Trucos para Perros Fáciles y Entretenidos

Cuando deseamos mantener el cerebro de nuestro perro en forma, no hay mejor modo que enseñarle a realizar algunos estupendos trucos caninos. La enseñanza de trucos a tu mascota puede ser bastante divertido tanto para ti como para tu can. Los perros cuentan con una capacidad de aprendizaje tan elevada que les ha permitido permanecer por mucho tiempo a nuestro lado. Entérate a continuación de los Trucos para Perros.

Trucos para perros

Los Mejores Trucos para Perros

Las cosas que más nos encantan de nuestro perro son aquellas que aprende con rapidez y que jamás habrá de olvidar, como dar la pata, ponerse en dos patas o atrapar un bocadillo en el aire. Además de esos, hay muchos otros trucos que les puedes enseñar a tu fiel amigo con lo cual lo harás muy popular. Lo mejor de los trucos para canes es que no solo asombran al que está cerca, sino que son un desafío físico y mental para tu mascota. Además, entrenamientos como éste, fortalecen los vínculos entre ambos.

Al obedecer el can una orden para que se dé la vuelta o para que se despida moviendo la patita se asegura el afecto y los aplausos de quienes lo observen. Pero lo que es de mucho mayor significancia es cómo se siente tu perro al ejecutar el truco. Afortunadamente, la mayor parte de los cuadrúpedos son de instinto curioso. Les encanta estar entretenidos y les agrada desahogarse. Y, si agregado a ello, a obtiene un premio, ya sea un bocadillo o una palmada de reconocimiento de su dueño, entonces todo se encuentra bien.

Diviértete Aprendiendo los Trucos

Practicar trucos para perros es muy beneficioso para el vínculo entre el can y su dueño. Gracias a ello numerosas  personas con canes se plantean metas bastante ambiciosas. Empero antes de comenzar con el entrenamiento se ha de dejar claro que no cualquier truco está concebido para todas las clases y razas caninas. Pese a que la mayor parte de los cuadrúpedos manifiestan cierta disposición para aprender (particularmente si de forma adicional reciben una premio), su tamaño, complexión física y peso podrían imposibilitar el aprendizaje de ciertos trucos.

Adicionalmente, los canes, así como los humanos, tienen predilecciones y aversiones. Si a tu leal compañero canino no le agrada echarse sobre la espalda es preferible que no le ejercites en el rodar o revolcado, y si no le encanta saltar, pues no practiques el truco de coger un bocadillo en el aire. Una condición esencial para la práctica de trucos con perros es que sea placentero tanto para el animal como para ti. Agregado a ello, el éxito se logrará con mayor rapidez si la pasan bien. Si insistes en enseñarle un truco cuando tu peludo desearía estar tumbado en su cama, ninguno logrará divertirse.

Lo Importante es el Proceso

La enseñanza de trucos caninos debería ser una actividad provechosa para tu mascota. Obligarlo está fuera de sitio. Procede de forma lenta y realiza los trucos siempre gradualmente. Haz de ser paciente con tu compañero y ser respetuoso con su velocidad de aprendizaje. Esto no quiere decir que te rindas si tu animal no colabora o el truco no resulta a la primera. En ocasiones se requiere algo de tiempo para que el can comprenda lo que se espera de él. Es de suma relevancia que detalles bien a tu perro y aprendas a apreciar su conducta.

Trucos para perros

Si ves que se desmotiva es mejor dar por concluido el adiestramiento para seguir en otro instante. Con el tiempo sabrás si está centrado en el ejercicio o si le gustaría hacer otra cosa. La enseñanza de trucos favorece que tu perro confíe en ti, pues tú respondes a sus necesidades. Por ende, lo exitoso de los trucos no se valora solo por su acabada ejecución, sino asimismo por lo que se logra a lo largo del entrenamiento conjunto. Una práctica continua y progresiva, así como el celebrar los pequeños triunfos, fomentan la autoconfianza y refuerzan el vínculo entre tu mascota y tú.

La Relevancia de la Motivación

Una reciproca confianza, credibilidad e instrucciones precisas conforman las bases del éxito para adiestrar a un can, lo mismo suele suceder cuando se le enseñan trucos más sencillos. Pero para incentivar a tu mascota con nuevas pautas de juegos y trucos se requiere de algo más.

Pese a que algunas razas caninas tienen una natural voluntad de complacer, al mismo tiempo son algo egoístas, pues saben que la conducta deseada les concederá ventajas, al tanto que los comportamientos no deseados suelen ignorarse o inclusive castigarse. Es probable observar cómo perros de razas que usualmente son consideradas como porfiadas, parecen meditar sí obedecer una orden de su cuidador es una oportunidad o no para recibir recompensa.

Éxitos y Recompensas

La necesidad de obtener reconocimiento es algo a lo que se aspira a la hora de enseñar trucos caninos. Los canes escogen aquello que les produce el mayor éxito. Es una enorme motivación cuando saben que al concluir el ejercicio les aguarda una golosina. El refuerzo positivo, ya sea a modo de bocadillo, caricia o un deseado juguete, ayudará a los dos a conseguir los resultados anhelados con mayor rapidez que cuando se le obliga o incluso se le castiga por no realizar un ejercicio como tú lo esperabas.

Para que los canes aprendan qué conducta es la correcta y por la cual obtiene el reconocimiento, es sumamente importante que lo recompenses de inmediato. Los perros viven en el presente y asocian la reacción de su dueño o tutor a la situación actual. Asimismo es relevante finalizar cada entrenamiento con una experiencia exitosa. Si te percatas de que un ejercicio hastía a tu cuadrúpedo, es mejor echar atrás. Dale una instrucción que sabes que puede consumar sin problema alguno y prémiale por ello. De esa forma puedes dar por concluido el entrenamiento asegurándote de que en la próxima oportunidad ponga todo su empeño.

Trucos para perros

Antes del Entrenamiento de los Trucos

Todo adiestramiento exitoso de trucos caninos se fundamenta en el hecho de que tu perro acate instrucciones elementales como «sit»(sentarse), «down» (abajo) y «still» (quieto). No comiences con los trucos si tu can no acata de forma segura dichos comandos. Debes asegurarte de que el momento de iniciar el entrenamiento sea el apropiado.

Si el animal se encuentra agotado o hambriento es bastante probable que demuestre escaso interés en obedecer. Igualmente es relevante que le permitas descansar tras la comida, para una correcta digestión del alimento. Seguramente se entusiasmará para iniciar la práctica toda vez esté saciado y descansado.

Trucos Caninos

A continuación les describiremos en detalle los pasos para enseñarle a tu perro los más populares trucos. Desde los más simples hasta los que requieren de una interacción compleja con el humano.

Espera

Antes de practicar la orden  “Espera”, debes asegurarte de que tu can ya domina de forma perfecta el comando “Sienta”.

  • Primeramente debes decirle a tu mascota “Sienta”.
  • Después debes abrir la palma de tu mano al frente de su hocico y pronunciarle “Espera”.
  • Echa unos cuantos pasos hacia atrás. Retorna a tu mascota y prémiale con un bocadillo y afecto si ha permanecido en el mismo lugar que le dejaste.
  • De forma paulatina incrementa la distancia que te partas de él antes de premiarle.
  • Siempre debes recompensar a tu can por permanecer en el lugar donde se encontraba antes de la orden, igual si lo hace únicamente por unos segundos.

Trucos para perros

Este es un ejercicio para que el animal se autocontrole, por lo que no te desalientes si se demora un tiempo para poder dominarlo, particularmente si es un cachorro o de un perro muy activo. Lo que ocurre es que quieren mantenerse en movimiento y no sólo echados allí aguardando.

Ven Aquí

Esta instrucción puede evitarle muchos inconvenientes a tu can, al poder traerlo de nuevo a ti, si te evade de la correa o si por accidente dejas una puerta abierta.

  • Coloca una correa y un collar a tu peludo.
  • Distánciate de él tomando la correa.
  • Desciende a su altura y pronuncia: “Ven”, al tanto que jalas con suavidad de la correa.
  • Al llegar contigo, prémiale con cariño y un bocadillo.

Toda vez que lo hayas podido controlar con la correa, quítasela y practica la orden en una zona segura y cerrada.

Suelta

La orden  “Suelta” puede servir de ayuda para mantener tu mascota segura cuando se deja arrastrar por su curiosidad, como por ejemplo si llega a oler en el piso algo que le intriga pero muy probablemente puede ser peligroso. El propósito es adiestrar a tu can a que él podrá conseguir algo mucho mejor si ignora el objeto en cuestión.

  • Pon un bocadillo en cada una de tus manos.
  • Enséñale un puño cerrado con el bocadillo en el interior y pronuncia: “Suelta”.
  • Déjale que lama, huela, mordisquee, ladre y le dé con la pata a tu mano buscando conseguir el bocadillo, simplemente ignora dichas conductas.
  • Toda vez que a él ya no le interese tu mano, proporciónale el bocadillo de la otra mano.
  • Debes repetir todo esto hasta que el animal se distancie de la primera mano apenas le pronuncies: “Suelta”.

De inmediato, sólo otorga a tu mascota su premio cuando él se retire de la primera mano e igualmente te vea a ti. Toda vez que tu can de forma consistente se aleje del primer bocadillo y te eche una mirada cuando le instruyas el comando “Suelta”, ya se encontrará presto para ser elevado a un nivel superior. Para la siguiente fase vas a requerir de dos clases de bocadillos distintos, una regular y una que verdaderamente le fascine, por ejemplo en una mano guardarás una galleta y en la contraria pechuga de pollo.

  • Pronuncia “Suelta” al colocar el bocadillo menos atractivo en el piso y luego taparlo con tu mano.
  • Aguarda a que tu mascota ignore dicho bocadillo y te vea a ti. Posteriormente, retira el bocadillo del piso y de forma inmediata proporciónale su bocadillo predilecto y cariño.
  • Toda vez que pueda dominar esta fase, coloca de nuevo el bocadillo menos atractivo en el piso, pero no lo ocultes por completo con tu mano, no más consérvala algo por arriba del bocadillo. Con el paso del tiempo, puedes pasar de forma gradual colocar tu mano cada vez más distante del bocadillo hasta que se encuentre cerca de 15 centímetros más arriba.
  • A partir de ese momento tu mascota se encontrará presta para practicar contigo de pie. Repite los mismos pasos, pero si ella tratar de coger el bocadillo menos sabroso, cúbrelo con tu pie.

No debes apresurarte con este proceso. Ten presente que estás demandando muchísimo de tu mascota. Si al avanzar, percibes que es un desafío muy arduo para él, retorna al nivel previo.

Dar la Pata

Uno de los clásicos trucos caninos y que es parte esencial como base para otras habilidades es el de dar la pata. Pese a que esta destreza, al parecer, es fácil de aprender, necesita de algo de paciencia (y unos cuantos bocadillos) hasta que tu animal responda a la instrucción con las dos patas.

Así se Ejecuta

Manda a tu perro a sentarse y ponte de rodillas a su lado. Usando la palma de tu mano eleva una de sus patas y di en voz alta y clara la orden «dame la pata». Se debe repetir dicho proceso hasta que el animal te de la pata por si mismo apenas les des la orden. Inmediatamente le premias con un bocadillo.

Otra manera es que ocultes una golosina en tu mano y se la acerques. Tu can buscara acceder a la golosina y es bastante probable que use sus patas para conseguirla. De colocar su pata sobre la mano en la que escondes el  bocadillo, le das el premio al tanto que le pronuncias con claridad «dame la pata». Luego de cierto tiempo tu perro habrá asimilado el ejercicio y te otorgará la pata derecha e izquierda apenas le pongas la palma de tu mano.

Ponerse en Dos patas

Uno de los trucos caninos que más se conoce es el de ponerse en dos patas, el cual consiste en que estando el animal sentado, alza sus patas de adelante apoyando su peso sobre su parte posterior. De acuerdo a la habilidad del can, puede tomarle un tiempo hasta que logre mantener el equilibrio en dicha posición. Lo trascendental es que tu peludo pueda mantenerse sentado sobre su trasero.

Así se Ejecuta

Así como en los dos ejercicios previos, ponerse en dos patas empieza con la instrucción «sit». Aproxima a tu can a una pared y mándale a que se siente. Lo idóneo es que se siente con la espalda apuntando a la pared para que le sirva de ayuda para mantener el equilibrio e impida que se levante muy rápido, ya que para ello requiere echarse algo hacia atrás.

Muéstrale el bocadillo y aproxímalo sobre su cabeza con la mano. No lo eleves en demasía, pues tu mascota buscará levantarse. Apenas tu perro logre enderezarse un poco y eleve las patas de adelante para alcanzar la golosina, debes emitir la instrucción «de pie». Como premio le concedes la golosina. En caso de levantarse dale la orden de sentarse («sit») y esconde el bocadillo hasta que logre elevar únicamente las patas delanteras.

Tocar un Objeto

Lo que se quiere con este truco canino es que el peludo llegue a tocar algún objeto con su pata y lo empuje. Apenas pueda dominar esto, puede ser adiestrado, inclusive, para que empuje una puerta con su pata.

Así se Ejecuta

Coloca un objeto interesante (como una botella plástica o un juguete) en el piso y logra que tu perro se interese en él. Ahora aguarda a ver qué ocurre. Si tu mascota se aproxima y toca el objeto con su pata debes alabarlo y suministrarle un bocadillo. Reitera este proceso enseñándole un objeto y alábale apenas lo toque con su pata. Al próximo día puedes agregar la orden «toca». Cada vez que tu perro toque el objeto di la palabra «toca».

Tras un par de días habrá asimilado dicha señal y podrás aplicarla a otros objetos. Para poder enseñarle a cerrar puertas tienes que apuntar hacia la puerta del lugar donde te encuentres y pronunciar «toca». De llegar el animal a tocar la puerta, prémiale. Para lograr que cierre la puerta completamente debes prolongar la orden a «toca y cierra».

Rodar o Revolcarse

A partir de la instrucción «échate», se busca con este truco que el animal gire sobre su espalda hasta retornar a la posición de inicio, tendido sobre su barriga. Puesto que existen canes a los que no les agrada tumbarse sobre su espalda, este ejercicio necesitar de suma habilidad y cierta paciencia. Obviamente que los premios de bocadillos son de gran ayuda, particularmente aquellas que le encantan sobremanera a tu mascota y que no recibe con mucha frecuencia.

Así se Ejecuta

Ordena a tu mascota que se eche delante de ti con su trasero y codos en contacto con el piso. Coloca su bocadillo favorito frente a su hocico, casi rozándolo, pero sin que tu perro llegue a comérselo. Poco a poco desplaza tu mano en la dirección que deseas que se gire, sube tu mano algo hacia atrás de su cabeza, así el animal procurará mantener su hocico muy cerca del bocadillo y se volteará de forma automática. Si tu leal compañero canino muestra dudas para girarse sobre su espalda, le puedes ayudar un poco con tu otra mano para  girarle hacia el lado correcto.

Arrastrarse o Gatear

Divierte mucho observar como tu mascota se arrastra por el piso rozando su vientre y avanzando lentamente. Puede que requiera de unos cuantos sesiones de entrenamiento hasta que el can pueda dominar por completo este truco, ya que gatear no es un movimiento innato para los canes.

Así se Ejecuta

Manda a tu peludo a tumbarse y ponte de rodillas a su lado. Pon tu mano suavemente en su espalda y con la mano contraria le pones el bocadillo al frente de su hocico. Luego, lentamente, aleja la mano que tiene el bocadillo. Si tu can busca levantarse para perseguir el premio apriétale delicadamente contra el piso mientras dices la instrucción  «arrastra» u otro término similar.

Cuando logre avanzar, aunque sea un trayecto corto, debes alabarlo y otorgarle el bocadillo. Debes repetir este ejercicio hasta que tu perro se arrastre apenes se lo ordenes. Si alcanza a controlar dicho este movimiento luego de unos días puedes retirar tu mano de su espalda y sentarte a poca distancia de él. Coloca la golosina a nivel del piso y enuncia la orden. En cuanto empiece a gatear le has de alabar. Si busca levantarse le ordenas que se eche. Le puedes conceder su premio toda vez haya gateado hasta donde tú te encuentras.

Girar

El objetivo de este ejercicio es que el animal logre girar sobre él mismo (izquierda o derecha) manteniéndose de pie. Este ejercicio nos es muy usual para ciertos perros, pero la mayor parte acata las ordenes si, al concluir éste, obtiene una recompensa.

Así se Ejecuta

Ubícate delante de tú cuadrúpedo y, así como en el ejercicio de revolcarse, coloca el bocadillo próximo a su hocico. Dibuja con tu mano un círculo por detrás de su cabeza de forma que, para seguirla, el can se vea obligado a girar también. Emite una instrucción como «gírate» o «gira». Toda vez el animal se haya girado sobre sí mismo, le otorgas su premio. Reitera el ejercicio las veces que se requiera hasta que tu mascota gire, inclusive desde la distancia. Para tal fin, te vas alejando cada vez más del animal hasta lograr que se gire apenas  con una señal circular de tu mano y la orden.

Saludar o Chocar los Cinco

Chocar los cinco es un ademán muy fortuito que ya no solamente es empleado como manifestación de éxito en el entorno deportivo. No extraña que este gesto sea cada vez más utilizado con perros. Si tu peludo ya sabe cómo dar la pata, este ademán lo podrá aprender con suma rapidez.

Así se Ejecuta

Coloca la mano de forma vertical (no de modo horizontal como al dar la pata) y pronuncia la orden «dame la pata». Proporciónale un bocadillo apenas tu can eleve la pata y toque tu mano verticalizada con ella. Hay bastante probabilidad que al inicio se encuentre algo confundido ya le ofreces la recompensa sin que él haya colocado su pata sobre tu mano, pero al pasar del tiempo se habituara a este novedoso ejercicio.

Apenas se haya tornado algo rutinario le puedes agregar la instrucción «choca esos cinco» o «choca los cinco». Más luego puedes ensayarlo desde la distancia. Apártate, a lo largo del ejercicio, cada vez más del animal, de forma que cuando eleve su pata, pueda alcanzar a tocar tu mano. Prémiale apenas levante la pata, pues podrá reconocer que, con ello, basta. Entonces, cuando te encuentres alejado y elevas tu mano en vertical, el elevará su pata y te saludará.

El Step

Este ejercicio proviene del «dog dancing». Colócate de pie delante de tu mascota y eleva una pierna, luego la cambias por la otra de forma alternativa. El animal, sentado, eleva sus patas de adelante sincronizándolas con las de su dueño. Pareciese que los dos marchan al unísono en el lugar.

Así se Ejecuta

Se requiere para este truco que el animal ya sepa como ejecutar el ejercicio de dar la pata. Haz sentar a tu perro y cuando pronuncies «dame la pata», en vez de elevar tu mano levanta tu pierna derecha. Numerosos canes que ya han asimilado la orden suben su pata de forma instintiva y en paralelo con tu pierna. De llegar a confundir a tu perro al inicio y no acata la orden, es de suma importancia que le apoyes y alargues tu mano sobre tu pierna.

Alábalo apenas suba su pata a la vez que tú elevas tu pierna y proporciónale un bocadillo. Luego haz de repetir el ejercicio con la pierna contraria. Repítelo varias veces y prémiale en cada oportunidad que alcance más pasos, esto es, dale una golosina cuando logre levantar su pata dos, cuatro, seis u ocho veces continuas de forma sincrónica con tus piernas.

Slalom de Piernas

De forma parecida a los ejercicios del step y los giros, el slalom (zigzagueo entre obstáculos) entre las piernas es un movimiento muy practicado dentro del «dog dancing». Tanto así que inclusive los perros con menos interés por bailar hayan divertido este truco. Eso sí, tu mascota no deberá ser más alto que tus rodillas, ya que de ser así podrás mantener tu equilibrio cuando atraviese tus piernas.

Así se Ejecuta

Ubícate parado al lado de tu mascota, con las piernas muy abiertas para que pueda pasar. De encontrarse tu perro a tu derecha, tú deberás de colocar la pierna izquierda al frente. En tal postura pon tu mano izquierda con el bocadillo entre tus piernas (lo más cercano del piso) y desplázala hacia detrás al lado izquierdo. Tu perro seguirá dicho movimiento y cruzará por medio de tus piernas hacia el lado izquierdo.

Luego avanza un paso con tu pierna derecha para repetir el ejercicio pero desde el otro lado. Puedes emplear una orden como «pasa» o «slalom». Al inicio deberías proporcionarle el premio lo antes posible, con el paso del tiempo le puedes dar la golosina luego de avanzar más en el slalom. Toda vez haya asimilado el ejercicio lo realizará inclusive sin que le premies por ello.

Equilibrio y Coger el Premio en el Aire

De este truco, que promete acción, también se esperan miradas de sorpresa del público. No obstante, no es muy fácil de realizar  y demanda algo de destreza de parte del animal y de suma paciencia de parte del dueño y cierta habilidad para la ejecución a la perfección de este ejercicio.

Así se Ejecuta

El paso inicial es practicar que el perro pueda atrapar cosas. Para tal fin debes arrojarle a tu mascota una golosina en horizontal en dirección suya y dar la instrucción «atrapa» o «coge». De forma refleja va a procurar atraparlo. De conseguirlo, ya habrá obtenido su premio. Si el bocadillo cae al piso debes recogerlo de forma inmediata antes de que el animal lo tome. Con el paso del tiempo podrás distanciarte cada vez más y arrojar el premio más hacia la derecha o izquierda, de modo tal que tu mascota se vea obligada a saltar para atraparlo.

Para hacer más complicado este truco canino, puedes ejercitar el balanceo del bocadillo. Para tal fin, de forma suave, procura mantener la mandíbula de tu mascota cerrada con una mano y con la mano contraria pon un bocadillo sobre su nariz. Enuncia una instrucción como «aguanta» o «recto» y libera el hocico del animal sin dejar caer el bocadillo. Si logra mantener la cabeza inmóvil por un tiempo, balanceando el premio, recompénsale con el mismo

Apenas tu perro pueda dominar tanto el atrapar como el conservar el equilibrio puedes aunar los dos trucos. Para dicho propósito pon el bocadillo sobre su nariz y mándale a mantener el equilibrio. Luego debes pronunciar la orden «atrapa», lo que llevará que tu mascota busque alcanzar el bocadillo sobre su nariz por medio de un salto. Hay que ser muy perseverantes con la práctica para que logre salir todo bien. Has de ser paciente y estimular a tu can a intentarlo de nuevo. De no resultar, retorna atrás y ejercita el atrapar y el balancear de el bocadillo por separado.

Enséñale a Besar

Este truco canino puede resultar sumamente simple, puesto que pocos serán los perros que no sean besucones. Esencialmente, el propósito es lograr que tu mascota te bese cuando tú se lo ordenes. Con dicha intención, lo que debes hacer es pronunciarle una palabra breve, como “¡beso!”, cada vez que te llegue a lamer en una mejilla o, si prefieres que no te lama en el rostro, puede ser en una mano. Precisamente en dicho momento, prémiale por medio de  halagos, caricias y quizás un bocadillo.

De forma progresiva, y si eres perseverante, tu can aprenderá a asociar la orden con la acción. Indudablemente, se presentará el momento en el que cuando tu mascota escuche “beso”, de inmediato se arrojará a lamerte el rostro. Al hacerlo así, habrás de premiarle de forma efusiva para que perciba que lo ha asimilado bien. Como recomendación, si tu mascota no es muy afecta a regalarte besos (cosa inusitada pero posible), siempre le puedes incitar colocándote algún alimento como mantequilla o algo similar para que lo lama.

¿Más Trucos para Perros?

Con seguridad te habrás percatado de que todos los trucos reseñados funcionan de la misma forma. Hay una orden precisa, un movimiento de la mano y un premio al final del camino. El cual puede ser un bocadillo o un juguete para perros. Si has asimilado este esquema y has aprendido a apreciar a tu can de forma apropiada podrás poner en práctica numerosos otros trucos caninos con él. Por ejemplo, que tu mascota brinque a través de tus brazos o que se muestre como muerto. Asimismo hay otros trucos sumamente prácticos como «tráeme las pantuflas» o «trae tu correa» que algo de entrenamiento puede aprender tu fiel amigo.

Otros interesantes artículos que igualmente te recomendamos son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.