¿Son normales los calambres en el vientre?. En este artículo te explicaremos los síntomas asociados a la menstruación así como los cambios significativos que experimentamos durante la gestación y la importancia que debemos darle a estos síntomas.

calambres-en-el-vientre-1

¿Por qué dan calambres en el vientre bajo?

En primer lugar, te diré  que muchas mujeres padecen de períodos dolorosos, en muchas ocasiones son palpitantes o cólicos en la parte baja del abdomen. Generalmente la pared del útero sufrirá contracciones de leves a moderadas, las cuales tienden a ser un poco más fuertes cuando ocurre la menstruación.

Perfectamente,  podemos incluir los calambres en el vientre como síntomas normales de la menstruación, ya sea que ocurran antes, durante o después de ésta; pero debemos estar alertas por si estos no se manifiestan en circunstancias normales, ya que pudieran tratarse de inflamaciones, cambios, tumoraciones entre otros, que de atenderse a tiempo no implicaría consecuencias lamentables.

Estos malestares, te pueden acompañar cada mes y dependiendo de cada caso, serán leves o de mayor intensidad. Por ello, pueden considerarse normales si cada mes sigues un patrón normal, sin mayor alteración o incremento.

Si los dolores se vuelven muy intensos y de forma repentina, estarás ante un cambio en tu patrón menstrual y debes prestar la debida atención para evitar alguna complicación.

Algunas recomendaciones

Es muy recomendable, para aliviar los embates de los desagradables dolores menstruales, realizar ejercicios, yoga y en otros casos el médico podrá prescribir el uso de antiinflamatorios o anticonceptivos, estos últimos con la intención de adelgazar el endometrio y disminuir los dolores.

Por otro lado, es muy poco probable que los calambres en el vientre bajo sean un indicio de embarazo, ya que si te encuentras en estado de gestación, generalmente los síntomas son imperceptibles y solo será corroborado al acudir a un especialista.

En un primer momento, al tener conocimiento de encontrarse en estado de gestación, es absolutamente normal experimentar una serie de cambios en el organismo, entre los que podemos contar: cambios en el estado de ánimo, náuseas, ganas de orinar de manera frecuente e incluso mucho cansancio y sueño.

Todos estos síntomas te acompañarán a lo largo del embarazo, es probable sentirlos con mayor intensidad durante los tres primeros meses, ya que tu cuerpo se va adaptando al nuevo integrante que ahora crece en tu interior y posteriormente al superar el quinto mes de gestación.

De igual forma, en todo el proceso de cambios que experimentarás, tendrás una serie de síntomas a los cuales debes prestarles la atención necesaria, ya que si bien es cierto, muchos de ellos podrían constituir padecimientos normales por tu estado, no es menos cierto que existen algunos que de tratarse de alguna anomalía y ser atendidos a tiempo, no generarían mayores consecuencias.

En este artículo, te hablaremos principalmente de los calambres en el vientre durante el embarazo, los distintos motivos por los que se pueden presentar ya sea durante el embarazo o bien luego de ocurrido el parto.

calambres-en-el-vientre-3

Calambres en el vientre durante el embarazo

Como ya mencionamos, debes tener especial cuidado durante el primer trimestre de gestación y luego en el último trimestre y por supuesto sin descuidarte durante todo el embarazo, que en ginecología y obstetricia se le denomina estado de gravidez, debido a que experimentarás tanto un incremento como disminución en distintos valores, lo cual forma parte del proceso fisiológico y del desarrollo del feto en el interior de tu útero.

Durante el embarazo también experimentarás, una serie de cambios y malestares, que ciertamente te indican que estas adaptándose a tu nuevo estado, el cuerpo estará realizando su proceso normal de adaptación para darle espacio al bebé en tu interior.

Los ligamentos de tu útero

Podrías presentar calambres en el vientre, lo cual se debe principalmente a la alteración que sufren los ligamentos redondos. Estos ligamentos son bandas musculares que se encuentran alrededor de tu útero y pueden ocasionar dolor agudo  breve en la parte baja del abdomen.

Es posible que cualquier movimiento, ya sea cambiar de posición e incluso lo más normal como estornudar o toser podría ocasionar la extensión rápida y posterior contracción de los referidos ligamentos, generando de forma normal esos calambres en el vientre, pero tranquila, su duración será de escasos segundos.

Estos calambres, suelen ser incómodos pero en ningún sentido preocupante, ya que según él bebe vaya creciendo y desarrollándose los ligamentos tenderán a estirarse. Evidentemente, a medida que transcurre el tiempo y avanza el embarazo el útero aumentará de tamaño y continuará extendiendo los ligamentos, lo cual por supuesto producirá los incómodos calambres en el vientre durante el periodo de gestación.

calambres-en-el-vientre-2

De igual forma, debemos tener muy en cuenta que tu cotidianidad debe ser adaptada a tu nuevo estado, ya que si bien es cierto que siguiendo las indicaciones de tu obstetra, manteniendo una vida saludable, puedes llegar a sentir calambres en el vientre varias veces al día, especialmente al tener relaciones sexuales y experimentar un orgasmo, lo cual insistimos, no significa motivo para alarmarse.

Presta atención a los calambres durante el embarazo

Pero como todos los excesos, y debido al hecho de que te encuentras en estado de gravidez, como ya hemos explicado, es preciso tomar en consideración la continuidad y la intensidad de estos calambres. Solo tú conoces a profundidad tu cuerpo, en consecuencia estas en total capacidad de distinguir si aumentan o disminuyen tanto en intensidad como en repeticiones, por lo que según estas variantes, determinará la oportunidad de acudir a tu obstetra.

Ahora bien, es normal tener calambres en el vientre durante el embarazo debido al estiramiento de los ligamentos, lo cual se irá acentuando a medida que el feto va creciendo y acomodándose en tu útero, pero también es importante tomar en cuenta otras causas.

Otras causas de calambres en el vientre

Los calambres en el vientre durante el embarazo, que se acentúan tanto en cantidad como en intensidad, merecen una especial atención y sin titubear en ningún momento. Debes consultarlo con tu médico tratante, para de esta forma evitar consecuencias inesperadas y tratar la situación desde el principio.

Podrías presentar gases, ocasionados por algún tipo de alimentos que por tu estado generen tal anomalía y se te dificulte digerirlos, los gases pueden producir calambres en el vientre durante el embarazo. De igual forma, una mala digestión puede ser la causante de los calambres, ya que también estarás experimentando un proceso de digestión más lento.

También es muy normal durante la gestación, que presentes estreñimiento, lo cual se encuentra muy asociado a la ingesta de hierro que te haya prescrito tu obstetra y que es muy importante ya que, durante el embarazo como ya explicamos, aumentas algunos niveles y disminuyes otros como el hierro por ejemplo, por lo que requerirás suplementos que te aporten el mismo.

Situaciones que ameritan consultar al especialista

  • Aborto espontáneo, casos en los cuales los calambres en el vientre son una clara señal de alarma.
  • Embarazo ectópico, este se produce en los casos en que el óvulo fecundado se desarrolla fuera del útero. Es decir, éste óvulo se implanta y crece fuera de la cavidad del útero, generalmente en las trompas de falopio.
  • El desprendimiento de placenta, que ocurre cuando la placenta, que es el órgano que le suministra oxígeno, alimento y elimina los deshechos del bebé, se separa de las paredes internas del útero, lo cual genera como consecuencia inmediata que él bebe no tenga oxígeno ni pueda alimentarse. Esta situación podía perfectamente manifestarse, mediante un calambre en el vientre continuo y muy doloroso.
  • Infecciones urinarias, que suelen ser muy delicadas durante el embarazo si no se atacan a tiempo, ya que estas en sí mismas son las que pueden ocasionar calambres en el vientre durante la gestación.

dolores-en-el-embarazo-1

Calambres después del parto

Por último, también detallaremos que estos calambres en el vientre también pueden presentarse después del parto. Debido al importante estiramiento que han sufrido los músculos abdominales durante el embarazo, este estará dilatado y el útero tardará aproximadamente cuarenta días para regresar a su tamaño normal.

En consecuencia durante los primeros días posteriores al parto podemos sufrir calambres en el vientre que generalmente contribuyen a disminuir el excesivo sangrado, debido a que cumplen la función de comprimir los vasos sanguíneos del útero.

Estos calambres posteriores al parto, son mejor conocidos como dolores de entuerto, que pueden llegar a ser más o menos dolorosos según los partos que hayas tenido, es así como, si eres primeriza estos calambres pasarán como un dolor menstrual normal, pero cuando tengas más hijos pueden llegar a ser más fuertes.

No es para nada recomendable inhibir estos calambres, ya que por muy desagradables que te resulten tienen un efecto positivo. Para evitar sagrados y poner en riesgo tu vida, es un proceso natural del organismo que persigue el objetivo de llevarte nuevamente al estado en que te encontrábamos antes de la gestación, en consecuencia, no debes alterar dicho proceso.

¿Qué hacer para mejorar los calambres después del parto?

Generalmente, los temidos calambres disminuirán luego de transcurridos unos seis o siete días posteriores al parto. Sin embargo, es recomendable que sigas algunos consejos, a continuación te detallamos:

  • Son recomendables los masajes en la parte baja del abdomen, para tratar de alguna forma de aliviar las dolencias.
  • Tu obstetra, podrá prescribir algún tipo de analgésico, esto en caso de que los calambres sean muy dolorosos.
  • Podría resultar orinar frecuentemente, lo cual será muy fácil de realizar, ya que debes mantenerte muy hidratada por el proceso natural de la lactancia, así tu vejiga se llenara de forma rápida y mientras más orines, evitaras tener la vejiga llena, impidiendo que el útero se contraiga como debe ser.
  • Si se trata de un parto vaginal, también es recomendable las compresas de hielo, las cuales debemos aplicar todo el día durante las primeras veinticuatro horas, con ello disminuirás los calambres en gran medida y aliviarás el edema en el perineo y los labios de ser el caso.

Es importante detallar que posterior al parto, al darle pecho al bebé, producirás una hormona llamada oxitocina, conocida también como la hormona del parto,  la cual te ayuda a que la leche salga. Esta hormona en alguna medida puede ser la causante de estos calambres.

Si quieres conocer más acerca de cuidados para tu salud y bienestar, te invitamos a leer nuestro artículo sobre los alimentos para la memoria, donde encontrarás una lista de los alimentos con sus beneficios que te ayudarán a tener una memoria sana y activa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here