Quitar el mal de ojo con agua y sal: una antigua práctica de protección y sanación

ojo muy abierto simboliza el mal de ojo

El mal de ojo es una creencia arraigada en muchas culturas alrededor de todo el mundo. Hace alusión a la creencia de que una mirada envidiosa o negativa de una persona malintencionada puede perjudicar la vida de quien la recibe, generalmente en forma de mala suerte, enfermedad o infortunio. A lo largo de la historia, se han desarrollado numerosos rituales para protegerse contra el mal de ojo, y uno de los más populares y conocidos es el uso de agua y sal.

En este artículo, exploraremos la práctica para quitar el mal de ojo con agua y sal, su historia, su significado cultural y cómo se realiza. Aprende a quitar el mal de ojo con agua y sal: una antigua práctica de protección y sanación.

El mal de ojo: una creencia global

los bebés son especialmente vulnerables al mal de ojo

La creencia en el mal de ojo es una superstición común en muchas partes del mundo. Aunque las formas exactas en que se manifiesta y las prácticas para protegerse pueden variar, la idea subyacente es similar: la envidia o los sentimientos negativos dirigidos hacia una persona pueden causarles daño. El mal de ojo se ha transmitido a lo largo de las generaciones y ha sido una preocupación constante en muchas culturas.

En la creencia del mal de ojo, se considera que los niños, los bebés y las personas con cualidades excepcionales o rasgos inusuales son especialmente vulnerables a esta influencia negativa. Como resultado, se han desarrollado muchas prácticas y rituales destinados a proteger a estas personas de los efectos perjudiciales del mal de ojo.

El uso de agua y sal en la protección contra el mal de ojo

El uso de agua y sal en la protección contra el mal de ojo es una práctica que se viene realizando desde la antigüedad. En muchas culturas, se cree que el agua y la sal son elementos purificadores y protectores. Estos elementos se utilizan en rituales de limpieza y purificación en todo el mundo, desde rituales religiosos hasta prácticas espirituales y místicas.

La combinación de agua y sal se considera especialmente poderosa para eliminar las energías negativas y proteger a las personas del mal de ojo. La sal, en particular, se asocia con la pureza y la preservación, mientras que el agua simboliza la vida y la renovación. La unión de estos dos elementos se cree que crea una barrera de protección que neutraliza la envidia y la energía negativa que se dirigen hacia una persona.

¿Cómo quitar el mal de ojo con agua y sal?

ritual de sanación con sal

La práctica de quitar el mal de ojo con agua y sal puede variar según la cultura y las tradiciones, pero en general, sigue un proceso común. Te mostramos la forma practicada por la mayoría de las culturas:

  1. Preparación de los materiales: para llevar a cabo el ritual, necesitarás agua, sal y un recipiente limpio, como un tazón o un vaso. Es importante que los materiales estén limpios y purificados antes de su uso.
  2. Concentración y enfoque: el individuo que va a realizar el ritual debe centrarse en la persona que se cree que ha sido afectada por el mal de ojo. Es importante mantener pensamientos positivos y enfocarse en la intención de proteger a la persona.
  3. Rezo o invocación (opcional): en algunas culturas, se puede recitar una oración o invocación durante el proceso para pedir la protección de fuerzas divinas o entidades espirituales.
  4. Mezclar el agua y la sal: agrega una pequeña cantidad de sal al agua, suficiente para hacer una solución salina. La cantidad exacta de sal puede variar, pero generalmente se usa una cucharadita de sal por vaso de agua.
  5. Bendición y purificación: con el agua y la sal mezcladas, el individuo puede realizar un gesto de bendición, como hacer la señal de la cruz, rociar el agua y la sal sobre sí mismo o sobre la persona afectada, o simplemente derramar la mezcla en un lugar sagrado, como un jardín.
  6. Visualización: mientras se lleva a cabo el proceso, se puede visualizar cómo la energía negativa se disuelve y se aleja, dejando a la persona protegida de cualquier daño potencial.
  7. Descarte de los materiales: una vez que el ritual se ha completado, el recipiente con la solución de agua y sal generalmente se tira o se desecha. Algunas personas optan por enterrarlo en un lugar fuera de su hogar, lejos de cualquier energía negativa.

Variaciones culturales y regionales

La práctica de quitar el mal de ojo con agua y sal varía según la cultura y la región. Algunas culturas pueden tener rituales más elaborados o específicos para esta finalidad. Por ejemplo, en algunas tradiciones griegas, el agua y la sal se usan para hacer el «xematiasma», un tipo de bendición que se realiza en momentos importantes de la vida, como el nacimiento de un niño o una boda. En otras culturas, pueden utilizarse objetos o talismanes adicionales, como ojos de vidrio o amuletos, como parte del ritual.

En el mundo árabe, la práctica de protegerse contra el mal de ojo se conoce como «Nazar». En esta tradición, se utilizan amuletos en forma de ojos de vidrio azul para desviar las miradas maliciosas. Además, se cree que el uso de kohl, un cosmético tradicional, ayuda a proteger los ojos de los bebés y las personas en general.

La ciencia detrás de la práctica

ritual de limpieza y purificación con agua

Desde un punto de vista científico no existe evidencia de que este ritual pueda eliminar las malas intenciones de una persona hacia otra mediante “el hechizo” del mal de ojo. Sin embargo, sí que hay algo que la ciencia puede aportar al respecto y es que la sal es un antiséptico natural y el agua, el mejor disolvente de la naturaleza.

La sal común o cloruro de sodio, es un compuesto de naturaleza iónica que puede atravesar las membranas celulares alterando la composición interna de la célula, ya que se produce un incremento de electrolitos. Como mecanismo de compensación, la célula tiende a absorber agua del exterior mediante un proceso conocido como ósmosis. Pero esta capacidad reguladora del medo interno de las células tiene sus límites, de tal manera que cuando el incremento de sales en el interior es muy grande, la célula se hincha tanto de agua que acaba explotando literalmente (lisis celular) y muere. Este es el fundamento de los tradicionales métodos de conservación de los alimentos cubriéndolos de gruesas capas de sal ya que provoca la lisis de microorganismos patógenos contaminantes.

El agua por su parte, es el mejor disolvente conocido en la naturaleza debido a su composición polar capaz de solvatar los iones de la sal y otros compuestos iónicos similares, con el consecuente efecto de arrastre o limpiador de algunas superficies.

Podemos establecer un paralelismo entre esa capacidad purificadora del agua y la sal como método de sanación, ya que la sal elimina “lo malo” (contaminantes como bacterias) y el agua arrastra las partículas nocivas que elimina la sal ejerciendo un efecto de limpieza o purificador. Por analogía con sus efectos observados en la naturaleza, la sal y el agua simbolizan la curación o la sanación, pero la ciencia no ha podido demostrar los efectos purificadores a nivel espiritual tal y como los rituales dirigen estos elementos hacia las personas afectadas del mal de ojo.

Efecto placebo: la psicología del mal de ojo

mujer sufre por mal de ojo

El uso de agua y sal para quitar el mal de ojo puede ser visto como una forma de ritual de purificación y relajación. A menudo, estos rituales pueden tener un efecto calmante en la persona que los realiza y en la persona que recibe la atención, lo que puede llevar a una sensación de bienestar y alivio del estrés. Es lo que se conoce como efecto placebo: la firme creencia de que esa práctica nos va a beneficiar, ya crea unos circuitos en el cerebro a nuestro favor para que, en efecto, sintamos un verdadero alivio.

Por lo tanto, la psicología de la creencia en el mal de ojo desempeña un papel crucial en este sentido. Cuando una persona cree que se está protegiendo de alguien que le ha depositado un del mal de ojo, en efecto, acaba protegida. Pero no por el ritual en sí, sino por el anclaje que éste le proporciona para dirigir conductas (probablemente inconscientes) que favorezcan el establecimiento de límites frente a esa persona toxica o envidiosa que, a la larga, acabarán favoreciéndole. Además, cuando recibimos el ritual de sanación frente al mal de ojo, la sensación de estar cuidado y protegido también tiene un  impacto positivo en el bienestar emocional.

El ser humano es una “animal de fe”

ojo turco protege del mal de ojo

A lo largo de estas líneas hemos podido ver que quitar el mal de ojo con agua y sal es una práctica arraigada en muchas culturas alrededor del mundo. Y aunque puede variar en detalles y enfoque, la idea subyacente es la misma: utilizar elementos purificadores como el agua y la sal para proteger a las personas de las influencias negativas del mal de ojo.

Como siempre, en la libertad individual queda la elección de este método como ritual de purificación o bien, para los más escépticos, desecharlo de su rutina o practicarlo eventualmente “para probar”. Lo que sí es cierto es que, en un mundo capada vez más complejo, el ser humano acaba desarrollando una necesidad de creer en algo que lo pueda acompañar y no es de extrañar ver cada vez a más personas ejerciendo prácticas espirituales que hace años habrían negado rotundamente que llevarían a cabo. En cualquier caso, el ser humano es un animal de fe, incluso aquellos que niegan categóricamente tenerla, pues en momentos de vulnerabilidad necesitamos aferrarnos a algo: rituales, amuletos. etc.

Si sientes que la vida te va mal, que sufres los malos deseos de los demás, que te envidian…tal vez pueda ser una opción quitar el mal de ojo con agua y sal: una antigua práctica de protección y sanación que puede acompañarte en momentos duros de la vida.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.