Verduras que pueden comer los Perros y Más

Una dieta balanceada, debe estar compuesta por una amplia variedad de alimentos que aporten a nuestras mascotas los nutrientes necesarios para estar saludable. Los veterinarios incluso, recomiendan en los canes la ingesta moderada de muchos alimentos de consumo humano. Por ello, en este artículo te diremos las Verduras que pueden comer los Perros.

verduras que pueden comer los perros

Verduras que pueden comer los Perros

Al considerar a nuestras mascotas como parte de la familia, muchas veces nos preguntamos qué hay de malo en darle de nuestros alimentos. Y sí, aunque existe una infinidad de alimentos prohibidos que pueden provocar intoxicaciones, también hay otros que si se consumen con prudencia no causan ningún efecto secundario. Estos le proporcionan al organismo del can vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y otro sinnúmero de beneficios.

De hoja verde

Entre este grupo de verduras se encuentra la acelga, la lechuga, el repollo, la col rizada y la espinaca. Las verduras de hoja verde son ricas en hierro, calcio, potasio, fibra y vitaminas A, C y la menos común, la K. Así como en los humanos, los canes deben ingerirlas crudas para lograr una mejor absorción de nutrientes. Sin embargo, su preparación puede ser cocida si así se desea. El consumo de este tipo de verdura de ser excesivo, puede ocasionar problemas renales debido su elevado contenido en calcio. La porción tiene que ser del tamaño de un puño pequeño, aunque también dependerá del tamaño del can.

Tipo legumbre

Aunque este tipo de verduras no son las más recomendadas para incorporar en la dieta habitual del can, si se regula su consumo no debe de haber ningún problema. Lo primordial, es saber que si en la cotidianidad añades granos al pienso de tu mascota, no es buena idea agregar el consumo de legumbres a la fórmula. La observación del comportamiento del can luego de que se haya alimento puede ser útil para detectar si le hace daño o no.

Las vainas de soja verde es una de las opciones este grupo, estas proveen al organismo de muchos beneficios. Entre los más destacados están; vitaminas K y B2, grasas omega-3, fibra, hierro, proteínas, fósforo, potasio, cobre y magnesio. La porción recomendada para darle al perro es de aproximadamente menos de media taza, tiene que ser muy poca. Si tu mascota es de las que come muy de prisa, supervísala cuando le des de este alimento, ya que al ser muy pequeñitos pueden ocasionar que se ahogue.

Las judías verdes o también conocidas como habichuelas, son unas legumbres ricas en vitaminas C, K, A y manganeso. Al poseer fibra, estas facilitan la digestión y ayudan a combatir el estreñimiento. Pese a que se pueden ingerir crudas, lo más aconsejable es que sean cocidas antes de dárselas. Lávalas muy bien y ponlas a cocinar por al menos 10 minutos, luego ya cuando estén a temperatura ambiente mézclalas con su pienso regular y listo. A los canes les atrae mucho el sabor de estas legumbres.

Los guisantes, también llamados arvejas son una virtuosa fuente de proteína, ácido fólico, fibra y vitaminas A, B1, B2, B3, B6, K y C. Además, proveen de muchos minerales como el fósforo, el cobre, el hierro, el potasio, el manganeso, el magnesio y el zinc. La porción recomendada para un perro de tamaño promedio es de 1 a 2 cucharadas de guisantes. Sin embargo, según un reporte de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), puede haber una cierta relación entre el consumo de legumbres en la dieta habitual de los canes y la aparición de la cardiomiopatía.

Tubérculos

Las verduras de raíz o tubérculos, son un buen complemento para alimentar a nuestros perros. Proveen al organismo de una fuente segura y por supuesto, saludable, de nutrientes y fibra. Cabe destacar, que los tubérculos al poseer altos niveles de almidón y azúcares naturales pueden llegar a ser dañinos de no ser racionadas las porciones. Verduras como batatas, zanahorias, remolachas, papas y el apio de campo pueden ser utilizadas como alimento canino.

La papa, es uno de los tubérculos predilectos para acompañar el pienso regular de la mascota debido a su alta cantidad de fibra, potasio, manganeso y, vitaminas C y B6. Asimismo, la batata es una buena fuente de vitaminas A, C, B5 y B6, manganeso, potasio y fibras. Por otro lado, la zanahoria es un catalizador natural para la producción de vitaminas A en el organismo del can, al igual que de vitaminas K, C, potasio y fibra. La zanahoria funciona perfecto como un aperitivo, premio o simplemente para calmar la ansiedad. De igual manera, este último vegetal es útil para limpiar los dientes de los canes.

De tallo

Las verduras de tallo, como el apio y los espárragos, son de gran utilidad para complementar nutrientes en la alimentación de nuestra mascota. No obstante, no son verduras de mucho agrado entre los perros debido a su sabor amargo y la sensación rechinante entre los dientes cuando se mastica. Pese a ello, podemos dárselos en pequeños bocados para ver si les gusta y pueden ser incorporados ocasionalmente en el alimento del can.

El apio está compuesto en gran parte por agua, en un 95%, por lo que puede ser refrescante para ellos y su aliento. Además, es rico en fibra y vitaminas A, B y C. Si notas que a tu mascota no le gusta el apio crudo, intenta cortarlo y cocerlos en pequeño trozos antes de dárselo. Por otra parte, los espárragos proveen de una cantidad de nutrientes tales como; ácido fólico, hierro, potasio, cobre, fibra y manganeso. Aunque los espárragos son considerados alimentos inofensivos para la salud del can, sólo se le debe dar la punta de este ya que es la parte que se considera segura para los perros. Esta verdura de tallo, también es una gran fuente de vitamina A, B1,B2, C y K.

Otras verduras aptas para perros

Existe otra variedad verduras que son aptas para el consumo canino, las cuales aportan un sinfín de beneficios a su salud. Entre estas está la calabaza, una verdura muy popular entre los perros debido a su sabor dulce, lo que la hace predilecta para preparaciones de postres. Debido a su alto contenido en antioxidantes, vitamina A y fibra, alivia problemas estomacales como el estreñimiento y la diarrea, ya que contribuye a que ocurra correctamente el proceso digestivo. Lo más recomendable para su preparación es que al igual que la batata o la papa sea convertida en puré. Sin embargo, existe otra alternativa, la de dársela en pequeños trozos horneados sin piel y sin semilla. La calabaza puede reemplazar hasta una cuarta parte del alimento del can.

El brócoli también puede ser utilizado como alimento canino pero en pequeñas cantidades, ya que al igual que en los humanos, les ocasiona muchos gases. A pesar de ello, provee una gran fuente de vitaminas A, C y K, ácido fólico, manganeso y fibra a la dieta del animal. Inclusive, se cree que otra de sus cualidades es que los tallos actúan como un cepillo de dientes natural que elimina la placa bacteriana del perro. Antes de cocinarlos al vapor por al menos 10 minutos, deben ser bien lavados y cortados en pequeños trozos, si los tallos del brócoli son muy grandes pueden causar una obstrucción gastrointestinal. Se aconseja que la porción dada, debe ser de 1 a 2 flores de brócoli ya que su consumo en exceso puede provocar una irritación gástrica grave.

Al igual que el brócoli, las coles de bruselas provocan gases e irritación intestinal si su consumo no es controlado. Sin embargo, esto no las hace dañinas para la salud del can ya que, de igual manera, aportan a su organismo vitaminas A, B1, B6, C y K, manganeso, potasio, fibra y ácido fólico. La porción recomendada es de ½ a 2 coles de Bruselas, estas deben ser previamente lavadas y cocidas alrededor de unos 10 minutos.

La coliflor y el pepino, son otros alimentos que fácilmente se pueden incorporar en la dieta del can. La primera es una buena fuente de vitamina C, B6 y K, ácido fólico y colina (nutriente esencial soluble en agua). Con respecto a su preparación, una recomendación es lavarla muy bien primero, para luego agregarle un toque de aceite de oliva y asarlas en el horno durante 5 a 6 minutos. Por otro lado, el pepino aporta vitamina K e hidrata debido a su composición mayormente líquida (96%). Si deseas darle a tu mascota pepino debes primero retirarle la cáscara y lavarlo muy bien, puedes darle rebanadas crudas o previamente asadas durante pocos minutos. 1 o 2 trozos de pepino es la ración recomendada.

Frutas que pueden comer los Perros

A pesar de que los canes son considerados animales carnívoros, aún sigue en debate si su evolución lo ha transformado en un ser omnívoro. Desde que fueron domesticados hace miles de años se han convertido en otro miembro de la familia. Por consiguiente, su conducta y hábitos alimenticios se han visto modificados. De modo que, en la actualidad es  muy común que esté incorporado el consumo de fruta en su dieta habitual.

Con frecuencia, los especialistas recomiendan las frutas como un método de complementar la absorción de vitaminas y minerales en el organismo del perro, además de las que proporciona el pienso acostumbrado. Sin embargo, se debe estar atento a qué tipo de fruta se le va a dar y, de igual manera, no abusar de la ingesta de estas. Puesto que si no existe una moderación en su consumo, puede ocasionar graves daños e intoxicaciones en el organismo del animal. Entre las más recomendadas se encuentran la banana, la pera, la fresa, la manzana, el melón, la sandía, el arándano, el albaricoque y el melocotón.

Banana

La banana es de mucha utilidad en patologías caninas en donde la diarrea sea un síntoma. Provee al organismo de frutooligosacáridos, compuestos que facilitan el crecimiento de bacterias benignas que ayudan a la protección del intestino y reducen la posibilidad de aparición de trastornos digestivos. Sin embargo, se debe de ingerir en pequeñas cantidades ya que al poseer fibra insoluble ayuda a combatir el estreñimiento y, por lo tanto, ocasionar diarrea. Además, aporta vitamina C que refuerza el sistema inmunológico del can y, vitamina B6, que previene que sucedan problemas cardiovasculares.

Pera

Al ser una fruta compuesta 80% de agua, suele ser recomendada para las temporadas de calor. Debido a su composición mayormente líquida, mantiene hidratado al can pero no le aporta un gran contenido calórico. No obstante, provee al organismo de fibra, facilitando el correcto tránsito intestinal y, potasio, lo que la convierte en una fruta idónea para perros con diabetes. Asimismo, al aportar minerales, se convierte en una merienda rica y saludable para dar a nuestras mascotas. Se debe evitar darle trozos completos, ya que las semillas del corazón de la pera son nocivas para su salud.

Fresa

Las fresas son ricas en vitaminas y ácido fólico pero, como las demás frutas, no pueden ser parte de la dieta cotidiana del perro. Pese a ello, pueden utilizarse como una fuente de hidratación y, como un aperitivo para perros que tengan exceso de peso, debido a su bajo contenido calórico. Además, son antioxidantes, lo que las hace idóneas para los perros más viejos, ya que al prevenir la oxidación celular se mantiene su piel saludable. Aún así no es recomendable la sobre ingesta de esta fruta, porque al aportar fibra al organismo y también ser ácida, puede ocasionar diarreas en el can.

verduras que pueden comer los perros

Manzana

Esta fruta es bastante beneficiosa para nuestra mascota, proporciona al organismo vitaminas y fibra. Es útil para mejorar problemas estomacales debido a sus propiedades digestivas y astringentes. Ten presente que debes lavar la manzana muy bien y retirarle el corazón antes de darle un trozo, ya que al igual que la pera, estas son perjudiciales para su salud. Un tip muy curioso de la manzana es que si se desea tratar la diarrea de un perro, lo mejor es dársela sin piel. Por otro lado, si se desea aliviar el estreñimiento lo más recomendable son la ingesta de trozos de manzana con piel.

Melón

Además de poseer propiedades diuréticas y antioxidantes,  ideales para perros con problemas renales, el melón es rico en vitamina A y E. Debido a su composición líquida, esta fruta proporciona alivios en los perros en las grandes olas de calor del verano. Al melón antes de dárselo al can se le debe retirar las semillas, lavarlo minuciosamente y luego trocearlo. Recuerda siempre que cualquier tipo de semilla ingerida puede ocasionar graves problemas en tu mascota.

Sandía

La sandía es una fruta con un alto contenido de fructosa, y aunque se cree que no es recomendable en perros diabéticos, como se trata de azúcares naturales no hay ningún problema. Sin embargo, se debe de racionar su consumo. Esta fruta también es rica en vitaminas y ácido fólico, las cuales ayudan a que el perro se mantenga nutrido y saludable. De igual modo que a la pera, manzana y melón, se deben retirar las semillas.

Arándano

Debido a su alto contenido en antioxidantes, el arándano es una de las frutas predilectas para evitar la aparición de enfermedades cardíacas en los perros. De igual manera, también proporciona vitamina C y fibra al organismo del can, que como se ha mencionado anteriormente sirve para la mejoría del proceso digestivo. Antes de suministrarle arándanos a tu mascota, no olvides quitarle las semillas que están en su interior.

Albaricoque y melocotón

Estas dos frutas tan parecidas, son muy populares entre los perros. El sabor entre ácido y dulce es un gran atractivo para ellos. Ambas poseen altos niveles de aminoácidos, fibra y vitaminas, lo que favorece la digestión y previene la pérdida de masa muscular. Además, el albaricoque y el melocotón son ricos en hierro, esto significa que sirve para evitar la aparición de anemia canina. Lo único malo en estas, es que antes de comerlas hay que pelarlas y retirar las semillas y el hueso que tienen, ya que el perro se puede atragantar a causa de esto.

verduras que pueden comer los perros

Recomendaciones

Hay que dejar bien en claro que el consumo en exceso de cualquiera de las frutas y verduras antes mencionadas, es nocivo para la salud. De igual manera, cabe destacar que existen otras que ni siquiera en pequeñas porciones son inofensivas para el organismo del can. Debemos evitar darle a nuestras mascotas alimentos que contengan como ingrediente cebolla, ajo, tomate (verde), aguacate, cerezas, uvas, hongos y champiñones, debido a que estos pueden ocasionar graves complicaciones en su aparato digestivo. Si notas cualquier cambio repentino en la salud de tu mascota luego de haberle dado alguna de las frutas y verduras que hemos recomendado, es necesario que acudas inmediatamente a un veterinario. Al realizar cambios en la dieta habitual de nuestro can, es necesario que un profesional nos guié para así no ocasionar daños colaterales.

Otros artículos que pueden ser de tu agrado:

Vómito en Perros

¿Qué comen los Gatos?

¿Qué es la Piometra en Perros?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.