Figura de Tarantino en el museo Madame Tussauds de Hollywood. /NIAMH REDMOND
Figura de Tarantino en el museo Madame Tussauds de Hollywood. /NIAMH REDMOND

Es tan bueno como Martin Scorsese y, seguramente, más popular. Pero Quentin Tarantino, el director de cine sobre el que todo el mundo guarda una opinión, tiene una manía. Cuando Tarantino dice «última película» no quiere decir realmente última película. Dicha trampa/travesura marketiniana acompañó al estreno en 2015 de Los odiosos ocho y ha hecho lo propio este año con Érase una vez en Hollywood. En cambio, cuando Tarantino dice «décima película», las posibilidades de que realmente haya querido decir «décima película» son importantes. Por suerte, el director de Pulp Fiction tiene la manía de hablar con mucha frecuencia. Y en grandes volúmenes. Entre frase y frase es cuando a Tarantino se le escapan las verdades.

La que hoy nos ocupa tiene un cuádruple protagonista. Además de revelar que está trabajando en la escritura de un libro, una serie de televisión y una obra de teatro, Tarantino ha dejado caer que la décima película existirá. Las malas noticias son que habrá que armarse de paciencia:

«Normalmente, cuando termino un guión nos metemos de lleno en su producción. Cuando terminé Hollywood no estaba listo para empezar. Parte del motivo por el que no estaba listo fue porque estaba bastante enganchado a la escritura en ese momento…. Así que terminé Érase una vez en Hollywood, terminé ese guión y lo dejé a un lado, y luego escribí una obra de teatro. Y luego escribí una serie de televisión de cinco episodios. Y ahora mismo estoy escribiendo un libro que espero que esté terminado en tres meses. Así que la idea es que, con suerte, tendré el libro terminado para marzo, y después, en teoría, quizás haga la obra de teatro, y después, en teoría, haré la serie de televisión y por entonces llegados a ese punto estaré pensando tal vez qué hacer para la décima película»»

 

Un futuro que huele a televisión

Las declaraciones de Quentin Tarantino, hechas ayer en el marco de un evento organizado por BAFTA en Londres, dejan claro que el director es un entusiasta de la ficción (y del orden) que tiene configurada su hoja de ruta para, al menos, un año completo. Aunque esa hoja de ruta a veces se encuentre con quiebros imprevistos:»Podría haber escrito fácilmente una versión de cinco horas de Hollywood y hacerla como una miniserie de televisión», aseguró. «Desde luego, tenía toda esa cantidad de material escrito, y rodamos casi lo suficiente como para hacer una versión de al menos cuatro horas».

Este interés de Tarantino por la televisión ya viene de lejos («¿Sabes lo que es un capítulo piloto?»– Mia Wallace): Según recoge Variety, Tarantino reconoció que Malditos Bastardos bien podría haber terminado siendo una serie de seis horas en lugar de un largometraje. Si no terminó siendo así fue por culpa de una persona en concreto. Exagerando su acento francés impostado, Tarantino aseguró que fue Luc Besson el que le hizo cambiar de planes durante una cena:

«Eres una de las pocas personas que hace películas que me hacen querer salir de casa para ir a verlas y ahora me estás diciendo que voy a tener que esperar cinco años antes de poder hacer eso de nuevo», asegura Tarantino que le recriminó Besson.

En última instancia, Tarantino decidió hacer de Malditos Bastardos una película en vez de una serie porque «No podía dejar de oír esas palabras».

David Simon (The Wire) ,Vince Gilligan (Breaking Bad), los hermanos Coen (junto a Noah Hawley en Fargo)… la lista de nombres de grandes directores de cine mudados a las series de televisión cada vez es más larga. Y parece que Tarantino tiene hambre. Y no sólo eso: Tarantino ya sabía antes que nadie que esto de las series de televisión entendidas como una expresión de alta cultura iba a triunfar:

«El modo en que la gente está haciendo ahora series de televisión es una idea que ha estado en mi cabeza desde los 90… y especialmente algo que estaría dirigido y escrito por mí. Pero no sé si de verdad quiero pasarme nueve meses haciendo algo como eso. Sí que tengo una idea para una serie, pero no sería nada épico».

Para terminar, Tarantino expresó a las claras lo que el 99,9% de sus fans ansiaba oír: «Habrá una décima, sí. No tengo ni idea de qué va a ser. Va a ser algo que está al final de la cola».

[Más noticias de cine: El irlandés: lista de cines en España donde estrenan la película de Martin Scorsese ]