A las Serpientes se les ha considerado como animales fascinantes, enigmáticas y a veces temidas por los humanos. Se cree que están vinculadas a los reptiles acuáticos, los que con el pasar de los años y gracias a la evolución han cambiado. Suelen cazar a sus presas mediante la inoculación de su veneno o mediante la constricción hasta provocar la asfixia. En el artículo a continuación te invitamos a conocer más acerca de los distintos Tipos de Serpientes.

Tipos de serpientes

Tipos de Serpientes

Podemos decir que hoy en día se tiene conocimiento de que hay aproximadamente 3.400 tipos de estos animales y una cantidad inferior al 10 por ciento de ellas que son venenosas. Pese a ello, se ha asociado la imagen de la serpiente a lo que más es temido por los humanos, representando, a veces, al mal.

Las serpientes u ofidios, conformar parte, en conjunto a camaleones e iguanas, del orden Squamata, cuyas especies se caracterizan por disponer de su mandíbula superior completamente fusionada al cráneo y un maxilar inferior de gran movilidad, además de una propensión a reducir sus miembros, los cuales se encuentran totalmente ausentes en las serpientes. En los siguientes párrafos reseñaremos los distintos tipos de serpientes existentes, sus características y algunos ejemplos de ellas.

Características Generales

Algunas especies de serpientes miden solo unos pocos centímetros pero otras llegan a medir más de 25 pies de longitud. Suelen vivir en árboles, en la tierra, bajo tierra, en el agua, y en climas húmedos que brinden una temperatura cálida. De acuerdo a las investigaciones realizadas se ha determinado que su sangre es fría y además tienen la capacidad de desplazarse en distintas formas, por ejemplo de modo lateral como numerosas personas habrán observado alguna vez.

Pueden mostrarse agresivas cuando están en busca de comida, algunas se ocultarán y aguardarán hasta que llegue la comida para la cual colocan carnadas y así obtener lo que les interesa. Se aprovechan de dicha oportunidad para atrapar a sus presas, siendo probable que las aplasten con sus cuerpos o les inoculen veneno.

Tipos de serpientes

Estos ofidios a nivel superficial, tienen el cuerpo protegido por escamas de tipo epidérmicas, las cuales pueden disponerse una al lado de la otra, de forma sobrepuesta, etc., así como también otros reptiles. Entre ellas hay un área móvil denominada bisagra, lo que le posibilita efectuar movimientos. Las serpientes, en contraste a los lagartos, poseen escamas córneas y no cuentan con osteodermos o escamas óseas debajo de ellas. Esta capa epidérmica escamosa es mudada de forma total en cada oportunidad que el animal crece. Es mudad como una única pieza a la cual se denomina camisa.

Son criaturas ectotermas, esto es, no tienen la capacidad de regular la temperatura de su cuerpo por sí mismas, están supeditadas al entorno. Para lo cual, cambian y adaptan su conducta para conservar su temperatura lo más constante posible. Siendo un reptil, su aparato circulatorio se caracteriza por contar con un corazón fraccionado en tres cámaras, dos aurículas y un único ventrículo. Este órgano obtiene sangre del cuerpo y de los pulmones, que libera de nuevo al cuerpo. Las menudas válvulas y tabicaciones con las que dispone el ventrículo hacen que opere como si estuviese dividido en dos.

El aparato respiratorio de las serpientes consta de un pequeño orificio en el extremo de la boca denominado glotis. La glotis posee una membrana que posibilita el paso de aire hacia la tráquea cuando el animal requiere respirar. Detrás la tráquea se encuentra un pulmón derecho completamente funcional con un bronquio que lo cruza y se denomina mesobronquio. El pulmón izquierdo en estos ofidios está muy disminuido o completamente ausente en numerosas especies. La respiración tiene lugar merced a los músculos intercostales.

Las serpientes cuentan con un aparato excretor sumamente evolucionado. Los riñones son de clase metanéfricos, al igual que en aves o mamíferos, los cuales funcionan filtrando la sangre y expeliendo las sustancias de desecho. Se encuentran localizados en el área más posterior del cuerpo. No poseen vejiga, pero la sección final del tubo por el cual se expulsa está agrandada, posibilitando el almacenamiento. La mayoría de las serpientes son criaturas omnívoras.

Tipos de serpientes

La fecundación en esta especie se realiza internamente. Ponen huevos, aunque a veces pueden actuar como ovovivíparas, cuyas crías se desarrollan en el interior de la progenitora. Los ovarios en las hembras son prolongados y permanecen a flote dentro de la cavidad corporal. En los machos, los tubos seminíferos operan como testículos. Muestran una estructura denominada hemipene, que no es más que una prominencia de la cloaca que se  introduce en la cloaca de la hembra. Ésta es una estructura donde confluyen los tubos excretores, el extremo final del intestino y los órganos reproductores.

Ciertos órganos de los sentidos se encuentran muy evolucionados en las serpientes, como ocurre con su olfato y su gusto. Las serpientes cuentan con un órgano denominado de Jacobson u órgano vomeronasal, por medio del cual detecta las feromonas. Sumado a ello, mediante la saliva, son impregnadas las sensaciones gustativas y olfativas.

A nivel facial cuentan con unas fosetas que detectan ínfimas diferencias de temperatura, hasta 0,03 ºC. Las utilizan cuando cazan. La cantidad de fosetas que tienen varía de 1 a 13 pares a cada costado del rostro. A través del campo térmico que le permite detectar, existe una doble cámara dentro dividida por una membrana. Si un animal de sangre caliente se encuentra cercano, el aire que se encuentra en la primera cámara es incrementado y se desplaza la membrana de terminación que sirve para estimular a las terminaciones nerviosas.

Para finalizar, hay serpientes sumamente venenosas, cuyo veneno es generado por glándulas salivales cuya composición está alterada. Siendo, a fin de cuentas, saliva, cuenta con una función digestiva que contribuye a la digestión de la presa. Por lo que, si eres mordido por una serpiente, aun no siendo venenosa, la misma saliva puede producir una reacción adversa y ocasionar heridas muy dolorosas.

Hábitat

Las serpientes, debido a su enorme diversidad han llegado a ocupar casi todos los hábitats del mundo, exceptuando a los polos. Ciertas serpientes residen en áreas boscosas, sirviéndose de los árboles para desplazarse. Otros ofidios moran en pastos y áreas más despejadas. Empero, igualmente, pueden habitar regiones muy rocosas o con carencia de agua, como las zonas desérticas. Hay ofidios que, inclusive, han colonizado los océanos, por lo que el medio acuático asimismo puede ser un sitio ideal para ciertas variedades de serpientes.

Ejemplos de Serpientes

Como mencionamos al principio, existe una enorme variedad de especies de serpientes, las cuales aquí hemos clasificados de acuerdo a su cualidad de venenosa o no, y del hábitat que pueblan.

Venenosas

Las diversas clases serpientes venenosas suelen diferenciarse por la forma en la cual se encuentran distribuidos sus dientes:

  • Dientes aglifos: que no cuentan con un canal por el cual inocular el veneno, por lo que el líquido debe fluir por toda la boca.
  • Dientes opistoglifos: Se encuentran en la parte posterior de la boca, con un canal por el cual el veneno es  introducido.
  • Dientes protoroglifos: Se localizan en la parte anterior y cuentan con un canal.
  • Dientes solenoglifos: Poseen un conducto interno. Los dientes con veneno que pueden desplazarse de atrás hacia delante, son regularmente los más venenosos.

No todas las serpientes son de la misma peligrosidad. Regularmente, los ofidios se han desarrollado para depredar presas específicas y, entre ellas, no se encuentran los humanos. Por ende, la mayor parte de las serpientes, aunque sean de naturaleza venenosa, no tienen por qué significar una auténtica amenaza. Pese a ello, hay serpientes sumamente peligrosas y entre las más venenosas del planeta conseguimos a:

  • Serpiente Taipán (Oxyuranus microlepidotus)
  • Mamba Negra (Dendroaspis Polylepis)
  • Marina de Blecher (Hydrophis Belcheri)
  • Cobra Real (Ophiophagus Hannah)
  • Nauyaca Real o Terciopelo (Bothrops Asper)
  • Cascabel Diamante (Crotalus Atrox)

No Venenosas

Casi el 90 por cierto de los ofidios que pueblan el planeta tierra no son de naturaleza venenosa, pero no por ello dejan de constituirse en una amenaza. Las pitones no inoculan veneno, pero gracias a su cuerpo pueden comprimir y asfixiar a animales de enorme tamaño en escasos segundos. Entre las serpientes pitón podemos mencionar a:

  • Pitón de Alfombra (Morelia spilota)
  • Pitón de Birmania (Python bivittatus)
  • Pitón Real (Python regius)
  • Pitón Amatista Australiana (Simalia amethistina)
  • Pitón Africana de Roca (Python sebae)

A ciertos ofidios se les clasifica como clases de serpientes domésticas, pero no hay serpiente que se pueda considerar doméstica, ya que no han experimentado ningún proceso de domesticación. Lo que sucede es que el carácter de las serpientes usualmente es calmado, y rara vez embisten, y solo en caso de que se sientan amenazadas. Esta condición, agregada a la circunstancia de no contar con veneno, hace que numerosas personas opten por tenerlas como mascotas. Otros ofidios no venenosos son:

  • Boa Constrictor (Boa constrictor)
  • Serpiente Rey de California (Lampropeltis getulus californiae)
  • Falsa Coral (Lampropeltis triangulum); es uno de los tipos de serpientes de México.
  • Pitón Arborícola (Morelia viridis)

De Agua Dulce

Las serpientes de agua usualmente habitan en las orillas de ríos, lagos y lagunas. Estos ofidios usualmente son de gran tamaño y, pese a que respiran aire, transcurren la mayor parte del día inmersas en el agua, donde consiguen parte del alimento que requieren, como anfibios y peces.

  • Culebra de Collar (Natrix natrix)
  • Culebra Viperina (Natrix Maura)
  • Serpiente Tiburón de Java (Acrochordus javanicus)
  • Anaconda (Eunectes Murinus)

Marinas

Las serpientes marinas constituyen una subfamilia dentro de la agrupación de los ofidios, la cual recibe el nombre Hydrophiinae. Tales serpientes viven casi toda su existencia dentro del agua salada siendo, en la mayor parte de los casos, incapaces de moverse sobre una superficie sólida, como lo es el suelo terrestre. Como parte del grupo de serpientes marinas encontramos a:

  • Serpiente Marina de Hocico Ancho (Laticauda colubrina)
  • Serpiente Marina de Cabeza Negra (Hydrophis melanocephalus)
  • Serpiente Marina Amarilla (Hydrophis platurus)

De Arena

Como serpientes de arena se clasifican a aquellos ofidios que moran en zonas desérticas. Entre ellas podemos conseguir a ciertos tipos de serpientes de cascabel.

  • Víbora Cornuda o Víbora de Arena (Vipera ammodytes)
  • Serpiente de Cascabel del Mohave (Crotalus scutulatus)
  • Serpiente de Coral de Arizona (Micruroides euryxanthus)
  • Culebra Brillante Peninsular (Arizona pacata)
  • Culebra Brillante (Arizona elegans)

Importancia de las Serpientes

Estos reptiles desempeñan un rol de importancia en el medio ambiente natural y la cadena alimentaria. Como eficientes cazadoras y depredadoras de acechanza, las serpientes utilizan sus altamente evolucionados sentidos de la vista, olfato, oído y tacto para ubicar, reconocer y seguir a su presa. Ciertas serpientes emplean una dosis mortal de veneno para inmovilizar y aniquilar a sus presas, entretanto que otras emplean sus potentes y musculosos cuerpos para comprimir a su presa hasta perecer.

Las serpientes son seres de gran movilidad, con la capacidad de desplazarse sobre la arena y las rocas, escondrijos en el suelo, infiltrarse por los resquicios y hendiduras en las rocas; escalar paredes verticales de rocas y treparse por las ramas de los árboles más finos, y hasta nadar con gran rapidez, todo lo cual careciendo de extremidades.

Ciertas especies de ofidios se considera que se encuentran amenazados a causa de excavaciones en territorios para la agricultura, el desarrollo urbanístico y la inserción de animales (como las especies domésticas). El mantenimiento de un elevado nivel de biodiversidad es de gran relevancia para toda la vida en el planeta, incluyendo la humana, y las serpientes juegan un papel destacado dentro de la biodiversidad.

Es frecuente el aprovechamiento de las serpientes para comercializar su piel o para poseerlas como mascotas, adicionalmente se usan como fuente de alimentos en ciertas regiones. Todo ello ha dado lugar a la desaparición de algunas variedades de serpientes en algunas zonas del mundo, y asimismo ha ocasionado la migración a espacios que no le son propicios.

De forma general, los humanos solemos olvidar que las serpientes y otros reptiles conforman un porcentaje significativo de los depredadores, que ayudan a mantener a nuestros ecosistemas naturales en equilibrio. Sin ellas, la cantidad de especies de presa se incrementaría a niveles no habituales y los depredadores de las serpientes se enfrentarían para conseguir alimentos, con estremecedoras consecuencias para la biodiversidad, y obviamente para los humanos.

Los siguientes son otros artículos interesantes que te recomendamos:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here