Refuerzo Positivo ¿Qué es y en qué consiste? Ejemplos

¿Has oído hablar del refuerzo positivo y su impacto en la conducta?, además de ser una herramienta para mejorar la comunicación. Si deseas conocer de qué se trata, ¡Este artículo es para ti!

¿Qué es el Refuerzo positivo?

Es aquel refuerzo que nos ayuda a que se forme una conducta adecuada y consecuente, por ejemplo, no poner los codos sobre la mesa, masticar con la boca cerrada.

El refuerzo positivo trae consigo un estímulo luego de un comportamiento adecuado, esto, para crear un hábito de buena conducta. Cuando esto se cumple, un premio, o inclusive palabras positivas, forjan poco a poco el comportamiento, además, mejoran la comunicación con los niños y refuerzan los valores sociales. B.F Skinner, psicólogo clínico estadounidense, señala que cualquier cosa que nos ayude a reforzar un comportamiento deseado, es considerada como refuerzo positivo.

Actualmente, los buenos modales parecen una historia del pasado; sin embargo, utilizando el refuerzo positivo podemos asegurarnos de mantenerlos, conoce más acerca de los buenos modales en nuestro artículo Buenos Modales.

¿Cómo utilizarlo?

Lo ideal sería aplicarlo justo después de la acción deseada, es decir, el hábito que queremos forjar. Sin embargo, esto debe suceder única y exclusivamente después de la conducta esperada, jamás antes, ni durante, ya que podría entorpecerse el proceso.

El estímulo debe repetirse la misma cantidad de veces que suceda la conducta esperada, y debe alargarse en el tiempo, para que la misma se consolide. Debemos siempre innovar con nuestros refuerzos positivos, recordemos que prácticamente todo puede considerarse un refuerzo positivo, así que usar nuestra imaginación es clave para mantener a la otra persona motivada.

Debemos valorar siempre, el aprendizaje más que el resultado. Lo más importante que debemos tener en cuenta es el proceso para cumplir la meta, es un error no aplaudir el esfuerzo por lograr el objetivo, al igual que usar palabras de aliento que puedan resultar abrumadoras en el camino (Ej: «Eres el mejor», el niño puede sentirse presionado por serlo, y puede pensar que nos decepcionará si no lo es).

Ejemplos de refuerzo positivo

  • Escoge el postre que comeremos en la tarde: Cuando el niño está cumpliendo con sus deberes de acuerdo a la conducta que esperamos, pudiéramos decirle, por ejemplo «Hoy escoges el postre que comeremos más tarde» o «Vamos a comer fuera, hoy escoges a donde iremos a merendar».
  • Elogios verbales: Hacer un elogio o cumplido cuando el niño está haciendo algo adecuadamente, por ejemplo «¡Genial, estás ordenando los juguetes» ó «¡Que bien, estás organizando tu cuarto! ¡Que bonito lo haces! ¿Podrías ayudarme a ordenar el mío?».
  • También podemos elogiar cuando el niño haga sus tareas solo, es un refuerzo positivo magnífico felicitarlo por su esfuerzo, por ejemplo «Oye que bien, haz hecho un gran esfuerzo y cada vez lo haces mejor» Recordemos que es diferente decir «Cada vez lo haces mejor» a «Eres el mejor», porque el niño puede sentirse presionado a ser el mejor siempre para no decepcionarnos, y podría no cumplir con las actividades de la manera esperada.
refuerzo-positivo-2

El refuerzo positivo puede ser básicamente cualquier cosa, la creatividad es la clave.

Ventajas de utilizarlo en la educación

  1. Trabaja la autoestima: El niño no solo mejorará en el ambiente escolar y educativo, también, aplicar este método influenciará positivamente su comportamiento. Los elogios cuando actúa de la manera esperada, ayudan al niño a encontrar sus fortalezas y aumentan su autoestima, el desánimo y la frustración no tienen cabida. Además, construye una imagen propia positiva y real.
  2. Fomenta la disposición: Cuando nos enfrascamos en destacar los errores, y a las críticas constantes, poco a poco el niño va perdiendo interés y  atención a las indicaciones sobre lo que no debe hacer. En cambio, el reforzamiento positivo ayuda a que aumente la receptividad y asimile cual es la manera correcta de proceder para tener más aciertos que errores.
  3. Consolida los conocimientos: Cuando utilizamos el reforzamiento positivo, le recordamos al niño qué es lo que está bien, y ayudamos a que esto se fije en su mente. Con esto, conservamos lo bueno y lo correcto, y desechamos todo lo negativo.
  4. Forja conductas y motiva: Cuando utilizamos los elogios para celebrar sus aciertos, le damos al niño un estímulo. Al utilizar con frecuencia el reforzamiento positivo, el niño se siente con ganas de mejorar cada día y hacer las cosas correctamente, bien sea una tarea del colegio, una prueba, practicar alguna actividad extracurricular, ayudar en casa o algún comportamiento social.
    En principio, este método lo motivará a la búsqueda de un premio o aprobación; sin embargo, con el tiempo se creará una conducta, un hábito que será parte de su vida y personalidad. Será entonces, que el premio y la aprobación externa que buscaba en principio, se sustituirá por su propia satisfacción personal y perdurará en el tiempo.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.