Versículos para niños con los cuales los más pequeños de la casa aprenden rápidamente la palabra de Dios y lo que el Señor dice de ellos. Estos textos Bíblicos les serán de gran ayuda y bendición para sus vidas, a continuación presentamos varios de ellos. Así que ¡Anímate! A enseñárselos a tus hijos.

versiculos-para-niños-2

Versículos para niños, lo que Dios habla de ellos

En las escrituras sagradas se condensan todas las instrucciones para llevar una vida de moralidad sana apegada a los deseos de Dios. Manual de instrucciones que nos es útil desde que somos niños hasta convertimos en personas adultas y maduras.

En la Biblia Dios se expresa de los niños y nos hace ver lo importante que son para él. De igual forma debe de ser importante para los padres hacérselos ver a los hijos desde que son niños. Veamos algunos de estos versículos para niños a continuación

-Los hijos y los niños en general son un regalo de Dios y parte de su herencia, Salmos 127:3

3 Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor.

-La fertilidad en los padres es una bendición especial de Dios, Deuteronomio 28:4 NBV

Estas son las bendiciones que vendrán sobre ti: »Bendito serás en la ciudad; bendito serás en el campo. »Tendrás muchos niños; abundantes cosechas; grandes rebaños de ovejas y vacas. »Bendiciones de fruta y pan. »Bendiciones cuando entres; bendiciones cuando salgas

-Los niños son un deseo de Dios para bendición, Génesis 9:7 DHH

Pero ustedes, ¡tengan muchos hijos y llenen el mundo con ellos!

-El diseño de Dios es que los niños sean instruidos para andar sus caminos. De forma que piensen y actúen según la voluntad del Señor,

Deuteronomio 6:6-7: 6 Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. 7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

-Dios desea que los niños lo tengan en su corazón y cultivar una relación verdadera con ellos, Lucas 18:16 RVA

Dejad los niños venir a mí, y no los impidáis; porque de tales es el reino de Dios.

Dios creó y formó a los niños

Es importante que a través de los versículos para niños en la Biblia, los hijos conozcan y aprendan que fue Dios quien los creo. Base fundamental de todo cristiano y que además Dios nos creó con amor a imagen y semejanza de él. Los padres deben enseñar a sus hijos, que cada niño es único y especial para Dios, porque para cada uno de ellos él tiene un propósito.

El que un hijo aprenda que es un niño con propósito debe ser motivo de gozo y manifestarlo en adoración a su creador y único Dios. Hay que recordarles siempre que ellos son creación especial, extraordinaria de Dios y que él se deleita en ellos. Dios se deleita incluso aún más que los propios padres cuando un niño nace. Cuando lo ve crecer y hacer buen uso de los talentos que él deposito según su propósito en el niño al crearlo.

Salmos 139:13-14 NVI: 13 Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre 14 ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! 15 Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. 16 Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.

De igual forma es importante enseñar a los niños cual es el verdadero diseño de Dios al crearnos.

Génesis 1:27-28 NVI: 27 Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, 28     y los bendijo con estas palabras: Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla;

Dios conoce a los niños

De igual forma es necesario enseñar a los niños que Dios nos conoce desde antes de nacer. Porque a imagen de él nos creó como se puede ver en el verso indicado arriba de este párrafo. Hay que hacerle ver a los niños a través de su palabra, que Dios nos conoce incluso antes de que nuestros padres nos concibieran. Por tanto el Señor los ama y nos ama, cuida mucho más de lo que pueda nuestra mente imaginar. Puedes enseñar todo esto a los niños con los siguientes versículos para niños:

Jeremías 1:5 RVR 1960: 5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

Isaías 49:1 DHH: 49 Óiganme, países del mar, préstenme atención, naciones lejanas: El Señor me llamó desde antes de que yo naciera; pronunció mi nombre cuando aún estaba yo en el seno de mi madre.

Jeremías 29:11 NVI: 11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza

Salmos 22:10 TLA: 10 Todavía no había nacido yo, cuando tú ya me cuidabas. Aún estaba yo dentro de mi madre, cuando tú ya eras mi Dios.

Gálatas 1:15 LBLA: 15 Pero cuando Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien

Con todo lo anterior queda claro lo necesario de instruir a los niños en la Palabra de Dios. Una forma de hacerlo es mediante devocionales, en este enlace que te damos puedes conocer que es un devocional y como preparar devocionales para niños pequeños y grandes. Con los cuales los niños pueden dedicar un tiempo a la comunión con Dios.

Versículos para niños, ellos son modelo de humildad

La humildad es la máxima de las virtudes por tanto es necesario inculcársela a los niños desde muy temprana edad y cultivarla en ellos a medida que van creciendo. Una persona humilde es aquella que muestra respeto hacia los demás, que no se considera superior o menor que su semejante.

Y algo que también denota la humildad en una persona es la disposición de estar en permanente aprendizaje. La humildad es una virtud tan preciada que alguien que sea humilde de corazón y lo dice ya deja de serlo. Esta virtud solo la logramos a través de la humillación de nuestro propio ego y reconocer nuestra total dependencia de Dios.

La mejor y correcta forma de enseñar humildad a los niños es siendo ejemplo de ello. Que ellos puedan ver la cordialidad en el trato con las personas, ver la disposición de escuchar a los demás, ver que se ponen a otras personas por delante de uno mismo.

Instruir a los niños a ser humildes desde muy corta edad permite incentivar aún más la humildad que por naturaleza traen desde el nacimiento y así no la olvidaran en el camino. Recordemos que Jesús uso a los niños como ejemplo de humildad durante su ministerio en la tierra

Mateo 18:1-4 DHH: 18 -¿Quién es el más importante en el reino de los cielos? 2 Jesús llamó entonces a un niño, lo puso en medio de ellos 3 y dijo: -Les aseguro que si ustedes no cambian y se vuelven como niños, no entrarán en el reino de los cielos. 4 El más importante en el reino de los cielos es el que se humilla y se vuelve como este niño.

Y es porque los niños piden ayuda cuando la necesitan y perdón cuando deben hacerlo.

Versículos para niños que enseñan a amar a Dios

Dios desea que los niños sean enseñados en su amor, para que así puedan aprender a amarlo. Este es el mayor anhelo del Señor que podamos conocerlo y le amemos desde que somos unos niños. Por tanto los primeros en ser llamados a esto son los propios padres. Quienes deben enseñar a los hijos a amar a Dios con todo el corazón, con toda la fuerza y con toda el alma

Marcos 12:30: 30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Esto se enseña a través del ejemplo, cuando los padres aman a Dios. Al agradarle con sus acciones y llevar una vida conforme a la voluntad de Dios. Así como leer su palabra juntos en familia:

Salmos 118:21: Te alabo, Señor, porque me escuchas, y porque me das tu salvación

1 Juan 5:1: 5 Todo el que tiene fe en que Jesús es el Mesías, es hijo de Dios; y el que ama a un padre, ama también a los hijos de ese padre.

Salmos 5:11: 11 Pero alégrense todos los que en ti se refugian; para siempre canten con júbilo, porque tú los proteges; regocíjense en ti los que aman tu nombre.

Ahora bien, no es un secreto que entender los misterios de Dios que se encuentran en la Biblia, no es tan sencillo. Esto se hace una tarea fácil, si desde pequeños los involucramos en algunos textos bíblicos para niños, ellos se maravillaran con las hermosas historias y el gran poder de Dios.

Vimos en todo lo anterior que por medio de versículos para niños se puede enseñar a un niño a amar a Dios. De igual de importante es instruir a los niños en la oración. Te invitamos a entrar ahora en el siguiente artículo sobre La oración para niños para que los enseñes desde muy temprana edad a establecer una comunión íntima con Dios, la cual se verá reflejada en sus vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here