Los salmos son las alabanzas que encontramos. Entre ellos tenemos salmo para la salud. Si usted se encuentra padeciendo por una terrible enfermedad, el SALMO PARA LA SALUD de las Sagradas Escrituras, puede traer sanidad a su vida. Entre y conózcalo.

salmo-para-la-salud2

Salmo para la salud

Los salmos o las alabanzas son las representaciones las meditaciones que tenían los creyentes en cuanto a la ley De Dios y cada una de sus obras predestinadas. El rey David quien fue el primer rey que unió a Israel y Judá y de igual manera recibió la promesa de un Mesías que saldría de su linaje. Fue quien escribió aproximadamente la mitad de los Salmos que se encuentran en este Libro de la Biblia.

Los Salmos se pueden clasificar en varios grupos como lo son los salmos de acción de gracias, reales, sabiduría y los que vamos a estudiar hoy los de lamento. Aunque tenga una connotación un poco triste este salmo para la salud va para cada comunidad o individuo que se encuentren en situaciones de angustias Las diferencias que se consigan en esta clasificación de salmo para la salud va a radicar específicamente en los problemas o enfermedad que tengamos.

Nosotros como Templo de Dios

Antes de estudiar o aprender cuales son algunos de los Salmo para la salud que nos dejo Dios en su Palabra tenemos que saber que el Señor nos insta a cuidar el cuerpo que nos ha dado.

1era Corintios 3:16-17

16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Tomando esto en consideración como cristianos debemos vigilar todo lo entra a nuestros cuerpos. Debemos entender que así como en el Antiguo Testamento se hacían los mejores templos para el Señor, nosotros debemos de cuidar, santificar y sanar nuestro cuerpo.

La razón de esta afirmación por parte el Espíritu Santo es que cada uno de nosotros hemos sido redimidos luego de la muerte del Señor Jesús. Bajo esta nueva dispensación de gracia el Señor nos bendice haciendo que el Espíritu Santo more en cada uno de nosotros.

Por eso debemos vivir en una comunión tanto espiritual como terrenal con el Señor, así como Dios nos pide una oración diaria nos prohíbe comer sangre de animal, así como nos pide que cuidemos la comunión con Él nos llama a que no pequemos ni por la vista ni por el habla.

salmo-para-la-salud3

Cuidando el Templo de Dios

Ya aprendimos que nuestro cuerpo es el Templo del Señor y que el Espíritu Santo mora en nosotros. Lo cual nos hace responsables del cuidado del templo tanto espiritual como físicamente. Pablo en la primera carta que le envía a la Iglesia de los Corintios les informa de que Dios nos hace completamente responsables del trato que le demos al nuevo templo de Dios.

En esta epístola Pablo nos hace un llamado a la reflexión del buen manejo del cuerpo de Dios, nos llama a alejarnos del pecado. Si nos adentramos un poco más a la Palabra del Señor entendemos y comprendemos que no solo debemos cuidarlo de manera espiritual.

Como cristianos nos debemos enfocar en una buena alimentación, esto honra el trabajo que Dios ha hecho en nosotros. El cuerpo humano es una obra maestra que detalla de manera asombrosa la creación de Jehová.

Por eso debemos llevar un estilo de vida saludable para honrarlo y glorificarlo y hacerle saber por estos cuidados que estamos agradecidos con lo que nos ha dado. Debemos entender y comprender que la genética es una limitante súper importante al momento de las diferentes enfermedades que se desarrollan en el cuerpo humano. De igual manera hay otros factores que nos pueden afectar como cambios climáticos o algunas enfermedades que se desarrollan y se fortalecen por el uso de medicamentos.

Salmo para la salud: Los cristianos nos enfermamos

Cuando tenemos alguna enfermedad importante y somos cristianos lo primero que la mayoría de las personas piensan es ¿Qué hice mal? ¿Ya Dios no me ama?¿Estoy pagando por algo? Y las respuestas a estas incógnitas que se nos genera dentro de la mente y el corazón son: no has hecho nada malo, Dios te ama como a un hijo, y no estas pagado por nada.

Es cierto que si dejamos que sustancias como el alcohol, las drogas, la comida chatarra, la promiscuidad vamos a ver unos cambios extremadamente negativos y que causaran una consecuencias muy grades física, emocional y espiritualmente hablando. Pero si cuidamos el templo de Dios bajo sus mandamientos y en sus ordenanzas estaremos glorificando y santificando su Palabra.

Apocalipsis 21:1

1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

Pero si llegamos tener alguna enfermedad puede ser por distintas razones, una puede ser genética o simplemente una prueba por la cual estamos pasando. Debemos saber como cristianos que el Señor Jesús nos está preparando para su reino por lo que los aprendizajes y las fortalezas que aquí desarrollemos serán los que apliquemos en la nueva tierra prometida por Dios.

salmo para la salud

Salmo para la salud Jehová es mi Pastor

Este es un Salmo poderoso para cualquier momento de la vida. El salmo 23 nos muestra el cuidado del Padre para con nosotros los cristianos. El Señor cuando nos compara con cualquier otra cosa de la creación que hizo lo hace con las ovejas. Cuando intentamos entender está comparación que el Señor estable en varias partes de las Santas Escrituras nos damos cuenta de varias cosas.

La primera es que las ovejas son animales que se caracterizan por ser improductivos y completamente indefensos. Cuando analizamos los mecanismos de defensas de cada uno de los animales que moran en la Tierra nos damos cuenta que la oveja tiene está carencia por completo.

Otra de las características que tienen las ovejas es la nula capacidad que tienen para orientarse por si solas y no tienen desarrollado un buen sentido de la visión por lo que es necesario siempre tener una guía que cuide el rebaño. Sin embargo tienen desarrollado el oído por lo que su guía para seguir a su pastor es por este sentido.

Al analizar estos rasgos como cristianos el Señor nos dice que nosotros no podemos ayudarnos sin Su intervención divina. Si el Señor no hubiera enviado a su único Hijo al mundo no hubiéramos tenido la capacidad de entender cual es la misión que tenemos en este mundo. Al igual que las ovejas nosotros no podemos ver al Señor pero podemos oír su Palabra y sus enseñanzas por medio de las Santas Escrituras.

Salmo 23:1

Al comienzo del salmo para la salud se lee el nombre de Dios, Jehová. Debemos recordar que Dios es un título pero cuando Dios se le presenta a Moisés y él le pregunta que diría si pregunta por Su nombre él Señor le contesta YO SOY EL QUE SOY. Cuando analizamos el comienzo de este salmo nos damos cuenta que el rey David pronuncia el nombre del Señor para que no quepa duda que él sabe que Dios es él que lo cuida.

Seguidamente de la afirmación de David, leemos “nada me faltará”. En distintos momentos de tribulaciones muchos de nosotros hemos dicho nos falta dinero, o no me alcanza o estoy corto. En esos momentos debemos detenernos inmediatamente y analizar que hicimos para llegar a ese punto, puesto que cuando seguimos a Jesús de manera correcta nada nos debe faltar, es una promesa y Jehová es un Dios de verdad.

Salmos 23:1

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

salmo para la salud

Promesas de bendiciones

El rey David luego de expresar que solo Jehová es que lo guía y que gracias a esto puede tener lo que él necesite en esta vida. Nos revela las grandes bendiciones que el Señor nos va a tener guardados si seguimos su sendero.

Cuando estemos enfermos este es un buen salmo para la salud porque nos muestra que nuestro Señor es fiel y que aunque estemos en los momentos más duros podremos sostenernos de su mano, ver su gloria y saber que estaremos bien.

Si nosotros aceptamos a Cristo como nuestro único Dios y salvador nos dará en primer lugar las siguientes bendiciones.

Salmos 23:2

2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.

La primera parte del versículo nos muestra como el Señor nos dará un lugar donde nuestras enfermedades, preocupaciones y dolores no estarán porque junto a Él podremos descansar en paz.

Esta comprobado científicamente que el descanso es algo que todos los seres humanos necesitamos para poder reactivar cada uno de nuestros cincos sentidos, por eso cuando el peso de nuestras aflicciones nos cansen debemos buscar refugio en nuestro Señor que nos cuidara el descanso.

La razón por la cual nosotros creemos en que Jesús vino y se sacrifico por nosotros es por la Fe que sentimos por Él. Entonces cuando nosotros no aceptamos las promesas que nos ha dado es porque no hemos crecido espiritualmente y estamos escasos de Fe.

Hebreo 4:1-2

Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.

Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.

El Señor conforta mi alma

Cuando nosotros como cristianos no dejamos las cosas en manos de Dios y aceptamos que se haga su voluntad con nosotros, comenzamos a experimentar todo tipo de aflicciones. Como seres humanos podemos entender que hay enfermedades que son difíciles de manejar, como el cáncer, leucemia, afecciones cardiovasculares, por mencionar algunas. Nos hacen sentir completamente indefensos y es difícil por nuestra condición de ser humanos soltar el miedo y la incertidumbre.

Salmos 23:3

Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Pero es en esos momentos de dificultad que debemos de recordad cada promesa que el Señor nos da. Si su Hijo Jesús antes de ser capturado oraba y le pedía al Señor que si fuera de él que se pasara esa copa pero que al final se cumpliera la voluntad del Padre, más lo debemos hacer nosotros.

En nuestra condición de humanos los sentimientos siempre van a ganar sobre la razón. Cristo lo sabe y por eso nos dice en su Palabra clama a mí y yo te responderé. Sabemos que por distintas razones sentiremos rabia, dolor, incertidumbre y desesperación pero recordemos que el Señor es nuestra luz en el mundo.

Marcos9:23

23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

salmo para la salud

Valle de sombra de muerte

El ser humano no esta preparado para la muerte, en ningún escenario, ni la de un familiar ni la de uno. La muerte en algunas culturas es vistas como la terminación de una paga de algún mal que hiciste, por lo que las celebran cuando esto ocurre. Sin embargo en casi todo el mundo la muerte significa dolor y angustia.

La muerte para nosotros los cristianos tiene un significado algo más trascendental. Ciertamente en la carne y en nuestros pocos conocimientos de la sabiduría de Dios no entendemos cuando un familiar, amigo, compañero se va. Nos duele y es un sentimiento que siempre nos va a acompañar. Pero tenemos un consuelo que nos gratifica y nos alivia la carga que es la promesa de una vida eterna.

Filipenses 1:21

21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Esto no quiere decir que no vayamos a llorar, a lamentarnos o a sentir incertidumbre ante esto que nos puede ocurrir. Pero debemos recordar que Jehová es mi Pastor y nada me faltará.

Tú estas conmigo Señor

Continuando con las afirmaciones que nos da el rey David os enfatiza que la presencia del Señor no limpia de todo temor ante lo desconocido, una enfermedad, tristeza, hasta de muerte. No importa en las circunstancias en que nos encontramos el Señor nos llama a que confiemos en Él.

Más adelante en este Salmo para la salud David nos muestra que aunque estemos en los momentos más difíciles el Señor tendrá misericordia, bondad y provisión para cada uno de los que lo han declarado Señor Dios y Salvador, viven en sus mandamientos y en comunión con Él.

Salmos 23:4-6

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Salmo para la salud 41

Al inicio de este Salmo para la salud el rey David da un saludo al pobre, uno puede pensar que se refiere a las personas con escases en recursos económicos. Sin embargo, en un aspecto un poco más amplio podemos deducir que el rey se quiso referir al débil o al indefenso.

De igual manera que en el Salmo 23 el rey David nos da una lista de bendiciones que Jehová nos da a los que creen. Cabe destacar en estos Salmos que el Señor no nos coloca ninguna muletilla donde nos pide que hagamos algo sobrenatural. Cristo después que estuvo en la Tierra nos dejo unos mandamientos y una estructura de vida que Dios hecho hombre nos mostro que es posible. Jesucristo conoce cuales son nuestras debilidades y que cosas no podemos hacer por eso es que debemos vivir en comunión con Él para poder gozar de su Santa Presencia.

EL comienzo de la lista de bendiciones que en este Salmos empieza es “en el día malo lo librará Jehová”. Como cristianos entendemos que existirán días de mucha tribulación, pero el Señor nos promete que Él nos cuidará. Así como David nosotros debemos confiar que cada una de estas cosas se cumplirá.

Salmos 41:1-3

1 Bienaventurado el que piensa en el pobre;
En el día malo lo librará Jehová.

Jehová lo guardará, y le dará vida;
Será bienaventurado en la tierra,
Y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos.

Jehová lo sustentará sobre el lecho del dolor;
Mullirás toda su cama en su enfermedad.

El ruego de un pecador

El rey David luego de la lista de promesas que sabe que el Señor va a cumplir en los momentos difíciles como en las enfermedades. Nos enseña que aunque sabemos que Dios este con nosotros, debemos reconocer cada uno de nuestros pecados y pedir perdón por ellos. Recordemos que para poder estar en presencia del Señor y poder pedir cualquier cosa nos debemos despojar de todo lo que somos y decirle al Señor con nuestras palabras soy tuya has conmigo tu Santa Voluntad.

Dios nos llama a tener un corazón lleno de misericordia y de amor para nuestro prójimo y para lograrlo debemos de declarar cada uno de nuestros pecados. Cuando en el Salmos para la salud se hace referencia de mis enemigos. Podemos entenderlo como aquellas personas que nos crearan dudas sobre la voluntad de Dios en nuestras vidas.

Como cristianos encontraremos personas que nos dirán, tu que crees en Cristo mira estas enfermos, si Dios te amará no tuvieras cáncer, entre otros tantos ejemplos que te podemos asegurar que has escuchado. Pero debemos ser fuertes y entender que vivimos en cuerpos que están en constante deterioro y que por ley natural nuestras células mueres día a día y eso nos expone a distintas enfermedades.

Salmos 41:4-6

Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí;
Sana mi alma, porque contra ti he pecado.

Mis enemigos dicen mal de mí, preguntando:
¿Cuándo morirá, y perecerá su nombre?

Y si vienen a verme, hablan mentira;
Su corazón recoge para sí iniquidad,
Y al salir fuera la divulgan.

salmo para la salud

En la enfermedad confió en ti Padre

Siguiendo el orden de ideas de este Salmo para la salud que escribió el rey David se sigue enfocando que aunque él sabe que muchos enemigos lo rodean y que murmuran tiene la confianza que su cara será levantada. Igual pasa con nosotros en el mundo actual aunque sintamos que la enfermedad o lo que nos rodea se enfocan en lo mal que estamos, recordemos y vivamos en gozo porque sabemos que este momento es pasajero.

Como lo mencionamos anteriormente sabemos que las enfermedades en la carne nos hacen un llamado a la angustia y al porque pero debemos tener la fortaleza y la firmeza como buenos hijos de Dios que saldremos adelante con nuestro Señor.

Salmos 41:7-9

7 Reunidos murmuran contra mí todos los que me aborrecen;
Contra mí piensan mal, diciendo de mí:

Cosa pestilencial se ha apoderado de él;
Y el que cayó en cama no volverá a levantarse.

Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía,
Alzó contra mí el calcañar.

Un ruego y la alabanza del Señor en el Salmo para la salud

Al finalizar este Salmo para la salud al igual que el anterior el rey David rinde una alabanza y agradecimiento al Padre porque en los momentos de más turbulencia vio el rostro del Señor. Dios lo sostuvo y le levanto la cabeza delante de sus enemigos mostrando su total gloria.  Por eso debemos agradecer día a día a Dios porque solo El nos puede levantar en las tribulaciones, solo El nos hace más grande que la adversidad y solo El nos hace fuertes ante las dudas que se generen en nuestra alma y corazón.

Lo mismo ocurre con nosotros, el Señor no nos abandona en cargas que no podemos llevar solos. Por esa razón mando a su único Hijo a la Tierra para que cargara con el peso del pecado y nos salvara de la muerte eterna.

Salmos 41:10-13

10 Mas tú, Jehová, ten misericordia de mí, y hazme levantar,
Y les daré el pago.

11 En esto conoceré que te he agradado,
Que mi enemigo no se huelgue de mí.

12 En cuanto a mí, en mi integridad me has sustentado,
Y me has hecho estar delante de ti para siempre.

13 Bendito sea Jehová, el Dios de Israel,
Por los siglos de los siglos.
Amén y Amén.

Reconozcamos que sin Dios Padre no podemos hacer, ni transitar por dificultades importantes. Por eso vivamos en comunión con Cristo  por medio del Espíritu Santo y poder ser escuchados por el Padre.

Esa es una de nuestras metas como cristianos, vivir tanto en el Señor que hasta en las dificultades y enfermedades podamos vivir en su gozo eterno. Un lugar donde nada nos perturbe y que nuestra carga sea aliviada gracias al amor de Dios por cada uno de nosotros.

salmo para la salud

Pensamientos Finales

Cuando como cristianos conocemos al Señor, al comienzo nos cuesta entender su gracia y amor para cada uno de nosotros y es totalmente compresible. Jehová desde el Antiguo Testamento nos llama para que confiemos y tengamos Fe de que con Él a nuestro lado todo es absolutamente posible. Y que gracias a nuestra Fe, nuestra vida en la Palabra y la constante comunión con el Señor podemos ver sus bendiciones dar frutos en nuestras vidas.

Sabemos que en las tribulaciones es complicado entender y recordar las promesas del Señor Jesucristo ya que en esos momentos estamos viviendo en la carne. Las enfermedades, cualquiera que sea nos pueden traer angustia, temor, rabia, indignación, dudas y hasta la muerte en algunos casos. Pero amados de Dios debemos entender que no importa el momento, ni el valle que estemos atravesando nuestro Señor está con nosotros a cada paso.

Vivir en la sombra del Omnipotente nos da una paz que ninguna mente entiende, una alegría que los humanos envidian y una seguridad de las cosas que generar incertidumbre. Nosotros los cristianos aunque estemos en la Tierra no pertenecemos a este mundo y aunque en la carne nos duele las adversidades nuestra Fe debe ser mucho más grande que cualquier cosa.

Por eso te recomendamos que vivas en una eterna comunión con el Señor, sobretodo en los momentos de angustia y de enfermedad porque solo Él le dará reposo a tu alma y a tu cuerpo. Solo Él puede consolarte y darte aliento de vida, solo Jesús quien murió en la Cruz del Calvario y resucito a los tres días puede darte vida eterna. Por eso cree en que si caminas con el Señor todo lo que pidas en su Santo nombre y si es voluntad de Dios se te será dado.

Una de las cosas que a nosotros los cristianos nos genera mucha paz es orar y leer la Palabra del Dios Padre. Por eso a esta hora te invito a que ores por ti, por tu familia, por tus aflicciones, por eso te recomendamos estas oraciones Reflexiones cristianas para jóvenes y leas las promesas que el Señor tiene guardadas para ti. En este artículo te pusimos dos Salmo para la salud que te ayudaran a regenerar tu alma y tu espíritu, confía en Dios y lo veras sostener tu mano en todo momento.

De igual manera te dejamos este poderoso material audiovisual para que sigas en la poderosa presencia del Señor. Que Dios te bendiga en Su Santo Nombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here