Luego de realizados los famosos viajes misioneros de pablo, lo cual la historia define a pablo como un hombre quién fuera el perseguidor de cristianos y se convirtiera tiempo después en uno de los mártires seguidores de la fe en Jesucristo, que lleva la palabra de Dios al mundo, es por ello que en este artículo descubrirás su historia y mucho más.

Viajes-misioneros-de-Pablo 1

Los tres viajes misioneros de Pablo

En el principio Pablo era un hombre judío muy refinado y culto llamado Saulo, quien perseguía a todos los que predicaban la palabra de Jesucristo hasta ejecutarlos, sin embargo, él fue llamado por Dios nuestro señor para servirle y de ser perseguidor de cristianos se convirtió en uno de ellos, el cual sería acosado hasta el final de sus días en la tierra.

Este milagro de conversión a la fe en Jesucristo ocurrió en un lugar llamado Damasco, donde Saulo se arrepintió de corazón y se cambió el nombre a Pablo, iniciando su trabajo espiritual, sin embargo, algunos no le creían debido a su pasado violento, pero un hombre de fe llamado Bernabé le dio un voto de confianza y fue allí donde empezaron los viajes misioneros de Pablo.

El primero de los viajes misioneros de Pablo

Estando en Siria los dos hombres de Dios Pablo y Bernabé predicaban de la ciudad Antioquia a un grupo de incrédulos judíos que rechazaban rotundamente escuchar la palabra y de reconocer a Jesucristo como el único salvador, por lo que estos misioneros deciden predicarle a otros hombres llamados los gentiles.

Los judíos que no aprobaban la fe en Jesucristo persiguieron a Pablo y lo intentaron matar, sin embargo, Dios lo protegió y sano sus heridas para que este continuara con su predicación sobre las enseñanzas de su hijo aquí en la tierra, ya que el camino a la salvación era seguir los pasos de Jesús ya seas judío o gentil.

El segundo viaje misionero de Pablo

El segundo viaje de Pablo se dirige a Asia menor en compañía de un hombre llamado Silas, ya que Bernabé decide tomar otro rumbo y se va a Chipre, por lo que en este viaje se dividen en dos grupos de misioneros que intentan expandir la palabra de Dios por el mundo.

Al llegar a Grecia Pablo y Silas fueron encarcelados pero la gracia de Dios los liberó utilizando la fuerza de un terremoto que abrió las paredes de la celda ante los ojos de muchos que creyeron en la palabra de Jesucristo sin dudarlo, debido a que existe un ser supremo que cuida de sus hijos y escucha sus plegarias.

Viajes-misioneros-de-Pablo 2

La construcción de iglesias donde adorar a Dios era algo que siempre se hacía durante las misiones, a fin de motivar a la gente y que se acercaran a conocer la palabra viva de Dios y las obras de Jesucristo su hijo quién murió por todos nosotros en la cruz.

El tercero de los viajes misioneros de Pablo

Este viaje se dirigió a Asia menor, donde la resurrección de un joven que se cae de un tercer piso le permite a Pablo ser el medio para realizar este milagro y para demostrar a la gente que Dios es grande y misericordioso.

Los que adoraban ídolos de diversos dioses se enfrentaron a Pablo porque el poder de su palabra viva y su Dios era más fuerte que los suyos, sin embargo, las personas que decidieron seguir y reconocer a Jesucristo como su salvador defendieron a los misioneros de estos viles y codiciosos hombres.

Finalmente cuando Pablo decide viajar a Jerusalén está consciente de que su destino está sellado por la persecución y repudio de los judíos, quienes le acusan de los más viles delitos para que sea encarcelado por los romanos.  Ante este desenlace Pablo asume su destino y sigue predicando la palabra del señor a todos los hombres con alegría y humildad en su corazón.

Con esta fuerte convicción de seguir adelante Pablo está feliz de ser una ofrenda viviente para Dios porque su vida ya no es suya, sino que está presta para ser un instrumento de Dios, soportando los peores castigos y torturas, pero consciente de que su sacrificio valió la pena para dar a conocer la verdad sobre Jesucristo hijo de Dios en la tierra.

Viajes-misioneros-de-Pablo 3

¿Existió realmente un cuarto viaje misionero?

Partiendo de las aventuras de Pablo en sus viajes para predicar la palabra de Jesucristo en el mundo, se hace notar que este cuarto viaje misionero fue algo asombroso por la forma en que se desarrollaron los acontecimientos y se presentaron los obstáculos en su camino, los cuales fueron sorteados con la ayuda de Dios.

El imperio Romano solicitó la captura de Pablo y otros cristianos que se encargaban de llevar la palabra de Dios a todos los hombres que se encontraban en el camino, sin embargo, los judíos fariseos estaban molestos y continuaban acechando la expansión de la vida y muerte de Jesucristo, por lo que temían la expansión de sus enseñanzas en la población.

En la época romana los misioneros cristianos sufrieron todo tipo de persecuciones y el apóstol Pablo no fue la excepción, por eso te recomendamos leer el siguiente artículo: Persecuciones cristianas.

Al capturar a Pablo se inicia el viaje por mar para llevarlo ante el emperador romano Cesar y que este lo sentenciara por sus delitos, sin embargo, en el camino Pablo predicaba su fe y muchos lo escucharon con atención.  Esta predicación forzosa Pablo la aprovechó al máximo, ya que de todo lo malo siempre se debe resaltar el lado positivo.

Sufrieron un naufragio y sobrevivieron gracias a las plegarias de Pablo, llegando a la isla de Malta donde curiosamente a este gran misionero una serpiente le clavó sus colmillos, pero Dios una vez más le otorgó la sanación, lo cual asombró a los locales quienes se percataron que Pablo era un ser especial y gozaba de la protección de un ser supremo, por lo que fueron muy atentos con lo que este les predicaba.

Después volvieron a embarcarse y llegaron a Roma donde Pablo fue juzgado como ciudadano Romano, ya que era mitad judío y mitad Romano, sin embargo, pasaron los años hasta que finalmente el Cesar lo escuchó y emitió su sentencia.

Durante este tiempo Pablo pudo predicar de manera condicionada pero nunca dejó de hacerlo, sin temor a retaliaciones por parte de los romanos, esto lo hizo digno de admiración ante sus seguidores, quienes también empezaron a predicar la palabra en honor a Pablo el cautivo.

Si deseas saber si el cuarto viaje es considerado un viaje misionero de Pablo te invitamos a ver el siguiente video:

Conoce el significado de la vida de un misionero

Un misionero es una persona que entrega su vida a Dios, donde este le permite ser un instrumento de sus enseñanzas para difundir la palabra santa a todos los hombres, mujeres y niños que se encuentran en un mundo sin espiritualidad verdadera, ya que el objetivo es encaminarlos a la salvación y a disfrutar de la vida eterna.

El verdadero misionero es en sí mismo una gran ofrenda para Dios, ya que por amor a él entrega todo su ser y humanidad para ser ese mensajero, ese mayordomo que transmita sus mandamientos entre los hombres perdidos que no conocen la vida de Jesucristo y en consecuencia no saben cómo agradar a Dios.

El objetivo del misionero de Dios es que todos lo escuchen y entiendan el mensaje, ya quedará de su parte si desean seguir el camino de la luz y la vida o quedarse sumergido en la más espesa de las penumbras, adorando dioses falsos y cometiendo pecados en contra del prójimo, Dios y ellos mismos.

Para profundizar más en el tema de los viajes misioneros de Pablo te recomendamos leer el siguiente artículo: Gálatas una carta escrita por Pablo donde se describe cómo logra convertir en cristianos a incrédulos judíos a partir de la enseñanza doctrinal.

Hemos llegado al final del artículo y esperamos que el mensaje de Pablo y sus viajes como misionero de la palabra de Dios haya sido de tu agrado, debido a que este hombre de gran nobleza y humildad pudo lograr llevar la palabra de Jesucristo con orgullo y amor hasta el final de sus días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here