Características de los Santuarios y Templos Japoneses

El Budismo junto con el Sintoísmo, son las religiones más importantes de Japón, y una de las maneras de hacer honor a estas religiones es a través de la construcción de estos recintos que se mezclan con el paisaje en todo el país nipón. A través de este artículo, te invitamos a conocer un poco más sobre los Templos Japoneses.

TEMPLOS JAPONESES

Templos Japoneses

Los templos japoneses están repartidos entre cuantiosos y espectaculares paisajes, estos antiguos templos japoneses se distinguen por su particular diseño oriental establecido por nociones indiscutibles, y a veces difíciles de diferenciar debido a la argamasa religiosa entre 2 creencias principales, pero dependiendo de a quién se reverencie se consiguen clasificar como budistas o sintoístas y, en menor medida confucionistas.

Y si, para los japoneses esto no parece ser de tanta importancia, estos lugares, más que para emplearlos para orar y hablar con los kamis, establecen lugares de encuentro para acercar la sociedad. A continuación, estos son los templos japoneses más populares y visitados en esta tierra nipona:

Templos Japoneses Budistas

En Japón, hay un centenar y un poco más templos japoneses budistas, esto es tan así, que en cada localidad de este país nipón hay por lo menos uno de estos. Estos espacios basan su distribución a través de unos recintos rectangulares acomodados por puertas que sellan la entrada a la tierra sagrada resguardada por dos efigies guardianas llamadas Niô o Kongōrikishi.

También cuentan con un salón principal el cual es el centro de exhibición de la imagen principal de Buda; además, el kodo o salón de eventos, que usualmente se usa para efectuar reuniones protocolares, y finalmente la pagoda de cinco niveles donde se resguardan las reliquias sagradas, para perfeccionar la vista, este complejo se encuentra envuelto en jardines de estilo zen. Algunos de los templos de la cultura japonesa que ejemplifican los modelos budistas, son:

Enryaku-ji

Uno de los templos japoneses fue instaurado por Saicho, precursor del budismo Tendai en el período Heian y es el templo más trascendental de la doctrina budista. Ubicado en el monte Hiei de 848 metros de altura, y en la frontera entre las provincias de Shiga y Kioto, el templo está separado en tres sitios principales: To-do, Sai-to y Yokawa, agrupadamente conocidas como Hieizan Enryaku-ji.

TEMPLOS JAPONESES

En esta montaña sagrada, grandes monjes de la historia como Honen, Shinran, Eisai, Dokyo y Nichiren estudiaron y practicaron esta doctrina; además, el templo protegió la capital y la nación desde la dirección noroeste donde se encuentran los espíritus malignos. Para agregar, este recinto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Kiyomizu-dera

Es uno de los templos más famosos de Japón, este fue instaurado en el año 780 en el mismo sitio de la cascada Otowa al este de Kioto. El templo era originalmente de la secta budista Hosso, una de las sectas más antiguas del budismo japonés. Este durante el año 1994, fue designado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una de las atracciones más populares de este recinto, es el gran balcón de madera desde donde se puede visualizar el paisaje repleto de maravillosos árboles de flores de cerezo y la ciudad de Kioto; este lugar tiene prohibido el ingreso al público, solo se puede entrar al balcón nombrado anteriormente, donde hay tienditas en las que puedes adquirir amuletos o cualquier otro recuerdo; además, en este lugar se puede admirar una pequeña figura de Kanon con once caras y cien brazos.

Detrás del templo está el Santuario Jishu, que está ofrecido a la deidad a cargo del amor; allí podrás encontrará dos piedras colocadas a 18 metros de distancia, que según relatan que si una persona logra pasar de una a la otra con los ojos tapados, encontraría al amor.

La cascada de Otowa se halla debajo del templo, habitualmente hay afluencia de visitantes y se alinean para tomar de estas aguas, dependiendo de la fuente de la que tomes te valdrá una cosa u otra. Si sigue el trayecto, entre este recinto y la cascada, encontrará una pagoda de tres pisos llamada Pagoda Koyasu y se dice que ofrece protección y facilidad para el parto a cualquier mujer que se encuentre en cinta.

Kōtoku-in

Este recinto está situado en Kamakura en la provincia de Kanagawa, y es muy popular por su inmensa imagen de bronce de Buda; sus dimensiones comprenden una altura de 11,35 metros con un peso de 121 toneladas. En la actualidad la representación de Buda se ubica en el exterior, sin embargo, en tiempos pasados esta se ubicaba en una habitación especial que se había construido para albergarla; esta estructura ya no está, pero se pueden aún visualizar los restos de los 56 pilares. El edificio del vestíbulo fue destruido en el siglo XIV por el terremoto y un incendio.

La construcción de la estatua comenzó en 1252 y aún no está claro quién fue su creador, la estatua original terminada en 1238 estaba hecha de madera pero fue destruida por un tifón, por lo que se decidió hacer una en bronce.

Kinkakuji

Este es un templo zen en el norte de Kioto, que se distingue por el hecho de que dos de sus espacios están revestidos de oro. Anteriormente era distinguido como Rokuonji y era el recogimiento del Shogun Ashikaga Yoshimitsu, el último deseo de este fue convertirlo en un recinto Zen después de su muerte, y esto se hizo en el año 1408. Su nieto, Ashikaga Yoshimasa, se inspiró en él para construir el templo Ginkakuji o pabellón plateado en el otro lado de la ciudad unas décadas más tarde.

Este templo fue edificado exactamente en frente de un gran reservorio, y es la postrema obra de recogimiento que Ashikaga Yoshimitsu había alzado. Ha sido incinerado y derribado en muchas ocasiones, el hecho más cercano ocurrió en el año 1950 por un monje exaltado y la edificación vigente es una restauración de 1955.

Cada división constituye un diseño arquitectónico diferente, pero estos espacios no se pueden visitar: El primer espacio del templo está hecho en diseño Shinden, empleado en palacetes en el período Heian; este está compuesto por paredes de yeso y refuerzos de madera, junto con estatuas de Buda y Ashikaga Yoshimitsu.

El segundo espacio está construido en diseño Bukke, comúnmente usado en residencias samuráis, y su exterior está completamente bañado en oro. En el interior hay una estatua del Bodhisattva Kannon, rodeada por otras cuatro estatuas que representan a los cuatro reyes celestiales: Bishamon, Zōchōten, Jikokuten y Kōmokuten.

El tercer y último espacio del templo, está construido en el diseño arquitectónico de las salas de meditación Zen chino y también está cubierto con un baño de oro.

Es importante destacar, que son innumerables los templos budistas que existen en cada rincon de Japón; otros templos del budismo que podemos mencionar, son:

  • Nara son el Tadai-ji
  • Horyu-ji
  • Shitennō-ji
  • Sanjusangen-do
  • Ryoan-ji
  • Senso-ji

Santuarios Japoneses Sintoístas

En ocasiones los santuarios sintoístas se denominan jinja o yashiro, que a discrepancia de los budistas no tienen las particulares de una capilla; sin embargo, se diferencian por el tradicional arco o torii, que suele figurar en todas las entradas de estos, además de una sala de dádivas y el ema o planchas de madera donde se pueden escribir votos, cuyo único propósito es la bendición y devoción de un kami. Entre estos tipos de santuarios japoneses, tenemos:

Itsukushima

Está ubicado en la isla Itsukushima junto a la localidad de Hatsukaichi, provincia de Hiroshima. Está cimentado sobre la superficie del agua y está registrado como Patrimonio Mundial de la Unesco en 1996; además de estar preservado por estrictas leyes de conservación del patrimonio.

El santuario que está bajo la gestión del gobierno japonés, es la principal atracción de Miyajima, este tiene un recinto con un muelle desde donde se puede visualizar una puerta torii construida en el mar; este arco torii puede ser tocado cuando la marea se encuentra baja.

Fushimi Inari

Es uno de los recintos más importantes de Japón y es célebre por sus cuantiosas puertas torii colocadas una tras otra y fue fundada en 794 d.C. Está ofrecido al kami Inari, el dios del arroz. Esta deidad, usualmente es identificada con los zorros quienes son sus mensajeros, razón por la cual se pueden ver tantas estatuas de ellos en el camino. El diseño de estas puertas se encuentra justo detrás del recinto principal en el bosque del monte sagrado Inari, que tiene 233 metros de largo y pertenece al mismo complejo sagrado.

Meiji Jingu

Está ofrecido a los espíritus del emperador Meiji y su cónyuge la emperatriz Shoken. Está ubicado justo al lado de la estación de Harajuku. Este recinto tiene al lado el Parque Yoyogi, y su entorno natural destaca mucho por la gran ciudad que se construye a su alrededor.

Este santuario fue construido en 1920, 8 años después de la muerte del Emperador y 6 años después de la muerte de la Emperatriz. Fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial, pero no tardó en reconstruirse dada su importancia.

El emperador Meiji fue el primer emperador del Japón contemporáneo, su nacimiento fue en 1852 y alcanzó el trono en 1867 cuando solo tenía 15 años, en la etapa más importante de la Renovación Meiji. Cuando el Japón feudal terminó y comenzó a modernizarse y occidentalizarse para pactar con grandes naciones desarrolladas, el Emperador murió en 1912.

Es uno de los lugares más populares de Japón, en los primeros días del año durante Hatsumode, recibe más de 3 millones de visitas, más que cualquier otro recinto de esta región.

Nikkō Tosho-gu

Este fue edificado entre los años 1634 y 1636 al comienzo del período Edo, para Tokugawa Ieyasu después de su fallecimiento. Su nieto Iemitsu concluyó edificar un monumento para que el espíritu de su abuelo reposara. Durante 2 años, más de 15 mil artesanos y carpinteros de todo el país trabajaron en la construcción del monumento que contendría las cenizas del shōgun Tokugawa Ieyasu. El diseño de este representa el estilo Gongen-zukuri, muy característico de los santuarios japoneses.

El sitio fue designado como santuario durante el período Meiji; en el primer espacio se sitúa la Pagoda Gojunoto, con cinco pisos, donde cada uno simboliza los 4 elementos:

  • Tierra
  • Agua
  • Fuego
  • Aire

Estos están situados en orden ascendente. En frente está el portón de Niomon, bordeada por dos efigies de Niō; la primera, con la boca separada para enunciar “a”, el primer carácter del sánscrito; y la segunda efigie tiene la boca cerrada, acabando de enunciar una última letra.

Detrás del portón Niomon está el segundo espacio abierto, donde se localiza la caballeriza sagrada, frente a esta, está el popular tallado en madera de los tres monos sabios. Durante varias horas al día, el establo se usa para proteger el caballo que el gobierno de Nueva Zelanda le dio a Nikkō. En esta área también hay una biblioteca de sutras, y el patio está rodeado de almacenes y la fuente sagrada construida en 1618, utilizada para rituales de purificación.

Desde allí, hay dos escalones que asciende hasta la Puerta de Yomeimon, que conduce al espacio abierto final y a los recintos ofrendados al shogun. Yomeimon es probablemente la obra decorada con más elegancia de todo el complejo; una de sus pilastras de madera está volcada intencionalmente, para representarla de forma imperfecta.

Antes de alcanzar al portón de Yomeimon, se transita entre el tambor y los campanarios, que albergan los instrumentos que representan el principio y la muerte. El acceso a los recintos shōgun se realiza a través del portón Karamon, el más pequeño de los monumentos. El sepulcro de Tokugawa Ieyasu no se localiza en los recintos, sino en una torre contigua, llamada Hōtō.

Si te pareció interesante este artículo de los Templos Japoneses, te invitamos a disfrutar de estos otros:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.