Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Como cristiano sabemos que Cristo venció la muerte y que fuimos salvos gracias al precio de sangre que pago. Si Jesús pudo hacer todo es yo como creyente sé que todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Conoce en este post.

todo-lo-puedo-en-Cristo-que-me-fortalece2

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Cuando Pablo le escribe la carta a los filipenses lo hace para exhortarlos a que vivan en unidad y mantenerse firmes en el Señor, entregar la vida al Señor y vivir en sus senderos.

Filipenses 4:1

1 Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.

Pablo llama a los de la iglesia filipense a que se regocijen en el Señor Jesucristo por eso cuando en la actualidad se utiliza el versículo siguiente lo sacan de contexto.

Filipenses 4:13

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

En el mundo actual lo utilizan como una frase se superación personal que distorsiona por completo la profundidad y el significado que el Espíritu Santo le impuso a este versículo. Como lo mencionamos anteriormente Pablo escribió está carta con una emoción de alegría y de regocijo en su alma. Por lo que cuando se lee todo el libro de Filipenses 4 se aclara que “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. A través de este artículo conocerás lo más importante de este maravilloso mensaje de sabiduría cristiana.

Filipenses 4:4-7

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!

Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

todo-lo-puedo-en-Cristo-que-me-fortalece3

Las pruebas en compañía del Señor

Cuando solemos tener momentos difíciles siempre le preguntamos al Señor ¿Por qué a mí? ¿Por qué me abandonas Señor? Como cristianos sabemos que siempre estamos en compañía con el Señor pero en nuestra condición de seres humanos nos llegamos a sentir abrumados por lo que nos ocurre en nuestro día a día.

Romanos 5:4

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

Cuantas veces hemos pedido paciencia en nuestra vida y nos frustramos porque sentimos que el Señor no responde a nuestra plegaria. Sin embargo debemos evaluar que situación estamos pasando porque el Señor te dará pruebas donde puedas desarrollar la paciencia. Recordemos que los caminos de Dios no son los nuestros ni el tiempo de Cristo es el nuestro.

Alegremos nuestros corazones cuando Dios nos hace pasar por pruebas por más difíciles que sean. Ya que hace que nos acerquemos a Él, buscamos consuelo en nuestro Señor, le oramos, lo alabamos y lo bendecimos. Todo esto hace que su corazón se alegre y nos acompañe en los días duros.

Salmos 42: 9-11

Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí?
¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?

10 Como quien hiere mis huesos, mis enemigos me afrentan,
Diciéndome cada día: ¿Dónde está tu Dios?

11 ¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.

Sometamos nuestro carácter a Cristo y saquemos provecho de cada una de las adversidades que nos da el Señor ya que esta experiencia la podemos ver como lo que debemos cambiar para llenar las necesidades que Cristo está viendo en mí. Solo recordemos constátenme que Dios esta con nosotros y tengamos Fe de que todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Regocijo en las pruebas

Debemos entender como cristianos que no importa la prueba que el Señor nos ponga debemos confiar en que siempre estaremos bajo su sombre y protegidos. En la carne nos preocupamos, nos molestamos y hasta dudamos de poder salir de una situación especifica. Pero en el espíritu debemos estar seguros y alegres de que nuestro Señor nos guíe por sus senderos.

Filipenses 4:10-12

10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.

11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

Recordemos siempre que Dios es nuestro Padre y que nunca nos va a abandonar en la prueba, siempre nos va a cuidar y nunca desfalleceremos mientras nuestra Fe esté puesta en Él.

Salmos 18:2

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;
Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Salmos 18: 20-21

20 Jehová me ha premiado conforme a mi justicia;
Conforme a la limpieza de mis manos me ha recompensado.

21 Porque yo he guardado los caminos de Jehová,
Y no me aparté impíamente de mi Dios.

Salmos 91:9-10

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

 Luego de leer este artìculo te invitamos a que sigas en comunión con el Señor Jesucristo por el siguiente post Versículos de agradecimiento a Dios

De igual manera te dejamos este video para que sigas aprendiendo del Señor


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.