Conoce a Yum Kimil, el Dios Maya de la muerte

El panteón maya es una gran exhibición de divinidades que han sido adoradas en gran parte de Mesoamérica. Pero no todas las ciudades Mayas veneraban a los mismos dioses, no con nombre iguales por lo menos, pero si con el mismo simbolismo, ese es el caso de Yum Kimil dios de la muerte y el protagonista de este articulo ¡Conózcalo!

YUM KIMIL

¿Quién es Yum Kimil?

Yum Kimil, conocido también como Ah-Puch, es un dios de la muerte, la ausencia de luz, el caos y el desastre, pero también es asociado con la regeneración, el nacimiento de los niños y los inicios.

Según los mayas quichés, gobernó Mictlan o Xibalba, mientras que los mayas yucatecos lo presentan como uno de los muchos señores de Xibalba. Lo cierto es que ocupaba un lugar importante en el lugar del miedo, el inframundo.

Esta deidad está asociada a Cizen, Yom Cimil / Yum Cimil, aunque cuando lo llamaban Cizen, se hace notorio que era imaginado de una manera mucho más oscura de lo habitual.

Yum Kimil es uno de los tantos nombres asociados al señor de la muerte en la antigua religión maya, pro extrañamente también se relacionaba con los partos y los comienzos, no solo con el desastre y la oscuridad.

Nombre y etimología

Estos son algunos de los nombres con los que se designa a esta deidad del panteón maya tan conocida y temida en algunos aspectos por estos antiguos aborígenes:

  • Ah Puch
  • Hun Ahau
  • Hunhau
  • Hunahau
  • Yum Cimil, Señor de la muerte.
  • Cum Hau
  • Cizin o Kisin
  • Ah Pukuh nombre muy utilizado aun en Chiapas.

¿Por qué el dios Yum Kimil recibe diferentes nombres?

Las ciudades-estados mayas ocuparon en el pasado la región que hoy es Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas en México y hacia el sur a través de Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras.

YUM KIMIL

No todos los dioses fueron venerados en todas las ciudades-estado de los mayas con el mismo nombre, sin embargo, conservaban en general el mismo significado o simbología, es decir el tipo de dios y lo que ese dios representaba para la gente parece que era reconocido universalmente o por lo menos en toda la región.

Un ejemplo de esto se puede ver en los diferentes nombres con que llamaban los Mayas al inframundo, por ejemplo, los mayas quichés del sur llamaban a su inframundo Mitnal mientras que los mayas yucatecos del norte se referían al mismo lugar como Xibalba.

Aunque los nombres eran diferentes, las características de esta oscura tierra de muerte y terror que generalmente tenían que atravesar las almas después de la muerte, eran las mismas.

Otro ejemplo son los mitos de la creación, para los quichés, fueron trece dioses los que estuvieron involucrados en la creación de los seres humanos a partir del maíz, mientras que para los yucatecos eran solo dos.

Aun así, la moraleja y mensaje de los mitos es el mismo, los dioses lucharon por crear seres humanos al igual que los humanos luchan por llevar a cabo su propia creación y sobrevivir. También, que la vida proviene de nuestra tierra en ese caso en forma del maíz, el alimento básico y sagrado de las comunidades mayas, por lo tanto, la naturaleza, encarnada en la tierra debe ser honrada y respetada.

Los dioses participaron en todos los aspectos de la vida de los mayas y estos buscaron agradarles, complacerles y venerarlos por encima de todas las cosas. Eran el centro de su sociedad y sus vidas.

Trataban de imitarles y rendirles culto, como muchas deidades fueron representadas con ojos bizcos, las madres colgaban una cuenta de la frente de sus hijos para que sus ojos se cruzaran o ataban las cabezas de los niños varones, para alargar tratar de deformarla alargando la frente en emulación de algunas de estas figuras.

YUM KIMIL

La ropa que usaba la nobleza, sobre todo las del gobernante de una ciudad, imitaban la vestimenta de los dioses. La forma en que se planificó una ciudad y la precisión con la que se construyeron los templos centrales se derivaron de la interpretación del camino de los dioses.

Había más de 250 deidades en el panteón de los mayas, pero debido a la quema masiva de sus libros por parte del obispo Diego de Landa en el año 1562, mucha información sobre la cultura maya, pero en especial de su panteón se perdió para siempre.

El texto religioso maya quiché, el Popol Vuh, da un conjunto de nombres para los dioses que los mayas yucatecos conocían por otros nombres. Algunos dioses permanecen sin identificar, mientras que la procedencia de otros no está clara o se ha fusionado con otras deidades o con conceptos cristianos

Lo cierto es que en la cultura maya los dioses tenían el control de todo, manipulaban el tiempo, la cosecha, indicaban la pareja, acompañaban cada nacimiento y sobretodo estaban presentes en la muerte.

Nunca tenían el mismo nombre porque el imperio Maya era extenso y estaba dividido en ciudades-estados y en cada una podían llamarle y representarlos de forma diferente. Algunas divinidades eran relacionadas con algunos centros mayas en particular o con la dinastía que gobernaba en ese momento la ciudad.

En el caso de Yum Kimil, se le conocía como Kitzin o Ah Puch, en quechua le conocían como Cimi y Cizin. Los estudiosos en la actualidad lo nombran como Dios A.

Símbolos, iconografía y arte 

Las representaciones mayas de Yum Kimil o Ah Puch eran de una figura esquelética que tenía costillas salientes y su cabeza es un cráneo símbolo de muerte, exhibe además un collar de ojos, una figura hinchada y cubierta de manchas negras que sugerían un avanzado estado de descomposición.

Esta figura fue asociada comúnmente con los búhos, por lo que era representado como una figura esquelética con cabeza de búho y no se puede ignorar sus ornamentos de cascabeles de oro o cobre que siempre exhibe. Su equivalente azteca, es conocido como Mictlantecuhtli y ambos usan campanas con frecuencia.

Cuando era representado como Cizin, tenía forma de esqueleto humano danzante que fumaba un tabaco y llevaba un espantoso collar de ojos humanos colgando de sus nervios.

Fue llamado «El Apestoso» porque la raíz de su nombre significa flatulencia o hedor, por lo que le atribuían un olor fétido.Está estrechamente ligado a la figura del diablo cristiano, que mantiene bajo tortura las almas de las personas malvadas del inframundo.

En algunas escenas se mostraba a Chap, el dios de la lluvia, plantando árboles y por otro lado a Cizin arrancandolos. Además, existen representaciones donde se le ve con el dios de la guerra en escenas de sacrificios humanos.

Los dominios de Yum kimil según las referencias dejadas por los mayas son: la muerte, el inframundo, el caos y el desastre, la tiniebla y la total ausencia de luz, además de los partos y los principios o comienzos.

Historia y origen de Ah Puch

Se desconoce la procedencia de esta divinidad de la muerte, no se sabe de donde se origino, si siempre fue el señor del inframundo y si es descendiente de algún dios, como se indicó anteriormente mucha de la información de la cultura maya fue destruida por representantes religiosos durante la conquista y colonización de América.

Yum Kimil o Ah Puch gobernó Mitnal, el nivel más bajo del inframundo maya, como señor y gobernante de la muerte, su figura se relaciona constantemente con los dioses de la guerra, la enfermedad y el sacrificio, quienes siempre fueron sus aliados.

Tanto aztecas como mayas asociaron la muerte con los jaguares, perros y los búhos, por lo que esta divinidad generalmente iba acompañada de alguno de estos animales. Extrañamente a pesar de ser una figura asociada a los partos y nacimientos se le describe actuando contra los dioses de la fertilidad.

Relaciones y parentescos de Yum Kimil

No se le conoce descendencia alguna, sin embargo, es esposo de la diosa Ixtab o Xtabay y catalogado como el eterno rival de Itzamná. Tanto que ambos son los únicos dioses que tienen dos jeroglíficos de su nombre.

En el caso de Yum Kimil el primero es la cabeza de un cadáver que tienen los ojos cerrados, el segundo es la cabeza del dios con la nariz aplastada, mandíbulas sin piel y un cuchillo de pedernal empleado para realizar los sacrificios, este hace las veces de prefijo.

Mitología y leyendas 

Se desconoce mucho de la mitología de Yum Kimil, aunque se considera una de las deidades más viejas del panteón maya y aparece màs de ochenta veces en tres manuscritos antiguos.

Sin embargo, solo es mencionado como gobernante del Norte en el Libro de Chilam Balam de Chumayel. Mientras que en el Popol Vuh es Ahal Puh y se considera uno de los ayudantes y aliados de Xibalba.

Los mayas y la muerte

En la cultura maya tanto la vida como la muerte son etapas o partes de un ciclo que mantiene el equilibrio y la armonía en la tierra y entre las energías que forman parte de ella, es como la luz y la oscuridad, el agua y el fuego, absolutamente necesarias.

La muerte en este caso era un aspecto de gran relevancia en el pensamiento maya, generalmente se pensaba que podía ser producto de un castigo divino, porque se había perturbado de alguna manera a los dioses.

Cuando una persona muere, el cuerpo deja de funcionar y el espíritu se desprende, una vez fuera de este el alma debe iniciar un nuevo viaje. El espíritu se dirige a un mundo muy distinto al que habitó en vida, el camino a través del  inframundo. Dividido en nueve niveles descendentes cada uno con un señor que se encarga de vigilar:

  • Primer nivel: CHICONAHUAPAN.
  • Segundo Nivel: TEPECTLI MONAMICTLAN.
  • Tercer Nivel: IZTEPETL.
  • Cuarto Nivel: ITZEHECAYAN.
  • Quinto Nivel: PANIECATACOYAN.
  • Sexto Nivel: TIMIMINALOAYAN.
  • Séptimo Nivel: TEOCOYOHUEHUALOYAN.
  • Octavo nivel:IZMICTLAN APOCHCALOLCA
  • Noveno nivel: CHICUNAMICTLAN.

https://youtu.be/EngSvY_hbqE

El ultimo y más profundo se conoce como el lugar donde habita Yum Kimil o Ah Puch el dios de los muertos, el descarnado. Los relatos mayas indican que al inframundo se puede acceder por diferentes entradas en la tierra. Se dice que las de mayor importancia eran las cuevas y cenotes, cavidades y cavernas naturales que suelen ser profundas y que siempre se han asociado con el hábitat de diferentes seres místicos.

Considerado un viaje muy difícil y penoso los mayas al enterrar el cuerpo de sus seres queridos le colocan ofrendas de alimentos y en algunos casos animales para que los guíen en su viaje. Cuando el difunto era de la aristocracia se sacrificaban sirvientes y algunas mujeres para que le atendieran durante el recorrido.

Cómo eran los entierros mayas?“Muertos, los amortajaban, llenándolesla boca de maíz molido, que es su comida y bebida que llaman koyem, y con ello algunas piedras de las que tienen por moneda, para que en la otra vida no les faltase de comer. Enterrábanlesdentro de sus casas o a espaldas de ellas, echándoles en la sepultura algunos de sus ídolos; y si era sacerdote, algunos de sus libros. (Landa,1566).

Cuando el alma del difunto llega al ultimo nivel, que era su destino final en el mundo de los muertos y superados todos los obstáculos el alma era libre y pasaba a ser un ancestro que protegía e intercedía por los seres queridos que continuaban con vida y luego a su paso por el mundo de los muertos.

¿Cómo se adoraba a Yum Kimil?

Los mayas temían a la muerte, mucho más que las demás culturas que se extendían por Mesoamérica, así que la figura del señor de la muerte se consideraba un cazador desalmado que acechaba las casas de las personas que habían sido heridas o estaban enfermas.

Los mayas al perder un ser querido se entregaban a un tiempo de luto y duelo bastante riguroso, incluso extremo. Se creía que mientras más fuertes los lamentos, más rápido se marcharía Yum Kimil a Xibalba por miedo y no se llevaría a más nadie con él.

Si este artículo resultó interesante para usted, no dude en consultar otros enlaces de nuestro blog: 

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.