Tipos de Avispas: ¿Qué son?, Remedios y Más

Se conoce a las avispas como aquellos insectos voladores presentes en todo el mundo y que todos recordamos por su peligrosa picadura. Con su aguijón, las hembras inyectan un potente veneno que puede intoxicar a cualquier humano. Hay distintos tipos de avispas, pero la mayoría de ellas no son dañinas. En este artículo conocerás más a fondo sobre este pequeño insecto.

Tipos de avispas

Tipos de Avispas

Se denominan como avispas a aquellos insectos que son parte de la familia Vespidae y que igualmente pertenecen a una de las órdenes de insectos mas vastas, entre los cuales conseguimos a hormigas, abejorros y abejas, y demás. Son animales eusociales, esto es, que mantienen un nivel elevado de organización social, aunque igualmente hay ciertas especies que se inclinan por vivir a solas.

Son insectos himenópteros, cuyo aspecto se reconoce por presentar franjas negras y amarillas en su abdomen y la modesta cintura que separa su cuerpo. Asimismo, estos insectos de tamaño medio cuentan con un aguijón venenoso, cuya picada puede ocasionar peligrosas reacciones, las cuales son peligrosas para la vida de los seres humanos. No obstante, estos animales no son del todo nocivos, ya que desempeñan relevantes tareas en el ecosistema en el que se localicen, como por ejemplo, el control de plagas.

¿Qué son las Avispas?

Las avispas son insectos que pueden volar y que son parte de la familia Hymenoptera (con excepción de las hormigas y las abejas) y del suborden Apocrita. Son distintivas por sus colores intensos y por encontrarse en casi todo el planeta. Adicionalmente, se les conoce por sus aguzados aguijones que provocan dolorosas picadas, aunque no todas las variedades pueden picar.

Estos insectos desempeñan un importante rol dentro de la naturaleza, pues al constituirse como parásitos de otros animales operan como un magnifico control de plagas biológico, el cual imposibilita el crecimiento exagerado de otros insectos y descarta las infestaciones de estos en los cultivos.

Características

Hay una gran variedad de avispas repartidas por todo el mundo, las cuales tienen características comunes en lo físico, lo organizativo, lo alimentario y lo reproductivo. Las características reseñadas a continuación se encuentran presentes en la mayor parte de las avispas, no obstante, igualmente pueden distinguirse en tales aspectos:

  • Dos pares de alas
  • Un ovopositor o aguijón
  • Escasos o ningún pelo abundante (a diferencia de las abejas)
  • Prácticamente todas las avispas son terrestres; apenas unas pocas agrupaciones parásitas son acuáticas especializadas.
  • Son depredadores o parasitoides, mayormente de otros insectos terrestres; son hábiles en el uso de las arañas como presas, y algunas variedades de avispas parásitas emplean arañas u otros arácnidos como anfitriones para la reproducción

Tipos de avispas

Aspecto Físico

Los rasgos físicos cambian entre cada variedad de avispas, las más comunes cuentan con franjas amarillas y negras que circundan su abdomen. Aun así, igualmente existen con tonos marrones, azules y rojos intensos. Por otro lado, estos insectos usualmente miden de 1 a 3 centímetros, pese a que hay especies que alcanza a medir más de 5 centímetros.

Otros de los rasgos frecuentes en casi todas las variedades de avispas, son los dos pares de alas con que cuentan (un par modesto y el otro más grande), a los que se sumas sus seis patas y dos antenas que operan como mecanismos sensoriales, que les posibilitan reconocer a sus presas y depredadores.

Aguijón

Este diminuto y aguzado órgano es uno de los recursos para la defensa de las avispas, particularmente de las hembras, ya que gracias a éste pueden picar a sus depredadores (humanos o animales) e inocularles un potente veneno que ocasiona malestares y en los casos más severos la muerte.

Se ha de resaltar, que este órgano únicamente se encuentra en las avispas hembras, ya que se origina en el ovopositor (órgano sexual que les facilita poner huevos). No obstante, no todas las avispas cuentan con aguijón, ya que las del tipo parasitoides no lo poseen. Este aguijón puede ser usado en varias ocasiones y no únicamente una vez como sucede en el caso de las abejas.

Tipos de avispas

Anatomía y Sexo

En su anatomía hay enormes variaciones entre las distintas clases de avispa. Al igual que todos los insectos, las avispas cuentan con un exoesqueleto fuerte que recubre las tres partes primordiales del cuerpo. A tales piezas se les conoce  como la cabeza, mesosoma y metasoma. Las avispas cuentan igualmente con una región estrangulada unida al primer y segundo segmento del abdomen (el primero pertenece al mesosoma y el segundo al metasoma) al cual se denomina como pecíolo.

Al igual que la totalidad de los insectos, las avispas cuentan con tres pares de piernas. Sumado a sus ojos compuestos, las avispas asimismo cuentan con algunos ojos sencillos, de nombre ocelos. Estos se encuentran usualmente en una disposición triangular exactamente delante de un área de la cabeza, que se conoce como vértice. Es posible diferenciar entre los sexos de ciertas especies de avispas en base a la cantidad de divisiones en sus antenas. Por ejemplo, las avispas chaqueta amarilla machos cuentan con 13 divisiones por antena, entretanto que las hembras poseen 12.

En ciertos casos los machos se logran distinguir de las hembras debido a que cuentan con un segmento visible agregado en el metasoma. La desemejanza entre las avispas obreras hembras estériles y las reinas igualmente es variable entre las especies, pero habitualmente la reina es notoriamente de mayor tamaño que los machos y las otras hembras. Las avispas se logran diferenciar de las abejas, debido a que cuentan con un tarsómero posterior achatado. En contraste a las abejas, las avispas, de modo general, no cuentan con pelos plumosos.

Alimentación

En general, las avispas son parásitos o parasitoides en estado larvario, y se nutren de néctar únicamente como adultos. Numerosas avispas son depredadores de otros insectos (a menudo inmovilizados) usados como alimento para sus larvas. En las variedades parásitas, las comidas iniciales casi siempre provienen de la acogida en la que van creciendo las larvas.

Usualmente, cuando estos insectos se encuentran en estado larvario son alimentados con otros insectos como arañas, orugas y moscas. Toda vez llegan a la fase adulta, las avispas se nutren del néctar de las flores, la savia de los árboles y otras fuentes usualmente azucaradas; sin embargo, ciertas variedades sociales adultas pueden comer frutos y otros insectos.

Tipos de avispas

Hay varias clases de avispas sociales que son omnívoros, ya que comen de una diversidad de frutos caídos, néctar, y carroña. Ciertos grupos de estas avispas sociales, tales como las del tipo chaqueta amarilla, pueden suministrar insectos muertos a sus crías. En numerosas especies sociales, las larvas aportan excreciones dulces que son consumidas por los adultos.

Las avispas machos adultos en ocasiones acuden a las flores para conseguir su néctar para alimentarse, prácticamente de la misma forma que las abejas de miel. En oportunidades, ciertas especies, como las avispas chaqueta amarilla y particularmente avispones, ocupan los nidos de abejas y sustraen la miel y/o crías.

Reproducción y Longevidad

Las especies sociales realizan su reproducción de modo sexual; para tal fin las avispas reinas (hembras fértiles) se sirven de las avispas machos. Tras su apareamiento, estas acumulan los espermatozoides de los machos (zánganos) dentro de ellas, para luego fertilizar sus óvulos de los que emergerán avispas hembras; mientras que de los óvulos no fertilizados, se manifestarán las avispas machos. Después de culminado el proceso reproductivo, las avispas se alejan por toda la estación veraniega para buscar sitios seguros para el anidamiento y colocación de sus huevos.

En contraste, las avispas solitarias cuentan con reproducción asexual, copiando su material genético sin la participación de una avispa macho. No obstante, así como la avispa reina, estas van en búsqueda de un sitio seguro para depositar sus huevos hasta el instante de la eclosión.

El tiempo de vida de estos insectos cambia de acuerdo a su género, ya que los machos usualmente viven por 2 meses, entretanto que las hembras infértiles (obreras) duran de 2 a 4 semanas. Se ha de mencionar que la mayor longevidad la poseen las avispas reinas, ya que pueden vivir hasta 1 año, merced a que tienen la capacidad de hibernar, mientras que el resto de las avispas perecen como resultado de las bajas temperaturas.

Tipos de avispas

Depredadores Naturales

Pese a que las avispas son depredadoras innatas de muchos otros insectos y plagas, estas no pueden evadir el orden jerárquico natural. Por lo tanto, asimismo son víctimas de otros animales, entre los que encontramos:

  • Aves
  • Ranas Toro
  • Araña de Jardín Amarilla
  • Murciélagos
  • Lagartijas
  • Erizos
  • Mosca Caníbal de Patas Rojas

Variedad de Avispas

Motivado a la inmensa variedad de avispas que hay, las clasificaciones de ellas usualmente son múltiples y para las cuales se consideran diferentes aspectos o factores. La clasificación más elemental nos muestra dos clases de avispas, según la presencia o no de aguijón.

Avispas Aculeata

Esta clase de avispas cuentan con un aguijón venenoso con el que proporcionan picaduras a sus víctimas cuando se defienden o se alimentan de la sangre de estas. Es necesario referir, que esta agrupación reúne apenas el 30% del total de avispas existentes, por lo tanto, en contraste  a lo que se supone la mayoría de las avispas no cuentan con aguijón.

De igual manera, estos insectos se separan según su grado de sociabilidad y de la manera como organizan sus vidas, pudiendo llevarla a solas o socialmente. Si se trata de las solitarias, éstas se reproducen de forma asexual, por lo que pueden engendrar una copia idéntica de su código genético.

Tipos de avispas

Del otro lado, las avispas sociales se organizan en una estructura por jerarquías en la cual la reina es la hembra fértil, que cuenta con la capacidad de reproducir utilizando los espermatozoides de los machos. Sumado a ello, las hembras que no pueden reproducirse, son responsables de la recolección de los alimentos y se catalogan como obreras.

Avispas Parasitoides

Por otra parte, las avispas parasitoides o parásitas son las que no cuentan con aguijón. Por ende, no pueden picar; no obstante, su propósito en la naturaleza reside en el control de las plagas, ya que al constituirse en parásitos de otros animales (en particular, insectos) imposibilitan la multiplicación desmesurada de estos.

Esta clase de avispas usualmente se alojan en otros animales, de los que logran obtener su alimento; hasta que tales animales perecen. Es de importancia resaltar que hay avispas parásitas que colocan sus huevos dentro de otros animales, para que estos les aporte los nutrientes que requieren.

Especies

A nivel global se conocen más de 100.000 especies distintas de avispas, que difieren en tamaño, color, conducta, modo de reproducirse y alimentación. De esta manera, como parte de las avispas sociales y solitarias, parasitoides y aculeata, las especies que más se destacan son las siguientes:

Avispa Común

La Vespula Vulgaris es la variedad que más se encuentra en Europa, Asia y Oceanía, con un tamaño alrededor de 12 a 17 milímetros. Se distingue de otras especies parecidas debido a que muestra franjas negras y amarillas que circundan su abdomen. Sumado a ello asimismo muestran puntos negros en las franjas y una diminuta mancha en su cabeza.

Gran Avispa Negra

Es una variedad de avispa solitaria, que se caracteriza por su considerable tamaño que va de los 2,5 a los 4 centímetros. Como su denominación lo señala, esta clase de avispa es de color negro y no muestra mancha alguna o pigmentación en su cuerpo. Se ha de resaltar que las avispas negras moran en la tierra, en la cual edifican los nidos para sus crías, a las que dan de comer cigarras, saltamontes, langostas y otros animales.

Avispa Roja

Con un brillante color rojo y unos 2,5 centímetros de longitud, la avispa roja es de categoría social y se halla repartida primordialmente en Estados Unidos. Como avispas sociales se congregan en colonias de unos 800 integrantes, los cuales residen en nidos hechos con madera y restos vegetales.

Avispa Asesina

Reciben este nombre en virtud de la picadura de su aguijón la cual libera un potente veneno con el que paraliza a sus presas, entre las que se consiguen a las cigarras. No obstante las hembras de esta variedad de avispas sólo emplean su aguijón al sentirse amenazadas o su nido se halle en peligro, por lo que no son un peligro apremiante para los seres humanos.

Avispa Africana

A ésta especie se le considera como uno de los insectos más letales del mundo Es un híbrido que se creó en África (de allí su denominación) del cual se ha obtenido como resultado a una variedad muy peligrosa y cuya picada puede terminar con la existencia de miles de personas. Al mismo tiempo, la avispa africana es una de las que siempre está a la defensiva, por lo que pueden agredir a cualquiera que se aproxime a sus nidos.

Hábitat

Las avispas pueden subsistir cualesquiera sea el clima o ecosistema (excluyendo las bajas temperaturas), por lo que se les puede encontrar en todo el planeta, tanto en montañas como en desiertos, sabanas, selvas, páramos, bosques, y demás. Adicionalmente, estos insectos se localizan fácilmente en todas las ciudades del orbe, ya que han logrado adaptarse a las áreas urbanas.

En lo referente a su forma de organizarse, hay dos clases de avispas: sociales y solitarias. Las primeras se congregan para elaborar sus nidos con la celulosa de los árboles, y los cuales colocan en las ramas de los árboles, techos de las viviendas  u otras áreas distantes del suelo. De su lado, las avispas solitarias usualmente construyen nidos de barro o madera, si bien igualmente pueden vivir en pequeños agujeros en el suelo. También hay variedades solitarias que son proclives a vivir en rendijas de árboles u otros entornos donde puedan poner sus huevos.

En contraste con las abejas, las avispas no poseen glándulas productoras de cera. En numerosas ocasiones crean una sustancia parecida al papel, primordialmente de pulpa de madera. Las fibras de madera son reunidas en las cercanías, de madera descompuesta, suavizada por la masticación y combinada con la saliva. La pulpa se emplea luego para elaborar peines con células para las crías. Más frecuentemente, los nidos son sencillamente madrigueras cavadas en un sustrato (habitualmente el suelo, así como tallos de plantas), o, si se elabora, se lo hace a partir de barro.

Polinización

Si bien gran parte de las avispas no desempeñan papel alguno en la polinización, algunas pocas variedades pueden transportar de forma eficaz el polen y por ende colaborar en la polinización de diversas variedades de plantas, considerándoseles polinizadores en potencia o inclusive eficientes. En ciertos casos, como el de los higos polinizados por las avispas higo, donde estas avispas son sus únicos polinizadores, y por ende su rol es crucial para la subsistencia de sus plantas hospederas.

Picaduras de las Avispas

Como se indicó previamente, únicamente son las avispas hembras las que producen picaduras, ya que son las que cuentan con aguijón. Este diminuto pero peligroso órgano, es el que les posibilita introducir el veneno a sus víctimas, cuando se defiende o protegen a sus nidos y colonias. Debido a ello se aconseja que la gente se mantenga alejada de los nidos de avispas y mucho menos causarle molestias a estos insectos.

Síntomas

En lo referente a los síntomas de las picadas de avispas, se ha de aclarar que son diversos y pueden ser más severos de acuerdo a la clase de avispa que haya perpetrado la picadura. Es de relevancia resaltar que estos síntomas se revelan sólo por la picada, no tanto por la reacción al veneno de las avispas.

  • Dolor en la zona en la cual ocurrió la picadura.
  • Se enrojece la referida zona.
  • Inflamación y picazón en la zona afectada.
  • Sensación de calor intenso.

Peligros y Alergias

Generalmente, las picadas de avispas no significan un peligro en sí mismas, pero sí lo constituye la alergia al veneno de estas. Esta situación de sensibilidad se halla presente en un 15 a 25% de los humanos y de un 5 y 15% de ellos es posible que experimenten reacciones desagradables y peligros nada favorables, entre los que se consiguen:

  • Inflamación en zonas del cuerpo alejadas de la picadura
  • Erupciones
  • Mareos y desfallecimientos
  • Malestar, vómitos y diarrea
  • Desvanecimientos
  • Tos y estornudos
  • Complicaciones para respirar y tragar
  • Transpiración excesiva

Si se sabe de alergia a las picadas de las avispas, los tratamientos se fundamentan en el suministro de antihistamínicos, fármacos con cortisona y broncodilatadores, los que, además de disminuir los síntomas, impiden que surjan complicaciones. De otro lado, en los casos de mayor gravedad se puede administrar adrenalina, para paliar el shock anafiláctico que puede ocasionar la hipersensibilidad al veneno.

Enfermedades y Peligros

Las avispas viven regularmente en árboles de los cuáles toman todo, el riesgo de estos insectos son sus picaduras, particularmente cuando la persona a la que pican es alérgica al líquido que liberan. Por otro lado, se sabe que las termitas moran dentro de la madera, pero en contraste al hábitat de las avispas, estás pueden vivir dentro de los árboles, madera humedecida, no forzosamente dentro de casa.

Hay algunos insectos que puede contagiar diversas enfermedades a causa de las bacterias que sueltan en cada sitio que pisan. Un evidente ejemplo de tales insectos son las moscas, las que no requerimos ni tocar para que nos contagien con varias enfermedades, y esto es debido a que en sus patas cargan las bacterias que pisan, las que habitualmente tienen que ver con excremento, animales fallecidos y frutas descompuestas.

Otra peste hogareña que usualmente transmite numerosas enfermedades son las temidas ratas, a las cuales se debe alejar de casa. Una manera muy eficaz de eliminarlas es colocar trampas para ratas en casa, siendo cuidadosos de no dejarlas al alcance de niños ni de los animales domésticos.

Remedios Caseros ante Picaduras

Ante la presencia de una picada de avispa lo que primeramente se debe hacer es constatar que el aguijón no se localice en la piel, de ser así este debe ser sacado, para lo que no se aconseja emplear pinzas, ya que esto posibilitaría que el veneno se esparciese con mayor rapidez. En cualquier situación el mejor modo de hacerlo es con las uñas o algún objeto que no tenga filo (tarjetas o trozos de cartón).

Toda vez que el aguijón es sacado se debe asear el área con jabón o algún producto desinfectante, con lo que se pueden impedir infecciones. Igualmente es de utilidad aplicar medicamentos que reduzcan el dolor, la inflamación y el enrojecimiento. De su lado, los remedios caseros más frecuentes para estos son:

  • Cebolla: En razón de sus cualidades antibacterianas se aconseja aplicarla en el área afectada, de esta manera se impide la profusión de bacterias que puedan complicar el cuadro.
  • Limón: El ácido de este cítrico tiene la capacidad de aminorar los efectos del veneno, por lo que es aconsejable aplicar unas gotas en el sitio de la picada.
  • Hielo: Este contribuye a la reducción de la inflamación y el dolor que ocasionan las picaduras de avispas; para ello se han de poner algunos cubos de hielo en una toalla que será colocada sobre la zona afectada.
  • Vinagre de manzana: El dolor y la inflamación pueden ser reducidos con la aplicación de un algodón humedecidos con vinagre de manzana. Adicionalmente, éste es un potente antiséptico y bactericida.

Aplicaciones del Veneno

Las propiedades del veneno de las avispas han sido estudiadas con el propósito de diseñar y desarrollar novedosos fármacos terapéuticos. Con el mastoparan, uno de los péptidos primordiales que componen el veneno de las avispas, se ha evidenciado que tiene diversas aplicaciones en medicina.

El Mastoparan solo o en mezcla con otros antibióticos podría ser una opción para combatir multiplicidad de bacterias que se resisten a los antibióticos en prácticas clínicas (se ha evidenciado la actividad in vitro del mastoparan-AF a solas y combinado con antibióticos empleados contra variadas cepas de Escherichia coli que resisten los  antibióticos aisladas de animales)

Igualmente puede ser de utilidad antiviral, pues un estudio in vitro realizado recientemente ha evidenciado que un derivado del mastoparan muestra actividad antiviral de amplia gama contra cinco familias de virus con cubierta mediante la alteración de la estructura de su recubrimiento lipídico.

El mastoparan ingresa a la membrana mitocondrial y provoca un incremento de la permeabilidad de la mitocondria para la regularización de la citotoxicidad de células tumorales. Diversos estudios han confirmado la actividad antitumoral del mastoparan y sus similares in vitro, por lo que igualmente podría ser empleado en la lucha contra el cáncer.​

¿Cómo evitar la Infesta de Avispas?

La mejor forma de exterminar las avispas del hogar o impedir la infestación de estas, es disminuir los espacios con cualquier condición que puedan favorecer el desarrollo de éstas. Es debido a ello que se deben suprimir las fisuras en paredes o cosas de madera, así como igualmente los huecos en el suelo en los cuales las avispas pudiesen anidar.

Por otra parte, el empleo de insecticidas igualmente puede ser de ayuda en la eliminación de estos animales, particularmente en ambientes externos como piscinas, patios y jardines. Del mismo modo, se sugiere aplicar alguna crema o gel repelente para impedir la picada de estos insectos.

Diferencias entre Avispas y Abejas

Es frecuente que las avispas y las abejas sean equiparadas y en oportunidades confundidas, en razón de la aparente semejanza que hay entre estas variedades voladoras. No obstante, a pesar de que tengan similitudes físicas y de conducta, hay rasgos que las distinguen notablemente, como los siguientes:

  • Color: Las abejas presentan una coloración dorado o pardo, en contraste a las avispas, ya que estas muestran pigmentaciones brillantes y oscuras, del amarillo, atravesando rojos y azules, hasta el negro.
  • Alimentación: Primordialmente las abejas son herbívoras y se nutren del néctar de las plantas, entretanto que las avispas son carnívoras u omnívoras, ya que pueden alimentarse de otros insectos, frutos y néctar.
  • Aspecto Físico: Las avispas presentan un notorio estrechamiento que separa su tórax, al cual se conoce como cintura; entretanto que las abejas no cuentan con éste y tienen pelillos que recubren todo su cuerpo.
  • Función en la Naturaleza: El rol primordial de las abejas en la naturaleza es polinizar las variedades vegetales; mientras que las avispas son responsables de suprimir otros insectos, con lo que sirve como controladoras de plagas.

¿Diferencias entre Avispas y Abejas?

Las avispas provocan aversión en mucha gente, entretanto que las abejas cuentan con el aprecio de la mayor parte del público, de acuerdo a un estudio reciente. Y esa perspectiva poca positiva de las avispas “no es justa” ya que los dos insectos son igual de beneficiosos para el entorno natural.

Un estudio, que está basado en una encuesta realizada a 750 personas de 46 naciones, fue llevado a cabo por científicos en el Reino Unido e Italia y hecho público en la revista Ecological Entomology. Los creadores del trabajo indicaron que las avispas están necesitadas de una campaña de publicidad para rescatar su imagen, y afirman que estos insectos son merecedores no solo de ser tan apreciados como las abejas, sino ser receptores de los mismos empeños en materia de conservación.

Molestas

En la encuesta se solicitó a los consultados que calificaran distintos insectos en un rango de valores desde menos cinco (sensaciones bastante negativas) a cinco (sensaciones bastante positivas). La mayor parte de las respuestas en el análisis de las abejas se colocaron por arriba de 3, pero ocurrió contrariamente con las avispas, que obtuvieron mayormente puntuaciones de menos 3 o inferiores.

Los investigadores igualmente solicitaron a los encuestados que meditaran en palabras vinculadas. En torno a las abejas los términos más repetidos fueron “miel”, “flores” y “polinización”. Pero los vocablos más relacionados a las avispas fueron “peligrosas”, “picadas” y “fastidiosas”.

Mala Prensa

La perspectiva popular de las avispas no tiene base, asegura Seirian Sumner, científica de University College en Londres, quien encabezó el estudio. Las avispas igualmente polinizan flores y desempeñan un rol clave para el entorno natural al matar y comer otros insectos a los que se considera como plagas. Lo inconvenientes es que las avispas han sido retratadas erróneamente en artículos de información, afirmó Sumner, quien está especializado en la vida social de los insectos.

“Las personas desconocen las admirables funciones que desempeñan las avispas desde el punto de vista ecológico”, indicó Sumner. “A pesar de que mucha gente piensa que las avispas solo quieren causarles molestias al perseguir su sándwich durante un picnic, en verdad esas avispas se muestran mucho más interesadas en atrapar insectos que puedan cargar a su nido para dar de comer a sus larvas”, apuntó.

Pocos Estudios

Sumner reconoció igualmente que son escasas las investigaciones científicas acerca del impacto benigno de las avispas en el medio ambiente. La estudiosa hizo seguimiento de presentaciones en conferencias e indagaciones  científicas acerca de las abejas y avispas. De 908 estudios evaluados, únicamente el 2,4% de las publicaciones desde 1980 se referían a las avispas, al tanto que un 97,6% trataba sobre las abejas. Y de 2.543 presentaciones acerca de estos dos insectos en conferencias científicas de las últimos 3 décadas, el 81,3% giraban en torno a las abejas.

Esta escasa investigación tiene efectos de importancia, ya que complica el diseño de estrategias de conservación. Y esto es trascendental ya que, tal como señala Alessando Cini, científico de la Universidad de Florencia y coautor del estudio, las poblaciones de avispas están descendiendo a causa de la pérdida de hábitat y al cambio climático.

Un Mundo sin Avispas…

“La preocupación general por la caída en la cantidad de polinizadores ha generado en un inmenso interés en las abejas. Resultaría maravilloso que ese apoyo igualmente existiese para las avispas, pero para ello habría de ocurrir un cambio de actitudes”, aseguró Cini. “El paso inicial es que los mismos científicos estimen e investiguen más la relevancia económica y ambiental de las avispas, para que posteriormente den su ayuda para que el público entienda la importancia de estos insectos”, añadió el investigador.

Dice Sumner, “cuanto más se entienda el rol de las avispas como predadores de insectos perjudiciales, menos serán odiadas”. La investigadora de University College indicó que “las personas con un enorme interés en la naturaleza consideran más a las avispas que aquellos con escaso interés”. “Requerimos que la prensa nos de su ayuda para cambiar las percepciones acerca de estos insectos de posturas de desagrado a sentimientos afirmativos y tolerantes”, manifestó. “De existir un mundo falto de avispas sería un lugar en el que se deberían emplear muchos más pesticidas y plaguicidas”, reseño.

EEUU enfrenta la Invasión de las Avispas más Grandes del Mundo

Estados Unidos continua inmerso en la pandemia de la Covid-19 y, por si fuese poco, ahora ha de enfrentarse a un nuevo desafío que, por curiosidad, igualmente proviene de Asia: el avispón asiático gigante (Vespa mandarinia). Es  la avispa de mayor tamaño del planeta. Es oriunda de Japón, pueden llegar a los 5 centímetros de longitud y poseer un alcance de alas de unos 7,5 centímetros. Muestran una coloración naranja y marrón, son violentas y cuentan con un poderoso veneno.

Apicultores e investigadores estadounidenses están inquietos por las colmenas de abejas de su nación, ya que estas avispas gigantescas pueden eliminar una colmena de abejas en apenas unas horas merced a sus poderosas mandíbulas. De acuerdo a lo indicado en el diario The New York Times, la persona que dio la voz de alerta por su presencia en Estados Unidos se hallaba en su hogar cuando se dio cuenta que sus abejas habían sido descabezadas.

El acontecimiento tuvo lugar en el estado de Washington, sitio en el cual el apicultor llegó a descubrir que el culpable fue el denominado ‘avispón gigante asiático’, a quien apodan ‘avispa asesina’. Estos insectos aniquilan a las abejas decapitándolas y llevándose sus cuerpos para dar de comer a sus crías. Pero, la consternación es doble ya que esta avispa asesina a unas 50 personas anualmente en Japón, ya que cuenta con un potentísimo veneno.

De acuerdo al Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA), el avistamiento inicial comprobado de avispones asesinos en América del Norte tuvo lugar en Blaine, estado de Washington a fines de 2019. Científicos de la Universidad Estatal de Washington afirman que las picadas de estas avispas podrían ser mortales para algunos humanos, inclusive si no son alérgicos a las abejas. Igualmente explican que las picaduras son sumamente dolorosas ya que inoculan una neurotoxina muy potente.

Máximo Esfuerzo para su Erradicación en el País

El riesgo que significa este insecto para las abejas y para los humanos ha logrado que los investigadores de Estados Unidos se hayan empeñado en una búsqueda de grandes proporciones de los avispones para impedir que se asienten en el país. “Esta es nuestra ventana para impedir que se instalen y si no podemos lograrlo en los siguientes años, posiblemente no se pueda alcanzar”, afirmó Chris Looney, entomólogo del Departamento de Agricultura del Estado de Washington.

Para ello se han colocado varias trampas ubicadas en los árboles del área en la que se ha divisado a esta especie y así tratar de exterminar a estos despiadados insectos. “Es un riesgo para la salud y, lo que es de mayor importancia, un depredador sustancial de las abejas melíferas. Se ha de enseñar a las personas a cómo observar e identificar este avispón entretanto las poblaciones son modestas para que podamos aniquilarlo al tanto se tenga la oportunidad”, detalla Todd Murray, entomólogo de la Universidad Estatal de Washington.

También en Canadá

Estos avispones igualmente se han localizado en la provincia de la Columbia Británica en Canadá, a unos 16 kilómetros de donde fueron vistos en el estado de Washington. Conrad Berubé, apicultor y entomólogo, fue escogido para exterminar al insecto del territorio canadiense. Pero, pese a que iba vestido con un traje de apicultor y unas férulas de Kevlar en los tobillos y muñecas fue agredido por una colmena de estas avispas, y llegó a recibir hasta siete picadas. “Fue como tener clavadas tachuelas al rojo vivo en mi cuerpo”, reseñó.

Bérubé alcanzó su objetivo y destruyó la colmena, pero al próximo día tenía un fuerte dolor en las piernas como si se hubiese contagiado de gripe. Berubé aseguró que eran las picadas más dolorosas que había padecido en toda su existencia laboral. “Los ataques en grupo de estas avispas pueden dejar expuestas a sus víctimas a dosis venenosas comparables al de una serpiente, por lo que algunas picadas pueden conducir inclusive a la muerte”, afirmó Jun-ichi Takahashi, científico de la Universidad de Kyoto, en Japón.

Otros artículos recomendados son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.