Resumen de Popol Vuh ¡Un libro sobre la comunidad quiché!

Anímate a descubrir a través de este interesante resumen de Popol Vuh la maravillosa historia del pueblo quiché. La cual forma parte ancestral de la cultura maya.

resumen-de-popol-vuh-1

Resumen de Popol Vuh

A través del resumen de Popol Vuh tendrás la oportunidad de conocer una serie de tradiciones mágicas y misteriosas relacionadas con la cultura maya. Sobre todo sobre las circunstancias históricas que rodean la formación del pueblo quiché.

A continuación, vamos a establecer las partes que componen el libro más legendario de la mitología indígena del pueblo de Guatemala.

La primera creación

La primera parte del resumen de Popol Vuh contiene mitos que hacen alusión a la creación de los primeros seres vivientes, posteriores a la existencia única del mar y del cielo. De esta manera Dios, quien es el Corazón del Cielo, dispuso la creación de la vegetación, los animales, la vida y del hombre.

Por su parte, Tepeu y Gucumatz, importantes figuras mitológicas, establecieron el funcionamiento de todos los nuevos elementos sobre la faz de la tierra. Ellos dividieron los espacios que se dispondrían para unos y para otros también.

Los Creadores no pudieron lograr una cosa: los animales no eran capaces de alabarlos. Por lo cual, estas primeras criaturas fueron destinadas a hallar su sustento en la tierra y en los árboles, además los Creadores dispusieron que su carne fuera triturada y comida.

Luego de este primer intento fallido, los dioses crearon al hombre de barro, pero pronto ellos notaron que éste no se sostenía por si sólo y lo destruyeron, seguidamente los Creadores hicieron al hombre de madera. Sin embargo, este proyecto pronto dejó de funcionar, pues aunque los hombres de madera tuvieron hijos y poblaron la superficie de la tierra, no tenían ni alma ni sentimientos, así como tampoco fueron capaces de alabar ni a los Creadores ni al Corazón del Cielo.

El último intento

En consecuencia, una gran inundación de agua destruyó a los hombres de madera. A continuación, Dios creó la carne del hombre de Tzité y la de la mujer de espadaña, sin tener nuevamente éxito en su proyecto, pues estos seres tampoco se acordaban de los Creadores, el Corazón del cielo llenó de oscuridad la faz de la tierra.

Después de eso vino el caos entre los animales, los palos y las piedras, resultando todos con las caras y bocas quemadas a causa del fuego y dando lugar a los monos del bosque. Por esa razón las siguientes generaciones de hombres se parecen a los monos.

Los héroes divinos

La siguiente sección del resumen de Popol Vuh trata sobre las aventuras de los dioses Hunahpúh e Ixbalanqué. Ellos son considerados miembros de la mitología maya, además son llamados héroes divinos por librar al hombre de los obstáculos del mundo.

En principio se encuentran los relatos acerca de Ixpiyacoc e Ixmucané, quienes tuvieron dos hijos varones a los que llamaron Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú. A su vez, Hun-Hunahpú se casó con Ixbaquiyaló, con quien tuvo a Hunbatz y a Hunchouen.

Un día mientras Hunbatz y a Hunchouen iban a jugar camino a Xibalbá, les fue dado un recado para ser entregado a los hacedores de los ruidos: debían ir hasta allá y llevar consigo su pelota, anillos y guantes, era un desafío.

resumen-de-popol-vuh-2

Los jóvenes llevaron el recado a Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú, quienes aceptaron el reto y partieron hacia Xibalbá una vez que se despidieron de su madre, pues su padre ya había muerto hacía tiempo. En el viaje ellos atravesaron cuatro caminos, los tres primeros los pasaron sin dificultad, y el último los llevó hasta el Consejo de los señores de Xibalbá, donde estos habían colocado muñecos de palo en su lugar.

Los señores amenazaron, burlaron y hicieron sufrir a los jóvenes, pero ellos resultaron vencedores siempre. Sin embargo, al final fueron decapitados y sus cabezas puestas dentro del follaje de un árbol, convirtiéndose inmediatamente en un fruto más del mismo.

A continuación, se narra la historia de Ixquic, hija de uno de los señores de Xibalbá, quien admirada por lo que sabía sobre los frutos del árbol se dirigió ansiosamente hacia él. Terminó recibiendo en su mano la descendencia de los jóvenes, concibiendo a dos hijos a quienes llamó: Hunahpúh e Ixbalanqué.

Hunahpúh e Ixbalanqué

Antes de que estos nacieran, Cuchamaquic el padre de Ixquic, quiso saber quién era el responsable de la deshonra de su hija; cuando ésta no respondió, él la mandó a sacrificar, pidiendo como prueba el corazón dentro de un jícaro. No obstante, ella logró convencer al búho encargado de su sacrificio de no llevarlo a cabo. Adicionalmente, buscaron la forma de hacerle creer a su padre que estaba muerta.

Más tarde, Ixquic se dirigió a casa de suegra acompañada de los búhos mensajeros que se pusieron a su servicio. Al principio la doncella no fue bien recibida, pero finalmente ella logró demostrar que era merecedora de la confianza de la madre de Hun-Hunahpú.

Sin embargo, al nacer los niños la situación se complicó, pues ni su abuela ni sus medio hermanos querían a los pequeños. Tan grave era el problema que un día fueron los cuatro al campo, y Hunbatz y a Hunchouen fueron convertidos en monos como castigo por maltratar a sus hermanos menores.

resumen-de-popol-vuh-3

Los hermanos mayores nunca más regresaron a la casa, mientras que los pequeños se dedicaron a la siembra, obteniendo resultados mágicos. Un día un ratón avisó a los jóvenes sobre la pelota, los anillos y los guantes que habían sido usados por sus padres.

Después de ingeniar un plan para recuperar los instrumentos, Hunahpúh e Ixbalanqué se dirigieron al patio para jugar pelota. Fue entonces cuando la historia comenzó a repetirse, pues los moradores de Xibalbá retaron a los jóvenes como lo habían hecho antes.

El reto consistió en presentarse al cabo de siete días en Xibalbá, ellos tenían que llevar consigo la pelota y los ornamentos de juego. Los mismos instrumentos que habían pertenecido a sus antecesores.

En el plazo establecido los hermanos partieron para Xibalbá, dispuestos a vivir las mismas pruebas por las que habían pasado Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú. Sin embargo, gracias a su gran sabiduría, astucia y habilidad para transformarse, resultaron grandemente vencedores ante cada una de las vicisitudes que se le presentaron.

Finalmente, Hunahpúh e Ixbalanqué  humillaron repetidamente a los señores de Xibalbá hasta el punto de tener que rogar por sus vidas. Así fue como ellos resultaron vencidos definitivamente por los descendientes de Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú, como venganza por la muerte de sus padres.

Después de ello ambos subieron al cielo, uno tomó la forma del sol y el otro de la luna, dejando en la tierra a su madre y abuela. Ésta al ver cada día la hermosa obra que ellos habían hecho con las cañas sembradas en su patio fue feliz y dejó de llorar por sus nietos.

Linaje quiché

En la última parte del resumen de Popol Vuh se cuentan los detalles de las guerras y procesos de migración que sufrió el pueblo quiché antes de la conquista española, acontecimientos que dieron origen al nacimiento de los pueblos indígenas de Guatemala.

En primer lugar se habla de las conversaciones que sostuvieron Tepeu y Gucumatz sobre la creación y formación de los primeros cuatros hombres que habitaron la faz de la tierra, hechos únicamente con masa de maíz. De esta forma surgieron los primeros padres, quienes se llamaron: Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah e Iqui-Balam.

De esta manera, el Corazón del cielo, Tepeu, Gucumatz y las otras deidades que existían en el cielo y en el mar crearon a los cuatro primeros hombres. Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah e Iqui-Balam no tuvieron padre y madre algunos.

Fueron hombres porque tenían apariencia de hombre, además hablaban, veían, escuchaban, caminaban, pensaban, agarraban cosas, eran hermosos, buenos y estaban dotados de sabiduría e inteligencia.

Sin embargo, sobrepasaban las expectativas de los Creadores, por lo cual decidieron limitar la naturaleza de las nuevas criaturas. Fue entonces cuando los dioses destruyeron los conocimientos y sabiduría de los cuatro hombres de maíz.

Seguidamente sus esposas llegaron y todos se llenaron de alegría, pues las mujeres eran hermosas. Todos juntos representaron el origen y el inicio de la raza quiché que perdura en el tiempo.

Los nombres de las primeras madres fueron: Cahá-Paluna, Chomihá, Tzununihá y Caquizahá, ellas engendraron a los hijos de sus esposos y poblaron el pueblo quiché. Además, ellos reprodujeron diferentes grupos de familias que llevaban por nombre: Tamub, Ilocab, Cavec, Nihaib, Ahau-Quiché, entre otros.

Todos ellos dieron lugar a otras ramas familiares, entre ellas: Tecpán, rabinales, Cakchiqueles, Tziquinahá, Zacahá, Lamaq, Cumatz, Tuhalhá, Uchabahá, Chumilahá, Quibahá, Batenabá, Acul-Vinac, Balamihá, Canchaheles y Balam-Colob.

Otros hombres existieron y habían sido hechos en la oscuridad, ellos alzaban las caras al cielo, pero no sustentaban a su Dios. También ellos despreciaban a la gente del monte, mientras esperaban la llegada de la aurora y le pedían descendencia al Corazón del cielo.

Los pueblos grandes y los también los pequeños vestían solamente con pieles de animales, ellos no poseían riquezas, pero todos eran prodigiosos.

Algunos pueblos tenían el fuego y no sabían de dónde había salido. Sin embargo, otras tribus carecían por completo de la llama y cuando se atrevieron a pedir el fuego fueron rechazados.

La montaña Chi-Pixab

Sin embargo, más tarde Dios les entregó el fuego a cambio de estrecharlos entre sus brazos.  En cuanto al lenguaje, de alguna forma se volvió diferente entre ellos, no obstante no fue impedimento para que tres tribus se reunieran en la cima de una montaña luego de salir de Tulán.

En la montaña Chi-Pixab se encontraron entonces los tres pueblos, el de Quiché, el de Tamub y  el de Ilocav, disponiendo que ninguno desapareciera y todos tuvieran la misma suerte. De igual forma dieron nombres a los Cakchiqueles, a los de Rabinal y a los Tziquinahá que se encontraban junto a ellos.

Los días y las noches que pasaron en Chi-Pixab las tribus grandes junto con las pequeñas, fueron de aflicción. Ellos no tenían alimentos para su sustento, hasta que un día los Dioses les indicaron que debían marcharse en busca de los bosques.

Así llegaron los primeros cuatro hombres junto con otros pocos hasta el monte Hacavits, donde se multiplicaron y hicieron de ese lugar su ciudad. Allí los encontró el sol, la luna y las estrellas, y ahí comenzaron su canto, el cual se llama Camucú.

La montaña Chi-Pixab fue entonces el sitio donde establecieron su forma de funcionamiento y desde donde siguieron multiplicándose hasta extenderse hacia otras tierras más lejanas. Así reinaron, sin desperdiciar los dones que los alimentaban, habiendo ganado la conquista de otros pueblos y junto a ella sus riquezas.

Si te interesan la mitología, te invito a leer el artículo máscaras africanas. En él encontrarás todos los detalles acerca de esta interesante tradición.

Origen

La escritura del Popol Vuh data del período comprendido entre 1554 y 1558, aunque no existe en realidad un autor a quien atribuirle esta obra. Se sabe que los religiosos transmitieron de generación en generación esta tradición histórica – cultural a los indígenas luego de la conquista española.

Por otra parte, se tiene que la obra estuvo escondida durante siglo y medio hasta que fue encontrada por el Padre Fray Francisco Ximénez entre 1701 y 1703, quien fue el primero en traducir el texto de caracteres especiales y lengua quiché al español. Sin embargo, el Popol Vuh no fue publicado sino hasta 1857, por parte de Carl Scherzer.

Conclusión

Popol Vuh significa El libro de la comunidad o de los acontecimientos, se refiere al registro de los hechos más relevantes del pueblo quiché de Guatemala. Es el libro más importante de la mitología maya, en él se emplearon dibujos y símbolos especiales que caracterizaban la forma de escritura de esa milenaria población, los cuales fueron traducidos posteriormente a otros idiomas del mundo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.