Victoriano Huerta ¡Biografía y vida del militar y presidente!

Victoriano Huerta es un personaje con un fuerte grado de astucia, nacido en México, con rango militar de General, y  ejerció la política, llegó a ser presidente de México. Reconocido por muchos  seguidores y detestado por otros.

Victoriano-Huerta-1

Biografía de Victoriano Huerta

José Victoriano Huerta Márquez nació un 22 de diciembre del año 1850 en el municipio de Colotlán, ubicado en la región norte del estado de Jalisco, en México. Sus padres fueron Jesús Huerta Córdoba y María Lázara del Refugio Márquez Villalobos.

Contrajo matrimonio el 21 de noviembre del año 1880, en la ciudad de México, con Emilia Águila Moya, con quien concibió varios hijos: Celia, Jorge, Elena, Dagoberto, Luz, María del Carmen, Eva, María Elisa, Víctor.

Victoriano Huerta fue un ingeniero y militar mexicano, presidente de México entre 1913 y 1914 como resultado de un golpe de estado. En sus genes fluía la raza india, no siendo motivo que le impidiera cursar estudios en el Colegio Militar de Chapultepec, egresando en el año 1876, como teniente.

Luego de obtener el título fue asignado al Cuerpo de Ingenieros de la Comisión de Cartografía Mexicana, donde realizó actividades en el área de tipografía en el territorio de Pueblo y el Estado de Veracruz, durante esa época se mantuvo por ocho años dedicado a esta gestión.

En los próximos años de su vida ocupó distintas posiciones dentro del ámbito del Estado Mayor, en la última bajo el mando de Porfirio Díaz. Fue un hombre que cosechó una gran experiencia en las lealtades, traiciones e incógnitas que envuelven la vida política. En este año 1902, fue ascendido al grado de general de brigada en el gobierno de Porfirio Díaz.

Victoriano Huerta estando bajo las órdenes del general Ignacio A. Bravo, en el año 1903, participó en la represalia contra los indios mayas, y más tarde lo que ejecutó por varios años en la sumisión de los indios yanquis pertenecientes al Estado de Sonora.

Durante el año 1910 ocupó directamente el mando para reprimir la violencia de los zapatistas en Morelos y Guerrero. La combinación entre la violencia, crueldad y traiciones utilizada en las contiendas contra los indígenas otorgan un carácter autoritario y miserable del porvenir abusador en la presidencia de México, quizás a que por sus venas fluye sangre india. Como reconocimiento a sus labores, Victoriano Huerta, le otorgan el grado de brigadier general.

El gobierno de Porfirio Díaz durante los años 1876 a 1911, se tornó crítico por su régimen dictatorial, por lo que la muerte se hizo presente en la Campaña Antireeleccionista, de un ranchero y empresario, de nombre Francisco I. Madero, lo indujo a ser participe en el complot contra el régimen, pero, antes presentó la solicitud de baja ante el ejército, la que fue negada.

La detonación de la Revolución mexicana, hecho ocurrido el 20 de noviembre del año 1910, los llevó a un pronto fracaso del ejército del dictador. Pero por su carácter, actitud y pensamiento, Huerta se transformó en persona clave dentro de la comisión que tendría que ir junto a Porfirio Díaz al destierro.

Durante el desempeño interino en el cargo de Francisco León de la Barra, y hasta la designación de Francisco I. Madero, ejercido desde el año 1911 hasta 1913, Victoriano Huerta, estuvo dedicado de lleno a batallar con rencor y tesón a los seguidores del revolucionario agrarista Emiliano Zapata.

En noviembre año 1911, luego que Francisco I. Madero ocupara la presidencia de la República, el general Huerta resolvió dejar atrás el oficio militar, sin embargo, luego fue convencido para proseguir la batalla contra los jefes agraristas: Pascual Orozco y Emiliano Zapata, siendo el último de éstos, quien preparó el Plan de Ayala, siendo un programa político con contenidos exigentes de la pronta revolución a los indígenas de las tierras, las que se les habían despojado en el mando de Porfirio Díaz.

Victoriano Huerta funda en Torreón, ciudad del estado de Coahuila, ubicada al Noreste de México, la denominada División del Norte, consiguiendo vencer a los orozquistas en Conejos, Rellano, La Cruz y Bachimba, estando a un tris de asesinar al famoso Pancho Villa.

Escasamente pasados unos días, luego que la revolución de Pascual Orozco, fuera vencido, el general Huerta junto al ejército, se transformaron en la base primordial para que continuara activa la presidencia de Madero, por sus vínculos conservadores y así como la intervención al bloqueo al abastecimiento de armamento para los antimaderistas, colocado por el gobierno norteamericano. En el mes de septiembre Madero lo designa como secretario de Guerra en la capital de la nación y logra dominar un nuevo levantamiento.

La Decena Trágica: sucesos violentos

A consecuencia de los impetuosos acontecimientos ocurridos en la denominada Decena Trágica, desarrollada desde el 9 hasta el 13 de febrero de 1913, se debería de transformar en definitiva el rumbo del país azteca.

Se tiene que el 9 de febrero de 1913 dio inicio el estallido de la segunda insurrección contrarrevolucionaria, bajo el mando de los generales Reyes y Mondragón. Luego de tomar la Penitenciaría y dejar en libertad al general Félix Díaz, el astuto Victoriano Huerta, simulando que estaba a favor del presidente constitucional Madero, fue designado por éste como Comandante Militar de la Ciudad de México, suplantando al general Laura Villar, fallecido durante la batalla.

Mientras tanto, Huerta en su condición del cargo que ocupaba, planificó la traición, acontecimiento que lo marca dentro de la historia de la nación. Se reúne confidencialmente con los conspiradores y después con el embajador de los Estados Unidos, Henry Lane Wilson, Huerta hace un plan para evitar que llegaran los refuerzos de Felipe Ángeles a la ciudad capital y dándole un golpe de Estado.

Usa como excusa que les brindará resguardo, Huerta interceptó a Madero junto a su vicepresidente, de nombre Pino Suárez, a quienes convenció para que abandonaran sus cargos, ofreciéndoles garantía en salir ilesos de capital.

Cuando sus renuncias fueron públicas ante los miembros del Congreso, enseguida éstos procedieron a designar un presidente interino a Pedro Lascuráin, que su gobierno duró un escaso tiempo de cuarenta y cinco minutos, necesarios para abandonar la presidencia, mientras que el general Victoriano Huerta, se hacía cargo de la presidencia constitucional.

Desde ese instante, para Madero y Pino Suárez, los días estaban contabilizados. Entonces, en fecha 22 de febrero los sicarios pertenecientes a Huerta se ocuparon de los dos políticos aunque no distante de la penitenciaría del Distrito Capital, fueron aniquilados a punta de tiros.

Ante el hecho, para poder justificar el asesinato, dieron como versión oficial, la práctica de ley de fugas, confirmando que los dos políticos, habían fallecido a causa de los tiros entrecruzados por las fuerzas militares y maleantes que pretendían sacarlos en libertad.

La presidencia de Victoriano Huerta -1913-1914

Hábilmente Victoriano Huerta, paulatinamente va apartando a sus más importantes competidores, busca fragmentar la oposición y desafió a la Cámara de Diputados, terminando por establecer en la República, un gobierno militarista con toque sangriento, que inicialmente contó con la colaboración de la mayoría de las clases medias.

Sin embargo, luego se encontró que estaba más apartado al paso que el constitucionalismo, regido por Venustiano Carranza, que contó con la colaboración de los agraristas Pancho Villa y Emiliano Zapata, fue consiguiendo repetidos triunfos militares.

Evidentemente, su condición política estaba fundamentada en eternizarse en el poder, sin importar el precio que le costará, el que estuvo repleto de equivocaciones, y luego de despreciar a unos de las personas políticas que le dio su apoyo, el general Félix Díaz y desaparecer el Congreso.

Se formaron nuevos competidores con sucesos como las “levas”, que quiere decir reclutamiento obligatorio de la población para servir en el ejército, de la población pacífica, para llevarlos como carne de cañón, así como la muerte de los diputados: Rendón, Domínguez y Gurrón, y de otros profesionales, dueños de empresas y trabajadores públicos.

Para Victoriano Huerta, su más grave falta fue embestir contra los intereses norteamericanos al tomar la decisión de aceptar las ofertas de los británicos vinculadas con concesiones petroleras. Para ese entonces, el presidente demócrata norteamericano, Woodrow Wilson, prefirió quitarle el apoyo a Huerta y dar un giro abierto por los insurrectos constitucionalistas.

Luego, ante la ocupación de Veracruz, por la presencia del ejército de los marines norteamericanos, y ante el vencimiento de los federales de Huerta en Zacatecas, bajo el control de Pancho Villa, el presidente Victoriano Huerta, hizo la entrega de su renuncia al cargo que desempeñaba, en manos del licenciado Francisco S. Carvajal, y comenzó con su destierro, que primero se marchó a Londres y más tarde a España.

Mientras, la Primera Guerra Mundial estaba en plena acción, y los diplomáticos alemanes: Franz von Rintelen y Franz von Papen, le propusieron cualquier cantidad de ayuda bien económica y de guerra, para que retornará a México, además que se aprovechaban de las oposiciones internas del constitucionalismo, y retomará nuevamente el poder, a cambio de declararle la batalla a los Estados Unidos.

Entonces, Victoriano Huerta, decidió embarcarse en la ciudad de Cádiz con destino a Nueva York donde fue apresado en compañía de Pascual Orozco, mientras se encontraban en la estación ferroviaria de Newman, en Nuevo México, siendo culpado de confabularse a favor de Alemania.

Pero, ante su débil estado de salud, quedó en libertad dentro de una hacienda que tenía en El Paso, Texas, pero luego de la huida de Orozco, Victoriano Huerta, fue recluido en la cárcel militar de Fort Bliss, lugar donde dio su último suspiro a causa de una cirrosis hepática, un día 13 de enero del año 1916.

Cabe destacar, que el personaje de Victoriano Huerta, no es fácil que desaparezca del contexto histórico oscuro de los violentos acontecimientos que alborotó a México y sus pobladores,  durante el siglo XX que marcaron su historia.

El personaje de Victoriano Huerto quedó plasmado en la historia mexicana como el autor de una inmensa traición que terminó con la existencia de Madero, así como las esperanzas que se tenían en aquellos tiempos de disfrutar de un programa contemporáneo.

Victoriano Huerta, gozaba de una gran habilidad y astucia, que lo llevan a actuar con estrategia, su simulada honradez y fidelidad con las ansias de constituir un nuevo poder, su capacidad para asentar en el punto preciso y en el mejor momento.

Con lo que generaba la muerte política sin reservas para implantar acto seguido un régimen sangriento y además con investidura aparente, de una forma legal, lo han transformado como una figura militar avariciosa, alcohólica sin miramientos, apto para degollar la nación por sus propios intereses miserables.

Herencia de Victoriano Huerta

En cuanto a este aspecto, se puede comentar escasamente en positivo sobre el personaje de Huerta. Inclusive previo a los acontecimientos revolucionarios, era un hombre extensamente repudiado por su cruel reprimenda de las poblaciones autóctonas de todo el país azteca.

Continuamente tomaba el camino errado, protegió a la corrupta dictadura de Porfirio Díaz, previo a la conspiración para derrotar a Madero, siendo uno de los escasos y auténticos visionarios de la revolución.

Se trataba de un comandante competente, tal como se evidencian en sus triunfos militares, sin embargo, a sus seguidores no les agradaba, mientras que sus contrincantes lo relegaron absolutamente.

Pudo conseguir algo que ninguno otro lo había hecho: hizo que Zapata, Villa, Obregón y Carranza trabajarán en compañía. Mientras que estos comandantes insurrectos únicamente convinieron que: Huerta no estaba apto para ser presidente. De hecho, Huerta es odiado por los mexicanos.

Curiosidades de su vida

Victoriano Huerta, era un individuo entregado a la borrachera, por lo que se convirtió en un alcohólico. Característica que no fue obstáculo para mantener su actitud astuta. Cuentan sus amigos que mientras más bebía al parecer se le entonaba y aclaraba la mente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.