A lo largo de nuestro artículo estaremos hablando un poco sobre la terapia cognitiva de Beck, que fue desarrollada para tratar la depresión que tiene su origen desde la depresión. Continúa leyendo para saber más.

terapia-cognitiva-de-beck-2
¿En qué consiste la terapia cognitiva?

Terapia cognitiva de Beck ¿En qué consiste?

La psicología cognitiva es una rama de la psicología se encuentra en los procesos través de los cuales un individuo toma consciencia de su entorno y tiene conocimientos del mundo y sus resultados.

Bien sabemos que la terapia cognitiva de Aaron Beck es algo difícil de entender. No obstante, aquí trataremos de explicarte todo de una manera entendible. En este aspecto, el psicólogo enfoca su modelo en el sufrimiento personal de un individuo por el análisis particular de los hechos, pero no de estos en sí, por lo tanto Beck, llegó a mostrar un gran interés en cómo esta interpretación juega un papel importante dentro de la depresión.

Cabe destacar que los primeros en usar las bases de la ciencia cognitiva de forma sistemática para tratar los trastornos psicológicos fueron Albert Ellis y Aaron Beck. El primero llamó a su modelo de aplicación terapéutica “Terapia Racional Emotiva Conductual” (TREC) mientras que Beck llamó a su método de terapia “Terapia Cognitiva”. Para este punto debemos aclarar que varios modelos de terapia cognitiva, pero éstos son dos más conocidos debido a sus excelentes usos prácticos.

¿Qué es la terapia cognitiva de Beck?

Para tratar la depresión y otros trastornos, Beck expone una reestructuración cognitiva. Se trata de lograr que el paciente tenga la capacidad de modificar los modelos que usa para interpretar, por ello estudia las situaciones vividas y la valoración subjetiva de los hechos. Ya que conoce los esquemas con los que trabaja el paciente, en terapia se trabaja sobre ellos para que pierdan firmeza.

A través de este tratamiento, el individuo se visualiza a sí mismo y encuentra esquemas para observar el mundo de una manera diferente y de manera más beneficiosa para su salud.

Si observamos a una persona que tienen pensamientos erróneos y equivocados de su manera de interpretar lo que ocurre en su día a día, todos estos pensamientos e interpretaciones que va haciendo la persona a lo largo del tiempo, llegan a ser tan constantes que, finalmente se convierten en formas estereotipadas y tensas acerca de su propia percepción de lo que le ocurre y su comportamiento.

Podemos tomar como el mejor ejemplo, el de aquellas personas que sufren de depresión, este tipo de personas tienen constantes pensamientos negativos de ellos mismos y muy a menudo piensan en lo que les deparará su futuro, ya que para ellos siempre será desesperanzador. Centrándose únicamente en sus pensamientos negativos hasta tal punto de exagerar y dejando de tener cuenta en los aspectos positivos.

¿En qué consiste?

Pese a que la terapia cognitiva se desarrolló desde un principio para tratar problemas relacionados con la depresión, con el paso del tiempo se fueron creando diseños a partir de la misma teoría que se utilizaron para tratar otro tipo de trastornos mentales y problemas con relación a malestares emocionales, tales como la ansiedad.

Ya que esta terapia manifiesta que la conducta y las emociones de la persona están basados en su manera de percibir su mundo, se determinó que los pensamientos que tiene una persona están directamente relacionados con esas emociones y las conductas que manifiesta.

El modelo psicológico propuesto por Beck indica que ante una situación, los individuos no responden automáticamente sino que antes de emitir una respuesta emocional o conductual  evalúan, perciben, interpretan, clasifican y asignan un significado al estímulo en relación de sus supuestos previos o esquemas cognitivos. Algunos de los puntos más importantes que describen la terapia de Beck son:

Esquemas cognitivos

Esta se basa principalmente en las estructuras que contienen los mecanismos de codificación, almacenamiento y recuperación de información. En esta se incluyen la memoria, percepción, interpretación, y la atención, lo que quiere decir que muestra cómo percibes algo concreto y de qué forma lo interpretas.

Organización cognitiva

El modelo que presenta Aaron Beck, se detecta que el individuo da una respuesta interpretada y evaluada ante cierta situación, de manera que no actuamos de forma automática. Lo que expresa Beck es que, detrás de una gran parte de nuestras conductas existe un estilo específico de procesar la información, basado en nuestros esquemas cognitivos que obtienen una gran influencia en base a esta conducta.

Los productos cognitivos

Con esto, Beck se refiere a aquellos pensamientos que provienen de la interacción con la información que proporciona una situación en concreto. Además de que también interactúan en este caso los esquemas, la propia organización cognitiva y claramente las creencias. Es decir, la forma en que actúa un individuo en base a su manera de percibir el mundo y su forma de ser.

Creencias

Según Aaron Beck, los esquemas cognitivos están formados principalmente de las creencias. Se podría decir que son guías que permiten a cada persona ver el mundo, darle sentido y construir estructuras mediante sus experiencias. Algunas son duraderas, absolutas, identitarias, nucleares y absolutas; otras en cambio son periféricas, en ese caso englobarían a todas aquellas que se crean por las circunstancias y del estado emocional del individuos en determinado momento.

terapia-cognitiva-de-beck-3

La triada cognitiva de Beck

Para este punto, se explicó gráficamente por medio de una figura triangular ya que así es como se representa el hecho de que los pensamientos influyen en las emociones, las emociones en la conducta y viceversa.

Lo que quiere decir que, efectivamente existe una influencia recíproca entre las 3 partes. Cuando un individuo se enfrenta a una situación determinada, el esquema es la base para transformar los datos en cogniciones, las personas con esquemas negativos o que tienden a cometer ciertos errores de procesamiento serán más propensos a experimentar trastornos depresivos; como lo manifiesta Aaron Beck:

“consiste en tres patrones cognitivos principales que inducen al paciente a considerarse a sí mismo, su futuro y sus experiencias de un modo idiosincrático“

Para definir un ejemplo tenemos de ello a un paciente que padece de ansiedad y que comienza con cierto pensamientos como: “volveré con una crisis de ansiedad”, “no soy capaz de superar esto”, “nunca voy a sentirme bien”. Con este tipo de pensamientos, al manifestarse constantemente llegan a provocar una reacción (emoción) que puede ser de tristeza y angustia, lo que terminará encaminada a actuar en coherencia con ello y empezar a experimentar físicamente una crisis de pánico (conducta).

De este modo, si la persona se acostumbra con el paso del tiempo, a que siempre se desencadene el mismo tipo de pensamientos, emociones y conductas, éstos cada vez se harán más sólidos y será más complicado erradicarlos.

Plan de tratamiento de la terapia cognitiva de Beck

El principal objetivo que presenta Beck sobre la terapia cognitiva es, que el paciente junto con el terapeuta cree nuevas experiencias que le permitan atenuar aquellas que se han establecido desde la infancia y que son negativas para su manera de sentir y de actuar. El hecho de reformar la creencia del paciente no se hace por medio de un debate, sino que realmente se busca una evidencia objetiva que examine sus creencias y a partir de eso se establezca una realidad más positiva por medio de datos prácticos.

Por ejemplo, una persona que tiene la falsa creencia y ha desarrollado una fobia a entrar en una piscina ya que piensa que si entra en ella, seguro se quedará atorado en una rejilla y se ahogara, se le puede argumentar y comprobar que las rejillas de las piscinas son seguras y no le generarán problemas.

Principios

Para describir nuestro último punto sobre este tema, y ya que conocemos un poco más sobre la terapia cognitiva de Beck, nos quedaría enumerar los principios de la terapia cognitiva que se rigen para tratar la depresión y otros trastornos del estado anímico de un individuo.

  • Primer principio o triada cognitiva de Beck: este punto ya lo desarrollamos anteriormente, se basa principalmente en la forma de pensar del paciente y los problemas que presenta en términos cognitivos. Es decir, se identifican los pensamientos ilógicos del paciente que presenta, así como también las acciones que lleva a cabo y que le generan problemas.
  • Segundo: esta se basa en la relación y alianza entre el paciente y el terapeuta.
  • Tercero: se enfoca en la colaboración y participación activa. Está comprobado que los pacientes que muestran mayor interacción durante el tratamiento, tienen un 50% de probabilidades de encontrar la ayuda necesaria y así resolver sus problemas.
  • Cuarto: con esta terapia nos enfocamos hacia la obtención de objetivos y se centra en determinados problemas. Por lo que desde la primera sesión con el paciente, se deben establecer los principales problemas.
  • Quinto: la terapia cognitiva se encuentra en el presente. Por lo que se le manifiesta al paciente lo que es actuar en el aquí y ahora y si este actúa considerando eso. También se destaca el cómo los pensamientos del pasado o futuro afectan a las emociones del presente.
  • Sexto: esta terapia es básicamente educativa, ya que tiene como objetivo enseñar al paciente a que logre ser su propio terapeuta enseñándole a identificar todos aquellos pensamientos negativos hacia sí mismo, sus creencias irracionales y de donde provienen para aprender a modificarlos y generar ideas positivas.
  • Séptimo: este tipo de terapia tiende a ser limitada. Es decir, se pretende que el paciente ya muestra mejoras a partir de la cuarta sesión y que para la sesión catorce ya cuente suficientes herramientas para ir aliviando los síntomas que presenta, no obstante, en todos los casos no será igual.
  • Octavo: llegamos al punto de sesiones estructuradas. Es decir, llevan un guión y un orden lógico que debe de seguirse para facilitarle al paciente una auto terapia, que permite el psicólogo prestar atención en los puntos más importantes que presente el paciente.
  • Noveno: esta terapia permite al paciente, evaluar y analizar los pensamientos y comportamientos disfuncionales que posee.

Si te gustó nuestro artículo te invitamos a ver nuestro sitio web para encontrar más información interesante como ¿Cómo mejorar las relaciones interpersonales? También debes recordar que nuestro artículo es meramente informativo y no contamos con las facultades adecuadas para hacer un diagnóstico ni recomendar tratamientos. Si necesitas ayuda no dudes en acudir con un psicólogo que te proporcione la información necesaria. También te dejamos este vídeo informativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here