Sigo siendo yo ¡Tercera parte de la saga de Jojo Moyes!

¿Conoces el famoso libro titulado Sigo siendo yo? ¡No te preocupes, en este artículo conocerás en detalle la reseña completa de la tercera parte de la saga de Jojo Moyes, esta es la tercera parte de la novela romántica yo antes de ti, así que disfrutemos de esta hermosa historia.

Sigo-siendo-yo-1

Sigo siendo yo

Lou Clark sabe tanto, Que sabía cuántos kilómetros había entre su nueva casa en Nueva York y su nuevo novio Sam en Londres, Sabía que el jefe era un buen hombre y sabía que su esposa le ocultaba un secreto. Lo que Lou no sabía era que estaba a punto de conocer a alguien que alteraría su vida, Josh le recordaba a un hombre, sabía que le causaría dolor, Lu no sabe qué hacer a continuación, todo lo que sabe es que su decisión cambiará todo para siempre.

Reseña

Sigo siendo yo, la tercera parte de la exitosa novela romántica «The Me Before You», al principio, no entendí el motivo de esta tercera parte; frente a ti está la verdadera historia de amor de toda la leyenda, una historia de amor insostenible cuando Will murió. Se plasmo una la segunda parte como «Veamos qué pasó y cómo Louisa continuó su vida después de lo que pasó», una vez que se cumple esta premisa, si no hay Will y deja que Louisa continúe con su vida, ¿Qué me puede ofrecer un tercero?.

La historia de sigo siendo yo

De hecho, esta historia de sigo siendo yo no se relaciona con la primera parte. Esta puede ser una novela independiente, nadie se dará cuenta, aunque esto es algo que me «asusté», no me impidió disfrutar de la pluma de Jojo Moyes, además esta es otra historia de amor de Louisa Clark, que no tiene nada que ver con los cuentos de princesas, realmente una historia fresca, realista e interesante, sin clichés y llena de humor.

Tras una ajetreada historia llena de tristeza y esperanza en «After You», Louisa comienza a emprender su propio camino con nuevas fuerzas, el final de la leyenda nos dice «Puede que no sea fácil, pero todo funcionará», «Siempre serás tú», y yo personalmente sigo insistiendo en «Di sí a las oportunidades de la vida». Así es como todavía sigo siendo yo empieza, para encontrar un trabajo en Nueva York, que lo significa todo.

Personajes

Louisa Clark es el punto focal de la verdadera unión entre estas tres historias, como novela que siempre se cuenta en primera persona, se ha convertido en un personaje que conocemos y es fácil de llevarse bien. Interesante, curioso, muy transparente y un poco especial, los personajes evolucionados desde la primera página de «Before You» son muy completos y bien hechos.

Sam es su novio, un chico amable, guapo y cariñoso, como ya sabemos en «After You». En esta ocasión, veremos si pueden soportar los obstáculos de las relaciones a distancia, ella conocerá a Josh en un evento importante en Nueva York y será responsable de subvertir su vida amorosa; especialmente por la sorprendente similitud con Will,  ¿De no tener un accidente como hubiese sido. sería como él? Esto nos traerá más de un papel sorpresa.

Por supuesto, en la nueva vida de Louisa, habrá otros personajes secundarios que proporcionarán el trasfondo de la historia, especialmente su nuevo trabajo. Como todo el mundo, son personajes bien elaborados con sus propias historias, desarrollo y sorpresas; también la familia de Louisa sufrirá cambios.

Sigo-siendo-yo

Fragmento

Es la barba lo que me recuerda que ya no estoy en Inglaterra: Un ciempiés gris sólido que oscurece el labio superior de un hombre y le da un aire firme, un compatriota con barba de vaquero, un cepillo en miniatura, no hay barbas en mi tierra, no puedo apartar la mirada de él. La única persona que siempre veíamos con bigotes es a nuestro profesor de matemáticas el Sr Naylor.

El hombre de uniforme me indicó que caminara hacia adelante con sus dedos regordetes. No quito la vista de  la pantalla; esperé junto a la cabina y el sudor acumulado se secó suavemente en mi ropa, levantó una mano y agitó cuatro dedos regordetes, después de unos segundos, supe que estaba pidiendo mi pasaporte.

El Sr en cuestión me pregunto cómo me llamaba, yo le dije Louisa Elisabeth Clark «, le respondí y miré el mostrador,» aunque nunca uso el segundo nombre. A mi madre le gustaba llamarme Louisita, hasta que se dio cuenta de que si hablas demasiado rápido, suena a «loquita», mi padre pensó que me pega; no estoy loca; quiero decir, obviamente ustedes no querrán personas locas en su país, ¡jaja! Mi voz rebotó nerviosamente en la pantalla de plexiglás.

El hombre me miró por primera vez, estaba firme y con una mirada penetrante que te paraliza, ni una sonrisa. Solo espero a que yo dejara de reír, dije los siento la gente uniformada me pone nerviosa, miré la sala de inmigración detrás de mí, la cola giró tanto sobre sí misma que se convirtió en un mar turbulento e impenetrable de gente.

Me resulta extraño hacer esta cola. Para ser honesto, creo que esta es la cola más larga de mi vida y empiezo a preguntarme si debería comenzar mi lista de Navidad, coloque su mano sobre el escáner, «¿Siempre es tan grande?»  El agente frunció el ceño y preguntó la cola, pero dejó de escucharme, miró la pantalla, puse mi dedo sobre la pequeña alfombra y sonó el teléfono, era Mamá.

Preguntó si había aterrizado, cuando el hombre se volvió hacia mí abruptamente, yo estaba escribiendo una respuesta con mis manos. y el dijo «Señora, los teléfonos celulares no están permitidos en esta área»; ella es mi madre y quiere saber si he llegado.

El me pregunto cual era el motivo del viaje, ¿Qué? Fue la reacción inmediata de mi madre. Aprendió a enviar mensajes de texto, ahora es como un pez en el agua, escribiendo más rápido de lo que puede hablar, quiero decir, básicamente a una velocidad asombrosa, ¿Conoces mi teléfono? No puedo ver las figurillas, ¿Eso es un SOS? Louisa, ¡dime que estás bien!.

Señora, ¿el motivo de este viaje? Preguntó de nuevo, su barba moviéndose nerviosamente, ¿Qué vas a hacer en Estados Unidos? Añadió; «Tengo un nuevo trabajo,» ¿Cuál? «Quiero trabajar con una familia en Central Park, Nueva York».

Por un momento, las cejas del hombre parecieron elevarse un milímetro, revisé la dirección en mi formulario, ¿Qué planeas hacer? «Es un poco complicado.» Seré una especie de acompañante.

Sigo-siendo-yo

Verá, solía trabajar para un hombre que acompañaba, le daba medicinas, lo sacaba a caminar y también lo alimentaba. De hecho, esto no es tan extraño como parece, su problema es que ha perdido la capacidad de usar las manos, no es que sea un pervertido, la verdad es que mi último trabajo terminó siendo otra cosa, porque es difícil no ser muy bueno con las personas que te importan y con Will Weir, me refiero, nosotros bueno, nos enamoramos.

Era demasiado tarde, sentí lágrimas en mis ojos y me limpié los ojos bruscamente. «Así que creo que será similar», excepto por la parte del enamoramiento y la parte de la comida, el agente de migración me miró fijamente, intento sonreír.

El hecho es que, por lo general, no lloro cuando hablo de trabajo, a pesar de mi nombre, no estoy realmente loca, yo lo amaba, él me amaba. Entonces él bueno, decidió terminar con su vida, así que esta es mi oportunidad de empezar de nuevo, las lágrimas se deslizaron por el rabillo de mis ojos, haciéndome sentir avergonzada, no puedo detenerlas.

Lo siento, esto es causado por el desfase del horario, la hora local debe ser las dos de la mañana, ¿Verdad? Además, tratare de no hablar mas de el, ya que la verdad tengo novio nuevo quise decir, es un técnico de emergencias sanitarias, la verdad muy agradable y cariñoso, es como ganar la lotería de novios, ¿Verdad? ¿Técnico de urgencias sexy? Busqué un pañuelo en mi bolso, cuando miré hacia arriba, vi que el agente me extendía la mano con una caja y saque uno.

Gracias, de todos modos, mi amigo Nanthan de Nueva Zelanda trabajó aquí y me ayudó a conseguir el trabajo. De hecho, aparte de cuidar a la frustrada esposa de un hombre rico, todavía no sé cuáles son mis obligaciones, pero he decidido que esta vez estaré a la altura de las expectativas que Will tenia de mí, porque no es la primera vez para mí, terminé trabajando en el aeropuerto.

Estoy paralizada. Bueno, trabajar en el aeropuerto no es algo malo, estoy segura de que el control migratorio es un trabajo importante, realmente importante, pero tengo un plan, cada semana haré algo nuevo aquí y diré que si,  ¿Decir que si a qué? Para cosas nuevas, Will siempre decía que yo no me permití tener nuevas experiencias, así que ese sera mi plan, el agente está examinando mi documentación, no llenó la dirección correctamente, necesito un código postal.

Me entregó el formulario, verifiqué el número de la dirección en el papel impreso que traje y luego llené el formulario con las manos temblorosas, miré a la izquierda; y vi que la cola de mi sección se inquietaba.

El final de sigo siendo yo

Debido a la agitación de la vida de Clark, este no es un final previsible, pero es un axioma para toda la leyenda, Con todo, esta es una historia que me gusta y he leído en muy poco tiempo, por un lado, es la novedad de la historia, por otro lado es la pluma del autor, aunque al principio me preocupaba no saber qué podía ofrecerme esta novela, ciertamente no me defraudó, incluso mejorando la segunda parte, extrañaré a estos adorables sigo siendo yo.

Querido lector si quiere seguir disfrutando de artículos como este, puede seguir leyendo:Libro Memorias de una geisha ¡argumento y controversia!.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.