Los principales Tipos de Nubes y sus características

La evaporación del agua en conjunto con la temperatura y el viento, producen la formación de los distintos tipos de nubes, siendo su creación fundamental para la circulación y conservación del agua en la tierra.

Formación de las nubes

La creación de las nubes es debido a la evaporación del agua desde la superficie de la tierra, esta se eleva y a medida que asciende el aire humedecido se enfría, transformándose el vapor en agua o en pequeños cristales de hielo.

Estos al estar suspendidos por efecto del aire que circula en la atmósfera, se agrupan produciéndose la formación de la nube. Al reunirse numerosas gotitas de agua, forman gotas más gruesas, que al contener suficiente peso pueden caer y llegar hasta el suelo, dando lugar a una precipitación.

Las nubes pueden flotar producto de la masa de aire que se encuentran debajo de ellas, ya que este pesa mucho más que la nube.

Para que las nubes persistan, es preciso que se vayan condensando nuevas cantidades de vapor de agua, para que se formen nuevas gotas que sustituyan a las que constantemente caen y se evaporan. Los tipos de nubes sólo se diferencian de la niebla por su alejamiento de la superficie terrestre.

Proceso de formación

La formación de las nubes ocurre por medio de tres procesos:

Nubes por ascenso orográficos

Nubes que se forman producto de una masa de aire caliente y húmedo, que al tropezarse con una colina en su camino, se ve obligada a ascender a niveles más altos, en donde el vapor de agua se condensan y se forman este tipo de nubes, características de las regiones de climas montañosos.

Estas nubes permanecen en las cúspides en donde fueron desarrolladas. Las nubes orográficas, generalmente poseen una forma horizontal totalmente plana y se exhiben en diversos tamaños.

Nubes por convección térmica

Son producto de movimientos de masas de aire verticales, originados por las variaciones térmicas entre el suelo y las capas altas de la atmósfera. Son ascendentes en la zonas de elevadas temperaturas del suelo (trópico) y descendentes en zonas de suelo frío (latitudes subpolares).

Nubes de convección producidas por un frente

Estas ocurren cuando dos masas grandes de aire colisionan. Un frente cálido choca con un frente frío, en ese instante la masa de aire caliente se desliza por encima de la masa de aire frío, y al encontrar menos presión, procede a expandirse y enfriarse, generando que el excedente de agua condense y forme  las nubes.

Tipos de nubes

El servicio meteorológico internacional, ha establecido diez tipos de nubes, divididas en cuatro grupos, estos a su vez se subdividen según su formación y configuración, obteniendo clases y subclases con el fin de lograr una clasificación más exacta. Entre estas se encuentran:

Nubes Altas

Se desarrollan entre los 6.000 y 13.000 metros de altitud, debido a que a estas alturas el aire es lo suficientemente frío, las mismas se encuentran conformadas por cristales de hielo. Las nubes altas no precipitan, pero pueden indicar una variación del tiempo. Entre ellas se encuentran:

Cirro

Nube blanca de aspecto liviano, frecuentemente de una brillantes sedosa, de forma fibroso y frágil, con apariencia de hebras largas, parecidas a los de una lana cardada.

Se presenta en las regiones superiores, entre los 6 y 10 km de altitud de la atmósfera, sin sombras. Está formada por cristales de hielo muy finos (agujas de hielo) debido a su formación a gran altura.

Las nubes cirros, toman el calor que emite la Tierra durante el efecto invernadero y ayudan a reflectar la luz del sol sin que los rayos solares lleguen a la superficie.

Se desplacen por efecto del viento indican un frente cálido, y posibles precipitaciones. Su símbolo: Ci.

Cirrocúmulo

Nube situada a altitudes superiores a los 6 km, de color blanco, formada por esferas pequeñas que se asemejan a motas de algodón, sin sombras, dispuestas en grandes enjambres o filas (matos o bancos cirrosos).

Está constituida generalmente por cristales de hielo y su altitud coincide con la de los cirros inferiores. Constituye el llamado cielo aborregado, cuando la misma forma grandes campos.

Otras veces se encuentran soldados unos con otros, en estrías finísimas, blancas y paralelas, que se proyectan sobre el azul del cielo.

Son nubes efímeras, por lo general se presentan junto con los cirros o los cirroestrato, su aparecido regularmente precede a la lluvia. Su símbolo: Cc.

Cirrostrato

Nube en forma de velo blanquísimo o lechoso, compuesta por cristales de hielo, de apariencia a veces difusa y de estructura fibrosa, como la de los cirrus. En ocasiones puede presentar un estriado largo y ancho, y alcanzar a cubrir total o parcialmente el cielo.

Este velo aparece bien recortado en ocasiones, o con bordes difusos en otras. El sol no tiene grandes dificultades para atravesar la nube, por lo que producen halo solar y lunar.

Se encuentran a más de 6 km de altitud. Son indicadoras de la llegada de un frente cálido, puede evolucionar convirtiéndose en altoestrato y desencadenar lluvias moderadas. Su símbolo: Cs.

Nubes Medias

Las mismas no precipitan, se crean a una altura entre los 2000 y 6000 metros, se encuentran conformadas por gotas de agua y, cuando la temperatura es lo suficientemente baja, por algunos cristales de hielo, las mismas pueden cubrir total o parcialmente el cielo. Entre las nubes medias tenemos:

Altoestrato

Manto o capa nubosa de color grisácea, azulada o blanquecina de apariencia robusta totalmente uniforme o formado por capas con apariencia estriada, con una prolongación horizontal bastante amplia, ya que pueden cubrir total o parcialmente el cielo.

Se encuentran compuestas por hielo y agua, de escaso espesor puesto que deja ver el sol. Se encuentra aproximadamente entre 2 y 6 Km de altitud, y aunque son nubes de nivel medio pueden subir a niveles altos. Su símbolo: As.

Altocúmulo

Nube blanca o grisácea, generalmente con parte sombreada, esencialmente compuesta por gotas de agua.

Se presenta a altitudes medias entre 2 y 6 km, formando bancos o capas de aspecto globular o fibroso bastante esponjoso con sombras entre ellas, parecido a un enlosado.

Son nubes que generalmente, surgen a distintas alturas y continuamente en conjunto con otros tipos de nubes. Comúnmente no ocasionan lluvias, pero pueden revelar un agravamiento del tiempo en los próximos días. Su símbolo: Ac.

Nimboestrato

Masa de nubes oscuras, amorfa y de bordes desgarrados, que provoca lluvias, nevadas persistentes o granizos.

Los nimboestratos pueden extenderse desde las proximidades del suelo hasta una altura que supera los 1000 metros.

Se presentan con vientos fuertes y son asociados a los frentes cálidos, y son tan compactos que ocultan completamente el sol. Cubren, por lo general una gran parte del cielo, y a través de sus claros pueden verse cirroestratos o altoestratos. Su símbolo: Ns.

Nubes bajas

Se producen a un nivel inferior a los 2.000 metros, generalmente se encuentran formadas por gotas de aguas y las mismas pueden precipitar. Estas incluyen:

Estrato

Nubes compuestas por delgadas capas uniformes, que se aparecen con vientos ligeros y se encuentran constituidas por gotas de agua.

Se sitúan a una altura máxima de 2,5 km, estas cubren de manera uniforme el cielo, generalmente presentan un color gris y se asemejan a la niebla.

En ocasiones, este tipo de nubes puede producir precipitaciones muy suaves (llovizna) y cuando su capa es bastante delgada, se puede visualizar la producción de una corona de luz, alrededor del sol o la luna. Su símbolo: St.

paisajes con algunos tipos de nubes

Estratocúmulo

Nube gruesa y densa en forma ondulada, de tonos blanquecinos por lo general con matices oscuros, se presentan como una capa de nubes en posición de filas.

Se pueden formar a partir de altocúmulos o nimboestratos, se encuentra compuesta por gotas de agua, pertenecen al grupo de las nubes bajas y se sitúan a alturas inferiores a los 2 km.

Comúnmente surgen cerca de la puesta de sol y en el invierno forma mantos continuos, raramente son acompañadas por gotas de lluvia o nieve granulada. Su símbolo: Sc.

Nubes de desarrollo vertical

Este tipo de nubes se sitúan a escasos metros de la superficie, son producto del ascenso acelerado del aire y su desarrollo vertical, puede sobrepasar los 10.000 metros de altura. Entre las nubes de desarrollo vertical se encuentran:

nubes y truenos

Cumulo

Nube densa de expansión vertical y forma redondeada, de aspecto bastante esponjoso, cuya parte superior, posee una forma de cúpula, presenta protuberancias más o menos acentuadas de color blanco y brillante, mientras que la parte inferior es casi plana.

Los cúmulos son nubes características de los días del verano. Forman masas espesas, con sombras muy acentuadas de color grisáceo o más oscuro. De formación diurna, son causadas por cursos ascendentes de aire cálido.

Se sitúan a una altura que depende de la temperatura y del estado higrométrico de las capas bajas, por lo general entre 1200 y 1400 metros. Si las condiciones de humedad y temperatura resultan favorables, rápidamente se transforman en cumulonimbos. Su símbolo: Cu.

tipos de nubes

Cumulonimbos

Nube de estructura vertical, originada a parir de un cumulo, se extiende desde 500 metros hasta la altura de los cirrus, de constitución mixta, ya que en la parte baja, se encuentra compuesta por gotas de agua mientras que en su parte alta está formada por cristales de hielo.

Generalmente se forman espesas masas de manera aislada con proporciones gigantescas, con un fuerte desarrollo vertical debido a su origen convectivo. Tienen forma de torre y en su parte superior muestran una estructura filiforme.

Pueden causar fuertes precipitaciones, en forma de lluvia, copo de nieve o granizo, también provocan truenos, rayos y generalmente se producen en la época estival. Su símbolo: Cb.

Importancia de las nubes

Las nubes poseen una representación fundamental para la conservación y el desarrollo de la vida en el planeta, estas ofrecen múltiples ventajas y beneficios, sin ellas no existiría vida en el planeta Tierra, ya que:

  •  Contribuyen al sostenimiento de los ecosistemas en el planeta Tierra.
  •  Ayudan a extender de manera uniforme la energía del sol sobre la superficie del planeta y dentro de la atmósfera.
  • Las nubes poseen gran crédito sobre el clima, el tiempo y la vida en la Tierra.
  •  Contribuyen a mantener una temperatura uniforme, ya que impiden la radiación excesiva del calor terrestre, las nubes absorben aproximadamente el 3% de la luz solar.
  •  Los tipos de nubes pueden representar unas situaciones atmosféricas o estados de tiempo concretos, de ahí que revistan una gran importancia para los pronósticos del tiempo.
  • Además pueden prolongan el atardecer por varios minutos, dependiendo del tipo de nube en que la luz del sol se encuentra reflejada.
  • Contribuyen al ciclo del agua y todo el sistema climático.
  • Las nubes toman el calor que emite la Tierra durante el efecto invernadero y ayudan a reflejar la luz del sol sin que los rayos solares lleguen a la superficie.
  • Sin ellas, dejaríamos de recibir el aporte líquido del cielo, por ende los ríos, mares y lagos, así como, todos los yacimientos de agua se secarían.
  • Brindan sombra protegiéndonos a las personas de los rayos solares.
  • Los distintos tipos de nubes decoran los horizontes, además de ser una hermosa fuente de inspiración.

Atardecer


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.