Lista de los 20 Alimentos Prohibidos para Perros

Cuando se busca explicar la salud en el ser humano, se logra entender que para que ésta pueda existir debe haber una garantía de condiciones sanitarias mínimas, así como de una buena alimentación. Ahora, hablando de los canes, ellos no saben sobre si un alimento es bueno o es malo, tan solo se dejan guiar por su instinto, aunque haya una lista de alimentos prohibidos para perros que los dueños ignoran.

El chocolate

El chocolate representa una de las comidas más comunes que logran inclusive matar a un can. Ciertas sustancias presentes en el cacao pueden provocar el envenenamiento de animales. Este alimento contiene teobromina y cafeína, una sustancia que puede causar gran impacto en todo el sistema nervioso de los perros. La teobromina, además, puede inducir a las arritmias, alergias, incremento de la presión arterial y convulsiones.

Se debe saber que el chocolate negro es el más perjudicial, porque presenta un alto porcentaje de teobromina. Si un can ingiere un trozo de chocolate, los principales síntomas se representan mediante los vómitos, nerviosismo y dolor; de ocurrir esto, consulte a un veterinario en la inmediatez. De acuerdo a la cantidad consumida, el perro llegaría a entrar en un coma y morir.

La leche

Se puede presentar tanto en perros como en los humanos, la gran intolerancia a la lactosa, casi infiriendo sin equivocarnos que una gran parte de las mascotas incapaces de asimilar la lactosa. Más allá de este lípido, la grasa de la leche de vaca puede ocasionar diarrea en los animales. Al llegar a la adultez no requieren la leche en su alimentación. El can no posee la enzima responsable de disolver la lactosa, sabiendo que su consumo de leche puede derivar en serios problemas gastrointestinales.

El chocolate uno se los alimentos prohibidos para perros

El queso

Así como la leche, los productos derivados de ella también se encuentran restringidos en la dieta de los perros. Estas comidas altas en grasas logran causar dolores gastrointestinales o en ciertos momentos, hasta llegar a la pancreatitis. El problema del queso es realmente similar que el de la leche, tratándose del azúcar. Tanto éste como otros rubros lácteos pueden ocasionar diarrea, gases y vómitos, estribando de la cantidad ingerida.

La cebolla

Este vegetal contiene tiosulfato, que incide directamente en que los perros puedan sufrir de anemia. La cebolla puede menoscabar los hematocritos de la sangre de los canes, que pueden colocar a los animales en deterioro constante. Si es ingerido una cuantiosa suma, el animal podría necesitar en el caso más extremo, una transfusión de sangre, claro, solo si la cebolla se consume en grandes cantidades

Las uvas

Las uvas llegan a ser muy dañinas para los perros. Existen situaciones en las que la ingesta de sólo 6 uvas habría ocasionado una insuficiencia renal severa en los perros. Los componentes químicos que ocasionan el envenenamiento de los animales por la alimentación a base de uvas son todavía desconocidos. Tanto las pasas como las uvas pueden conducir a una insuficiencia renal muy fuerte. En lo esencial, tiene diarrea, vómitos y un estado soñoliento. Al quedarse sin apetito, pueden morir en 3 o en 4 días.

El aguacate

Un componente nocivo, denominado Persina, es posible encontrar en los aguacates, sabiendo que efectos ocasionados por esta toxina pueden ser diversos. Los animales pueden presentar dificultades gastrointestinales, dificultad respiratoria y moco en el pecho. Otra mala situación puede ser el hueso, ya que, por su conducta y carácter, puede ser fácilmente ingerido por un can. Pese a que muchos perros quizás no les afecten de forma fuerte, sí que llegan a darles molestias estomacales.

Las manzanas

Una gran parte de las personas no ingieren el corazón de las manzanas, así que, en una dejadez, el can puede verlo apetecible y comérselo. Las semillas de la manzana tienen dentro de su compuesto, cianuro, una sustancia nociva para los animales. Varios de los síntomas gracias a su consumo, puede ocasionar dificultad para respirar, hiperventilación, convulsiones, inducir al coma e incluso shocks.

Las masas fermentadas

Lo primero es que se recomienda mantener distante al perro de cualquier tipo de masa que posea levadura. Esta sustancia logrará convertirse en veneno al llegar a su estómago. Más allá de la toxicidad del alcohol ocasionado en el estómago, la levadura logra propagarse dentro del estómago y en los intestinos crearse una gran cantidad de gases muy dañinos para el sistema digestivo. Esto conducirá en problemas gastrointestinales, malestar abdominal, letargo y vómitos.

El café

Es complicado creer que hay personas que acostumbran a darle café a un perro, pero si pasa; se conoce que la cafeína puede ocasionarle la muerte al animal. El grano contiene un vivificante denominado xantina metilada., la cual se encarga de hacer efecto directo en el sistema nervioso, ocasionando vómitos, agitación, palpitaciones y puede promover el fallecimiento de los perros.

Las manzanas y uvas son alimentos prohibidos para perros

Las nueces de macadamia

Ninguno de los frutos secos es saludable para ninguna de las Razas de perro por su gran contenido de fósforo, lo que conduce perjudicialmente a cálculos en la vejiga. Las nueces son uno de los alimentos tóxicos para los perros, aplicando lo mismo para las nueces de macadamia. Ingerir alimentos, incluso unas pequeñas cantidades de éstos logran ser perjudicial, generando espacio a los vómitos, hinchazón de las articulaciones, dolores musculares y debilidad general, hasta mareos, temblores y fiebres altas.

El xilitol

El xilitol es un endulzante empleado en los caramelos sin azúcar y los cicles, aunado con los productos cocidos en el horno sin azúcar. Los alimentos que poseen xilitol están restringidos para los perros, presentándose una sintomatología de intoxicación por xilitol en donde resaltar letargo, vómitos, pérdida de coordinación, desorientación, comportamiento errático y convulsiones. Que estos consuman chicles, dulces o alimentos preparados que contengan xilitol, logran impactar de forma severa en la caída en los niveles de glucosa en sangre, lo que conduce a una insuficiencia hepática.

El moho

Los perros, por un tema de instinto, son cautivados por la basura en cada ocasión que los cuidadores no están prevenidos durante un paseo, más esta acción puede resultar en extremo peligroso si en ella hay comida descompuesta o mohosa por allí. Varias clases de moho pueden ser corrosivos para su estómago de su perro, representando uno de los alimentos dañinos para perros, así que se debe supervisar de que no acceda a ella.

El alcohol

Aunque es una locura de que haya personas que le dan a su perro alcohol, estos personajes si existen; si por cualquier causa el can logra ingerir el alcohol, puede impactarle de la misma manera que ocurre con los humanos, guardando la distancia en que ocurre de forma más intensa. Ocasiona daños a su sistema nervioso, y puede incluso llevarlo a la muerte la muerte, ya que, tanto el etanol como el lúpulo son desfavorables para el estómago del perro.

Los huevos crudos

De manera bastante resumida, la ingesta de huevos crudos por parte de los perros, pueden causarles intoxicación por Salmonella. Esto aplica tanto para las personas como para los animales en cuestión, razón por la que no existe ningún motivo válido para alimentar a un cachorro con este alimento, en función de que el sistema inmunológico de la joven cría no puede soportar ni combatir los síntomas que la enfermedad cause.

Los helados

Como se ha mencionado anteriormente, todos los alimentos que contiene lactosa conforman el grupo de comidas prohibidas para perros, de manera que se pueden ver afectados. No obstante, si el perro no llegase a presentar este problema, no resulta una idea excelsa darle un poco de helado para que coma porque, sabiendo que ellos no se negarán, el helado posee un alto contenido de azúcar y puede llevar a ser una de las causas de peso acumulado del compañero de cuatro patas, ocasionando diabetes

Los dulces y el azúcar

Tanto los dulces como los azucares, pueden resultar bastante dañinos para la salud de los individuos, así como para la de los canes. Un perro silvestre, tiene menos probabilidad de ingerir dulces, aunque si lo hiciera como bastantes mascotas domésticas, algunos de los riesgos están relacionadas con la formación de caries, incremento de peso y diabetes. Se debe optar en su mayoría por optar para alternativas libres de azúcar para los perros. El caramelo que se vende sin azúcar, contiene xilitol.

Ingesta de pequeños huesos

Los canes usualmente están prestos a roer un hueso, pero se debe tener gran cuidado con los huesos pequeños. Estas formaciones óseas, de hecho, pueden ocasionar dificultades digestivas y respiratorias. Todos los canes corren el riesgo de sufrir heridas a su sistema digestivo o a la asfixia, por lo cual resulta prudente estar pendientes y así, prevenir su fallecimiento.

Los dulces y helados son alimentos prohibidos para perros

Las almendras

Pese a que son los alimentos con menos impacto negativo para su salud, no se debe confiar en alimentarlos con almendras a los perros, teniendo en cuenta que estos son frutos secos. Su estómago y su sistema digestivo en general no logra soportar las almendras ni alguno similar, tal como se mencionó con anterioridad.

El ajo

Sabiendo con gran precisión Qué comen los perros, es fácil de intuir que lo que ocurre con el ajo, en términos de ingesta, es similar al de la cebolla. El primero contiene alicina, componente que puede incidir en la aparición de anemia hemolítica, previendo un consumo excesivo y constante. Es otro de los alimentos prohibidos para perros, sin embargo, al contrario de la cebolla, el ajo ha sido motivo de investigaciones y se han detallado fuertes efectos antibióticos, antiparasitarios, antifúngicos y cardiovascular.

Muy a pesar de que es un alimento que es mejor evitar, principalmente en perros que sufren problemas inmunitarios, alergias o digestivos, los problemas o los beneficios de la ingesta de este producto pueden cambiar considerablemente, dependiendo del propio individuo, la cantidad de dosis, la genética, entre otros. Para una intoxicación por ajo se va a generar la misma sintomatología que en el perjuicio por cebolla.

De cualquier forma, antes de emplear ajo para perros, resulta bastante acertada la decisión de consultar este tema con el veterinario, con la finalidad de que pueda conducir hacia el camino idóneo para conseguir una dosis segura para el can, no importando el sexo, que le conceda ofrecerle todos los beneficios sin enfrentar la probabilidad de desarrollar terribles problemas de salud.

La sal

La mayoría de las personas que realizan dietas caseras a sus perros, emplean la sal como un condimento más, sin embargo, una alta ingesta de cloruro de sodio puede conducir a la deshidratación del perro, empeorar afecciones renales y cardíacas o estimular una intoxicación. Se debe tener presente que la sal es el producto mayormente empleado para provocar que el perro vomite.

La sintomatología de una intoxicación por sal se relaciona con vómitos, descoordinación, hemorragia interna, polidipsia, diarrea y poliuria, refiriendo esto último a las ganas constantes de orinar y beber, shock y convulsiones. Representa uno de los alimentos más letales para perros y que también, mayor cantidad de seres humanos emplean en la alimentación de su mascota de forma inconsciente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.