The Voidz y The Strokes: tan parecidos y tan diferentes, algunas canciones tienen en común y en Postposmo te decimos cuáles
The Voidz y The Strokes: tan parecidos y tan diferentes, algunas canciones tienen en común y en Postposmo te decimos cuáles

The Strokes están a punto de regresar a escena, pero el genio creativo de Julian Casablancas no cabe en un solo grupo. Además de su fantástico disco en solitario (Phrazes for the young, ¡tan injustamente ignorado!), el vocalista de The Strokes lleva ya unos cuantos años pasándoselo demasiado bien con The Voidz. Y el grupo alternativo de Casablancas está genial, que nadie nos malinterprete: como patio de recreo para la experimentación de sonidos eclécticos drogados de electrónica y rock desatado, The Voidz es un trip de cuidado y habrá que prestar mucho atención a su discografía futura.

Portada y tracklist de The new abnormal, el nuevo disco de The Strokes

Índice

Canciones de The Voidz que suenan como The Strokes

Pero en Postposmo seguimos siendo más de Reptilia, Someday, You only live once y Is this it.

La verdad sea dicha, desde que se confirmó que The Strokes lanzan nuevo disco este 2020, estamos que nos subimos por las paredes. He aquí una breve lista de reproducción de Spotify de The Voidz que hemos hecho con urgencia para calmarnos un poco el mono.

1. Leave it in my dreams: pura atmósfera The Strokes

Es el ejemplo más flagrante de canciones de The Voidz parecidas a The Strokes. Absolutamente todo en Leave it in my dreams grita The Strokes por los cuatro costados. Curiosamente es el primer corte del disco más reciente de The Voidz: Virtue. Los instrumentos, la voz de Julian, la mezcla, la producción, la estructura y cierta atmósfera tropical envuelta de la clásica mezcla de romanticismo y toma de conciencia. ¿Acaso no es la conciencia de saberse imperfecto el tema por excelencia de todo el ideario Casablancas?

It’s my life and I can’t delete it
Is that the life I lead?
All these surreal things and sudden decisions
Just wanna waste my time with you

Es mi vida y no puedo borrarla
¿Es ésa la vida que llevo?
Todas estas cosas surrealistas y decisiones impulsivas
Sólo quiero perder mi tiempo contigo

Delicioso, el tunel el que nos sumerge la canción en el 2:21 para tomar aire con varios segundos de calma encapsulada y un breve solo de guitarra antes de enfilar la cuesta final.

 

2. Did my best: una historia de tiempos mejores

Se agradece que Julian Casablancas & compañía aparquen por un rato la psicodelía multicolor tan característica de The Voidz (y a veces tan difícil de digerir, seamos sinceros). En la recientemente publicada Did my best nos encontramos con una melodía muy nostálgica que podía haber encajado a la perfección en cualquier trabajo reciente de The Strokes en calidad de bonus track. A ratos parece hasta una secuela de Leave it in my dreams. Hermosísima canción con un valor de reescucha incalculable.

Changing the game, rules are for kids
Wanted to play, but now I’m on the sideline
Watching everyone having so much fun
Never let ‘em know you’re angrier than them

Cambiando el juego, las reglas son para niños
Quería jugar, pero ahora estoy en la banda
Viendo como todos se lo pasan tan bien
Que nunca sepan que tú estás más furioso que ellos

 

3. Where no eagles fly: locura colectiva

De acuerdo, a partir del segundo 50 la cosa se desmadra un pelín. Y sí, el tramo final de Where no eagles fly es el equivalente de la locura piscótica hecha canción. Pero no nos digas que las líneas de bajo iniciales de este formidable tema del primer disco de The Voidz no parecen estar esculpidas por el mismísimo Nikolai Fraiture. Incluso ciertos toques de organo eléctrico son puro Strokes. ¿Cómo le sentaría esta traición?

Fly on the wall, bird of prey in the mall
It’s the eye in the sky, where no eagles fly

Vuela en la pared, ave de presa en el centro comercial
Es el ojo en el cielo, donde no vuelan los pájaros

4. Permanent High School: nada es verdad

Hay varios momentos de Permanent High School que nos brinda la clásica guitarrita nostálgica de The Strokes con un aire muy Ize of the world:

If I told you the truth, It would be a lie
Be damned, don’t you dare
I’ll be laughing from here to there
Just because something’s popular
Don’t mean it’s good
Si te dijese la verdad, sería una mentira
Que te condenen, ni te atrevas
Estaré riéndome de aquí hasta aquí
Sólo porque algo es popular
No significa que esté bien
Julian Casablancas confirma nuevo disco de The Strokes en 2020
Julian Casablancas confirmó hace poco la grabación del nuevo disco de The Strokes en 2020

5. Lazy Boy: Julian Casablancas está cansado

Fácilmente, una de las mejores canciones de Virtue y, paradójicamente, una cargada de autorreferencialidad. Aunque parece estar dirigida a una mujer, también podría estarlo a otro amor. Julian Casablancas dice sentirse cansado, como corriendo en círculos, y confiesa no saber cuanto más tiempo aguantará haciendo esto. ¿Y qué es esto? Pues la dedicación al micrófono, al artisteo, ese mundo de focos y fama que tanto parece atragantársele a Casablancas.

Everything I say is everything you wanna hear
Jackets are the eyes to the soul
Well it’s not that important, the stronger man won’t back down
I don’t wanna do it anymore

Todo lo que digo es todo lo que quieres oír
Las cazadoras son los ojos del alma
Bueno, no es tan importante, el hombre fuerte no se echá para atrás
No quiero hacerlo más

Podría haber pertenecido a Angles. Recordemos como el disco Angles (el menos querido por los fans y por los mismísimos Strokes) fue hecho con la banda prácticamente separada y enviándose composiciones por correo electrónico (aunque Casablancas más tarde aclarase en Rolling Stone que sólo sus partes fueron grabadas por separado). Lazy Boy tiene un arranque pausado a lo Lou Reed para luego embarcarse en una muy agradable sintonía que contagia cansancio y monotonía. Muy escuchable, pausada y llena de atmósfera; cuando The Voidz guardan las guitarras básicamente se convierten en unos The Strokes dulzones.