Seborrea en Perros, Tipos y Tratamiento

La Seborrea es una patología que muy a menudo afecta la piel de los perros, en particular su tronco, patas y rostro. La seborrea, que es provocada por la excesiva producción de sebo en la piel, provoca el surgimiento, de forma simultánea, de escamas, placas y bastante grasa. De no ser tratada de forma temprana, la Seborrea en Perros podría ocasionar infecciones secundarias en su piel. Entérate en este artículo de mucho más del tema.

Seborrea en perros

Tipos de Seborrea en Perros

Se conoce como seborrea canina a aquella afección que se suele caracterizar por la aparición de escamas sobre el cuerpo del can, pudiendo mostrarse éstas como secas o grasa. Sumado a ello, se puede llegar reconocer si es una seborrea del tipo primario o del secundario.

La seborrea del primer tipo no se puede curar, empero un tratamiento para mantenerla controlada podría ser recetado. La seborrea del tipo secundario suele producirse como señal de otra patología que requiere ser sometida a tratamiento para que pueda desaparecer. En el siguiente articulo podrás conocer de forma más detallada todo lo referente a esta enfermedad que perjudica a nuestros perros.

¿Qué es la Seborrea?

La seborrea es el incremento de las secreciones producidas por las glándulas sebáceas a nivel cutáneo, y que suele originarse como resultado de alguna enfermedad. La epidermis, que es la capa exterior de la piel, y los folículos pilosos, que son los que producen de pelo, son los que generan lo que, por su apariencia, solemos llamar escamas. Éstas  pueden mostrarse secas y grises o de tonos blanquecinos, semejantes a la caspa. Empero igualmente pueden  ser producidas escamas grasas u oleosa y de coloración amarillenta.

Estas suelen ser provocadas por la exagerada producción del sebo que generan las glándulas sebáceas. Las escamas suelen desprender un olor desagradable. Las que son secas, debido a dicha característica, se pueden retirar con poca dificultad del cuerpo del animal. En contraste, las grasas suelen ser difíciles de desprender puesto que se mantienen adheridas al pelo.

Seborrea en perros

A lo que hay que agregar que, la seborrea grasa puede dar lugar a una obstrucción de los folículos pilosos, lo que, en ciertos casos, termina provocando una infección. Foliculitis es el nombre que suele recibir dicha dolencia. De ubicarse dicha cumulo en los conductos auditivos puede ocasionar una otitis ceruminosa. Regularmente son referidas como dos patologías distintas, seborrea primaria y la secundaria.

¿Es Contagiosa la Seborrea Canina?

La seborrea no suele transmitirse ni entre canes ni entre criaturas de otras especies, como por ejemplo, del perro al hombre. No obstante, si puede ser de carácter hereditario, esto es, si un can padece de seborrea primaria, es bastante probable que sus pequeños también la puedan padecer.

Seborrea Primaria

Esta es una enfermedad que suele presentarse con mucha frecuencia. Es aún más frecuente en individuos jóvenes y en ciertas razas como el Cocker spaniel americano, el Springer spaniel, el West Highland white terrier, el Basset hound, el Setter irlandés, el Pastor alemán, el Labrador o el Shar pei.

En los canes afectados se podrán observar las escamas típicas, las cuales suelen ser secas, grasosas o de ambas características a la vez. Suele ser más frecuente que las escamas se logren reconocer en el área de los codos, los corvejones, la parte delantera del cuello hasta el torso o las orejas.

Seborrea en perros

¿Cuál es su Tratamiento?

Desgraciadamente, la seborrea primaria es un padecimiento que no tiene cura. Aún así, se le puede brindar tratamiento con la sola finalidad de controlar la generación de escamas. Dicho tratamiento implica la aplicación de champús o fricciones. Igualmente se encuentran para la venta diferentes productos que cuentan con efectos antiseborreico. El veterinario se encargará de indicarnos el más conveniente de ellos y la forma en que debe ser aplicado.

En caso de que la descamación sea seca y ligera, el tratamiento se debe enfocar en el hidratado de la piel. Se puede recurrir a champús o fricciones humectantes e hipoalergénicas, sin agregados, lo que asegura que puedan ser aplicados a menudo sin inconveniente alguno. En casos más severos, el champú debe incorporar otros ingredientes, los cuales serán prescriptos por el veterinario.

De ser la seborrea del tipo graso igualmente se deben emplear champús, recomendándose aquellos cuyo contenido incluya principios activos como el peróxido de benzoilo. Estos son de utilidad para la eliminación de las escamas adheridas. De llegar a detectarse foliculitis o cualquier otra infección a nivel de la piel, debe ser tratada con antibióticos por vía oral. De manifestar rascado en el perro, podrían ser requeridos los corticoides.

Seborrea Secundaria

Bajo esta condición, la seborrea suele asociarse con la aparición de otra patología con síntomas cutáneos que es la que la provoca. Entre los padecimientos que se vinculan a la seborrea secundaria sobresalen las siguientes:

  • Sarna sarcóptica.
  • Sarna demodécica.
  • Atopía canina.
  • Dermatitis producto de hipersensibilidad a ciertas comidas.
  • Dermatitis alérgica por picada de pulga o DAPP.
  • Hipotiroidismo.
  • Patologías cutáneas de origen hormonal.
  • Pénfigo foliáceo.

¿Cómo se Puede Tratar?

El tratamiento sugerido para el combate o control de la seborrea primaria igualmente puede ser aplicado en casos de seborrea del tipo secundario. Aún así, es indispensable que el veterinario diagnostique la causa primaria que la ha provocado. Con lo cual se llega a detectar la enfermedad que se encuentra detrás de la producción de escamas. Aplicando un tratamiento contra dicha patología, la seborrea secundaria debería desvanecerse. De no ocurrir así, podríamos estar presenciando un caso de seborrea primaria.

Aplicación de Champús Terapéuticos

Suelen llamarse champús terapéuticos a aquellas soluciones que resultan activas frente a alguna enfermedad. Para el caso de la seborrea, los champús que se han recomendado para su tratamiento deben ser aplicados sobre todo el cuerpo del animal. Se debe dejar actuar por lo menos por unos quince minutos. El perro puede ser bañado previamente con su champú de uso regular y agua templada. Asimismo debe ser enjuagado por completo antes de usar el champú antiseborreico. Tras su aplicación, es importante realizar un buen enjuagado y secado del animal.

Suplementos Alimenticios

Para complementar el tratamiento contra la seborrea, se pueden conseguir efectos beneficiosos al ser añadidos suplementos alimenticios a la comida habitual del animal. En particular, se recomienda utilizar los que contienen ácidos grasos esenciales provenientes de aceite de pescado, obviamente siempre siguiendo el consejo del veterinario.

Otros artículos que sabemos te van igualmente a interesar son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.