El zorro rojo es un mamífero que pertenece a la familia de los cánidos. También es conocido como zorro común y su nombre científico es “Vulpes vulpes” que proviene de la palabra latina vulpes que significa literalmente “zorro”. El hábitat de este hermoso animal es muy variado, pues son adaptables a casi cualquier entorno, además de que son una leyenda en muchos países.

Origen del zorro rojo

El zorro rojo o zorro común es uno de los mamíferos carnívoros que se encuentra distribuidos en casi todo el mundo. Su hábitat se encuentra en toda la zona holártica (continentes boreales del mundo) que son Europa, Asia, Norte de África, Norte de América y Oceanía. Aunque en el año 1868 los mismo fueron introducidos por el hombre en Australia.

Son mayormente nocturnos, pues al ser tan silenciosos y sigilosos, su mejor tiempo de caza es durante las noches y en medio de la penumbra. En el día casi siempre se los puede ver ocultos entre matorrales descansando u ocultándose del sol o depredadores, también pueden estar ocultos dentro de sus madrigueras las cuales se encuentran ocultas entre rocas, barrancos o en zonas de abundante hierba.

Los zorros rojos son capaces de vivir en casi cualquier ecosistema, pueden estar en bosques que en el invierno pierden todas sus hojas, en praderas, en zonas donde la vegetación en baja, no crecen árboles altos (tundra alpina), bosques boreales y estepas. También tienen la particularidad de poder adaptarse y vivir bien en zonas urbanizadas y pobladas con grandes cantidades de humanos.

Origen del zorro rojo

La aparición del zorro rojo en Australia ha acarreado grandes consecuencias para las especies que son autóctonas del país.

Estos mamíferos norteamericanos son provenientes de las zonas boreales de la región, pero fueron llevados hacia las regiones templadas los cuales eran procedentes de los zorros comunes de Europa y que fueron llevados a EE.UU entre los años 1650-1750. En la actualidad existen fósiles de los zorros rojos de la época de Norteamérica Septentrional.

Estos hermosos animales son provenientes de la región paleártica, que se encuentra en la zona norte de todo el continente europeo y que se extiende desde la península Ibérica hasta Japón. En el continente africano se encuentra en la zona mediterránea y en el río Nilo. Existen tres sub especies de este mamífero en el continente indio, el zorro tibetano, el zorro cachemir y el zorro del desierto.

Características del zorro rojo

Con un peso aproximado de entre 3 y 14 kilos el zorro rojo es considerado un animal pequeño no obstante se encuentra posicionado como el de mayor tamaño entre todas las subespecies de los vulpes. El peso que tengan dependerá del hábitat del zorro. Poseen una cabeza de entre 46 y 90 cm y una cola que puede alcanzar los 55 centímetros de largo.

El zorro rojo tiene como característica el dimorfismo sexual, esto quiere decir que el macho es normalmente más grande que la hembra en un 15%. Una de las formas más comunes de saber el tamaño de un zorro sin medirlo directamente es por el tamaño de sus huellas las cuales tienen un promedio de 4.4 centímetros de ancho y 5.7 cm de largo.

Posee un hocico alargado, orejas grandes y puntiagudas, que los ayudan a tener una muy buena audición, una cola larga que puede casi tener el mismo largo que su propio cuerpo, patas largas y estilizadas las cuales los haces rápidos a la hora de correr y buenos saltadores.

Como su nombre lo dice, en estos zorros generalmente predomina el color rojizo en su pelaje, las puntas de sus orejas al igual que los extremos, sus patas tienen pelos de color negro, su larga cola presenta en su punta un mechón de pelo blanco que también podemos ver en su pancita, mejillas, mentón y garganta.

Las características del zorro rojo

El color rojo de estos canes puede variar desde el color pardo rojizo al rojo naranja o al cobrizo, sin embargo, su gama de colores puede variar en algunas ocasiones teniendo como paleta los ocres, grises, negros y blancos. Lo más común es que la parte superior sea uniforme, no obstante, se han visto algunos especímenes que presentan pequeñas manchas o franjas que los hacen ser muy distintivos.

Los zorros que posee como dominantes los colores grises y negros se les conocen como zorros plateados, no son muchos los existentes, apenas un 10% aproximado de la población de zorros, sin embargo, esta es la variedad más común que se encuentra entre los zorros criados en cautiverio.

Aquellos que tienen otro tipo de patrones oscuros como manchas en la cara o el cuerpo o dos franjas; una que abarca ambos hombros y otra que recorre toda la columna, solo representan un 30% de la población y se denominan zorros cruzados.

En la región Norteamericana los zorros presentan un hermoso pelaje largo, esponjoso y suave a diferencia de aquellos procedentes de Europa que tiene un pelaje manos largo y no tan esponjoso. Los zorros rojos al igual que los otros, son cubiertos por una capa de pelo más gruesa y larga cuando se acercan a las estaciones de otoño e invierno y la cual los protege de los fríos invernales, esta misma se cae cuando la primavera llega dejándolo solamente cubiertos por una pelaje un poco más corto y menos denso.

Los ojos de los zorros rojos no poseen una pupila común, esta es más bien elíptica y se encuentra posicionada de manera vertical. Estos son animales nocturnos, pues mayormente cazan y se desplazan durante las noches, sin embargo, su visión durante estas horas oscuras es pobre, ven mejor de día que de noche, así que siempre se guían esencialmente por su olfato y oído que son muy buenos.

Gracias a sus patas largas y fuertes los zorros rojos pueden alcanzar una velocidad de hasta 72 km que lo ayuda a poder capturar presas que son rápidas y también poder huir de sus predadores, además de ellos pueden hacer grandes saltos.

Su larga y esponjosa cola es parte de su encantadora e icónica imagen y es usada para diversas funciones, puede ser usada como almohada cuando el zorro está durmiendo, también la usa para protegerse del sol, con ella incluso se puede comunicar son su misma especie y para ahuyentar a los insectos que se posan cerca o sobre su cuerpo. Además de lo mencionado anteriormente su cola también les ayuda a mantener el equilibrio cuando saltan o cuando corren tras su presa o para escapa.

La punta blanca de su cola tiene como único objetivo de ser un identificador que ayuda al humano a distinguirlo de los demás cánidos existentes. A diferencia de otras especies caninas, lo zorros en general no poseen los músculos del rostro que le ayuden a mostrar los dientes tal como lo hacen, por ejemplo, los perros cuando gruñen o se sienten amenazados.

Características físicas del zorro rojo

Ecología o hábitat

Si de adaptabilidad hablamos, el zorro común en un experto en este tema, es capaz de adaptarse al medio ambiente sin problemas. Por esta razón es que se les puede encontrar en bosques, montañas, llanuras, playas, desiertos, tundra e incluso en zonas pobladas por humanos (urbanos o suburbanos) aunque no son residentes de esta última, sin embargo, se les podría ver merodeando ocasionalmente por allí.

Su hábitat depende mucho de la cantidad de presas que puedan encontrar, en zonas donde abundan más es donde podremos encontrar un mayor número de zorros rojos.

Alimentación

Aunque los zorros rojos son conocidos como  Animales Carnívoros, lo natural de este animal es que sea un omnívoro y un oportunista por naturaleza. Sus presas pueden variar en tamaño, puede ir desde la más pequeña, insectos de medio centímetro, hasta aves de metro y medio.

Los zorros no poseen una preferencia específica a lo que su alimentación se refiere, pueden comer insectos de cualquier variedad y hasta cangrejos, además de ello también pueden cazar animales pequeños, entre ellos están la Ardilla, ratones, sapos, peces, entre otros. Los zorros rojos también eligen a alimentarse de frutos, especialmente de las bayas.

Alimentos del zorro rojo

Se ha sabido que el zorro rojo puede incluso cazar crías de ciervos. Por esta razón en Escandinavia una de las razones principales de mortandad de cervatillos es a razón de los zorros rojos y su caza.

Si la situación lo amerita, el zorro puede comer carroña. Si se encuentra en las zonas adyacentes de la urbanidad, los zorros pueden adentrarse a los basureros y sacar comida de estos, comen todo lo que pueda ser comestible e incluso pueden robar o tomar la comida que fue cazada por otro animal. En algunos casos se les has visto robar la comida de los animales domésticos. Mientras más cerca de la población humana se encuentre, menos necesidad tendrá de cazar ya que conseguirá comida de manera mucho más fácil.

Por lo regular los zorros rojos son cazadores solitarios a diferencia de otros mamíferos. Para localizar a su presa usan su sentido del oído que es muy desarrollado, cuando localiza la presa ya sea entre arbustos, en su madriguera o escondidos, saltan sobre ellos usando el factor sorpresa. Además de esto puede también acechar a sus presas ocultándose hasta que la misma se acerca lo suficiente a ellos y así capturarlos ya sea de manera inmediata o tras una corta persecución.

La razón por la que van solos de cacería es debido a que estos son muy celosos con su comida y no les gusta compartirla, la única forma de que esta regla se rompa de manera natural es cuando un zorro hembra tiene cachorros o en la temporada de cortejo, allí se los puede ver compartiendo, lo regular es que el macho sea el que obtiene la comida y la comparte con su hembra cortejada.

El estómago del zorro es pequeño, por esta razón no sueles comer demasiado en el día, solo se alimentan con medio kilo o un kilo de comida por día. A diferencia de los lobos y los perros que normalmente comen a proporción del tamaño de sus cuerpos, el zorro rojo solo puede comer la mitad de eso, así que su tamaño no es proporcional a la cantidad de comida que ingieren en un día.

Estos mamíferos pueden almacenar comida que será usada en el futuro, especialmente en aquellos momentos donde los alimentos no abundan tanto. Para esto ellos entierran su comida a una profundidad aproximada entre los 5 y 10 centímetros de profundidad. Estos escondites de comida no suelen ser grandes, al contrario, ellos prefieren hacer varios de ellos en todo su territorio, esto evita que si otro animal encuentra uno de sus agujeros se robe todo su suministro.

Reproducción

Los zorros rojos al momento de entrar en su época de celo buscan a una pareja con la cual pasan todo ese ciclo de reproducción, es decir, que se convierten en monógamos durante esa época reproductiva. Sin embargo, ha habido registros donde se ha visto a un zorro tener más de una pareja durante la época reproductiva, incluso se ha observado a un par de machos cooperando entre ellos para aparearse con la pareja del otro.

En las zonas de climas templados, la época reproductiva se encuentra entre diciembre y abril, sin embargo, se puede observar que es entre enero y febrero donde se les ve haciendo su acto de apareamiento o cópula.

Las hembras tienen un celo único que dura entre 1 y 6 días. El acto de apareamiento o copula puede durar aproximadamente hasta 26 minutos, mientras que el ciclo de gestación es de un lapso 52 días. El número de crías variará dependiendo de la salud de la madre, una hembra sana tiene más posibilidades de tener más crías, a esto también influye la cantidad de alimentos que pueda encontrar, su madurez sexual y la cantidad de población de zorros que haya en el lugar.

Cuando una pareja de zorros tiene crías en invierno, ambos cooperan entre ellos para criarlos juntos, las camadas son compuestas por lo general de entre 4 y 6 zorreznos. La camada más grande registrada en la historia fue de 13 cachorros.

Las crías nacen cubiertas de borra (pelaje de bebé), tardan entre 8 y 14 días en abrir sus ojos y aproximadamente un mes en salir de la guarida por primera vez. A las 8 semanas de visa su pelaje pasa a ser de un color crema y su peso puede llegar al kilogramo.

Los cachorros son destetados a las 9 semanas de vida. Entre las 7 o 10 semanas los mismo ya son capaces de finalmente abandonar las guaridas de manera permanente y su madures sexual llega cuando tienen entre 9 o 10 meses, esto quiere decir que podrán comenzar con su reproducción en la siguiente temporada de apareamiento luego de haber nacido.

Los zorros salvajes tienen a no superar los 3 años de vida, debido a todo lo que tienen que superar para sobrevivir y superar los diversos climas y estaciones. En cambio, en cautiverio, estos pueden vivir por aproximadamente 12 años. Se estima que su tiempo y calidad de vida en cautiverio se asemeja a la de los perros y lobos que compartes esta condición.

Relaciones de los zorros rojos con otras especies

A pesar de su agilidad y sigilo, los zorros rojos tienen depredadores naturales, entre ellos están los lobos, águilas reales, pumas y los osos. Otros de sus depredadores son los linces boreales, estudios han demostrados que cuando ambas especies comparte un mismo hábitat la población de zorros tiende a disminuir, aunque no es algo muy habitual, casi siempre esto ocurre es en invierno, pues la escasez de comida lo amerita y en primavera, esta es la estación donde los zorros sueles haces exploraciones por territorios y quedan expuestos.

En América del Norte el zorro rojo comparte su abundancia de especie con los zorros grises, aunque ambas especies distan mucho en lo que a sus gustos de hábitat se refiere, pues son opuestas. Los zorros comunes optan más por vivir en zonas abiertas, colinas boscosas, riberas de ríos. Se pueden encontrar en los pantanos, en las montañas y zonas donde los arbustos son abundantes, pues así puede usarlo más a su favor el momento de hacer sus ataques sorpresas. El zorro gris por su parte, pese a ser más pequeño que el zorro rojo, es considerado como un depredador más agresivo y dominante.

Pese a que el zorro gris sea dominante sobre el zorro rojo, este último se encuentra sobre la jerarquía de los zorros árticos pues estos son mucho más pequeños y tranquilos. Otra especie de zorros que compite contra el zorro rojo pero que se encuentra en desventaja es el zorro kid, pues como su nombre lo dice, este es pequeño y además de ello se encuentran en peligro de extinción por lo que su población es escasa.

Se ha descubierto que en aquellos territorios donde cohabitan zorros rojos y coyotes, los zorros tienden a mantenerse fuera del territorio de los coyotes ya que aparentemente prefieren evitarlos y no correr el riesgo de tener que pelear con ellos. En las ocasiones que se les han observado interactuar entre ellos en la naturaleza se les puede ver siendo hostiles entre ellos o simplemente ignorando la presencia del otro.

Depredador del zorro rojo

Normalmente son los coyotes los más agresivos entre ambas especies, por lo cual se asume que estos son los que mayormente inician las disputas, pues hasta ahora no ha habido registros donde podamos ver que un zorro rojo sea el que inicie la pelea entre estas dos especies a menos que cerca de ellos estén sus crías, allí si se puede ver que la hostilidad comienza departe del zorro, pues protegen a sus cachorros. Para sorpresa de muchos, se les han visto a ambas especies comer juntas, no es muy común, pero ha ocurrido en ocasiones

Los zorros comunes comparten dieta con los chacales dorados, estos dos mamíferos coexisten y comparten territorio en Israel. Los zorros rojos continuamente ignoran las marcas que dejan los chacales en sus territorios, sin embargo, prefieren evitar el encuentro frente a frente con los mismos.

Sin embargo, se ha demostrado que cuando en un territorio hay una gran cantidad de chacales los zorros disminuyen de manera consideraba, se asume que esto se debe a los enfrentamientos constantes por comida y que el zorro rojo tiene desventaja ante los chacales dorados.

En algunas zonas de Europa se ha podido ver a los tejones europeos matar a las crías de los zorros rojos. Estos dos compiten por comidas más pequeñas: fritas, roedores, huevos, invertebrados. No obstante, rara vez se han visto a estas dos especies siendo violentas entre ellas, más bien en los encuentros entre ellas que se han observados, las misma prefieren ir por el camino de la indiferencia mutua. Incluso hay registros donde se ve que los zorros comparten sus madrigueras con los tejones europeos. Así que se puede decir que pese a todo existe una coexistencia entre ellos.

Comportamiento del zorro rojo

Debido a la adaptabilidad que tienen y los diferentes hábitats en los que viven de los zorros rojos estos pueden tener comportamientos muy diferentes entre sí, siendo el caso de que incluso se pueden ver algunos que pese a que obviamente son de la misma especie actúan tan diferentes que parecieran ser una especie diferente de animal.

En los lugares donde los zorros tienen que coexistir con humanos, se puede notar que los mismos tienden a salir y ser más activos durante el crepúsculo o en la noche debido a que es más seguro para ellos. Por lo general son animales que cazan en solitario, solo durante la época de cortejo se les pueden observar comiendo o cazando juntos, y a aquellas hembras que tienen crías. Cuando la comida que obtienen es más de la que pueden comer en el día, la entierran y la guardan para poder comerla más adelante.

Los vulpes son animales territoriales, defienden sus territorios constantemente. En inviernos se los pueden ver patrullando en parejas, ya que esa suele ser la temporada de apareamiento, mientras que en verano se pueden observar como cuidan su territorio de forma solitaria. La amplitud de su territorio varía dependiendo de la cantidad de alimentos que posea esa zona, si el terreno posee una abundante cantidad de alimento, su territorio se aproximará a los 12 kilómetros cuadrados. Por el contrario, si tiene poca variabilidad de alimento, se puede extender a una capacidad de hasta 50 km2.

La manera en que un zorro marca su territorio es frotando en lugares específicos una glándula que tienen junto a su cola. Esta glándula segrega una sustancia con un fuerte olor que está compuesto por tioles (sustancia parecida al azufre) y tioacetatos. Estos compuestos químicos naturales son similares a los que tienen las mofetas, aunque el de los zorros menor en cantidad.

El fuerte olor que ellos proyectan al marcar territorio, puede ser detectado por los humanos que se encuentren en un radio aproximado entre 2 o 3 metros. Sin embargo, a diferencia de las mofetas, los zorros no usan este hedor como método de defensa hacia otros animales o seres vivos, solo lo utilizan para delimitar su territorio.

Los zorros dentro de su territorio poseen una gran cantidad de guaridas que se encuentran esparcidas por toda la zona, estas pueden haber sido hechas por el mismo zorro o pude que este se las haya robado a otros animales que también se refugien en guaridas. Los zorros rojos poseen una guarida principal, esta tiende a ser la más grande y es allí donde ellos pasan el invierno y donde las hembras tienen a sus crías y estas pasan sus primeras semanas de vida. Las guaridas de menor tamaño son usadas principalmente para almacenar comida o como refugios en caso de emergencia, en especial cuando se patrulla el territorio y algo los hace querer refugiarse.

La manera en que los zorros rojos se comunican entre sí es por medio de sonidos o lenguaje corporal. Mayormente tienden a comunicarse más los miembros de una misma familia. Los zorros tienen diferentes sonidos que utilizan para poder comunicarse, para advertir peligro o llamarse entre ellos. Otra forma de comunicarse es por medio del olor, esta es la razón por la cual ellos marcan su comida, guaridas y territorio con orina, heces o con la sustancia que segrega su glándula olorosa.

¿El zorro rojo puede ser una mascota?

Cada vez es más común ver en las redes sociales vídeos donde se muestran a los zorros rojos viviendo entre humanos y siendo adiestrados como si fuesen mascotas, por este motivo muchas personas comienzan a interrogarse sobre si estos mamíferos poder ser mascotas, así como lo son los perros y gatos. Sin embargo, debemos tener siempre presente de que los zorros rojos y todas sus subespecies son Animales Salvajes que tienen instintos y pueden llegar a ser peligrosos. Es por ello que no se recomienda tenerlos como mascotas.

Siempre debemos tener en mente que los animales silvestres, son pertenecientes de la naturaleza y allí deberían permanecer, esto contribuirá a que las diferentes especies puedan sobrevivir y que disminuya el maltrato hacia los mismos.

Los zorros rojos y el humano

Los humanos siempre han tenido dos opiniones sobre los zorros, una de ellas es de completo desagrado, consideran al animal una alimaña debido a que estos cazaban sus gallinas u otros animales pequeños, otros humanos admiran y aman a los zorros ya que son especímenes hermosos, inteligentes y audaces. Por otro lado, la piel de esta especie ha sido muy codiciada desde hace muchísimos años, no solo la del zorro rojo sino también las diferentes familias de esta especie.

Hoy en día muchos acusan a los zorros rojos de portar rabia, y por este motivo son mal vistos e incluso hay quienes deciden lastimarlos y hasta matarlos. Por otro lado, muchos documentales los han señalado como benefactores directos de la agricultura ya que los mismos puede hacer que los roedores y alimañas disminuyan considerablemente haciendo que sean menos las cosecha que son dañadas.

Aunque el único lugar en el mundo donde el zorro rojo es considerado como una especie protegida en es Hong Kong, existen muchos países que han prohibido la caza del zorro, entre ellos están: el Reino Unido, Escocia, Inglaterra y Gales. Estas reformas de prohibición de caza han ayudado mucho a que la especie se conserve. Se espera que en años venideros más países se sumen a esta causa y prohíban esta tradición cruel que acaba con la vida de no solo los zorros rojos, sino también de muchas especies de animales.

Los zorros rojos en la cultura

Los zorros desde hace ya cientos de años forman parte de muchas de las culturas de diversos países, forman parte de la mitología y el folclor de las diferentes naciones. En Norte América, Asia y Europa se les puede ver apareciendo incluso en programas de televisión y en cine como seres místicos y con fuerte personalidad. Son considerado como animales con una astucia inigualable que tienden a engañar a sus víctimas, pero también son admirados por aquellos que conocen su inteligencia y dinamismo.

Desde la antigüedad, la fábula europea cuenta con la participación de los zorros, en especial en las fábulas de Esopo, La Fontaine y Samaniego. En estas historias el zorro es conocido por ser seres muy inteligentes y astutos, así que sus papeles pueden ser de villano, embaucador, estafador, inteligente, sabio y observador. Sus cualidades son muchas así que pueden representar cualquier papel en la historia sin que se pierda la esencia de lo que se cree es la personalidad del zorro.

Muchos historiadores afirman que desde la Edad Media hasta la Revolución Francesa era el zorro quien se tomaba en las historias como la representación de los campesinos, pues estos admiraban al mamífero por ser seres astutos que cambiaban los hechos de manera de que siempre salieran beneficiados, así que ellos comparaban eso y lo asumían como que era la perfecta estrategia a usar para poder sobrellevar al estado, la iglesia y la aristocracia.

En Japón la mitología también hace uso del zorro como parte de su historia. En el país del Sol Naciente al zorro se le conoce como Kitsune (狐 [きつね]) que literalmente significa “zorro”, los cuales son espíritus del bosque que se encarga de la protección del mismo y de los aldeanos que viven en las cercanías del bosque que protegen.

En la cultura nipona también son conocidos como seres sumamente inteligentes y que tienen en su haber poderes mágicos que usan para proteger, este poder incrementa conforme el zorro aumenta su edad y conocimiento. Según el folclore y la mitología japonesa, la forma más sencilla de saber la edad y el poder de un zorro es por medio de su cola, mientras más años, poder y conocimiento tiene, mayor son el número de colas que posee. El zorro con mayor poder tendrá como máximo nueve colas y es conocido en japonés como el kyuubi no kitsune que significa “literalmente zorro de nueve colas” (九尾の狐 [きゅうびのきつね]).

El kitsune es conocido por tener contacto directo con el dios shinto, Inari. Según la mitología nippona los kitsunes son los mensajeros que unen a los humanos con el dios, además, son considerados como los familiares de Inari, un familiar tiene el mismo rol que un servidor, su trabajo es asistir a su maestro y protegerlo.

Los kitsunes pueden pasar de tener una apariencia animal a adquirir la apariencia de un humano (mayormente de mujer), en muchos relatos se ha sabido que mientras adoptan su identidad «humanoide» pueden cumplir el rol que una dame normalmente cumple, puede ser parte de una familia o una amante. Otras historias dicen que ellos aprovechan su «humanidad» para acercarse al hombre y así poder jugarle bromas. Son siempre joviales y con una energía desbordante, es por ello que siempre están activos.

A estos seres mitológicos se les suele presentar ofrendas como si se trataran de deidades, incluso hay bosques donde se puede encontrar pequeños templos que son dedicados únicamente a los kitsune. El kitsune japonés comparte cierta similitud con los zorros de las culturas aledañas como lo son la coreana donde se les conoce como “Kumiho” y en la china que se les llama “Huli Jing”.

Metamorfosis del zorro rojo o kitsune

Comercio de sus pieles

La piel del zorro ha sido deseada y apreciada desde la época antigua debido a su suavidad y su paleta de colores. Se dice que en Nueva Inglaterra, los nativos consideraban que una sola piel de zorro plateado equivalía en costo monetario igual que 40 pieles de castor. Es por ello que cuando un jefe de tribu accedía a tomar como regalo una piel de zorro plateado, esto era tomado como un mensaje implícito de que se acordaba una oferta de paz entre una o más tribus.

Entre las paletas de colores que poseen los zorros comunes, la más buscada y deseada es la de los zorros plateados, pues este color no es común, se obtiene en su mayoría, es criando a los zorros en cautiverio. Muchas personas desde hace tiempo, se han dedicado a la cría de estos zorros para así luego comercializar sus pieles. Esto comenzó en Canadá en 1878.

La piel de los zorros es utilizada para crear diferentes prendas, desde bufandas hasta abrigos. En la actualidad existen muchos grupos de personas que están en contra de esto, en su mayoría son personas que están a favor de la protección animal y que luchan para que se prohíba la vente de estas pieles, pues no creen que sea justo que para anidad se sacrifique la vida de un animal que tiene el mismo derecho a vivir que un ser humano.

¿El zorro rojo es un depredador doméstico?

Muchos granjeros sienten una fuerte aversión por los zorros rojos ya que estos son unos de los principales depredadores de Animales Domésticos, entre ellos están los conejos, gatos, perros, gallinas u otro animal de corral. Para poder evitar este tipo de ataques, la mayoría de los cuidadores o criadores de granjas optan por encerrar a sus animales en jaulas, esto sirve para separarlos de los zorros y así evitar que sean atacados.

SI el granjero opta por usar vallas para separar a sus animales del zorro, las mismas deben tener una altitud que supere los dos metros, además se debe de asegurar de que cerca de la misma no hayan objetos o lugares que puedan ser usados o trepados y que facilite al zorro el ingreso al corral por la parte superior. Sin embargo, nada de esto es 100% seguro, pues se tienen algunos registros donde se observan a los zorros trepar por la valla metálica y entrar para cazar a su presa.

A parte de la altura, la valla o la jaula deberá tener o estar sobre una superficie dura que no permita que el zorro excave y pueda ingresar luego de cavar una zanja. Si un zorro ingresa a algunas de estas estructuras, le será sumamente sencillo obtener a su presa pues el espacio será reducido y la misma no tendrá a donde escapar. Incluso puede que el zorro no solo mate una sino varias presas.

La presa más habitual del zorro rojo en una granja son las aves de corral, no obstante, este en ocasiones también puede atreverse a cazar algunas crías ya sean de ganado, corderos, cabras, ovejas u otro pequeño animal que le sea fácil de matar. Solo atacará a una de esas presas siendo adultas en ocasiones donde la comida sea muy escasa o cuando tenga mucho tiempo sin comer.

Un zorro maya mayormente a su presa cuando esta se encuentra acostada, esto se puede saber debido a que los ataques de mordidas por lo general se encuentran en el cuello o en el lomo. El ataque de un zorro rojo a los animales de corral se diferencia fácilmente a la de los lobos debido a que los zorros mayormente no causan fracturas en sus presas a la hora de comerlas, caso contrario de los lobos que rompen huesos con sus dientes mientras se alimentan.

Es muy común que las presas cazadas desaparezcan del lugar en donde ocurrió el ataque, pues los zorros normalmente se llevan el cuerpo entero del animal hacia su guarida, pues allí guardará lo sobrante o compartirá su comida con sus cachorros. Aunque en su primera etapa de vida los cachorros se alimentan de la leche materna de su madre, luego comienzan a comer de la comida que su madre les lleva a la guarida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here