En la Biblia que es la palabra de Dios podemos encontrar los mejores versículos de esperanza, para esos días en los que todo nos sale mal. Entra en este artículo y conoce con nosotros algunos de estos textos bíblicos que te inyectaran ánimo y confianza en el Señor.

versículos-de-esperanza-2

 

Versículos de esperanza

Como cristianos sabemos que lo mejor está por venir y es Cristo nuestra esperanza de gloria. No obstante, en algunas ocasiones desviamos nuestra atención y permitimos que el entorno que nos rodea o las noticias del mundo nos afecte y nos desanimamos.

Es por eso que en esta ocasión queremos compartir contigo palabra de Dios con contenido esperanzador. Para que te infundan ese ánimo o el empuje que puedas estar necesitando para recobrar la confianza y la esperanza que tenemos en Cristo Jesús.

Porque en el Señor podemos obtener las cosas buenas que Dios tiene predestinadas para nosotros. En la cruz Jesús conquisto para nosotros la salvación y nos dio vida eterna, recordemos las palabras de Pablo:

A estos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. (Colosenses 1:27 – RVA-2015)

La esperanza que tenemos en Cristo Jesús permite que nos libremos del temor a la incertidumbre del futuro. Dios es bondadoso, él sabe quiénes somos, conoce nuestra fidelidad, por tanto, podemos confiar en su protección:

Pero el Señor es bueno. Cuando llegan la angustia y la desesperación él es el mejor refugio. Protege a todos los que en él ponen su confianza; él conoce bien a los que le son fieles. (Nahúm 1:7 – NBV)

En la Biblia también podemos encontrar muchos versículos que nos hablan de la protección de Dios. Entra aquí Protección de Dios: ¿Sabe cómo obtenerla?, y conoce junto a nosotros lo que dice el Señor para alcanzar su amparo.

Gózate en los siguientes versículos de esperanza que traemos para ti, memorízalos y medita en cada uno de ellos. Serán de gran bendición y de fortalecimiento en la fe.

versículos-de-esperanza-3

Cristo nos da una vida con esperanza

Gracias a la misericordia y el gran amor de Dios es que podemos experimentar esperanza contra esperanza. Mediante la crucifixión y resurrección de Jesucristo nuestro Señor, Dios nos concede una vida con esperanza.

Cristo es nuestra entrada por la que podemos pasar y acercarnos a Dios para recibir una vida nueva. Una vida abundante en bendiciones del Señor, gocémonos en la buena noticia de Cristo, demos gracias y alabemos a Dios:

1 Pedro 1:3 (TLA): Alabemos al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha hecho nacer de nuevo, y nos ha dado una vida con esperanza. Esto lo ha hecho Dios por su gran amor hacia nosotros y por el poder que mostró cuando resucitó a Jesucristo de entre los muertos.

Te invitamos a entrar en el artículo Versículos de vida eterna y salvación en Cristo Jesús. Para que cobres aun más ánimo al meditar en la principal promesa de Dios de salvación a través de su Hijo Jesucristo.

Versículos de esperanza en el porvenir

Entre los versículos de esperanza que la palabra de Dios tiene para infundirnos ánimo. Podemos encontrar varios que nos hablan de la certeza que podemos tener para bien sobre el porvenir.

Si nos proponemos de corazón a leer la palabra de Dios, podemos avivar nuestra fe en las cosas buenas que Él nos ofrece en sus promesas. Para el que ama al Señor, sin importar lo grande que se vea una situación, siempre tendrá la certeza que algo bueno surgirá de ella, porque en la voluntad de Dios todo es para nuestro bien:

Romanos 8:28 (PDT): Sabemos que Dios obra en toda situación para el bien de los que lo aman, los que han sido llamados por Dios de acuerdo a su propósito.

Para el creyente esa es la esperanza en medio de cualquier circunstancia. El Señor siempre ira delante de nosotros para nuestro cuidado y bienestar:

Jeremías 29:11 (RVA-2015): Porque yo sé los planes que tengo acerca de ustedes, dice el SEÑOR, planes de bienestar y no de mal, para darles porvenir y esperanza.

Confiar en Cristo es esperar en Él

Confiar en Cristo es esperar en Él, esa es nuestra mejor elección en la vida. Así que en la confusión o la angustia no permitamos que entre la desconfianza.  Mientras mayor sea nuestra confianza en el Señor, mayor será nuestro gozo de esperar su ayuda y sus bendiciones.

Porque Jesús no nos prometió un mundo sin aflicciones, pero si nos aseguró su victoria contra el mundo. Bástate mi gracia nos dice el Señor y si vemos hacia el pasado te puedo asegurar que podrás ver las múltiples ocasiones donde Dios estuvo contigo a tu lado. De manera que nuestra mayor esperanza es esperar en Cristo, como nos dice esta alabanza:

Salmo 71:5 (TLA): Dios mío, tú eres mi esperanza; no permitas que yo caiga en poder de gente malvada y violenta. Desde que era joven puse mi confianza en ti.

La fe y la perseverancia nos llena de esperanza

En los momentos de pruebas difíciles mantenernos en la fe y perseverar en la confianza en el Señor, trae consigo la aprobación de Dios. Como resultado Dios nos hace madurar en la fe y se fortalece nuestro carácter.

De prueba en prueba crece nuestra esperanza y cada vez más vamos manifestando el carácter de Cristo. Porque su Espíritu Santo se va posicionando cada vez más en nuestro corazón:

Romanos 5:3-5 (DHH): 3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos de los sufrimientos; porque sabemos que el sufrimiento nos da firmeza para soportar, 4 y está firmeza nos permite salir aprobados, y el salir aprobados nos llena de esperanza. 5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha llenado con su amor nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha dado.

En la angustia no desesperes ¡Alaba al Señor!

En la angustia es normal que nos desanimemos, podemos sentirnos confundidos y terminamos desanimados. Más lo que no podemos permitir es que entre la desconfianza pensando que Dios nos ha abandonado, recordemos la exhortación de las escrituras:

2 Corintios 4:8-10 (BLPH): 8 Nos acosan por todas partes, pero no hasta el punto de abatirnos; estamos en apuros, pero sin llegar a ser presa de la desesperación; 9 nos persiguen, pero no quedamos abandonados; nos derriban, pero no consiguen rematarnos. 10 Por todas partes vamos reproduciendo en el cuerpo la muerte dolorosa de Jesús, para que también en nuestro cuerpo resplandezca la vida de Jesús.

A Dios le agrada que sus hijos le alaben aun en la prueba, por eso David era su amado. Este rey lo alaba 24 horas los 365 días del año:

Salmo 42:11 (DHH): ¿Por qué voy a desanimarme? ¿Por qué voy a estar preocupado? Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. ¡Él es mi Dios y Salvador!

Versículos de esperanza para estar plenos

En Cristo hay plenitud de gozo y esa llenura llega cuando depositamos nuestra esperanza en Dios y en lo que Él tiene para darnos. El Espíritu Santo del Señor nos da la confirmación en nuestro espíritu de tener la seguridad de esperar el cumplimiento de lo proclamado por Dios en sus promesas.

Es por eso que el creyente refleja los frutos del Espíritu aún en la adversidad:

Gálatas 5:22-23 (DHH): 22 En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.

Romanos 15:13 (TLA): Que Dios, quien nos da seguridad, los llene de alegría. Que les dé la paz que trae el confiar en él. Y que, por el poder del Espíritu Santo, los llene de esperanza.

¡Amén!

Vivir en paz te llena de esperanza

Si decides vivir una vida en paz en la tranquilidad de confiar que el Señor tiene el control absoluto de tu vida. Tendrás la garantía de una vida plena de esperanza y sin temor:

Job 11:18 (TLA): Vivirás en paz y protegido por Dios; dormirás confiado y lleno de esperanza, sin miedo a nada ni a nadie.

Salmos 46:1-2 (RVC): 1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en todos los problemas. 2 Por eso no tenemos ningún temor. Aunque la tierra se estremezca, y los montes se hundan en el fondo del mar.

Si atesoramos estas palabras en nuestro corazón podremos vivir una vida en paz, llena de esperanza, confiando cada día.

Cristo esperanza de vida eterna

Lo mejor de vivir una vida en Cristo Jesús es que no solo nos ofrece esperanza para nuestra vida terrenal, sino que también nos da la esperanza de vida eterna. Nuestro cuerpo físico tiene un tiempo finito y un día morirá.

Pero los que duermen en Cristo, durmieron con la esperanza de que Cristo murió y resucitó. De la misma forma nosotros también creemos que Dios va a resucitar con Cristo a los que mueran creyendo en él.

1 Tesalonicenses 4:13-14 (DHH): 13 Hermanos, no queremos que se queden sin saber lo que pasa con los muertos, para que ustedes no se entristezcan como los otros, los que no tienen esperanza. 14 Así como creemos que Jesús murió y resucitó, así también creemos que Dios va a resucitar con Jesús a los que murieron creyendo en él.

Apocalipsis 21:4 (DHH): Secará todas las lágrimas de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor; porque todo lo que antes existía ha dejado de existir.

¡Anímate! Aún hay más versículos de esperanza

Así es, aún hay más refrigerio en la palabra de Dios que nos llenan de esperanza y vida verdadera. Te invitamos a reflexionar y meditar en los siguientes versículos que nos hablan de esperanza en el Señor.

Hebreos 10:23 (DHH): Mantengámonos firmes, sin dudar, en la esperanza de la fe que profesamos, porque Dios cumplirá la promesa que nos ha hecho.

Salmo 146:5-6 (DHH): 5 Feliz quien recibe ayuda del Dios de Jacob, quien pone su esperanza en el Señor su Dios.6 Él hizo cielo, tierra y mar, y todo lo que hay en ellos. Él siempre mantiene su palabra.

Efesios 1:18-19 (NTV): 18 Pido que les inunde de luz el corazón, para que puedan entender la esperanza segura que él ha dado a los que llamó —es decir, su pueblo santo—, quienes son su rica y gloriosa herencia. 19 También pido en oración que entiendan la increíble grandeza del poder de Dios para nosotros, los que creemos en él.

Romanos 5:1-2 (DHH): La prueba de que Dios nos ama 5 Puesto que Dios ya nos ha hecho justos gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. 2 Pues por Cristo hemos podido acercarnos a Dios por medio de la fe, para gozar de su favor, y estamos firmes, y nos gloriamos con la esperanza de tener parte en la gloria de Dios.

Tito 3:6-7 (PDT): 6 Dios derramó en abundancia el Espíritu Santo sobre nosotros por medio de Jesucristo, nuestro Salvador. 7 Así que aprobados por el generoso amor de Dios, disfrutamos de la esperanza de la vida eterna que Dios tiene para sus hijos.

Romanos 12:12 (TLA): Mientras esperan al Señor, muéstrense alegres; cuando sufran por el Señor, muéstrense pacientes; cuando oren al Señor, muéstrense constantes.

Hechos 2:25-27 (PDT): 25 David dice esto sobre Jesús: “Yo vi al Señor siempre delante de mí, y él está a mi derecha para protegerme. 26 Estoy feliz y hablo lleno de alegría. Todavía tengo esperanzas, 27 porque no me dejarás en el lugar de los muertos ni permitirás que el cuerpo de tu Santo se pudra en el sepulcro.

Salmos 33:17-19 (NVI): 17 Vana esperanza de victoria es el caballo; a pesar de su mucha fuerza no puede salvar. 18 Pero el Señor cuida de los que le temen, de los que esperan en su gran amor; 19 él los libra de la muerte, y en épocas de hambre los mantiene con vida.

Salmo 39:7 (PDT): Así que, Señor, ¿qué esperanza me queda? ¡Tú y sólo tú eres mi esperanza!

Sigue con nosotros leyendo estos versículos de ánimo, consuelo, fortaleza y aliento. Permite en tu corazón que Dios te levante el ánimo con su palabra y puedas vivir una vida plena en el Señor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here