La vida cristiana está llena de reflexiones acerca de nuestros comportamientos, la Biblia y el mundo que nos rodea. Entre en este post, y conozca las más hermosas reflexiones cristianas cortas, para que comparta con sus familiares y amigos el amor de Dios.

reflexiones-cristianas-cortas 2

Reflexiones cristianas cortas

La reflexión es el acto que tienen algunos seres humanos para pensar detenidamente algún asunto en particular. También una persona nos puede hacer un llamado a la reflexión acerca de nuestra conducta o en algún caso en específico.

La palabra de Dios es vida y es verdad. Nos revela el gran poder de nuestro Creador pero también cómo se debe comportar un verdadero hijo de Dios. También cómo el Señor nos ayuda en cualquier circunstancia.

Diariamente debemos estar conscientes de nuestra actitud, pensamientos y sentimientos. Reflexionar es analizar tanto las cosas buenas que nos suceden y hacemos como las malas que debemos corregir como cristianos.

También es pensar en lo que otra persona está haciendo y reprenderlo si es necesario para que su pie no tropiece o por el contrario, que acepte a Cristo en su corazón. A veces la mejor predica que podemos hacer para los no creyentes, es nuestra actitud y acciones ante las circunstancias de la vida.

Tener todo esto presente y reflexionar es una de las grandes virtudes que pueden tener los seres humanos en su vida.

Pensar en que no hay un mañana, es un choque con la realidad que nos pone en pausa y nos invita a reflexionar en todos los ámbitos.

reflexiones-cristianas-cortas3

Por eso hoy te traigo a través de este post reflexiones cristianas cortas diarias para que las tengas presente en tú día a día.

Reflexiones cristianas cortas ante las circunstancias de la vida

En nuestra rutina diaria de trabajo, labores en el hogar, el clima, las dificultades que se encuentran en el camino. Nos pueden llegar a debilitar hasta el cansancio, hasta llegar al punto de sentir que no podemos más.

Isaías 40:29

29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

El Señor nos da sus fuerzas  y reanima día a día. Cuando te sientas cansado, solo debes reflexionar en este versículo. Pedirle a Dios que te de esa energía para que puedas cumplir con todas tus responsabilidades.

El Dios en el cual tú y yo creemos está vivo, es poderoso, creó los cielos, la tierra y todo cuanto en ella hay, en seis días. Con su palabra formó todo lo que tú y yo conocemos y su palabra es la voz viva del Señor

Filipenses 4:13

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Todo lo que te plantees en la vida, tus sueños, metas y objetivos, serán bendecidos y guiados por el Altísimo. Tu trabajo, responsabilidades, adversidades, obstáculos, todo lo vencerán si crees en Él.

No te paralices ante el temor o ante lo que te pueda estar diciendo el mundo. Cree firmemente en lo que la palabra de Dios dice. Todo lo puedes en Él y solo en Él.

reflexiones-cristianas-cortas 3

Siempre ten presente que Jehová de los ejércitos acampa alrededor tuyo y te guarda de todo peligro terrenal y espiritual. Peligros que puedan estar amenazando tu vida o tu alma, serán nada ante la presencia del Todopoderoso.

Salmo 121:7

Jehová te guardará de todo mal;
El guardará tu alma.

Es importante que en nuestro día a día nos presentemos ante el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo para que su presencia siempre nos acompañe. Buscar y hacer su voluntad nos llena de paz, de alegría y sabiduría. Pues Él conoce lo que realmente nos hacer bien.

Salmos 25:4

Muéstrame, oh Jehová, tus caminos;
Enséñame tus sendas.

Confía en los tiempos de nuestro Creador, sus tiempos son perfectos y recibimos grandes bendiciones, si somos pacientes y confiamos en Él.

Salmos 37:7

Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
Por el hombre que hace maldades.

Recuerdo una época donde ya no me sentía cómoda en el trabajo donde me encontraba. Sentía que ya el ambiente y las personas que me rodeaban, no traían nada positivo a mi vida.

Tenía una oferta de trabajo pero debía esperar a que se concretará todo para poder comenzar. Ya estaba desesperada por empezar en ese nuevo trabajo y no disfrutaba ninguna de las actividades que realizaba.

El domingo al ir a la iglesia, el pastor hablo sobre esperar los tiempos de Dios y lo maravilloso era si confiábamos y teníamos paciencia. Uno de los ejemplos que dio el pastor fue con dos osos de peluche, uno más grande que otro.

Explico que muchas veces cuando le pedimos algo al Señor con desespero, podía ser el del tamaño del oso pequeño cuando el Señor deseaba darnos una bendición del tamaño del oso grande.

Si nos desesperamos puede ser que el Señor ceda y nos entregue la bendición pequeña para calmar nuestra angustia o desespero pero si esperábamos sus tiempos, la bendición que nos entregaría, nos iba a sorprender grandemente.

Me sorprendí enormemente porque sabía que era nuestro Señor hablándome a través del pastor.

Al salir de ahí pensé en todas estas cosas y decidí que confiaría en Él y que disfrutaría lo que hoy tenía, porque aún tenía trabajando y ya eso era una bendición.

A las tres semanas de esta decisión, de esperar en Él y disfrutar cada cosa que hacía, me llamaron del otro trabajo, que necesitaban que comenzará inmediatamente. Acepte y fui grandemente bendecida en varios aspectos.

Hoy en día aún tengo presente esto y antes de desesperarme, recuerdo que Su voluntad y tiempos son realmente perfectos para mí.

Reflexiones cristianas cortas para nuestra vida

Una persona cristiana debe ser una persona sabia en todo momento. Ser sabía, es tener siempre presente el temor de Dios en nuestra vida. Aun cuando nadie nos esté viendo, debemos actuar como verdaderos hijos de Dios.

Efesios 5:15

15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios

Nuestro Señor es un Dios de justicia y de amor, cada día se renuevan sus misericordias. El ser cristianos, significa seguir el ejemplo de Jesús nos dio- Por eso en todos los aspectos de nuestra vida debemos ser justos y misericordiosos y no dejarnos llevar por falsos sentimientos.

Proverbios 21:21

21 El que sigue la justicia y la misericordia
Hallará la vida, la justicia y la honra.

Ser justos y misericordiosos con nuestros trabajadores, compañeros de trabajo o estudio, hijos, esposos, pareja, nos trae como recompensa vida, justicia y honra.

La voluntad de nuestro Padre Celestial es que vivamos una vida en paz y felicidad. Que disfrutemos todas las cosas que nos da y podamos vivir gozosos en sus bendiciones.

Para esto, se nos exhorta a refrenar nuestra lengua de hablar malas palabras, de engañar a alguien para lograr algo en la vida o hacer conscientemente el mal.

1 Pedro 3:10-11

10 Porque:
El que quiere amar la vida
Y ver días buenos,
Refrene su lengua de mal,
Y sus labios no hablen engaño;

11 Apártese del mal, y haga el bien;
Busque la paz, y sígala.

La vida que el mundo nos ofrece pareciera en algunos aspectos la ideal y lo que realmente nos podría dar felicidad. Sin embargo, esto es un engaño total y absoluto, nada de lo que este mundo nos pueda ofrecer nos llenará completamente.

Un ejemplo que podemos ver a diario, es la millones de personas que tienen dinero, fama, belleza física. Nada de esto parece llenarlos de gozo y terminan en drogas, alcohol, con depresión e incluso se han acabo con su vida.

Solo nuestro Padre Eterno nos puede dar la verdadera felicidad, buscarlo a Él y confiar en su palabra, nos llena de una paz que no se encuentra en este mundo y de un gozo eterno.

Romanos 12:2

2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Por último, vivir bajo la fe de Cristo y tener presente todos los días de nuestras vidas, mientras el Señor no los permita, su sacrificio. Vivir agradecidos y en comunión con Jesucristo por el acto más profundo de amor  y salvación.

Decidir creer en Él como hijo único de Dios, reconocer nuestros pecados, morir ante las leyes de este mundo y vivir bajo las promesas de la palabra.

Gálatas 2:20

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Reflexionar nos invita a evaluar y analizar nuestro camino pero no debe quedar solo en un pensamiento. Debemos accionar y hacer cambios en nuestra vida para que la reflexión sea real y genuina.

El mejor momento para reflexionar

Estar conscientes de lo que estamos hablando, pensando o haciendo, es lo ideal porque podemos, cambiar rápidamente una situación que se nos pueda escapar de las manos.

Si tu día fue muy agitado y no te permitió ver todas las cosas que te rodearon y como las manejaste. Es importante que tomes un momento antes de dormir, en pensar sobre tú vida y las cosas que hiciste.

Pedirle a Dios que te revele lo que pudiste haber hecho sin intención y reparar esa situación antes de que sea demasiado tarde. Si en algún momento discutimos con una persona, es preferible reflexionar y pedir perdón, porque no sabemos el tiempo de nosotros aquí.

Es importante que tengas un momento de soledad en presencia del Señor para pensar en estas cosas. Ya que  el momento donde somos honestos y transparentes delante de Él.

También reflexionar acerca de las bendiciones que Dios nos da, su protección y alegría en nuestra vida, alimentará nuestra alma y nuestra fe.

Pensar en todas esas cosas que nos llenan y nos hacen sentir en paz, nos permite ser un ejemplo para otros cristianos, para nuestra familia y nos permite mantenernos en el camino correcto.

Con amor pero con firmeza invitar a otra persona a reflexionar sobre las cosas que puede estar haciendo y que con o sin intención, dañen a otra persona, empresa o a nosotros mismos.

Seamos cristianos no solo de palabras sino de hechos. Demostrémosle al mundo como hemos sido transformados por medio de Su poderosa sangre. Seamos la luz del mundo que el Señor nos llama hacer en su palabra.

Confiemos, seamos gozosos y agradecidos, perdonemos de corazón a todo aquel que nos lastima, mantengámonos en oración y seamos misericordiosos.

Si hoy partieras de este mundo, ¿Te sentirías bien con todo lo que has hecho en tu vida como cristiano? ¿Sientes que diste el todo por el todo en tu trabajo? ¿Amaste a tú familia como Dios nos pide? ¿Fuiste justo y misericordioso? Hacernos este tipo de planteamientos nos ayuda hacer reflexiones cristianas cortas de nuestra vida.

Si diariamente hacemos reflexiones cristianas cortas acerca de nuestro día, podemos trabajar en todo aquello que sabemos que no son agradables ante los ojos de Jehová de los ejércitos.

Por eso, te comparto el siguiente enlace Reflexiones cristianas para mujeres  para que sigas llenándote espiritualmente de la palabra viva de Dios y reflexionando sobre estas cosas.

Por último, te comparto este hermoso audiovisual para que sigas en comunión con el Altísimo y reflexionando sobre las cosas que te rodean.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here