Simpsons_disney_plus_remasterizacion
¿Y si de verdad hay diferencia entre la Duff normal y la Duff light?

Ni 24 horas ha necesitado Disney Plus, el Netflix de Disney, para empezar a levantar cejas entre el público. Una de las golosinas más tentadoras de de su servicio de vídeo bajo demanda (lanzado ayer en EE UU y el 31 de marzo en España) es el catálogo completo de la serie de animación más famosa de la historia: Los Simpson. Por siete dólares al mes, (en España la cuota será de siete euros) uno puede ver todos los episodios de las 30 temporadas de Los Simpson. ¿Todos? No. El ¿infame? pero histórico (¿pero infame?) episodio de Michael Jackson, Stark Raving Dad, ni está en Disney Plus ni se le espera. Y ahí no acaban los problemas.

[Descubre más noticias de cine en nuestra sección dedicada a los estrenos de cartelera]

A la omisión hay que sumar un problema de igual o mayor gravedad: la supuesta remasterización de los episodios antiguos. Los fans de Los Simpson abonados a Disney Plus han entrado en cólera al comprobar cómo la nueva relación de aspecto 16:9 aplicada a todos los capítulos provoca extrañas deformaciones y, en algunos casos, incluso la incomprensión de muchos gags debido a la omisión de elementos visuales que estaban presentes en el episodio original.

Michael Jackson, cancelado

Siendo justos, la de Michael Jackson era una patata caliente que iba a levantar polvaredas fuese cual fuese la postura de Disney. A principios de año, e influidos por la repercusión mediática del polémico documental sobre Michael Jackson, Leaving Neverland, los responsables de Fox anunciaron por sorpresa que nunca más emitirían el episodio donde participó la estrella del pop. Michael Jackson se unía así a la larga lista de artistas y creadores que, por cuestiones éticas y de índole personal (pero a veces (no siempre) tocantes con la justicia y la moral colectiva) han sido cancelados por parte de la sociedad: Kevin Spacey, Harvey Weinstein, Louis C.K., R. Kelly, Bill Cosby, Woody Allen y un cada vez más largo etcétera.

Por entonces, Fox aún no pertenecía a Disney. Curiosamente, dos semanas después de hacerse pública la decisión del auto secuestro del episodio, Disney compró Fox por 71.000 millones de dólares. Que Disney Plus haya optado ahora por mantener oculto el episodio de Michael Jackson no hace más que evidenciar que fue ella la propulsora original de su desaparición en marzo de 2019. Como compañía familair que es, Disney no estaba dispuesta a jugársela con titulares indeseables.

El espectador no dispone de ningún aviso cuando accede a la tercera temporada de Los Simpsons en Disney Plus. La temporada arranca por el segundo capítulo, Mr. Lisa goes to Washington. Sencillamente el episodio de Michael Jackson ya no existe. James L. Brooks, productor de la serie, justificó en su día la decisión, reconociendo que no era fácil: «Stark Raving Dad fue un episodio diferente, un tesoro. Hay muchos buenos recuerdos en él, pero nos e quedarán. Estoy en contra de la quema de libros, pero este es nuestro libro y se nos permite sacar un capítulo».

https://postposmo.com/
Este detalle de ‘Los Simpson’, al menos, no ha sido modificado en Disney Plus.

Remasterización de Los Simpson en Disney Plus

Los Simpsons debutaron en televisión en 1989 con una relación de aspecto adaptada a los televisores de la época (4:3) y una definición estándar (si se la compara con la alta definición actual). Fox decidió aplicarle un importante lavado de cara a la serie en 2009, a mediados de su 20º temporada con una ampliación del llamado aspect ratio hasta los 16:9 y una definición HD. Disney Plus ha optado ahora por aplicar dicha actualización visual a todos los episodios de la serie, incluidos los más antiguos.

En total se les ha lavado la cara a 429 capítulos que, por desgracia, han sufrido recortes en el cuadro o frame. Como ya han manifestado numerosos usuarios de Twitter, ahora nos encontramos con exttrañas deformaciones, detalles omitidos o, directamente, chistes que ya no se entienden. Sirva de ejemplo la imagen que encabeza este artículo del episodio Duffless de 1993, donde Homer visita la fábrica Duff. Por culpa del nuevo recorte, ahora es posible creer que de verdad existen diferencias entre las Duff Dry y light comparadas con la Duff original.

Fox ya tuvo que enfrentarse a un problema de idéntica naturaleza cuando emitió una súper maratón de capítulos en el canal FXX en 2014. Por aquel entonces, la solución a la avalancha de protestas fue simple: se habilitó una opción para que el espectador pudiese elegir entre diferentes relaciones de aspecto. No sería extraño que Disney terminase haciendo algo similar.

Con todo, resulta extraño que, dada la naturaleza multiopcional en la que se basan los servicios de streaming, y teniendo en cuenta la cuantiosa inversión económica en su plataforma, a Disney Plus se le haya escapado algo tan obvio como esto. Algo tan obvio como darle al espectador la posibilidad de elegir.

 

Puedes ver más ejemplos de recortes de la relación de aspecto en el siguiente enlace.

 

Actualización del sábado 16/11/2019: Disney ha anunciado que incluirá la opción de poder ver Los Simpson en formato 4:3 a principios de 2020.