Conoce al dios maya Yum Kaax, dios del maíz

La mitología maya es una de las más ricas dentro de la cultura mexicana. En ella aparece un nombre interesante por evaluar, Yum Kaax como el dios del maíz, máximo protector de la vegetación y guardián de los animales. Conoce todo sobre él.

YUM KAAX

Yum Kaax como dios maya

Si las personas desean cuidar de sus maizales, estaban autorizados de invocar a Yum Kaax para su protección. Este dios es responsable de ahuyentar todos los peligros que asechan a la vegetación o depredadores dispuestos a devorar a otras especies.

Antes de solicitar la protección de sus cultivos, los hombres rindieron tributo a Yum Kaax con un poco de sus frutos para oficializar el rito. Los pueblos mayas reconocen que habitó en la Península de Yucatán, siendo hijo de Itzamná, un dios de grandes poderes y de Ixchel, declarada como diosa de la fertilidad y el amor.

Fue el máximo patrón de las primeras comunidades indígenas que habitó América del Norte. Este culto pasó a las generaciones posteriores con gran respeto hacia su figura. Estas civilizaciones vieron en Yum Kaax como el proveedor de los animales de caza. Por esa razón, encomendaron su buena suerte para cazar. En medio del proceso realizaron cánticos para facilitar la labor.

Un suceso extraordinario que enmarca a Yum Kaax es la devolución de las armas al instante de caza, es decir, si el hombre ha fallado en la captura de un animal a través de una flecha, dicho objeto regresará al arquero para un nuevo intento. Las deidades griegas también tienen bastante que decir, por tal motivo es razonable conocer los grandes atributos del Dios Apolo.

Apariencia

Es considerado como un dios benévolo que apoya las causas nobles de los hombres. Representa la abundancia en toda su extensión, el nacimiento y la vida. Como muchas deidades benévolas, está rodeado de rivales que no respaldan su gestión para apoyar a las comunidades que lo necesitan.

YUM KAAX

En su representación más humana, posee la silueta de un hombre de contextura normal con un sombrero apoyado en su cabeza. Este objeto tiene una forma que hace alusión al maíz, con colores predominantes en amarillo y azul. Bajo otros contextos es dibujado como el Señor de los Bosques, con una vasija que contiene tres mazorcas. Físicamente es un dios apuesto, gracias a una abundante cabellera y facciones del rostro perfectas, como otra deidad de su estirpe, naciente del amor y la fertilidad.

Cuenta la historia que Yum Kaax es un gran partidario del amor entre el hombre y la mujer, porque el origen del ser humano remite a una semilla de maíz. Sin embargo, esta deidad estaba sujeta al destino de otras entidades más oscuras como la hambruna, la muerte y el viento fuerte que arrasa con todo a su paso.

El punto anterior tiene mucho sentido en su dependencia con otros dioses. Al ser una deidad joven, necesitó el apoyo de otras autoridades con recorrido histórico para saber cómo actuar en pro de la humanidad. Contó con la asistencia de Chaac, el dios de la lluvia, porque permitía a las gotas de agua regar todos los sembradíos de maíz hasta una cosecha completamente saludable. Aunado a ello, alejó a todas las plagas que enfermaron las plantas y la maleza que crecía a su alrededor.

Confusiones con el dios del maíz

Los historiadores contemporáneos han llegado a la conclusión que Yum Kaax no es el dios del maíz, o al menos, no tiene participación directa con la proliferación de este alimento. Sin embargo, al ser un guardián de la vegetación, si llega a respaldar la cosecha del maíz como de cualquier otro vegetal por igual. La mitología maya resalta que esta deidad está capacitada para ayudar a los cazadores y procurar el bienestar de las plantas silvestres.

De igual modo, los mayas respetan a este dios por ser el proveedor del maíz como alimento primario en todas sus culturas. Para los hombres es fácil mantener a este dios contento, porque al practicar los rituales en su honor, las actividades de caza y recolección serán menos complejas de lo habitual. En otro orden de ideas, ¿Conoces todo lo relacionado a los Dioses Nórdicos?

YUM KAAX

Para los mayas es muy importante mantener comunicación con sus dioses, que permanezcan contentos a través de sus acciones y sobre todo, no ofenderlos. Si un dios llega a sentirse desplazado por la ciudadanía que protege, es capaz de atentar contra ella a menos que rindan culto mediante el sacrificio.  No obstante, al dar cuenta que el hombre podía provenir del maíz, dejaron a un lado los sacrificios humanos, por ser una afrenta contra el origen de la humanidad.

Como está en capacidad de cuidar muy bien de las plantas silvestres, se considera como el Señor de los Bosques, por preservar todas las especies que yacen en las selvas. Con ayuda de algunos cánticos, a los cazadores les iba de maravilla en su oficio de recolectar animales para la alimentación.

Relación con Chaac

La relación entre los dioses permitió que Yum Kaax se hiciese benévolo para apoyar las causas nobles de los humanos. Considerado como el dios de la lluvia, permitió la bienaventuranza de todas las plantas silvestres que Kaax cuidaba. Su representación se aproxima a un hombre anciano con forma de reptil, muy parecida a una rana. Su nariz es bastante alargada, con una trompa inclinada hacia la zona superior de su rostro

En una de sus manos sostiene un hacha, responsable de provocar los truenos y relámpagos en el cielo. Si en los pueblos mayas cesó de llover por mucho tiempo, con algunos rituales invocaron a Chaac y Yum Kaax para el porvenir de sus cosechas.

La mitología maya sostiene que es uno de los primeros dioses de su creación. No es el principal, pero si incide bastante en el destino de los hombres para el bien. Con ayuda de su hacha, es capaz de rociar con lluvia todos los maizales para su producción. Además, orienta a los puntos cardinales gracias a los cuatro colores que viste: negro, blanco, amarillo y rojo.

El color negro u Chaac negro representa el norte, con la figura de un cuervo negro. El blanco denota hacia el norte, con la representación de una paloma blanca. El águila amarilla es la figura de Chaac para orientar hacia el sur; finalmente, el rojo con ayuda de un faisán indica el punto este.

Asociado al orden del cosmos y el universo. Con su lluvia fue capaz de salvar a muchas naciones de morir por hambruna o falta de agua para la ingesta. Sus creyentes indican que habitó en cuevas o cenotes con presencia de agua para estar en un ambiente acorde a sus poderes. Los aguaceros en la antigua Península de Yucatán son una prueba histórica de su gestión como deidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.