Bonos Contingentes Convertibles (CoCoS): ¿Qué son?

Los Bonos Contingentes Convertibles, se han convertido en una herramienta financiera para las instituciones bancarias ante la recurrente necesidad de cumplir con los requerimientos de capital. En el presente artículo, te presentamos qué son los CoCos y cuáles son sus beneficios.

Qué son los CoCos

Los Bonos Contingentes Convertibles, permiten una rápida recapitalización del adquiriente.

Los Bonos Contingentes Convertibles.

En la nueva era del mundo de la banca y las finanzas, los gobiernos han actualizado la legislación financiera con miras a proteger los intereses del público y en especial de sus instituciones bancarias. Para ello, se exigen cuotas mínimas de capitalización que permitan responder ante futuras eventualidades que puedan comprometer la estabilidad del sistema financiero. A razón de ello y para asegurar el cumplimiento de las exigencias mínimas de capital por parte de las instituciones financieras, se crearon los Bonos Contingentes Convertibles (CoCos), un tipo de bono con características de deuda al pagar un interés al inversor y de capital al tener la capacidad obligatoria de convertirlo en acciones para la empresa o entidad que los haya emitido.

Los Bonos Contingentes Convertibles, poseen condiciones preestablecidas por la entidad emisora, principalmente de conversión obligatoria en acciones, lo que lo difiere de un bono convertible normal, donde es el adquiriente quien decide si quiere convertirlos o no, y de no hacerlo, el emisor devuelve la inversión repagando la deuda como una operación genérica; en los CoCos, el adquiriente carece de la facultad de la conversión o no de los mismos; en este sentido, los Bonos Contingentes Convertibles, permiten una rápida y económica recapitalización preacordada de la entidad financiera mediante la conversión  en acciones.

bonos-contingentes-convertibles

¿Cómo funcionan los Bonos Contingentes Convertibles?.

Generalmente, los Bonos Contingentes Convertibles, son adquiridos por las entidades del sistema financiero que presentan un potencial déficit en el cumplimiento de los estándares mínimos de capital; consecuentemente, las decisiones de su convertibilidad recae en manos del ente emisor, quien definirá las condiciones previas al momento de la operación de pacto y frecuentemente, estas circunstancias preestablecidas presionan la conversión en acciones por parte del inversor ante la inminente caída del nivel de capital de la institución por debajo de los estándares mínimos establecidos, es decir, si el banco se encuentra en una posición desfavorable para el cumplimiento de su cuota de capital, éste tendrá la obligación de convertir su deuda en capital mediante la conversión en acciones a favor del emisor. 

Ventajas de los CoCos

Como hemos mencionado anteriormente, los Bonos Contingentes Convertibles permiten una rápida recapitalización para el inversor con la condición preestablecida de conversión en acciones. De esta forma, las instituciones han logrado permanecer totalmente solventes en el cumplimiento de sus estándares mínimos de capital ante los órganos reguladores del sistema financiero, convirtiendo los CoCos en una excelente herramienta de apoyo para el cumplimiento de sus obligaciones.

Para los adquirientes

Los Bonos Contingentes Convertibles son de gran atractivo tanto para los reguladores del sistema financiero como para los bancos, quienes recurrentemente demandan capital y es aquí, donde los CoCos, refuerzan el patrimonio de las instituciones financieras en los momentos críticos para el cumplimiento de sus obligaciones ante los órganos reguladores del sistema financiero. De esta manera, tienen el efecto expedito de disminuir el nivel de deuda de la entidad inversora en la cantidad del bono, aumentando su nivel de recapitalización en la misma proporción.

bonos-contingentes-convertibles-4

Los Bonos Contingentes Convertibles presentan numerosas ventajas tanto para inversores como para emisores.

Otra ventaja para los adquirientes, es que el hecho de invertir en estos, convierten esta herramienta en un activo financiero de renta fija mientras el bono tenga validez, al percibir el pago de los intereses establecidos en el momento de la fecha de pacto de la emisión, lo que hace que el inversionista lo perciba más como capital que como deuda.

Asimismo, los Bonos Contingentes Convertibles están por encima de las acciones antes de la conversión, por lo que en un posible concurso de acreedores, cobrarían primero los inversores de los CoCos que los propios accionistas de la institución.

Para los emisores.

En cuanto a los emisores, los CoCos, son considerados como un tipo de capital desde el momento que se ejecuta la operación de pacto de la emisión, cuando se calculan los niveles de capitalización de la entidad inversora y la potencial caída de los estándares de capital que debe cumplir ante los órganos reguladores del sistema financiero, toda vez que estos deberán cumplir con la conversión de deuda en capital a través del pago con sus acciones, lo que permitirá el emisor su participación accionaria en el capital de los inversores. 

Para saber mas acerca de temas relacionados con los bonos y otras herramientas financieras, estimado lector, le invitamos a que se quedes con nosotros y lea los objetivos de un plan de negocios y profundizar su interés en el mundo de las finanzas.

¿Presentan riesgos los Bonos Contingentes Convertibles?.

Como todo instrumento financiero, los Bonos Contingentes Convertibles, presentan características propias que le atribuyen determinados niveles de riesgos y el hecho de que reciban una alta rentabilidad, es la principal consecuencia de que estos Cocos soporten un riesgo mayor.

Sin embargo, dentro de las regulaciones financieras para las diferentes instituciones bancarias se han venido implementando un sinfín de medidas que exigen una administración eficiente; partiendo de este principio, debemos suponer que los balances de las entidades financieras tanto emisoras como inversoras están depurados y productivos y su capital cubre los activos ponderados por riesgo. Siendo así, los Bonos Contingentes Convertibles, pueden generar rentabilidades muy altas donde se puede asumir un único riesgo: que el capital de la entidad inversora no cubra los riesgos de sus activos; no obstante, la legislación financiera  viene estableciendo políticas de desapalancado de sus balances y aumento de sus ingresos. 

Igualmente, en virtud que las circunstancias que frecuentemente obligan la conversión suelen ser cuando el nivel de capital del inversor presenta una caída por debajo de los estándares mínimos establecidos, la deuda se convierte en capital en el momento más critico para el inversionista; en caso contrario, si las circunstancias financieras permanecen favorables para el inversor, los Bonos Contingentes Convertibles aseguran al tenedor la constante rentabilidad a través del pago de los intereses correspondientes, de acuerdo a las condiciones preestablecidas al momento de la operación de pacto de la emisión.

Riesgos de los CoCos

Si se conoce bien los Bonos Contingentes Convertibles a invertir, la inversión tiene sentido.

Por lo tanto, los niveles de riesgos de los CoCos son considerablemente bajos en contraste con su efectiva rentabilidad, así como del fin que se persigue con su inversión al intentar incrementar los niveles de capital en los momentos críticos del inversor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.