Tipos de volcanes

Los volcanes pueden expulsar una enorme columna de humo

Los volcanes son parte de la geomofología de la Tierra. La geomorfología es una rama de la geografía y la geología que estudia las formas de la superficie terrestre, que se encarga de describirlas, comprender sus orígenes y su comportamiento actual. Dentro de la geomorfología encontramos concretamente la vulcanología, que es la ciencia, que concretamente, se encarga del estudio de todo lo relacionado con los volcanes.

Todos los tipos volcanes se dividen en tres categorías principales según su geomorfología, su actividad volcánica y su erupción. Si quieres saber más sobre ellos con algunos ejemplos, en este post te hablamos sobre ellos.

Hay varios tipos de volcanes en la Tierra

Los volcanes cómo bien hemos dicho al principio de este post, se clasifican según su morfología, la actividad volcánica que tienen y el tipo de erupción volcánica. Vamos a hacer una breve introducción a esta clasificación:

  • Tipos de volcanes según su actividad: volcanes activos, inactivos y extintos

  • Tipos de volcanes según su geomorfología: volcanes en escudo, estratovolcanes, calderas volcánicas, conos de ceniza (o escoria), y domo de lava.

  • Tipos de volcanes según su erupción: volcanes hawaianos, volcanes estrombolianos, volcanes vulcanianos, volcanes peleanos, volcanes hidromagmáticos, volcanes islándicos, y volcanes submarinos.

Tipos de volcanes según su actividad

Hay distintos tipos de volcanes que expulsan mucha lava

Como bien hemos mencionado anteriormente, los tipos de volcanes según su actividad son los activos, inactivos y extintos. A continuación te hablamos de cada uno de ellos. 

Volcanes activos

Son aquellos volcanes que podrían entrar en erupción en cualquier momento. Esto le sucede a la mayoría de los volcanes, algunos ejemplos de estos son Cumbre Vieja en la isla española de La Palma (actualmente en erupción), Sicilia, el Monte Etna de Italia (actualmente en erupción), Fuego de Guatemala (actualmente también en erupción) y el Volcán Irazú en Costa Rica.

Volcanes inactivos

Son volcanes que mantienen su actividad al mínimo, también se les conoce como volcanes durmientes. Aunque su actividad es baja, a veces entra en erupción. Un volcán se considera inactivo si no entra en erupción durante siglos. El volcán Teide en las Islas Canarias de España y el supervolcán Yellowstone en los Estados Unidos son ejemplos de volcanes inactivos. Sin embargo, estos dos ejemplos recientes muestran movimiento, con terremotos menores en su área, lo que sugiere que todavía están «vivos» y pueden activarse en algún momento, no están extintos ni desplazados.

Volcanes extintos

Son volcanes cuya última erupción data de hace más de 25.000 años. En cualquier caso, los investigadores no descartan que en algún momento vuelvan a explotar. También toman este nombre aquellos volcanes que han sido desplazados por los movimientos tectónicos respecto a su fuente de magma. El volcán Diamond Head en Hawái es un ejemplo de volcán extinto.

Tipos de volcanes según su geomorfología

Los volcanes pueden ser muy grandes

Volcanes en escudo

Estos son grandes volcanes. Se caracterizan por tener un diámetro mucho mayor que su altura. La forma de este volcán está determinada por la continua acumulación de erupciones volcánicas. Por ejemplo, la mayoría de los volcanes en las Islas Galápagos tienen esta forma, como el Volcán Wolf.

Estratovolcanes

Como su nombre indica, este tipo de volcán está formado por capas de lava basáltica y roca. Son de forma cónica y se originan a partir de erupciones explosivas que alternan con otras tranquilas. Como ejemplo de estratovolcán, podemos mencionar el volcán de Colima en México.

Calderas volcánicas

Se originan a partir de una gran explosión o colapso de una cámara de magma. Como característica principal, podemos hablar de su forma, que se parece a un gran cráter. El cráter de Bandama en Gran Canaria es un ejemplo de tal volcán.

Conos de ceniza (o escoria)

Estos son los volcanes más abundantes de la Tierra. Se caracterizan por su pequeño tamaño y rara vez superan los 300 metros de altura. Como su nombre indica, se construyen a partir de cenizas y/o escorias. En Perú, más de 45 conos de escoria se encuentran exclusivamente en las regiones de Arequipa y Cusco.

Domo de lava.

Este tipo de volcán se origina cuando la lava no es muy fluida, luego se acumula y aprieta el cráter. A medida que se acumulaba la lava, se formó una especie de cúpula en la cima del volcán. Un ejemplo es el domo de lava del volcán Chaitén en Chile.

Tipos de volcanes según su erupción

Hay distintos tipos de volcanes

Volcanes hawaianos

La lava de estos volcanes es fluida y no libera gases ni produce explosiones durante la erupción. Por lo tanto, el estallido es silencioso. La mayoría de los volcanes en Hawái tienen este tipo de erupción, de ahí el nombre. Específicamente, podemos mencionar el volcán hawaiano llamado Mauna Loa.

Volcanes estrombolianos

A diferencia del volcán recién descrito, el volcán Stromboliano presenta una lava viscosa poco fluida, y la erupción consiste en explosiones sucesivas. De hecho, la lava se cristalizó a medida que subía por las tuberías, y luego la actividad volcánica se redujo a proyectar bolas de lava semiconsolidadas, llamadas eyecciones volcánicas. El nombre de este tipo de volcán hace referencia al volcán Stromboli de Italia, que entra en erupción rítmicamente cada 10 minutos.

Volcanes vulcanianos

En este caso, son erupciones muy violentas que pueden destruir los volcanes sobre los que se encuentran. La lava se caracteriza por ser muy viscosa y con alto contenido gaseoso. Como ejemplo, podemos mencionar el volcán Vulcano en Italia, cuya actividad volcánica dio lugar a este tipo de volcán.

Volcanes peleanos

Estos volcanes tienen lava muy viscosa que se solidifica rápidamente para formar un tapón en el cráter. La enorme presión que crea el gas en su interior hace que se abran las grietas laterales y, en ocasiones, el tapón sea expulsado violentamente. Como ejemplo podemos mencionar el volcán Perret en la isla de Martinica, de donde se deriva el nombre de este volcán.

Volcanes hidromagmáticos

Las erupciones resultan de la interacción de masas de magma en contacto con aguas subterráneas o superficiales. Dependiendo de la relación magma/agua, se puede liberar una gran cantidad de vapor. Este tipo de actividad volcánica es común entre los volcanes de la región española del Campo de Calatrava.

Volcanes islándicos

En este tipo de volcanes, la lava fluye y la erupción es expulsada por grietas en el suelo, no desde el cráter. Así se formó la Gran Meseta de Lava. La mayoría de estos volcanes se encuentran en Islandia, de ahí su nombre. Un ejemplo específico es el volcán Krafla en Islandia.

Volcanes submarinos

Aunque sorprendente, también hay volcanes activos bajo el mar. Por supuesto, las erupciones oceánicas suelen ser de corta duración. En algunos casos, la lava expulsada puede llegar a la superficie y formar islas volcánicas a medida que se enfría. Como ejemplo de un volcán submarino está el volcán Kavachi cerca de las Islas Salomón.

Espero que este artículo te haya servido para saber más sobre los tipos de volcanes y sus características. Si quieres saber más acerca de los volcanes puedes visitar este link.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.