Afrika Bambaata, uno de los fundadores del rap y del movimiento hip hop.
Afrika Bambaata, uno de los fundadores del rap y del movimiento hip hop.

En el anterior artículo de Hip Hop Origen vimos cómo se las apañó Kool Herc para cimentar los orígenes mismos del hip hop en lo musical. Hoy, veremos la contribución clave de Grandmaster Flash a la hora de completar la evolución técnica de su sonido, y también repasaremos la figura clave de Afrika Bambaataa en la gestación de la segunda pata del movimiento del hip hop. Una tan importante como la musical: la creación de su comunidad. Herc, Bambaata y Flash: la Santa Trinidad del Hip Hop.

Comunidad: el hip hop entendido como un elemento integrador.

En el documental de Netflix Hip Hop Evolution, Afrika Bambaataa se nos presenta como «un DJ converso» del movimiento iniciado en las fiestas de Kool Herc.  Bambaataa había tenido la oportunidad de escuchar la revolución musical que DJ Herc estaba implementando en las noches de fiesta del west side del Bronx y, más concretamente, en el parque de Cedar Park. «Pensé, ey, yo también tengo esas canciones», comenta Bambaataa en el primer episodio de Hip Hop Evolution, para explicar que, en esencia, lo que hizo fue llevar a su barrio ese nuevo sonido acuñado por Herc. Pero no se limitó a llevar la música. También trajo consigo un nuevo espíritu de amor y conciliación.

Universal Zulu Nation y la unificación de la comunidad

«Se trataba de organizar a la gente. Traer a los DJ, los MC, los grafiteros, los B-boys, las B-girls y el quinto elemento: el conocimiento. Nosotros fusionamos todo eso como elemento cultural y le pusimos la etiqueta hip hop».

Afrika Bambaataa

Afrika Bambaataa tuvo un papel fundamental en el uso de la música como elemento pacificador y unificador en el área del Bronx River Projects, muy marcada por la violencia entre bandas. Destacado miembro de la pandilla de los Black Spades, Bambaataa propuso la creación de una organización musical que acogiese a miembros de diferentes pandillas para resolver sus diferencias, sí, pero usando la cultura musical como arma.

La Universal Zulu Nation (existente desde 1973) adquiere un estátus de grupo musical el 12 de noviembre de 1976. «Era un modo de canalizar cualquier tipo de presión que estuvieses experimentando», opina Grand Wizard Theodore, de los Fantastic Five.

«Durante mi infancia, crecí condicionado y educado para salir corriendo siempre que oía algo relacionado con «África» o «africano». Había sido entrenado para darle la espalda a mis orígenes. Cuando, de repente, vi a este tipo que se llamaba Afrika Bambaataa y la Zulu Nation, todo tuvo sentido. Bambaataa rescató esa clase de concienciación».

GrandMixer DXT

Por supuesto, la violencia y los asesinatos no desaparecieron. No obstante, la Universal Zulu Nation fue el primer ejemplo del uso del hip hop como elemento indentitario de comunidad. Algo que, como veremos más adelante, ha sido un patrón mil veces replicado por prácticamente todos los primeros espadas del rap.

Grandmaster Flash y la revolución pinchadiscos

A pesar de las contribuciones de Herc y Bambaataa, a finales de los setenta el rap y el hip hop estaban en su fase de gestación. Faltaba todavía mucho por cocinar. Es aquí donde entra Grandmaster Flash y su revolucionaria aportación técnica que estaba a punto de cambiarlo todo. En palabras de GrandMixer DXT, Flash fue el primero que unió técnica y tecnología al reformular la función del tocadiscos y de la mesa de mezclas.

«Grandmaster Flash fue la chispa de toda una segunda generación de alumnos como yo, Grand Wizzard Theodore, GrandMixer DXT, Charlie Chase e incluso los Jam Master J y los DJ Premier. Para nosotros, Flash era el dios del pinchadiscos».

Jazzy Jay

Desde niño, Grandmaster Flash sintió un interés desmesurado tanto por los aparatos eléctricos («cualquier cosa que pudiese desatornillarse, dice) y las cosas que giran. Por eso, cuando su padre se presentó en casa con un objeto que cumplía esas dos características y que, encima, emitía melodías musicales, el futuro MC se sintió intrigado.

Cambiando las normas del vinilo

Flash no tardó mucho en ponerse a investigar en toda la parafernalia tecnológica que había detrás de los amplificadores y las mesas de discos. Agarró unos altavoces de automóvil, hizo algunos apaños y empezó a pinchar. Literalmente. Le fascinaba el sonido de Kool Herc, pero le frustraba la incapacidad de, a la hora de manipular el vinilo, poder acertar y reproducir el fragmento de la canción que tuviese en mente (normalmente la rotura o break beat). A Grandmaster Flash se le ocurrió agarrar un lápiz, hacer una marca en el vinilo y contar las vueltas que daba para, seguidamente, retroceder ese número de vueltas y reproducir el fragmento deseado. No sabía lo que acababa de hacer.

Estamos hablando del ABC del pinchadiscos. «Estamos hablando de una persona a la que se le ocurrió manipular una tecnología pensada para reproducir música y hacer algo más con ella», opina Nelson George, crítico, periodista y cineasta. George aporta una reflexión muy interesante acerca del papel innovador de la comunidad afroamericana en la escena musical estadounidense, y equipara la revolución de Grandmaster Flash a la del saxofón como elemento central del jazz o al nuevo papel que Chuck Berry y Muddy Waters le dieron a la guitarra eléctrica en la música rock.

«Estoy muy orgulloso de que mi ciencia alcanzase tantísimos nuevos niveles. Veo a tantísimos DJs hacer cosas increíbles…  Lo que pasa es lo siguiente: no quiero reconocimiento alguno por el cutting, crabbing, flaring, scratching, sucka zucka… no he inventado ninguna de esas cosas, pero sí te diré algo: todas habrían sido completamente imposibles de hacer sin lo que yo inventé».

Grandmaster Flash

En los círculos de entendidos, a Kool Herc, Afrika Bambaataa y Grandmaster Flash se los conoce como la santa trinidad del hip Hop. Con todo, aún nos falta una pieza fundamental en la mezcla: la de los raperos. En el próximo capítulo de Hip Hop Origen, por fin, comienza el espectáculo.