Uno de las rasgos esenciales de los seres vivos es la capacidad de reproducirse, de producir nuevos seres con características similares a las de ellos. Las estrategias que utilizan los seres vivos para consumar la misión de reproducción son variadas. La Reproducción Sexual en Animales es un complejo proceso de cambios hormonales que conducen al apareamiento de macho y hembra con un único fin: perpetuar la especie.

Reproduccion sexual en animales

La Reproducción Sexual en Animales

Los animales, como criaturas individuales, aparecen y desaparecen, pero la especie de la cual es parte permanece, todo ello en virtud de la reproducción, una de las funciones básicas de los seres vivientes. El proceso de la replicación de los seres vivientes, denominado reproducción, es una de sus características de mayor relevancia. Conforma organismos nuevos, que pueden sustituir a los que se hayan deteriorado o muerto.

Como parte del reino animal podemos diferenciar dos estrategias reproductivas, la reproducción asexual y la reproducción sexual, que es las más generalizada entre los animales. La reproducción sexual presenta en comparación con la reproducción asexual algunas desventajas, entre las que sobresalen: un mayor consumo de energía en la búsqueda y disputa por encontrar pareja, una menor velocidad en la reproducción y una menor cantidad de descendientes, entre otras.

La reproducción sexual es la estrategia reproductiva característica de los animales, pese a que algunos de ellos puedan reproducirse de forma excepcional por medio de una estrategia asexual. Por lo que, en este artículo nos dedicaremos a explicar en qué consiste la reproducción sexual de los animales.

Características 

La reproducción sexual es la táctica reproductiva que practican numerosos animales y plantas para dar origen a nuevos individuos que hagan perdurar a la especie. Las particularidades que determinan esta clase de reproducción son diversas. En los animales la reproducción puede variar de acuerdo a la complejidad que van desarrollando los seres vivos. De los seres unicelulares a los animales invertebrados y posteriormente a los vertebrados se va extinguiendo la reproducción asexual hasta permanecer solamente la sexual.

Reproduccion sexual en animales

Mientras únicamente se va manteniendo la reproducción sexual, va desarrollándose igualmente una conducta de mayor complejidad para poder lograr la reproducción. Esta conducta involucra unas ceremonias de apareamiento a modo de peleas, cantos, destrezas, etc. que harán que ciertos individuos se reproduzcan y otros no, y no serán forzosamente los de mayor fortaleza.

Como primer punto, en la reproducción sexual son dos los entes implicados, una hembra y un macho, en contraste a la reproducción asexual que únicamente es uno. Tanto machos como hembras poseen órganos a los que conocemos como gónadas que generan gametos. Estos gametos vienen a ser las células sexuales, óvulos en las hembras, producidos por los ovarios y espermatozoides que los producen los testículos en machos.

Al fusionarse un óvulo y un espermatozoide dan origen a un cigoto. Esta alianza es llamada fertilización. La fertilización puede ser producida dentro o fuera del animal, de acuerdo a la especie, de tal manera que hay fertilización externa en la cual hembras y machos expelen sus gametos al medio acuoso para que se fertilicen y la fertilización interna, en la cual los espermatozoides consiguen el óvulo dentro de la hembra.

Después de la fertilización, el cigoto conformado se compondrá de un 50% de ADN materno y un 50% de ADN paterno, esto es, la prole que se producirá por medio de la reproducción sexual contará con material genético de los dos progenitores.

Etapas 

La reproducción sexual en animales se compone de varias fases, empezando con la gametogénesis. Este proceso radica en la conformación y desarrollo de los gametos femeninos y masculinos en el interior de las gónadas femeninas y masculinas de forma respectiva.

Partiendo de células germinales y mediante un tipo de división celular que se conoce como meiosis, tanto hembras como machos forman sus gametos. El ritmo de formación y maduración de los gametos va a depender de variados factores pero, primordialmente, de la especie y del sexo del sujeto a engendrar.

Luego de la gametogénesis, el mecanismo por el cual es producida la fertilización es la cópula. Controlados por hormonas, los individuos en edad fértil procurarán la compañía del sexo contrario para el apareamiento y, después del cortejo, tendrá lugar  la cópula en los animales que cuenten con fertilización interna. Las especies con fertilización externa soltarán los gametos al medio para que se fertilicen.

Después de la fertilización acontece la última etapa de la reproducción sexual, la fecundación, que radica en una sucesión de cambios moleculares que posibilitan la fusión del núcleo del óvulo con el núcleo del espermatozoide.

Tipos de Reproducción Sexual 

Las clases de reproducción sexual que existen en animales se encuentran asociados con el tamaño de los gametos que van a fusionarse en fecundación, entre ellos se diferencian: la isogamia, anisogamia y oogamia.

  • La isogamia es la unión de dos gametos de tamaño semejante, no se puede distinguir de forma visual cuál es el gameto masculino o femenino. Ambos pueden ser móviles o inmóviles. A ésta se le considera la primera clase de reproducción sexual que hizo su aparición en la historia evolutiva y es característica de chlamydomonas (alga unicelular) y monocystis, un protista. No se manifiesta en animales.
  • La anisogamia es la unión de gametos de diferentes tamaños. Existen distinciones entre los gametos masculinos y femeninos, y los dos pueden ser móviles o inmóviles. Surge más adelante en la evolución que la isogamia. Se manifiesta en hongos, invertebrados superiores y otros animales.
  • La oogamia es la unión de un gameto femenino enorme e inmóvil con diminutos gametos masculinos móviles. Es la última clase de reproducción que surge en la evolución. Es usual en algas superiores, helechos, gimnospermas y especies como los vertebrados.

Ejemplos 

Existen numerosos ejemplos de reproducción sexual como especies animales se conocen.

  • Los mamíferos como canes, primates, ballenas o el ser humano cuentan con reproducción sexual con fecundación interna y oogamia, son, adicionalmente, animales vivíparos, por lo que el desarrollo del embrión tendrá lugar en el vientre materno.
  • Las aves, aunque liberen huevos como todo animal ovíparo, siguen también esta táctica reproductiva sexual con oogamia.
  • Los reptiles, anfibios y peces igualmente se reproducen de forma sexual, pese a que algunas especies siguen una estrategia asexual en ciertas etapas de su existencia. Mientras unos son ovíparos, otros son ovovivíparos, gran parte de ellos tienen fertilización externa y otros tantos interna.
  • Los artrópodos son una agrupación extensa y diversa de animales, por lo que en este grupo conseguiremos tanto fecundación interna como externa y casos de oogamia y anisogamia. Unos cuantos de ellos se reproducen de forma asexual.

Hay que tener presente que hay animales hermafroditas, con órganos reproductores femeninos y masculinos al mismo tiempo, pero únicamente pueden conducirse como hembra o macho a la hora del apareamiento. No tiene lugar autofecundación.

También te recomendamos los siguientes artículos:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here