobierno ruso y noruego optó por promulgar leyes que los protejan.

En Canadá la actividad fue regulada, aunque es legal cazar una determinada cantidad de los mismos.

Asimismo, para el año en 2010 el gobierno estadounidense y el ruso autorizó a los indígenas cazar no más de 29 osos polares por año, lo que posteriormente Rusia revocaría y daría por prohibida en su totalidad la caza de osos polares en aquella nación.​ Una de las cosas que también castigan es el uso de veneno para intoxicar a los osos y luego tomarlos.

oso polar en peligro

No hay depredador que se alimente de osos polares, los únicos que pueden lograr herirlos son los seres humanos haciendo uso de sus armas, y las morsas que con sus colmillos le puede hacer daño a un oso polar.

Otra de las amenazas que se añaden en la actualidad para los osos polares, es la contaminación del hielo y de la atmósfera, puesto que los rayos solares derriten el hielo de su ecosistema, afectándolo gravemente.

El constante derretimiento del hielo de las zonas habitadas por osos polares los obliga a migrar hacia otros lugares sin haberse cargado correctamente de la grasa necesaria para pasar el invierno. En las osas hembras esto constituye un hecho fatal, ya que al no tener la grasa necesaria en su organismo pierden la capacidad de procrear.

El motivo de esto es que la grasa de las madres se combina con la leche que les da a sus cachorros, de este modo ellos tienen un rápido crecimiento y están mejor protegidos al congelado clima que habitan, pero a la falta de ello, la tasa de nacimientos de osos polares ha caído progresivamente a través de los años.

Encuentro de osos polares con los seres humanos

Motivado al cambio climático que los ha venido azotando por largos años, los osos polares han tenido que ampliar sus horizontes a otros lugares, pero al llegar a otras comunidades que ya están siendo habitadas por los humanos, empieza el conflicto. Por lo general los seres humanos atacan a los osos polares por considerarlos una amenaza, reduciendo drásticamente la población mundial de osos polares.

características del oso polar, cruce con los humanos

El impacto industrial

Los equipos industriales en el Ártico son desarrollados en las pequeñas extensiones de espacio que surgen entre el hielo cuando llega el verano, ya que el hielo marino despeja un poco el lugar y se convierte en una gran oportunidad para la industria marítima; esto trae como consecuencia graves impactos que afectan el ecosistema, y por consiguiente, los osos polares.

Se ha puesto en evidencia que el desarrollo de la industria en el Ártico irá surgiendo a través de los años, lo que en pocas palabras quiere decir que el hábitat de esta especie se verá aún más degradado de lo que se encuentra, entre las afectaciones que esto provoca se encuentran:

Intoxicación con hidrocarburo; los osos polares podrían tener contacto con el petróleo derramado, causándole enfermedades que les provoque la muerte.
Además de ello, los derrames de petróleo convertirían el alimento de los osos polares en veneno, por lo que no podrían comerlos.
El petróleo que ha sido derramado en las aguas del Ártico no solamente prevalece en estas zonas, ya que se extiende y contamina grandes extensiones de océano.

En lo que respecta al transporte de diversas cargas por medio del mar, es un gran riesgo para el ecosistema de los osos polares, puesto que es un hecho latente que haya un derrame de petróleo en estas aguas, asimismo, el sonido y las vibraciones de grandes barcos estresa a los osos polares y hace que no puedan reproducirse con normalidad.

Protección a los osos polares

En la actualidad existen diversos medios de protección para los osos polares, esto por medio de un exhausto monitoreo en el Ártico. Pero a pesar de esto, hay lugares desprotegidos que son aprovechados por cazadores para matar a los osos polares indiscriminadamente.

Osos polares sociables

Una de las características del oso polar es que es una especie bastante solitaria, no le interesa estar cerca de ningún otro oso tanto macho como hembra, a excepción de cuando se encuentran en época de apareamiento, pero además de ese particular momento, estos osos suelen ser amistosos en estas condiciones:

  • Cuando hay comida de por medio y se encuentran dos osos, primero el oso más débil rodeará cuidadosamente al oso más fuerte y proceden a tocarse las narices, esto es una especie de «permiso» para poder acercase a la comida del otro. Por lo general el oso dominante es bondadoso y le permite comer de su comida.
  • Además de cuando se encuentran en temporada de apareamiento, cuando dos osos cruzan caminos y se encuentran cara a cara, no suelen ser agresivos, todo lo contrario, comienzan a jugar y se divierten en la nieve, pudiendo incluso dormir juntos una noche.
  • Entre las características del oso polar destaca la protección de sus crías, por cuanto ante la presencia de un oso desconocido en el territorio de una madre con su cachorro, la misma declina su cabeza y le da advertencias al oso para que le quede claro que no está invitado a acercarse mas.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.