La Vacuna contra Leishmania para Perros y su Efectividad

El parásito Leishmania Infantum provoca que los perros se enfermen de leishmaniosis canina, patología que es transmitida a través de la picada del mosquito denominado flebotomos. Esta enfermedad puede comprometer de forma grave la salud del can. La finalidad de la Vacuna contra Leishmania es estimular el sistema inmunológico para proteger al animal “desde dentro”. Entérate de mucho más al seguir leyendo este artículo.

Vacuna contra leishmania

La Vacuna Contra Leishmania Canina ¿Es Efectiva?

La enfermedad conocida como leishmaniasis o leishmaniosis es un padecimiento de origen parasitario que provoca variados daños en el organismo del perro. Sumado a ello, cuenta con potencial zoonótico. Por todo lo anterior es esencial que se sigan las medidas preventivas para impedir que el can llegue a padecer de esta patología.

Como parte de tales precauciones, en años recientes se ha estado desarrollando una vacuna. Es una alternativa a tener presente, particularmente para aquellos perros que viven o viajan a sitios de elevada presencia de la enfermedad. ¿Deseas conocer todos las particularidades acerca de esta innovadora vacuna contra la leishmaniasis? En los siguientes párrafos le compartiremos relevante información al respecto de este tratamiento.

¿Qué es la Leishmaniasis?

La leishmaniasis canina es una enfermedad ocasionada por un parásito denominado Leishmania, el cual es transmitido mediante la picada de un mosquito del género Phlebotomus. La leishmaniasis en canes puede ser de suma gravedad y hasta letal si no se le detecta y trata a tiempo. Es una patología irremediable y crónica y el perro no suele transmitirla a los humanos ni a otros animales.

Ésta es una enfermedad endémica que se produce en una estación específica, de tal manera que dependiendo del área climática y geográfica donde se localice el animal, existirá una probabilidad relativa de que la contraiga. Por tal razón se dice que la posibilidad de contagio se incrementa si el can vive a la intemperie, en una región húmeda y en temporadas calurosas.

Vacuna contra leishmania

Esta patología afecta a los vertebrados, así que eventualmente otros animales distintos a los perros igualmente también son infectados e incide muy poco en humanos. En estos no es usualmente tan virulenta como en los canes ya que nuestro sistema inmune tiene la capacidad de combatir la infección, la cual sí puede ser delicada en personas vulnerables, como son los que padecen de cáncer y SIDA.

La Prevención de la Leishmaniasis

Al ser la leishmaniasis una enfermedad parasitaria que es transmitida por un vector, en este caso un mosquito, la prevención se ha enfocado en productos que ofrecen protección al perro contra su picada. Empero, merced al conocimiento cada vez más amplio de los mecanismos inmunológicos que tienen relevancia para esta enfermedad, se están desplegando nuevas estrategias. Éstas posibilitan proteger a los perros, por así decirlo, de forma interna.

De manera que, pese a que no se consiga impedir la picada, el animal continúa estando protegido. Las estrategias están dirigidas  a la prevención pero, asimismo, al tratamiento. En esta dirección se incluye la creación de una vacuna profiláctica.

¿Cuándo se creó la Vacuna?

Con la protección de los perros se les puede evitar serios problemas de salud, por lo que a fines de la década de 1990 comenzó a contemplarse la posibilidad de concebir una vacuna contra la leishmania. Canileish fue la vacuna inicial contra la leishmaniosis luego de más de 20 años de avanzadas investigaciones del más elevado nivel científico. Que estos productos puedan, finalmente, llegar al mercado ha supuesto un prolongado proceso de estudios científicos y ensayos clínicos. Esto permitió que apenas unos años atrás llegase a las clínicas.

Vacuna contra leishmania

Por ejemplo, la vacuna inicial, CaniLeish de Virbac, no fue vendida sino hasta el 2011. Más recientemente, específicamente desde el año 2016, se ha comenzado a emplear Letifend, una vacuna recombinante inventada  por los laboratorios Leti. Las dos vacunas incluyen proteínas de Leishmania infantum, pero tecnología más avanzadas permiten mayor eficiencia con menos coadyuvantes. Esto conlleva una menor proporción de reacciones desfavorables y el requisito de menos dosis.

CaniLeish, la primera vacuna contra la leishmaniasis canina previene la infección de dicha enfermedad con casi un 70% de eficacia pero contaba con una relevante proporción de efectos colaterales. No deja de ser cierto que, puesto que tales efectos colaterales se restringían a respuestas locales desmedidas, se produjo una tendencia de opinión contraria a esta vacuna, que levantó trascendentales polémicas entre los dueños de perros e igualmente en el colectivo veterinario.

Sumado a ello, había una serie de restricciones en la aplicación de la vacuna, debe aplicarse en animales mayores a 6 meses de edad y no debe suministrarse en ejemplares que rebasen de 8 a 10 años y se limitaba mucho su empleo en ciertas razas y en animales de peso inferior a 10 kilos.

Letifend, la vacuna más reciente, cuenta con una eficacia de un 72% en la prevención del contagio y evolución de la enfermedad. Pese a su gran efectividad, los animales ya vacunados y que desarrollaron la enfermedad, en todos los casos los síntomas que manifestaron fueron bastante inferiores a los no vacunados. La revacunación de un can que sufre la leishmaniasis con la vacuna Letifend, en ningún caso empeoró la evolución de la enfermedad. Esto es de gran importancia porque ciertas veces puede permanecer la duda de si nos encontramos seguros al 100% de que el animal está libre de leishmania en el instante de la vacunación

¿Cómo Funciona la Vacuna?

Estas vacunas no impiden la infección, pero controlan la dispersión del parásito en el organismo y aminoran el riesgo de evolución del cuadro clínico y de sus efectos potencialmente graves. Es decir, lo que se procura es que el perro desarrolle mayor resistencia a la enfermedad. Su actividad es como el de cualquier otra vacuna.

Se fundamenta en estimular la reacción del sistema inmune del animal inoculando, en esta ocasión, proteínas de leishmania que no permiten el desarrollo de la enfermedad. Sería como aparentar la enfermedad, pero sin peligros. Se produce una respuesta concreta del organismo ante ese agente infeccioso específico y, además, se mantiene memoria.

Esta genera defensas que son las que atacarían de forma inmediata a la leishmania si el can entrase en contacto con ella. Esta memoria no es fija, por ello, para conservar la protección, hay que reiterar la dosis cada determinado tiempo. Como ninguna vacuna evita la infección, es indispensable establecer medidas preventivas contra el mosquito transmisor.

Eficacia y Fiabilidad de la Vacuna

Cuando una vacuna llega a la etapa de comercialización es debido a que se ha constatado un porcentaje de efectividad significativo. La empresa que la ha concebido debe mostrar estudios que demuestren con evidencia científica su eficiencia. Ahora bien, es probable que nos consigamos con un perro vacunado que, aún así, puede enfermarse de leishmaniasis.

 

Ello se puede deber a que la eficacia de la vacuna no ha bastado como para ofrecerle protección. Pero igualmente es posible que el can estuviese contagiado antes de aplicarle la vacuna. Sumado a ello, la leishmania es un parásito difícil de controlar por los mecanismos de protección que el es capaz de desplegar.

Por ello la realización de una provechosa vacuna es más complicado que con otros agentes infecciosos. Se sugiere su administración a perros que residen en áreas en las cuales abunda la leishmaniasis o van a desplazarse a ellas, aunque únicamente sea de viaje.

Precio de la Vacuna

Para llegar a conocer a cuánto ascenderá el precio de la vacuna, lo pertinente es que le consultemos directamente al veterinario. Es bastante usual que existan distintos precios dependiendo del lugar donde vivimos. Sumado a ello, hay que agregar los ensayos previos y las probables revacunaciones. Como referencia podemos suministrar un monto de entre 30 y 40 euros por dosis.

¿Cuándo se Aplica la Vacuna?

La vacuna contra la leishmaniasis se recomienda para la inmunización de perros que superen los seis meses de edad. Previo a su administración se sugiere verificar si el animal ya está infectado o no. Aunque se debe conocer que algunos de estos ensayos no detentan una sensibilidad muy alta, por lo que pueden obtenerse falsos negativos. Se debe reiterar la dosis con frecuencia anual. CaniLeish requiere inicialmente tres dosis cada tres semanas.

Inconvenientes de la Vacuna

El más importante es que el mecanismo de defensa contra la leishmania necesita del desarrollo de una clase de inmunidad que es difícil de lograr. Esto hace que sean requeridas más dosis para conseguir alguna eficacia. Adicionalmente, también conlleva el empleo de coadyuvantes más potentes. Pese a ello Letifend perfecciona estos aspectos.

Los coadyuvantes son las sustancias que se agregan a la vacuna con el propósito de potenciar su acción. Pero asimismo se vinculan con el surgimiento de reacciones adversas. Por todas estas razones no se aconseja la vacunación de canes menores a seis meses. Estos animales no pueden desarrollar una reacción inmunitaria eficaz.

Hoy en día se trabaja en el mejoramiento de las vacunas contra la leishmania. Como efectos colaterales podemos evidenciar escozor en el sitio de inoculación o una hinchazón. Con CaniLeish puede manifestarse fiebre, apatía o trastornos digestivos. No se sugiere vacunar a lo largo de la gestación ni de la lactancia.

Te recomendamos estos interesantes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.