La mayor enseñanza que Dios y su hijo Jesús, han dejado para la humanidad es que nada está desprovisto del amor y del error, aspectos fundamentales con el que el creyente puede diferenciar entre lo bueno y lo malo, así como con los que puede reforzar sus Valores Cristianos, necesarios en un mundo muy particular.

valores cristianos

¿Qué son los Valores Cristianos?

Suelen explicarse en los momentos de duda como una serie de nociones, creados para darle un sentido y un propósito a la sociedad, los cuales le permiten al individuo desarrollarse de manera adecuada en la vida, bajo ese hecho se vuelve fundamental no prescindir de ellos al momento de querer tomar una firme decisión, no importando el escenario. Es importante indicar que el fundamento de los valores esta expresada en la palabra de Dios, de manera que esta le permite la que permite al ser humano vivir bajo sus principios y entender el porqué de los hechos.

En este orden de ideas, los valores cristianos de mayor influencia en el hombre son el amor, en función de que este sentimiento poderoso permite la concepción y ejecución de las mejores ideas que benefician al colectivo, la fidelidad también resulta vital para poder tener equilibrio entre la parte humana y la parte espiritual, de acuerdo a que representa el compromiso con Dios y con el ser mismo, que involucra el respeto y honor. Es fácil entender que, si el individuo y el colectivo comparten ese amor, pueden llegar a tener el mayor éxito en todos sus propósitos.

Impulso de los Valores Cristianos en la Historia

Su principio fundamental lo explica la axiología, que no es más que la ciencia de los valores, donde antiguamente la belleza, la justica y el bien eran los valores más importantes e inspiración de las principales tesis de grandes pensadores y filósofos, aunque no eran tratados como tópicos diferentes o aislados del humano, de acuerdo a que todos ellos pertenecen a cada ser humano, manifestándose en diferente forma y en tiempo distinto. Pensadores como Aristóteles creían en que los valores eran viejos hábitos que condicionan las conductas

Pueden definirse o explicarse también como propiedades que poseen objetos, no solo involucrando a los que son físicos, sino involucrando los estados psicológicos y su evolución durante las circunstancias vividas.  De este modo, se asocia al valor como características propias del individuo, que se fomentan de acuerdo a las experiencias, así como también, estar totalmente desligadas a él, pero buscar estar cerca de un ser que si posea valor para que pueda, siendo un ejemplo una flor que puede ser valorada de acuerdo a su belleza y a su forma.

En la Grecia antigua, se enunciaban con gran importancia cuatro valores en específico, importantes en el orden y buen funcionamiento del Estado y de sus dependencias, siendo los cuatro principales la belleza, la verdad, la democracia y la libertad, interesándose mucho en el tercero por sus gran relación con el ciudadano, que involucraba una búsqueda profunda del sentido de la existencia y por qué se involucraba en causas específicas, aunque fue en el periodo del Imperio Romano cuando tuvo más auge cuando se dio el nacimiento del derecho.

valores cristianos

Bajo esto, se logra ampliar la visión de los griegos y sus fundamentos, sabiendo que cada una de estas doctrinas (Romana y griega), poseían una característica similar en lo ritualista y de cierta manera irreal, ya que todas sus deidades mencionando entre ellas a Zeus, Afrodita, Hera, Cronos, Apolo, Atenea, eran seres con bastantes imperfecciones. Esto marca una diferencia entre esas religiones y la cristiana de acuerdo a los motivos de sus acciones y de su verdad.

A comienzos del siglo IV el cristianismo ayudó a la aparición de un novedoso criterio, denominado por Zubiri como el concepto de la negación de creencias. Este explicaba que el concepto de una idea sin antecedente alguno, logra hacer que todo aparezca de repente, vistas desde Dios, como un cero absoluto. La teología se da cuenta entonces sobre un aspecto que Grecia no tomó en cuenta, y fue que el espíritu humano poseía la capacidad de razonar consigo mismo sobre la importancia de Dios, su poder infinito y darse cuenta de su presencia.

En los tiempos del Imperio Romano, siendo el emperador el César y el mayor responsable de su gobierno, se vio amenazado por el mensaje de amor, libertad e inclusión de Cristo, tan importante como para poner en duda el régimen. Después de la muerte de Jesucristo, la doctrina cristiana, aunque con inconvenientes y gran cantidad de mártires, va permeando la estructura del Imperio Romano y se logra filtrar mediante las grandes prédicas de Pedro y Pablo.

valores cristianos

De acuerdo a lo que aparece en las Sagradas Escrituras, exactamente en la primera epístola de Timoteo (Capítulo 1, Versículo 5), está Pablo, discípulo de El Mesías, diciéndole a él y a Tito diferentes palabras acerca de la misión de evangelizar al mundo. Se expresa:

5- “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida

Es bueno señalar que el amor es el valor base y central de la doctrina cristiana y un hecho importante de ello esta relejado en La Biblia, en otra opinión del apóstol San Pablo, exactamente en la primera epístola a los Corintios (Capítulo 13, Versículo desde el 1 al 13) y siendo el último de ellos quien reafirma este principio. Se expresa en él:

 13- “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor

El Mesías vino con la misión de recuperar todo lo que se había perdido en manos del hombre, a trabajar por los pecadores y los necesitados. Dio amor sin distingo y sin ninguna medida; reza de acuerdo a la tradición teológica esto se define como “Voluntate tamen inequali”. Este sentimiento genuino que el Altísimo le da a todos los fieles y creyentes mediante la acción de Jesús, es la compasión y el inicio del altruismo, consistiendo en querer y valorar al que menos posee, al aprecio del rechazado por la sociedad, a la persona promiscua y a muchos pecadores.

valores cristianos

La importancia de los Valores Humanos en el mundo

Se ha hablado de que los valores son distintos tipos de probidad dadas a cada individuo en función de la palabra hablada o ser comunicados de la forma más natural posible mediante la gran importancia de la influencia familiar. Desde este punto de vista, los valores son considerados como fundamentos necesarios para que pueda haber una gran convivencia y que en estos se puedan ver reflejadas las mejores acciones con los mejores pensamientos.

De no existir estos o de no haberlos, resultaría muy complicado que un individuo se desenvuelva adecuadamente en su existencia, de acuerdo a que son estas virtudes las que guían y dirigen el comportamiento de cada ser humano y le aproximen a conseguir ese éxito que buscan, en cada aspecto importante de su gran vida. En este sentido se comprende que cada persona realiza sus acciones de forma específica de acuerdo a lo que sabe en conjunto con lo que piensa, estando fuertes o débiles si poseen o no, principios sociales que sean buenos.

¿Qué tipos de Valores Cristianos hay?

Dentro de esta perspectiva, existen diversos tipos de valores, los cuales son comunicados por el hombre a todo el colectivo mediante su conducta diaria y su ejemplo, siendo la forma más evidente de que todos los valores que pueda poseer el ser humano sea a través de sus potencialidades y principios, causando impacto en su forma de hacer las cosas y también de cuánto logra ayudar al prójimo. Siendo así, los tipos de valores cristianos más comunes son:

Valores Personales

Se pueden explicar como un conjunto de probidades, que proveen a un individuo carácter suficiente para que éste se desenvuelva de manera adecuada en cada aspecto de su existencia, estando guiado por cada uno de esas habilidades, y de manera más acentuada en los momentos de decaimiento y de tristeza absoluta, a fin de tener siempre resultados positivos. Todas estas virtudes pertenecen a todas las personas, logrando hacer que sean variables y dependientes. Entre ellos se encuentran la honestidad, el respeto, la tolerancia y la responsabilidad.

valores cristianos

Valores Socio-Culturales

Son considerados estos principios como una serie de probidades que pueden gestarse en la conducta de cada individuo, reflejada en una sociedad categórica, perdurando de forma continua a través del tiempo. Los hechos que han ocurrido a lo largo de la historia reflejan que los valores se amoldan a cada rama y actividad social, de acuerdo al tiempo y a las corrientes de la sociedad y, en todo caso, todos los criterios sociales y culturales están enmarcados dentro de los escritos bíblicos, que buscan la rectitud y amor a Dios dentro de las sociedades.

Sin duda alguna todos estos valores se adquieren desde la infancia, en ocasiones son dadas o recibidas de forma sutil, casi que imperceptible, no estando la persona que lo toma conciencia de ello, manifestándose en el núcleo familiar, siendo por ello tan importante para que cada grupo pueda evaluar e impartir los valores de forma adecuada para que los seres que actuarán ante la sociedad puedan valerse por sí mismos, así como proyectar lo mejor de su conocer.

Valores en el Hogar

Forman parte de aquellos principios o normas establecidas, impartidos principalmente en el hogar a la persona, desde que es un niño o niña, basados en esencia en la capacidad de mediación ante las diversas situaciones, viéndose reflejados en las conductas que se divulgan a la sociedad. En función a ello, resulta vital que cada núcleo familiar, pueda transmitir la enseñanza a todos los integrantes que lo compongan, potenciando sus virtudes y valores para que pueda tener buena relación tanto con Dios como con las personas a su alrededor.

Valores Espirituales

Estos principios son identificados como modelos de comportamiento de gran importancia, los cuales pueden ser vistos a través de su continua realización, encontrándose relacionados a las corrientes religiosas o culturales de cada persona. Visto de esta forma, da acceso y oportunidad para que cada persona establezca una bonita conexión con El Altísimo, siendo logrado por medio de la confianza y la esperanza, claro está, en función de las enseñanzas recibidas en la niñez por medio de la familia y también por la creencia y visión que tenga la sociedad.

Esta probidad es aprendida y desarrollada a través de las experiencias que se dan durante toda la vida, bajo esto, resulta necesaria una educación con alto peso moral, debido a que ambos principios tienen gran influencia en la conducta y en las tradiciones de cada ser humano. En este orden de ideas, principales valores espirituales son la esperanza, la verdad, la armonía y la fe, esenciales para guiar dos de los motivos más grandes: algo que hacer y algo en que creer.

Valores Materiales

Corresponden a aquellos principios que le otorgan a un individuo en particular alcanzar el fomento de su estabilidad desde el punto de vista económico, de forma digna y con buenos principios y todo lo que ella permite alcanzar u obtener, siendo el caso de las propiedades, la buena alimentación, recursos monetarios, entre otros. De este modo, de forma puntual y precisa estos fundamentos le brindan al individuo la oportunidad de estar en balance con los demás aspectos de la vida personal, llevado de la mano con razones morales y éticas apropiadas.

Valores en la Familia

Corresponden a una serie de fundamentos y probidades, representados a través de cada uno de los núcleos familiares, los cuales poseen un conjunto de creencias y costumbres de acuerdo a la cultura, que han sido entendidas mediante cada miembro en particular, donde cada grupo es totalmente responsable de comunicar los buenos principios en su seno. Expresado de otra manera más simple, son un conjunto de pautas que rigen usualmente la conducta de una familia.

Siendo estos valores transmitidos durante generaciones, poseen la capacidad de intervenir en la conducta de cada uno de los integrantes que componen el núcleo, estando fundamentado en el respeto mutuo, pilar importante dentro de la unión entre los miembros, así como el amor y la conexión espiritual. Cada grupo familiar debe estar comprometido de mostrar y divulgar buenos valores, para que, con ello, puedan conducirse y enfrentar adecuadamente a una sociedad que se ha visto disminuida por malas conductas y malas prácticas ante Dios Padre.

Valores Católicos

Se pueden explicar cómo los fundamentos donde están involucrados todo el conjunto de las enseñanzas dadas por Dios y por su hijo, Jesucristo, establecidas en las Sagradas Escrituras, donde suelen ser comunicados a todo el colectivo mediante la doctrina religiosa, buscando influenciar en la vida de cada persona en forma individual de manera positiva y también, que sean utilizadas en las actividades diarias, tomando como ejemplo el principio de la fe, el cual permite establecer una conexión y una creencia más allá de lo que visualmente se percibe.

Dentro de este marco, existe otro principio que tiene bastante influencia en el núcleo familiar, el cual corresponde a la fidelidad; Dios y el tiempo pone en perspectiva las diversas ideologías que posean las personas y, por situaciones particulares, no le han brindado la importancia que merece, teniendo en cuenta que existen conjuntos de individuos que protegen y cuidan su relación con Dios, siéndoles fiel a Él, así como a su pareja, amigos y grupo familiar.

Valores Morales y sus diferentes tipos

Pueden ser definidos como todas esas enseñanzas que se relacionan a diversas acciones que requieren en muchos casos que la persona pueda atreverse a tomar una buena o una mala decisión, sin importar los factores externos influyentes; en el mundo existen personas que poseen bases espirituales sólidas y se dejan guiar por esa filosofía de vida, por solamente realizar acciones correctas que no perjudiquen al prójimo ni a seres cercanos que le apoyen.

Bajo este fundamento, las personas que lo poseen tienen facilidad para la toma de decisiones, de acuerdo a que saben distinguir de manera más fácil que es lo conveniente y lo que agrada más a Dios, obteniendo mayor cantidad de resultados positivos de la forma más acertada, logrando que pueda conducirse mejor por la senda del bien, teniendo en cuenta que de ello hay que adoptarlo como un hábito, tan común de hacer como respirar o pensar libremente.

Resulta claro que los valores morales están entrelazados con diversos aspectos, que le otorgan a la persona conocimientos importantes, los cuales le permiten proteger y desarrollar modestamente su dignidad. Desde la etapa de la infancia se encuentran en el entorno del individuo y van evolucionando mediante las experiencias vitales, mostrando un desenvolvimiento fundamental en el hombre al realizar acciones buenas y notables. Se tiene pues, que los principales son el agradecimiento, el respeto, la amistad, la bondad, la dignidad y la generosidad; sin ellos, la existencia en este mundo es tortuosa y es bastante pesada.

Valores Humanos

Buscando definir los valores humanos, resulta importante indicar que son un conjunto de principios, basados en un sistema de creencias y razones culturales, que permiten la aceptación o rechazo de criterios de acuerdo a una situación en particular. Desde un punto de vista más amplio, estos permiten magnificar la dignidad del individuo, es decir, a través de ellos las personas pueden tomar decisiones con mayor base moral de forma aceptable.

No es solamente un don ni un regalo un valor humano, el cumplir con estos requiere de gran disciplina y constancia a fin de lograr un desarrollo con efectos positivos, sin embargo, en ocasiones las costumbres y las tradiciones de acuerdo a la cultura se ven afectadas por los cambios, pero depende de una mentalidad optimista y de convicciones espirituales bien acentuadas para que estos no se vean afectados de forma negativa y con graves consecuencias.

En lo esencial, existen probidades que por su significado deberían no modificarse, en función de que permiten definir la vida del individuo, teniendo en cuenta que cada persona desde la infancia le imparte por diversos medios los valores, que permitirán especificar todas las cosas buenas que se buscan alcanzar en la vida, pese a la incesante presión que hace la sociedad para cambiar los estándares de conciencia y de bien común por los de beneficio individual.

Bajo esto se logra entender que no existe un listado específico de todos los principios, ya que estos se logran establecer mediante en entorno que rodea a la persona, siendo dependientes de la forma de vida y de las costumbres sociales. Una guía bastante importante resulta ser la responsabilidad, virtud importante que conduce a los individuos a lograr mayor éxito; la honestidad y el respeto son otros de los valores necesarios en cada una de los méritos obtenidos.

No existe ser humano en el mundo que no posea un nivel de valores humano mínimo, de modo que estos pertenecen a su esencia propia, que se gestó o se gesta de acuerdo a los parámetros sociales y el ambiente donde se hace vida, permitiéndole diferenciar lo que es bueno de los otros que no lo son.  En esta perspectiva, los valores también cumplen un rol importante gracias a que ayudan al ser humano para el logro a mediano y corto plazo de los objetivos.

Desde el principio de los tiempos los valores humanos han existido, incluso antes de que Jesús estuviera caminando entre los mortales, originándose estos por el mismísimo Dios Todopoderoso y estando plasmado en las escrituras bíblicas. En el texto se encuentran los fundamentos que se deben llevar a cabo en la vida para conducirse adecuadamente y no incurrir en tantos errores, siendo los siguientes a continuación los fundamentales.

Ética: Se usa esta palabra de forma constante para indicar la importancia que posee un valor en el crecimiento adecuado de cada individuo, el cual está basado es lograr mantener una posición y llegar a una decisión tomada con mesura ante diferentes situaciones que pueden lograr algún tipo de desvío en los objetivos a lograr. Los principios éticos se basan en la influencia que tienen en la conducta de una persona y en la capacidad que tienen de regular desde el desarrollo de la conciencia el proceder de las personas de acuerdo a sus aptitudes.

La Fe: Se considera el principio de la fe como una fuerza espiritual abstracta, carente de fuerza, pero con mucho sentir, que se fundamenta en lo estipulado en los escritos bíblicos, relacionado en ocasiones con las creencias de una persona, brindándole de esa forma la seguridad suficiente para el logro de metas que lucían muy complicadas de lograr en tiempo pasado. En su mayoría, las religiones se desarrollan bajo los fundamentos de la fe; la iglesia cristiana, por ejemplo, imparte a los fieles y a los creyentes la importancia de ésta para lograr lo inhumano.

Resulta claro que ese concepto tiene un peso importante para cada individuo, que desarrolla su fe a su tiempo, basado en los principios bíblicos, la cual garantiza grandes logros y triunfos en la vida, manteniendo siempre el correcto enfoque ya que, como El Altísimo creó todo en seis días, incluyendo cada uno de las probidades indicadas para el uso del individuo, buscando que estas sean usadas correctamente, afectando a la incrédula sociedad de forma positiva.

¿Cuáles Valores Cristianos deben existir en la sociedad?

Desde la perspectiva más general, los valores cristianos sociales son filosofías y modos de vida positivas que se encuentran en cada individuo y pueden adoptar, de acuerdo a su libre albedrío. Se logran manifestar la condición natural de sus principios y creencias, siendo cada uno de ellos desarrollados de forma individual, teniendo un significado distinto para la persona que lo estudia, lo cree y lo emplea para su beneficio. Los valores cristianos más importantes son:

El Respeto

Se considera una de las virtudes más importantes, la cual le otorga al individuo los conocimientos para reconocer, querer y apreciar en gran medida las grandes aptitudes y cualidades que poseen otras personas, buscando mantener el fundamento básico de que cada uno de los seres con raciocinio y voluntad son distintos y valiosos. En este sentido, todo hijo de Dios es digno de tener respeto, así como de recibirlo, siendo este compartido de manera natural y de forma obligatoria, ya que es la base fundamental de toda relación social.

Se encuentra directamente ligado a otros valores, de acuerdo a que su práctica genera y llama al compañerismo al respaldo dentro del grupo social, indiferentemente cuál sea y dónde se encuentre. De acuerdo a esto, es vital crear buenos cimientos, que vayan dirigidas hacia la tolerancia, logrando de esta forma que todo el medio pueda funcionar adecuadamente y se logren cumplir con las expectativas, necesaria para cumplir con los propósitos de Dios.

En el siguiente vídeo podrás ver los valores cristianos:

El Amor

Sin ninguna duda, este valor se encuentra especificado como uno de los bases de la doctrina cristiana, con alta influencia en la sociedad, y el más importante de ellos, ya que por medio de este poderoso fundamento se pueden obtener innumerables metas cumplidas en las siempre cambiantes etapas de la vida, consistiendo básicamente en realizar todas las acciones con gran pasión, buscando conseguir la felicidad entre las personas y el completo bienestar.

Dicho de otro modo, ninguna relación social pasada, presente o futura está exenta de la influencia del amor, puesto a que de este dependen las relaciones interpersonales, que vienen manifestándose en forma de amistad, las relaciones familiares, el amor hacia Dios, el amor hacia uno mismo y sus amplias formas de gestarse. Representa no solo un valor, sino la fuerza más grande que existe en el Universo, proveniente de Dios Padre y siendo su manifestación más importante en la historia el sacrificio de su hijo, Jesucristo, limpiando todos los pecados.

Esta verdad se encuentra enmarcada en las escrituras bíblicas, exactamente en el Santo Evangelio según Juan (Capítulo 3, Versículo 16) el cual expresa lo siguiente:

16- “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna

Para todos los fieles y creyentes, este no es más que la muestra de amor supremo, el más grande de todos los que ha habido y, por consiguiente, este valor será por siempre el pilar necesario de los diferentes principios existen, siendo considerado como el de mayor relevancia de este gran conjunto de personas, guiados por los principios y virtudes. Todo el planeta y el Universo dependen de la buena voluntad del Señor, así como del poder infinito del amor.

La Libertad

Este, dentro de las literaturas y la experiencia humana como uno de los principios cristianos que le dan a cada individuo la oportunidad de desempeñarse adecuadamente en la vida, esta probidad se establece en el ser humano de forma distintiva y se proyecta con gran aceptación dentro de todo el colectivo mediante un comportamiento manifestado. Si un grupo no tiene la garantía de la libertad, se transforma en una mala situación, y frente a tal situación resulta vital el desarrollo de acciones de las personas, cargadas con buen ánimo y buena voluntad.

La Justicia

La expresión y la existencia de este valor tiene gran importancia, de acuerdo a que este fundamento está orientado en conseguir el balance adecuado entre la bondad y la claridad que se pueda tener, tanto de la misma persona como con la sociedad, ante una situación que acontece. También entra de la filosofía de hacer lo correcto, resultando claro que es uno de los principios que posee cada persona por naturaleza, ando un significado importante, así como un sentido de igualdad de forma individual, logrando que sea equitativa a cualquier instante.

La Tolerancia

Importa, y por muchas razones, que se le defina como un principio de gran peso para el desarrollo cognitivo y espiritual de la persona, ya que está íntimamente conectado a otras probidades como lo pueden ser de la libertad, la dignidad y sus diversas maneras de expresarse ante las personas, teniendo en cuenta que cada persona tiene una manera de ser, así como un criterio definido, pudiendo ésta dar las opiniones libremente sin el peso de ser juzgados.

La Equidad

Se explica, como uno de los principios de mayor necesidad dentro de la sociedad, detallando que todos los seres humanos, sin distingo entre la raza, sexo o sistema de creencias por la sociedad a la que pertenezca, es merecedor de las mismas oportunidades, encontrándose entre ellas el respeto de los derechos, la posibilidad de gozar de buena salud mental, de tener buena alimentación, de poder trabajar, en fin, lo que permita fortalecer de gran manera no solo el amor entre las personas, sino la felicidad y la armonía para el fin de todos los propósitos.

 La Paz

Uno de los más discutidos y los más buscados durante toda la historia, definido como un principio necesario en cualquier sociedad del mundo, ya que esta probidad y regalo de Dios consta en buscar el orden en cada espacio donde los humanos comulguen entre sí, sin importar el ámbito en que sea ésta practicada, comprendiéndose en este sentido que se debe tener presente en todas las convivencias que se den entre las personas, buscando armonía.

Por ello es importante destacar que es fundamental que haya bastante tranquilidad en las zonas donde se busca la paz, de acuerdo a que de esa manera Dios la dispuso para toda la humanidad, todo esto encontrándose reflejado en las Sagradas Escrituras. A través de los tiempos este valor no ha sido fácil de conseguir y de conciliar la paz entre las personas, y parece ser que siempre es por una causa recurrente y tan antigua como el tiempo: la codicia del hombre.

En el siguiente vídeo podrás conocer los valores esenciales de la familia.

Deber de los Estados del Mundo de promover los Valores Cristianos

Bajo las grandes opiniones que se han hecho sentir recientemente a la Iglesia Católica, ha vuelto a tratarse el debate sobre las grandes diferencias existentes entre la moralidad y el cristianismo, una conexión angosta con el tema de la relación entre cómo afectan al poder público y a la religión o cómo los influyen éstos. No obstante, esta discusión presenta una tarea bastante cerebral, y es que las reflexiones refieren con constancia a una instancia en la historia en específico, que no permiten la evolución de ideas ni su libre expresión por cuestión de poder.

Frente a tal situación resulta complicado darle el valor que merece a la revolución moral de la doctrina cristiana, empezada hace más de dos milenios, que sufrió los estragos de La Inquisición y que ahora se ven duramente afectados los principios antiguos de la ilustración contra la corriente de pensamientos que trajo la Revolución Moderna, a sabiendas que resulta una labor titánica definir y detallar todos los hechos históricos en breves líneas.

Quizás resulte necesario indicar que hay la necesidad de creer que pese a todo ha habido una evolución, pese a que solo puedan ser herramientas para el debate, únicamente, aunque es vital que las sociedades conozcan de lo que ha ocurrido a través del tiempo con respecto al cristianismo, sin importar si un individuo en particular opta por pertenecer a otra religión diferente que la que reconoce a Dios y a su hijo, Jesucristo, como los que rigen todo en La Tierra y, bajo esto, los estados están en la obligación de promover los valores cristianos.

Mediante varias investigaciones y trabajos hechos por académicos sobre el origen de la ética y sus significado, al igual como de la doctrina cristiana, se pudo llegar a la conclusión que la propuesta de querer a tu prójimo como a uno mismo, significó un cambio en la moralidad de los pueblos, sobre todo en las civilizaciones griegas y romanos, y posteriormente en los países occidentales, de acuerdo a que era un concepto de amor y de inclusión que no existían anteriormente, aunque en Oriente este concepto la había profesado Confucio hace 500 años.

En el siguiente vídeo conocerás porque defender los valores cristianos.

También te puede interesar ver nuestros artículos:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here