Con este artículo queremos animarte a que atesores en tu corazón estos versículos de obediencia, de las escrituras sagradas. Porque la mejor manera de agradar a Dios, es haciendo y acatando su agradable voluntad.

versículos-de-obediencia-2

Versículos de obediencia

Algunas personas tienen un concepto errado de lo que es la obediencia, porque se suele confundir con hacer o acatar algo a la fuerza. Pero esto no es así, ya que la palabra obediencia se deriva del verbo obedecer que proviene del latín oboedescere, término compuesto que denota saber escuchar o escuchar atentamente lo que se recibe como instrucción o mandato.

De manera que, si se escucha con atención y se entiende la instrucción que se está recibiendo, es decir oír, captar, analizar y razonar. Entonces solo así se podrá comprender la instrucción, para poder tener la libertad de decidir lo que se debe hacer para acatarla.

De lo contrario, sin entendimiento no se puede acatar la orden o la instrucción dada. En este sentido la obediencia tiene su proyección en varios aspectos en la sociedad, como la obediencia a los padres, al empleador, a las leyes y demás.

En el sentido bíblico, las sagradas escrituras nos enseñan lo importante que es para Dios el que se le obedezca. Y por ello en la Biblia podemos encontrar muchos versículos de obediencia, más adelante te mostramos algunos de ellos indicando las razones de la necesidad de ser obediente, pero primero es necesario saber porque Dios valora tanto a la obediencia.

¿Por qué es importante para Dios la obediencia?

Si bien la Biblia nos habla de obediencia desde su primer texto hasta el último. No obstante, la explicación de por qué para Dios es tan importante la obediencia queda expresada en el libro de Deuteronomio.

Este libro representa la segunda entrega de la Ley de Dios a Moisés para ser cumplida por su pueblo. Y en el capítulo 10 de Deuter  onomio, Moisés expresa lo que Dios pide a su pueblo:

Deuteronomio 10: 12-13 (TLA): – ¿Qué espera Dios de ustedes? Simplemente que lo respeten y obedezcan, y que lo amen y adoren con todo su ser. 13 Dios espera que ustedes obedezcan todos sus mandamientos, para que les vaya bien.

Posteriormente en el capítulo 12 de Deuteronomio, Moisés en nombre de Dios le habla al pueblo de Israel sobre las bendiciones prometidas y los pone a elegir:

Deuteronomio 11:26-28 (TLA): 26 -Hoy mismo deben elegir si quieren que les vaya bien, o si quieren que les vaya mal. 27 Si obedecen los mandamientos que hoy les da su Dios, les irá bien; 28 pero si los desobedecen y, por adorar a otros dioses, dejan de hacer todo lo que hoy les he enseñado, les irá mal.

Y aquí es bueno hacer una pausa y retomar lo dicho anteriormente, no es una obligación la obediencia, cada persona tiene la capacidad de discernir sobre lo que le conviene y lo que no le conviene. Es por esto que es tan importante la obediencia para Dios, porque el que le obedece, deja manifiesto que entendió la instrucción, que escuchó atentamente la voz de Dios y eligió voluntariamente obedecerle.

El que obedece la voz de Dios entiende que la instrucción que Él nos demanda es por el inmenso amor que tiene para sus hijos. Porque Dios no está pensando en su propio beneplácito, sino que, se está colocando en la posición de Padre dando instrucciones para el bienestar de sus hijos, conoce más del amor del Padre Celestial leyendo el artículo: Versículos del amor de Dios para sus hijos.

versículos-de-obediencia-3

Versículos de obediencia: 8 Razones bíblicas para ser obedientes

La definición bíblica de la obediencia se puede decir en resumen que es: El escuchar atentamente la voz de Dios, confiar en su palabra y sujetarse o rendirse de corazón a su buena, agradable y perfecta voluntad. Veamos ahora a continuación cuán importante es la virtud de la obediencia para Dios desde ocho razones bíblicas, a través de versículos que hablan de la obediencia.

Es una demostración de amor a Dios

En Jesucristo tenemos el mayor y mejor ejemplo de demostración de amor en la obediencia. Nuestro Señor obedeció hasta la muerte a su Padre, por amor a Él y a nosotros, Jesús fue a la cruz sabiendo que con su muerte obtendría la salvación de muchos para vida eterna, eso es demostración de amor.

Por su parte el Padre y Dios nuestro, por amor al mundo entregó a su unigénito, para que todo aquel que en Él creyera fuera salvo y perdonados todos sus pecados, eso es demostración de amor.  Ahora Jesús nos demanda a seguir su ejemplo y obedecer los mandamientos de Dios en demostración de amor a Él:

Juan 14:15 (TLA): Ustedes demostrarán que me aman, si cumplen mis mandamientos.

Es la ofrenda que más le agrada a Dios

Cuando obedecemos sus mandamientos, Dios recibe esta ofrenda como perfume fragante y agradable. Y es lo menos que podemos hacer en gratitud a la misericordia que Dios ha tenido con nosotros.

A Dios le plació por amor a su Hijo y a nosotros concedernos la gracia de la salvación. Nosotros no hicimos nada para merecerla ni siquiera por ser obedientes. Porque la obediencia es consecuencia de ver la demostración de amor, bondad y misericordia que tuvo Dios para con nosotros, por eso el apóstol Pablo nos demanda:

Romanos 12:1 (PDT): Por eso hermanos, puesto que Dios nos ha mostrado tanta misericordia, les ruego que entreguen todo su ser como sacrificio vivo a Dios. Esa ofrenda que es su vida debe estar dedicada solamente a Dios para poder agradarle. Esta clase de adoración es la que realmente tiene sentido.

versículos-de-obediencia-4

Se obtiene bendiciones y galardón eterno

Dios a través de su palabra nos promete bendecirnos si cumplimos o guardamos su pacto. Aún más nosotros que estando bajo la gracia podemos cumplir la ley desde el amor de Cristo, siendo así muy fácil de cumplirla.

Algunos versículos de obediencia nos hablan que obedecer la voz de Dios, trae recompensa en bendiciones y podemos obtener el galardón eterno. Veamos algunos de estos versículos de obediencia a continuación:

Génesis 22:18 (PDT): También prometo que todas las naciones del mundo serán bendecidas por tu descendencia, gracias a que tú me obedeciste.

Éxodo 19:5 (PDT): Ahora bien, si en verdad ustedes me escuchan y me obedecen, yo los trataré a ustedes como mi propiedad preferida. O sea, si de veras cumplen mi pacto, aunque todos los pueblos del mundo me pertenecen, de entre todos ellos a ustedes los trataré como mi pueblo.

Lucas 11:28 (PDT): Pero Jesús dijo: —Más bien, qué afortunados son los que escuchan la palabra de Dios y la obedecen.

Santiago 1:22-25 (TLA): 22-24 ¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si lo escuchan, pero no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les pasará lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era. 25 Por el contrario, si ustedes ponen toda su atención en la palabra de Dios, y la obedecen siempre, serán felices en todo lo que hagan. Porque la palabra de Dios es perfecta y los libera del pecado.

Manifiesta un fruto o una prueba de nuestro amor a Dios

El gran mandamiento de la ley es amar a Dios y amar a nuestro prójimo. Si amamos a los demás como a nosotros mismo, estamos amando a Dios y cumplimos su primer y gran mandamiento.

Bajo la ley esto no era fácil cumplirlo, pero bajo la gracia de estar en Cristo se hace sencillo cumplir y obedecer a Dios, siendo un fruto manifiesto del Espíritu:

1 Juan 5:2-3 (TLA): 2 Y sabemos que amamos a Dios y obedecemos sus mandamientos, cuando también amamos a los hijos de Dios. 3 Nosotros demostramos que amamos a Dios cuando obedecemos sus mandamientos; y obedecerlos no es difícil.

2 Juan 6 (TLA): El que ama de verdad también obedece los mandamientos de Dios. Y como ustedes lo han sabido desde el principio, Dios nos manda que vivamos amando siempre a los demás.

biblia-5

Demuestra una vida en Cristo

Obedecer la voz de Dios manifiesta primero que lo conocemos y segundo que estamos viviendo una verdadera fe y una vida en Cristo:

1 Juan 2:4-6 (PDT): 4 Alguien puede decir: -Yo conozco a Dios-, pero si no obedece sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en su vida. 5 Pues el amor llega a su perfección cuando uno obedece lo que Dios enseña. La prueba de que andamos bien con Dios es la siguiente: 6 el que dice que permanece en Dios, debe vivir como vivió Jesús.

Demuestra fidelidad a la voz de Dios

La Biblia nos enseña que no se puede servir a dos señores, porque tarde o temprano le será infiel a uno para obedecer al otro. Por eso a Dios le complace nuestra total obediencia porque así le demostramos fidelidad:

1 Samuel 15:22-231 (PDT): 22 Pero Samuel dijo: – ¿Qué complace más al SEÑOR: sacrificios que deben quemarse completamente y otros sacrificios u obedecer los mandatos del SEÑOR? Es mejor obedecerle que ofrecerle sacrificios. Es mejor obedecerle que ofrecerle la grasa de los carneros. 23 Negarse a obedecerlo es tan malo como la brujería. Ser tercos y hacer la voluntad propia es como el pecado de adorar ídolos. Tú te negaste a obedecer el mandato del SEÑOR, por eso él ahora se niega a aceptarte como rey.

Restaura nuestra comunión con Dios

Por medio de la desobediencia de Adán entro el pecado al mundo y con él la muerte, además la separación del hombre tras un velo de Dios. Más por la obediencia de Jesús se rompe el velo y restaura nuestra comunión con Dios:

Romanos 5:19 (BLPH): Y si la desobediencia de uno solo hizo a todos pecadores, también la obediencia de uno solo ha recuperado para todos, la amistad de Dios.

Conduce a la vida eterna

Finalmente, una muy buena razón para ser obedientes es que la obediencia nos conduce a la vida eterna:

1 Corintios 15:22 (TLA): Por el pecado de Adán todos fuimos castigados con la muerte; pero, gracias a Cristo, ahora podemos volver a vivir.

Te invitamos por esto a que leas estos Versículos de vida eterna y salvación en Cristo Jesús o también algunos Versículos de esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here