Descubre quien era Tonatiuh para los aztecas

Hoy te enseñaremos a través de este interesante post informativo, todo lo referente a Tonatiuh, quien era un dios azteca que simboliza al Sol. Además de algunas curiosidades de esta deidad y mucho más ¡No dejes de leerlo! ¡Te sorprenderás!

TONATIUH

¿Quién era Tonatiuh?

De acuerdo a la mitología azteca en este artículo te hablaremos sobre Tonatiuh siendo una deidad que simbolizaba al dios Sol y era el líder de los cielos de acuerdo al pensamiento de la etnia mexica en la cultura prehispánica además se le atribuía el término del quinto sol por ser la era que representaba.

Por lo que la cultura azteca mantenía en sus orígenes que Tonatiuh había tomado el control cuando el cuarto sol fue desterrado del horizonte pues en sus creencias cada sol simbolizaba a un dios diferente y reinaba en una era distinta donde se iba construyendo la historia de esta mitología mexica.

Esta mitología corresponde a los pueblos de Mesoamérica y corresponde a la última era de esta civilización y como se detalla en la cultura cada era finaliza con una destrucción siendo en esta era su representante Tonatiuh.

Leyendas referentes al nacimiento de su historia

Debido a las múltiples narraciones que se hacen del nacimiento de Tonatiuh en este artículo te las explicaremos para que estés al tanto de esta figura mitológica azteca.

Esta mitología también se conoce con el nombre de mexica y ellos tenían varios dioses y cada uno representaba una época en la historia de la etnia azteca. De acuerdo con las narraciones de esta mitología la Tierra y sus habitantes se habían creado cinco veces y de allí que existían cinco dioses sol.

TONATIUH

Cada dios sol representó una época determinada en la cultura mexica y al terminar su era todos los seres eran destruidos y se debía elegir un nuevo dios sol. Por lo que existieron cuatro dioses sol antes que Tonatiuh, siendo los siguientes:

El primero de ellos fue Tezcatlipoca llamado Dios Tigre por lo que al culminar la era los seres e la tierra fueron devorados por estos animales que eran  gigantes. Luego apareció el segundo dios sol de nombre Quetzalcóatl que tenía como elemento el viento por lo que fue el encargado de destruir la tierra al llegar su cometido.

El tercer dios sol fue Tláloc el dios de la lluvia por lo que al finalizar su era la tierra fue destruida con las lluvias inundando y acabando con toda forma de vida y luego le tocó al cuarto sol de nombre Chalchiuhtlicue esta era también finalizó en lluvia pero de bolas de fuego.

De acuerdo a las investigaciones efectuadas las dos primeras era de la mitología azteca duraron alrededor de seiscientos setenta y seis años y en cuanto a la tercera era o tercer sol la misma corresponde a trescientos sesenta y cuatro años.

La quinta era dirigida por Tonatiuh donde se caracterizó por el maíz que utilizaban como alimento y en sus pensamientos el mundo llegaría a su fin mediante un terremoto.

Entre las leyendas que se comentan sobre Tonatiuh en relación a la muerte del cuarto sol se ideó un plan para seleccionar al dios que ocuparía ese lugar por lo cual solo dos dioses eran los más adecuadas para desempeñar esta loable tarea.

Siendo Tecuciztécatl un dios muy orgulloso pero a la vez muy cobarde y el otro era Nanahuatzin que era una deidad noble aunque muy pobre.

Se colocaron frente a la hoguera donde se realizaban los sacrificios que se conocía con el vocablo pira y los demás dioses aztecas comentaron a estas deidades que debían realizar su sacrificio en esta hoguera llamada pira.

Por lo que el dios Tecuciztécatl inició su entrada en la hoguera pero al sentir el ardor en su piel salió inmediatamente de la fogata debido a ello su piel quedó manchada por lo que dio vida a las narraciones referentes a las manchas de jaguar.

En cambio la otra deidad azteca Nanahuatzin al ingresar en la hoguera inmediatamente salió una chispa con rumbo al horizonte e iluminando la noche de allí nace la leyenda del quinto sol por lo que su nombre significa Tona hacer de Sol y Tiuh se traduce como ir.

TONATIUH

De acuerdo a la mitología azteca Tonatiuh estaba referido a la entrega al dios sol. Este término indígena se pronunciaba Toh- na- te-uh en la lengua de esta cultura mexica y se traduce al idioma castellano como:

“… El que va adelante brillante…”

Siendo Tonatiuh el representante de todos los guerreros de esta etnia singular a través de la compañía del jaguar y las águilas como animales mitológicos. Al dios cobarde de nombre Tecuciztécatl sintió en su cuerpo y mente envidia por observar que el dios pobre Nanahuatzin o Tonatiuh se había transformado en el quinto sol por lo que volvió a meterse en la pira y evolución en otro sol pero los dioses menores decidieron matarle con un conejo que lo traspasó  dando origen a la luna.

De acuerdo a la mitología azteca debían realizar dos sacrificios por día para la deidad del Sol y si esto no sucedía se movería en el horizonte para ocultarse y no volver a salir por lo que la etnia mexica acordó dos sacrificios humanos por lo que Tonatiuh se alimentaba con el corazón luego de sus batallas durante la noche.

Tonatiuh según las leyendas de la etnia mexica estaba siempre acompañado dioses y diosas entre ellas estaba Cihuateteo que había muerto tras parir y estaba emparentada con el elemento del agua incluso si existiese inundación o sequía.

También existen otras narraciones que fueron escritas por un misionero de la orden franciscana de nombre Bernardino de Sahagún quien comenta que luego de los sacrificios de los dioses Nanahuatzin y Tecuciztécatl en un enorme incendio Tonatiuh se levantó al firmamento muy débil y gracias a la ayuda del dios viento.

De nombre Ehecatl que era más conocido con el nombre de Quetzalcóatl lo colocó en movimiento, de esta historia narrada se extrae el siguiente extracto:

“… Y dicen que, aunque todos los dioses murieron, en verdad, todavía no se movió… No fue posible… que el Sol, Tonatiuh, siguiera su camino…»

«…De esta manera, Ehecatl hizo su trabajo. Ehecatl se puso de pie. Creció extremadamente fuerte. Corrió y sopló ligeramente. Al instante, se movió el sol… Como tal, sigue su camino…”

Igual comenta en sus escritos que Tonatiuh el quinto sol es la figura transformada de Nanahuatzin por lo que este franciscano realiza en sus textos otros comentarios alusivos a esta deidad siendo el siguiente:

“…Cuando ambos habían sido consumidos por este gran fuego, los dioses se sentaron a esperar la reaparición de Nanahuatzin; donde, se preguntaban, aparecería él.Su espera fue larga. De repente el cielo se puso rojo…»

«…En todas partes apareció la luz del alba. Se dice que los dioses se arrodillaron para esperar el ascenso de Nanahuatzin como el Sol. Todos a su alrededor miraron, pero no pudieron adivinar dónde aparecería…»

Era tal la pasión que sentía la mitología azteca por el estudio de sol que solo fueron superados por la etnia maya. Esta cultura mexica había elaborado su propio calendario solar gracias a sus interesantes estudios.

Hoy en día elementos de su investigación se mantienen en boga como el cuchillo de sacrificio que era representado como una lengua.

TONATIUH

En el disco solar Tonatiuh era simbolizado con una espada y todo su cuerpo y cara eran rojos por las quemaduras de la fogata de la pira incluso a esta deidad azteca se le atribuye el diseño de la flor que se utiliza en la ceremonia de los Días de Muertos de nombre flor de Cempasúchil.

Pues otra de las leyendas comenta que dos jóvenes amantes de nombre Xóchitl y Huitzilin se encargaron de ascender a una montaña muy alta para ofrendar flores a Tonatiuh por lo que esta deidad les agradece.

Además de sonreír de alegría cada vez que estos amantes le visitaban pero Huitzilin perdió la vida en combate y esto hizo que la joven Xóchitl se sintiera muy triste.

Por lo que Tonatiuh al observar su infinita tristeza decidió transformarla en flor y a su amado Huitzilin en un hermoso colibrí que tocase una y otra vez la flor de Cempasúchil para que la misma se abriese y se dio la reconciliación y amor entre estos dos amantes gracias a la deidad mitológica azteca.

Representación de esta deidad

La cultura mexica simbolizaba al dios Tonatiuh con gran cantidad de ornamentos pues en su rostro rojo se observa aretes en forma de círculo además de pirsin en su nariz con joyas y el cabello de esta deidad era de color dorado debido a la tonalidad que obtuvo en la pira.

TONATIUH

Estaba adornado con una hermosa gema de color amarillo se le comparaba con un águila y en las garras de este hermoso animal se dibujaban los corazones que tomaba como tributo.

En el disco solar se dibuja el rostro de Tonatiuh entre las más populares se encuentra la piedra de Axayácatl que también es conocida como la piedra del Sol y el quinto sol se representa en el centro de la piedra debido a su poder y los otros símbolos alrededor datan a las últimas cuatro etapas de la cultura mexica.

Debido a la quema de sus libros por parte de los misioneros católicos quedan pocas reliquias ancestrales de la historia azteca los cuales se conocen con el nombre de códices en ellos se dibuja a Tonatiuh con muchos colgantes en forma de círculo además de una barra de joya en su nariz y sus cabellos eran dorados.

Llevaba una gema de color amarillo relativa al jade como anillos además le representaban con las águilas a Tonatiuh en estos interesantes libros de la cultura mexica  y en estos libros se observaba tomando el corazón de las ofrendas.

Uno de los libros donde se observa con mayor detalle es en el Códice Borgia donde su rostro está pintado con barras en forma vertical de dos tonos distintos del rojo.

En lo que respecta a Tonatiuh se le atribuía el poder de la dualidad por ser la deidad que permitía la vida además del amor en todas las generaciones de esta importante mitología azteca.

Para la mitología ancestral azteca era de gran importancia mantener a su dios Sol en su propia era cósmica por lo tanto era el tiempo de Tonatiuh y para que pudiese moverse en el horizonte se le daba por ofrenda de sacrificios humanos diarios se estima que alrededor de 20.000 tributos humanos eran dados a esta deidad anualmente.

Pero se estima que esta cantidad de muertes es ficticia y la utilizaban para inspirar miedo frente a sus enemigos entre ellos los españoles que estaban interesados en el oro de esta etnia mexica por lo tanto podía mancillar su historia.

Por lo que en el calendario solar azteca Tonatiuh representa a la deidad de los trece días solares desde su muerte hasta llegar al pedernal número trece pues los trece días anteriores habían sido gobernados por otra deidad de nombre Chalchiuhtlicue  y antes de él le pertenecía a Tláloc.

Entre los símbolos que acompañaban a Tonatiuh se encontraban las flechas y el escudo pues era un valiente guerrero frecuentemente se le dibuja con una columna de maguey para representar que era partícipe de los derramamientos de sangre como una ofrenda de sacrificio.

TONATIUH

Lo imperante de las ofrendas de sacrificio también se simbolizaban a través de bolas de plumas de águilas  o con el dibujo de esta majestuosa ave que eran signos eventuales de sacrificios.

Incluso a Tonatiuh el quinto sol le representaban con esta águila por el poder de capturar la fuerza vital de las personas mediante la captura de su corazón órgano que permite la vida de todos los seres  se evidencia en algunos códices.

Un cráneo que han dibujado en el extremo de las prendas de vestir de esta deidad o en su pierna lo cual representaba la protección de este gran guerrero.

Haciendo referencia a otra deidad en la mitología mexica como es Xólotl que representaba al dios de los rayos y la muerte además de proteger a Tonatiuh en los viajes que realizaba al inframundo.

Por lo que se le representaba como un esqueleto de un perro y en la cultura de esta etnia se creía que eran sinónimos de acuerdo a la adoración de Nanahuatzin o Tonatiuh.

TONATIUH

Es importante a tomar en cuenta que a Tonatiuh le dibujaban con las orejas y lengua mutilada en representación a las ofrendas de sacrificio humano.

Mito en relación a esta deidad azteca

Día tras día Tonatiuh el quinto sol aparecía en el horizonte y al llegar el ocaso moría para dar paso a la luna y al día siguiente renacía nuevamente esta deidad imponente.

Por lo que este tarea era bastante difícil y para la etnia mexica se requería sangre además de sacrificios humanos para que Tonatiuh pudiese tomar fuerzas y salir adelante en su batalla diaria que debía enfrentar.

Otras de las formas que requería Tonatiuh para nutrirse además de las ofrendas humanas era mediante la rectitud de su pueblo en una vida moral y llena de virtudes siendo honorables a los trabajos desempeñados.

Además de evidenciar coraje en los enfrentamientos que tenían hacía otros pueblos con el fin de dominarlos pero ante todo dignos y respetuosos.

Entre las diversas narraciones que se atribuyen a Tonatiuh se comenta que Nanahuatzin ese gran dios noble que se sacrificó para transformarse en el quinto sol no aparecía por lo que la serpiente emplumada de nombre Quetzalcóatl.

Decidió tomar el corazón de cientos de dioses con la intención que fueses una ofrenda de sacrificio para alimentar al quinto sol. Debido a esta proeza de la serpiente emplumada Tonatiuh apareció en el horizonte con su máximo esplendor pero estaba estático.

En lo alto del cielo hasta que otra deidad azteca de nombre Ehécatl que era el dios del viento se encargó de soplar para que pudiese estar en movimiento.

En cuanto a este viaje que debía realizar diariamente Tonatiuh creían la cultura mexica que se alzaba como una imponente águila mediante la ayuda de los guerreros.

Al descender llegando el ocaso el espíritu de las mujeres que habían perdido la vida al dar a luz a sus hijos eran las encargadas de ayudarle a enfrentar las batallas contra la luna y las estrellas para salir nuevamente airoso al día siguiente.

Atributos de Tonatiuh

Presenta atributos Tonatiuh el quinto sol como una deidad benévola ya que proporcionaba a la etnia y a los otros seres vivos el calor suficiente para la vida y con ello facilitaba además la fertilidad pero para que esto se diera debía realizarse ofrendas de sacrificio.

Pues el representante de los guerreros y estos cumplían con su deber a Tonatiuh capturando prisioneros para realizar las respectivas ofrendas en su nombre para poder ampliar su vasto imperio gracias a la protección de la deidad del quinto sol.

Para ello se creó el vocablo Tlachinolli ATL que se traduce como Campos quemados en el agua o guerra florida en estos enfrentamientos los prisioneros de las batallas eran destinados como ofrendas de sangre para Tonatiuh.

Se realizaba una ceremonia o ritual conocido como Huey Teocalli donde se extirpa el corazón de las ofrendas humanas. Los guerreros pertenecían a una secta conocida como los Hombres Sol en nuestro idioma castellano y en su lengua se escribía Quauhcalli pues estaban al servicio de Tonatiuh.

La figura de Tonatiuh en el Códice Borgia

Tonatiuh era para la mitología azteca su quinto sol y representaba el movimiento y gracias a su nombre colocaron al calendario el vocablo nahui olin que se traduce como movimiento número cuatro y gracias a estos interesantes libros se evidencia en el arte Posclásico Temprano de esta civilización precolombina de Mesoamérica.

Se pensaba que su batalla diaria al moverse por el firmamento para dar luz y calor a la etnia azteca era alimentada a través de los sacrificios que realizaban diariamente para que a su vez Tonatiuh los protegiese.

Debido a los estudios que realizaban del firmamento Tonatiuh era confundido con Quetzalcóatl en lo que respecta a la manifestación de estrella brillante al amanecer que en la ciencia se conoce como el planeta venus.

Los españoles y el mito de Tonatiuh

En el momento en que se realizó la conquista española a las tierras aztecas en el siglo XVI esta etnia se sorprendió al observar a uno de los exploradores de origen español de nombre Pedro de Alvarado.

Pues tenía el cabello entre dorado y rojo y su temperamento era bastante agresivo y violento y de acuerdo a su porte los pobladores creyeron que era Tonatiuh en persona.

Por lo que se puede observar en cuanto a las investigaciones y descripciones realizadas en esa época de la historia el conquistador español de nombre Bernal Díaz del Castillo hacía referencia de la etnia mexica a Alvarado como si fuese El Sol.

Hasta narra Castillo una reunión que se realizaría con Moctezuma II donde estaban presentes Alvarado y Hernán Cortés además de otros hombres siendo el siguiente:

“… los embajadores con quienes viajaban dieron cuenta de sus actividades a Moctezuma y él les pregunta qué tipo de caras y apariencia … respondieron que Pedro de Alvarado era de muy buen grado tanto en rostro como en persona…»

«…que se parecía al Sol y que era un Capitán… desde ese tiempo le dieron el término de Tonatiuh que se traduce como Sol o el Hijo del Sol y así lo llamaron para siempre…”

Si te ha parecido interesante el presente artículo, te invito a visitar los siguientes enlaces:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.