¿Qué ve un ciego? Mucho más que negro u oscuridad

ciego con batón y gafas cruzando la calle

¿Qué ve un ciego? La pregunta en sí misma es paradójica puesto que un ciego no ve. Sin embargo es una buena pregunta porque existen diferentes tipos de ceguera y cada una de ellas tiene asociada una experiencia diferente de “visión”.

Los ciegos parciales ven algo, de ahí la pregunta, y los ciegos totales ¿qué ven? Alegremente respondemos sin dudar diciendo que “negro u oscuridad”. Sin embargo esto es un error, ya que es una respuesta basada en la experiencia visual que implica ver los colores, entre ellos, el negro. Así que la respuesta no es tan sencilla. ¿Sorprendido/a? quédate con nosotros para conocer de verdad qué ve un ciego.

¿Qué es la ceguera?

ojo sano versus ojo con cataratas

Este es el punto de partida principal antes de adentrarnos en responder a tan compleja pregunta de ¿qué ve un ciego? Primero habrá que aclarar qué se entiende por ceguera.

En medicina no existe una definición consensuada para este concepto por lo que tal y como nos dice el doctor Rubén Pascual, oftalmólogo, no existe una definición clara y unívoca para la ceguera. A nivel legal, encontramos el mismo problema, y cada país establece una definición legal diferente para la ceguera. Sí está aceptada una idea  general para referirse a la ceguera y es que, según el doctor Rubén Pascual: “se considera que alguien es “ciego” cuando sufre una pérdida severa o total de la visión que no se puede corregir con lentes convencionales o de contacto”.

De acuerdo a esta patología, podemos encontrar diferentes tipos de ceguera: ceguera total, parcial, de nacimiento y después del nacimiento. Cada una de ellas tiene asociada una “experiencia visual” distinta, por lo que más allá del negro o una total oscuridad, la experiencia visual de los ciegos es sorprendentemente amplia: de la nada más absoluta hasta destellos de luz, fondos de colores y formas como si de un sueño surrealista se tratara.

¿Qué ve un ciego? Una experiencia sensorial de lo más variopinta

preciosa imagen de pupilas e iris de cerca con muchos colores

Decíamos al inicio que ésta es una pregunta más completa de lo que parece y de difícil  respuesta. Comúnmente afirmamos  que un ciego “no ve nada”, “ve negro”, o  “ve todo oscuro”. Pero ¿qué es “nada”? “nada” es sencillamente “nada”, un concepto difícil de asimilar por su abstracción y falta de experiencia por los videntes de esa nada que sólo los ciegos totales experimentan. Si se da cuenta el lector, respondemos a esta pregunta desde nuestra experiencia visual, aquella que ve negro u oscuro al cerrar los ojos, olvidándonos de que un ciego no tiene experiencia de visión y por lo tanto no tiene experiencia de negro u oscuro porque sencillamente no ve los colores, ya que no ve. Parece muy obvio pero como estamos observando en este análisis, no es así.

Debido a los diferentes tipos de ceguera que existen, la definición de ceguera se complica y se hace muy amplia siendo las percepciones visuales de los invidentes de lo más variadas a la par que dependen de múltiples factores como la magnitud de la ceguera (total o parcial), la causa que la provoque y si la ceguera apareció antes o después del nacimiento.

Por lo tanto describiremos qué ve un ciego en función a su tipo de ceguera en particular.

Experiencia visual según el tipo de ceguera

La pluralidad de experiencias visuales que pueden experimentar las personas ciegas es tan peculiar como llamativa. Lo vemos a continuación.

Ceguera parcial

La ceguera parcial es una discapacidad visual de grado importante en la que la persona aún conserva cierta capacidad para ver, pero con muchas limitaciones. Sólo distinguirá luces, sombras, puede que formas y el movimiento de los objetos. El alcance en la visión dependerá de la patología en particular. Los ciegos totales en cambio no pueden percibir absolutamente nada, ni siquiera la luz.

Dado que sólo los ciegos parciales conservan cierta capacidad para ver, encontraremos en estos casos toda una pluralidad de experiencias visuales en función a la patología subyacente. Lo detallamos a continuación:

  • Visión borrosa: las imágenes percibidas del mundo están desenfocadas, sin una clara definición de los límites que dan forma a los objetos, todo se percibe como una neblina. Suele estar provocado por disfunciones en el sistema lenticular del ojo (como la córnea o el cristalino): son los casos de cataratas, distrofia corneal, etc.

visión borrosa de luces

  • Escotoma: en estos casos la visión está disminuida o anulada en una zona concreta del campo de visión (punto ciego), mientras que el resto de campo visual permanece intacto. El punto ciego puede localizarse en la región periférica o en la zona central. Son muchas las patologías que pueden causar esta dolencia, entre las que se encuentran: glaucoma, retinopatía diabética, retinopatía pigmentaria, lesión cerebral, lesión del nervio óptico, obstrucción de la arteria central que irriga la retina, etc.

punto ciego en una imagen percibida por una persona con escotoma

  • Luces y oscuridad: en los casos más severos de ceguera parcial no se distinguen formas ni colores, tan solo algo de luz y oscuridad, por lo que las personas pueden al menos distinguir entre el día y la noche.

una persona con visión parcial distinguiría luces y sombras de modo parecido a la imagen

Ceguera de nacimiento vs ceguera después del nacimiento

La experiencia visual que pueden tener las personas ciegas es significativamente distinta en función a si éstas nacieron con ceguera o la adquirieron posteriormente por alguna patología o accidente. Abordaremos cada caso en las siguientes líneas.

Ceguera después del nacimiento

una de las miles de posibilidades de fosfenos que existen para la ceguera parcial

La ceguera tras el nacimiento puede estar causada por patologías como la diabetes, glaucoma, etc. o por un desafortunado accidente que dejó a la persona invidente. Las causas son tan diferentes como la capacidad para ver resultante, por lo que la experiencia visual que presenta la persona se presenta de las formas más variadas. En los casos más severos, en los que la persona queda completamente invalidada para ver, existe una particularidad importante: y es que su cerebro “sí ve” y no sólo ve, sino que conserva el recuerdo de que vio.

Tal vez el órgano receptor de estímulos -que es el ojo y sus anexos en este caso-haya quedado invalidado pero la corteza visual no y el hipocampo (que almacena el recuerdo de la experiencia visual) tampoco, por lo que la corteza visual sigue emitiendo imágenes que la persona “ve” aunque no existan realmente. Y además esas imágenes puede asociarlas a algún recuerdo que les evoque un sentimiento. Digamos que la persona preserva su “mundo visual” aunque ya no pueda verlo.

La corteza visual activa hace que la persona detecte flashes de luz o incluso fondos de colores. En otros casos en cambio se percibe el negro de manera constante o una total oscuridad.

También puede experimentarse el llamado fenómeno de los fosfenos, que son pequeños destellos de luz que se dan espontáneamente o tras frotarse los ojos vigorosamente.

Y por último, en los casos más raros encontramos alucinaciones visuales en las que pueden aparecer imágenes y colores. Esta condición recibe el nombre de síndrome de Charles Bonnet.

Para comprender mejor la experiencia visual que experimenta una persona que queda ciega, nada mejor como un testimonio directo y ese es el caso de Damon Rose: un periodista de la BBC que perdió la visión cuando era niño y redacta en un artículo del medio para el que trabaja su peculiar experiencia visual:

«Ahora mismo tengo un fondo marrón oscuro, con un frontal y un centro de luminiscencia turquesa. En realidad, acaba de cambiar a verde… ahora es azul brillante con manchas amarillas, y hay algo de naranja amenazando con pasar adelante y cubrirlo todo. El resto de mi campo de visión está ocupado por formas geométricas aplastadas, garabatos y nubes que no podría esperar describir y no antes de que vuelvan a cambiar de nuevo. En una hora, todo será diferente. Reconozco que esto va a sonar extraño viniendo de una persona ciega, pero cuando la gente me pregunta qué es lo que más echo de menos al no ser capaz de ver, mi respuesta siempre es: la oscuridad».

Damon Rose, periodista de la BBC.

Ceguera de nacimiento

la palabra "nada"

Este es quizás el caso más difícil de comprender aunque de primeras nos parezca el más fácil y obvio. Solemos pensar que estas personas lo ven todo negro u oscuro de manera permanente, pero esa es una respuesta que damos inconscientemente desde nuestra experiencia visual.

Los que sí vemos somos capaces de apreciar el negro y otros colores porque vemos la luz. Pero una persona ciega de nacimiento, que jamás ha visto la luz ni experimentado los colores, ni ve el negro ni ve la oscuridad. Sencillamente no ve “nada” y nada es “nada”. Esta es la complejidad del caso, ¿qué es nada?, nos es difícil de asimilar porque en nuestro mundo visual siempre hay cosas, colores, experiencias visuales y desconocemos lo que es ese vacío o esa  nada.

Las personas que nunca han visto nada por tanto, ni ven fondo negro, ni fosfenos ni tampoco pueden experimentar alucinaciones visuales. Pensemos que su cerebro tiene una “programación ciega” que nada tiene que ver con la programación de personas videntes que generan y almacenan experiencias visuales.

De esta “nada” nos habla muy bien Tommy Edison, un youtuber que nació ciego:

A lo largo de toda mi vida la gente me ha preguntado. Siempre quieren saberlo: «¿Qué es lo que ves? ¡Tienes que ver algo, tienes que ver algo!» No, no veo nada. Las personas que ven dicen a menudo: «. Bueno, no, tienes que ver para saber lo que es el negro, ¿no? Así que no puedo ver el negro. Es simplemente nada. No tengo un color para ello”.

Tommy Edison, youtuber.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.