Carácter y temperamento ¿Qué las diferencia a las dos?

El carácter y temperamento son elementos fundamentales en el comportamiento de una persona por tal motivo es importante reconocer las diferencias que existen entre ellas, lo cual se especificará en la siguiente información.

caracter-y-temperamento-2

Factores que afectan el comportamiento

¿Qué es el carácter y temperamento?

Cuando se habla del carácter y temperamento no se puede separar a lo que se refiere a la personalidad porque son términos que se encuentran estrechamente ligados con la persona que tienen que ver con su comportamiento, conducta y acciones en el momento de una toma de decisiones, conflictos, resoluciones de problemas,  situaciones afectivas, particulares o ajenas al medio que les rodea. Al hacer referencia del carácter y temperamento se pueden detallar algunas diferencias porque aunque se puede hablar de lo mismo, pueden describir puntos diferentes.

Carácter

El carácter,  tiene que ver con la persona y el medio que le rodea donde se altera o modifica a medida que va pasando el tiempo, lo cual puede ser de provecho o también puede resultar de forma negativa. El carácter proviene de lo psicológico y de las emociones que  puede ser controlado de acuerdo a los aprendizajes adquiridos y el ambiente que le rodea; en un momento dado la manera que pueda reaccionar o actuar va definiendo el carácter de esa personalidad.

Frecuentemente el carácter  se puede categorizar entre débil o fuerte, cuando se habla del carácter débil es cuando una persona no puede mantener su palabra firme porque fácilmente es influida por otros o circunstancias que estén sucediendo en ese momento. Mientras se dice del carácter fuerte, cuando se hace referencia de la persona que mantiene su palabra o decisión a pesar de las adversidades y conflictos que se le puedan estar presentando, le da razón y justifica lo que piensa y no es movido ni afectado con el medio que le rodea.

Es el motivo que muchos seres humanos puedan ser catalogados con carácter fuerte o débil aunque pueda ser transformado a medida de los distintos aprendizajes y consecuencias que pueden haber ocurrido después de una buena o mala decisión; que le pueda enseñar lo que puede suceder en el momento de tomar una decisión llevada por las emociones que intervienen directamente en el carácter. Es probable que tanto un carácter fuerte o débil pueda ser guiado a tener el equilibrio a raíz de los resultados vividos.

El carácter fuerte puede causar agresión al establecer una conversación con otras personas por el uso del tono de voz o palabras que se digan palabras hirientes o mal interpretadas; si desea mayor información le recomendamos leer sobre comunicación agresiva.

caracter-y-temperamento-3

Temperamento

El temperamento, es lo innato de la persona y tiene que ver con lo fisiológicos o hereditario lo cual no se puede modificar, viene dado desde el organismo y su funcionamiento; donde puede florecer la personalidad del ser humano; el temperamento refleja el comportamiento natural de una persona que no es afectado por el medio que lo rodea o actúa  directamente sobre él a menos que sea un estímulo muy fuerte.

Asimismo, el temperamento está relacionado con el sistema linfático por los diferentes procesos fisiológicos y de la misma manera al sistema endocrino, a lo que tiene que ver con la genética, y que se exterioriza en los rasgos físicos y psíquicos, debido a la acción de las hormonas. Cabe señalar la importancia que refleja la genética en el temperamento de la persona. Cuando se habla de herencia se señala lo referido al ADN.

El ADN tiene relación con el temperamento, porque cuando se dice que la persona va a tener ojos claros, cabellos lisos o rizados, cuando dice sobre la altura por la herencia que presentan por sus padres y abuelos; de la misma manera se refiere al temperamento que viene dictado por la herencia, cuando se detalla una familia alegre, paranoica, violenta, afectiva o despegada de la familia, allí comienza la parte importante del temperamento. Desde allí, los especialistas en la antigüedad clasificaron el temperamento en: sanguíneo, melancólico, flemático y colérico.

 Diferencias

El carácter y temperamento hace referencia a dos conceptos que en personalidad se utilizan para decir la forma de pensar y de apreciar, por lo que están estrechamente enlazados; pero esta relación hace que sus significados se envuelvan una con otras, despertando dudas en el momento de poder hacer referencia de dichos términos. Por tal razón, se detallarán algunas diferencias que existen entre el carácter y temperamento:

En cuanto a su origen

Algo notable para identificar lo relacionado con su origen se refiere en el concepto específico de cada uno: por el carácter, proviene de las enseñanzas y aprendizaje de las experiencias vividas; mientras que el temperamento nace con la persona, de índole biológico y fisiológico.

Momento en que aparece

Así como su concepto lo dice, el temperamento proviene de nacimiento por tanto es lo primero que se muestra al nacer, su temperamento; a medida que se va creciendo y formándose el niño comienza a moldearse el carácter y su propia personalidad.

Fortalecimiento de la personalidad

En el proceso de desarrollo del niño va experimentando cambio que van a marcar en su carácter, esto se fortalece a la edad  de  los  años, pero situaciones que se presentan durante esa etapa de niñez, adolescencia pueden generar cambios y formar el carácter antes de llegar a la adultez. Las características propias de cada ser humano van transformándose y ayudando al proceso de maduración donde se refleja la personalidad incluyendo el carácter y temperamento del mismo.

 Estado de seguridad

En cuanto a la relación de la seguridad o estabilidad, el carácter sufre cambios y transformaciones durante el desarrollo y crecimiento de la persona; en cambio el temperamento es muy sólido durante el transcurso del tiempo, puede permanecer invariable si sufrir cambios.

Tipos

Las características o tipos están presente dentro de la diferencia de estos dos términos;  tipos de temperamento que constan, de acuerdo a la clasificación dada por diferentes especialistas en el área:

  • Sanguíneo: personas alegres y optimistas que demuestran amistad y atención a los demás y la seguridad es su carta de presentación
  • Melancólico: seres humanos tristes, posibles de alterar y poseedor de  sensibilidad artística.
  • Flemático: son personas muy tranquilas, pasivas, lentos, los refieren como sujetos fríos y racionales por no mostrar su interés por las cosas.
  • Colérico: seres humanos muy apasionados e intensos, que se pueden molestar o enojar con  mucha facilidad.

En cuanto al carácter, los tipos lo reflejan en ocho grupos:

  • Nervioso: persona emotiva, siente fuertemente todo y cada uno de los estímulos del medio ambiente que le rodea, cualquier razón lo incita a la sensibilidad.
  • Apasionado: personas que se identifican por ser agresivas, dispuestas y dan gran valor al honor y la lealtad.
  • Colérico: persona rápida, activa, voluntariosa, auto-suficiente e independiente. Tiende a imponer su voluntad, es extrovertido.
  • Sentimental: Personas que les cuesta aceptar los cambios, son sensibles y pesimistas; tienden a incomunicarse y se desalientan rápidamente, de la misma manera son rencorosos, inseguros e indecisos.
  • Sanguíneo: persona entusiasta, alegre, adaptada a los cambios, facilita ayuda al medio que le rodea y en ocasiones utiliza la mentira.
  • Flemático: es una persona reflexiva y callada, muy ordenado, puntual y prefiere trabajar solo.
  • Amorfo: es un individuo perezoso, su pasión es dormir y comer; tiende a ser muy poco original, se deja envolver por el medio, es derrochador, impuntual y necesita de entusiasmo.
  • Apático: es un ser cerrado en sí mismo, tiende a la melancolía, es hostil y terco, muy perezoso, busca la rutina, es pasivo e indiferente.

Para finalizar, tanto el carácter como el temperamento influyen en la personalidad de la persona y se presentan como sellos en el desarrollo y evolución de la vida de cada ser humano; solo el carácter puede ser transformado mientras que el temperamento es genético; depende de cada quien el perfeccionamiento del carácter para alcanzar la felicidad en todas la áreas de su vida, influyendo directamente el temperamento, y así contrarrestar las acciones involuntarias de cada quien.

Cuando existe debilidad en el carácter resalta en su personalidad la inseguridad, indecisión y otros, si desea conocer más sobre el tema le recomendamos leer las consecuencias de la inseguridad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.