Árboles de hoja perenne: Qué son y ejemplos

Existen diferentes tipos de árboles de hoja perenne

Seguramente ya seréis conscientes de lo amplio que es el mundo de los arbustos y de los árboles. Existen muchísimas variedades, tipos y especies diferentes, cada una con sus características. Entre árboles de hoja perenne o de hoja caduca, grandes ejemplares o de porte arbustivo y árboles frutales o no frutales, la lista es inmensa.

Para no pasarnos una vida entera enumerándolos a todos, vamos a hablar en este artículo sobre los árboles de hoja perenne, o perennifolios. Se trata de unos vegetales muy especiales con un alto valor ornamental. A parte de explicar qué son y cuál es su característica principal, también comentaremos algunos ejemplos de las especies más famosas pertenecientes a este grupo.

¿Qué son los árboles de hoja perenne?

Los árboles de hoja perenne están verdes todo el año

Antes de hablar sobre algunos ejemplos de árboles de hoja perenne, primero vamos a explicar qué son los árboles perennifolios, también conocidos como árboles siempreverdes. A grosso modo, estos vegetales son aquellos que se caracterizan principalmente por la durabilidad que tiene su follaje. Mientras que los árboles de hoja caduca pierden su follaje cuando llega el frío, los perennifolios lo mantienen verde a lo largo de todo el año.

En otras palabras: Las especies pertenecientes a este grupo no pierden la totalidad de sus hojas cuando las temperaturas empiezan a bajar, solamente muere una parte del follaje de estos árboles cada año. Generalmente, los brotes más jóvenes de estas plantas sobreviven y acaban formando parte del árbol mediante la unión a las hojas ya adultas y a las nuevas que surgen en primavera. De esta manera, la copa nunca tendrá un aspecto desnudo.

Gracias a la resistencia y durabilidad del follaje, los árboles de hoja perenne son muy populares para de decorar parques y jardines. Con ellos conseguimos que el espacio se vea siempre de un bonito color verde. También se pueden utilizar para tapar ciertas zonas o para conseguir algo de sombra en los días calurosos de verano. Hay que destacar que podemos distinguir entre dos tipos diferentes: Los de hoja perenne ancha y los de hoja perenne en forma de aguja. A continuación los comentaremos más en detalle.

Árboles de hoja perenne ancha

Esta subcategoría de árboles de hoja perenne se caracteriza principalmente por poseer hojas amplias o anchas, como bien indica su nombre. Aún así, el follaje lo mantienen todo el año, ya que se sigue tratando de especies perennifolias.

La mayoría de estas variedades son originarias de las regiones ecuatoriales y de las zonas tropicales. Ahí, el clima permite que los árboles alcancen grandes dimensiones, diversas alturas y desniveles. Precisamente por su tamaño, este tipo de vegetales absorben toda la luz y los nutrientes que se encuentran en el espacio donde están plantados. Por este motivo no suele crecer vegetación a su pies, ya que no es capaz de desarrollarse.

Si bien es cierto que en las zonas más templadas del planeta este tipo de árbol es menos abundante, sí que podemos encontrarnos con alguna que otra especie. Algunas de las más destacadas son el olivo y la encina. A medidas que nos acercamos a las regiones más frías, la cantidad de árboles de hoja perenne ancha disminuye de manera considerable.

Árboles de hoja perenne en forma de aguja

Otra subcategoría es la de los árboles de hoja perenne en forma de aguja. La característica principal de las especies pertenecientes a este grupo es que sus hojas son estrechas, alargadas y con forma de escama o de aguja. En la mayoría de casos, el follaje suele estar cubierto de resina. Entre las especies arbóreas con estas características destacan sobre todo el pino, las coníferas y el tejo.

Estos árboles de hoja perenne son más habituales en zonas frías, ya que son más resistentes a las temperaturas bajas y a las heladas. Por ello son muy frecuentes en países como Siberia o Escandinavia, por ejemplo. También podemos encontrar este tipo de vegetación en las altas montañas de América, Europa y Asia, donde el clima suele ser más bien frío.

¿Cuáles son los árboles de hoja perenne?

El pino es uno de los árboles de hoja perenne más populares

Son muchos los árboles de hoja perenne que se conocen a día de hoy. Para que os podáis hacer una idea, vamos a comentar un poco las especies más famosas pertenecientes a este grupo.

El pino silvestre (Pinus sylvestris)

Entre los árboles de hoja perenne más populares se encuentra el famoso pino silvestre. Se trata de una de las especies arbóreas más comunes del hemisferio norte. Entre sus características principales se encuentran sus hojas perennes con forma de aguja, su altura y su madera. Puede llegar a medir cuarenta metros o más. Además, posee un tronco muy grueso. También destaca por ser de rápido crecimiento y muy longevo, lo que le otorga, entre otras cosas, mucha importancia a nivel económico y comercial.

Artículo relacionado:
Tipos de Pinos que existen y sus Especies

Respecto a las flores del pino, las masculinas tienen una longitud de aproximadamente tres centímetros y aparecen en espigas formadas por flores individuales amarillas. Por otro lado, las femeninas suelen desarrollarse en conos de dos de forma erecta hasta acabar colgando del árbol.

El olivo (Olea europea)

El olivo es el árbol de hoja perenne por excelencia en España

Otro de los árboles de hoja perenne más populares es el olivo. De hecho, es el árbol mediterráneo más destacado que lleva siendo muy apreciado ya desde la antigüedad. No es de extrañar, pues de él se obtienen su deliciosos frutos, las aceitunas, y el aceite de las mismas. De hecho, es el principal uso que se le da: El cultivo de aceitunas, tanto para conseguir el fruto comestible como para elaborar el famoso aceite de oliva. Sin embargo, también se trata de un vegetal muy popular en parques y jardines, por su alto valor ornamental, su gran resistencia y la facilidad de su trasplante.

Se trata de un árbol de crecimiento que puede llegar a medir hasta diez metros de alto. Las hojas de esta especie poseen una textura algo coriácea y tienen un color verde-grisáceo. En cuanto a las flores, estas son de color blanco y crecen en racimos. Los frutos de este árbol pueden tener una forma redonda u ovalada y ser de tamaño grande o pequeño, según la variedad.

El ciprés (Cupressus sempervirens)

Los cipreses se usan a menudo como setos

También el ciprés es uno de los árboles de hoja perenne más destacados. Se utiliza mucho para decorar jardines y parques, ya sea como seto o como una barrera natural para proteger del viento. Además, diversas partes de este vegetal se utilizan para tratar afecciones mientras que la madera es muy apreciada en la escultura, en la ebanistería y en la carpintería.

Esta especie arbórea es capaz de alcanzar una altura de hasta treinta metros. Sus hojas crecen formando ramillos, tienen forma de escama y suelen medir unos cinco milímetros de largo. Cuando ya están completamente desarrollados, el follaje resultante es verde oscuro, compacto y denso. Se trata de una especie dioica con flores pertenecientes a ambos géneros. Las femeninas producen unas piñas pequeñas que albergan las semillas, mientras que las masculinas se distinguen por su color amarillo.

La magnolia (Magnolia grandiflora)

El árbol magnolio destaca sobre todo por sus flores

La Magnolia grandiflora, también conocida como magnolio o magnolia, es originaria de Norteamérica. Su uso principal es ornamental, convirtiéndola en una especie muy apreciada en jardines y parques. Destaca sobre todo por sus flores grandes y blancas que resultan muy llamativas. Además, desprenden un aroma fabuloso. La floración tiene lugar a finales de primavera y/o principios de verano. Si bien es cierto que dura poco, las flores van apareciendo sucesivamente, dando la sensación de que esté floreciendo siempre.

Esta especie perenne puede llegar a medir hasta treinta metros de alto y es de crecimiento lento. Se trata de un árbol piramidal con mucha ramificación ya desde la base. Sus hojas son alternas, de color verde brillante y coriáceas.

El alcornoque (Quercus suber)

Con la corteza del alcornoque se elaboran corchos

Continuemos con el Quercus suber, más conocido como alcornoque. Se trata de un árbol de porte medio que es muy popular para decorar jardines. No obstante, también es muy apreciado en la industria del corcho, ya que se utiliza su corteza para la fabricación del mismo. Puede llegar a medir hasta 25 metros de alto y produce las famosas bellotas, al igual que muchos otros árboles pertenecientes a esta familia. En cuanto a las hojas, son alternas, coriáceas y simples. Suelen medir unos siete centímetros de largo y su color es verde, siendo más oscuro el haz que el envés.

El árbol botella (Brachychiton populneus)

El árbol botella alcanza como mucho 10 metros de altura

Por último nos queda por destacar un árbol muy cultivado en Asutralia, el Brachychiton populneus, también conocido como árbol botella. En España se suele encontrar en las Islas Canarias y en todo el litoral. Se trata de un árbol más pequeño que los que hemos mencionado hasta ahora, pudiendo llegar a alcanzar como mucho diez metros de altura si las condiciones son las adecuadas. Sus hojas son largamente pecioladas y de color verde brillante. Las flores poseen un bonito color rosa pálido y tienen forma de campana.

Estos son sólo algunos ejemplos de los árboles de hoja perenne más populares a día de hoy, pero existen muchísimas especies y variedades más. Espero que esta información os haya resultado interesante.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.