Qué tipo de pescado puede comer un perro

Qué tipo de pescado puede comer un perro

Hay perros que comen prácticamente de todo, pero siempre cuidamos su alimentación por desconocimiento y si pudiera ser apto para su consumo. Generalmente basamos su alimentación en pienso, ya que si es de calidad garantizamos su nutrición. No obstante, podemos ofrecer a un perro casi cualquier alimento natural, pero con observación, de ahí que podamos matizar qué tipo de pescado puede comer un perro y si es correcto su consumo.

Haremos un pequeño análisis de su dieta a base de pescado, en cómo tomarlo y los beneficios que pueden aportar algunas especies en concreto. Hay que valorar si el pienso ya incluye algunas trazas de este alimento y de cómo podría implementar este alimento de forma natural en su dieta diaria.

¿Es peligroso darle pescado a un perro en su alimentación?

El perro puede comer pescado sin ningún problema, pero siempre bajo unos cuidados. Se puede ofrecer pescado cocido, pero siempre que haya sido congelado con anterioridad para poder eliminar los parásitos y las posibles bacterias que pueda contener. Por ejemplo, el salmón crudo es bastante tóxico para su organismo. Por lo tanto, y para mayor seguridad, siempre hay que dárselo cocido.

Hay que tener cuidado con las dichosas espinas, ya que son duras y afiladas. Para que no sean un problema, ofrece el pescado limpio de espinas para que no pueda atragantarse y queden alojadas en la garganta.

Cuidado con algunos pescados

Hay ciertos pescados que no son aptos para su consumo. Contienen la enzima tiaminasa, la cual, una vez consumida, destruye la vitamina B1 de su cuerpo. Lo encontramos en el besugo, bagre, arenque, carpa, anchoas, entre otros. No es totalmente tóxico, puede tomarse solo en pequeñas cantidades, pero sin abusar.

Por lo tanto, el perro puede tomar pescado crudo, pero debe tener cuidado con algunas especies. Si hay que darle este alimento, lo mejor es dárselo en pequeñas cantidades. Si por otro lado necesitas darle pescado, lo mejor es ofrecerlo cocido, ya que la enzima tiaminasa se destruye. Por otro lado, dicha enzima no se destruye con la congelación, pero hay un dato bueno, ya que hay pescados que no contienen dicha enzima como: el bacalao, la caballa, el salmón, la dorada, la merluza, la percha, la trucha.

Qué tipo de pescado puede comer un perro

¿Cuándo puedo dar pescado a mi perro?

El pescado puede ser un alimento complicado para los perros, pero no hay problema siempre que se ofrezca cocinado. De hecho, hay muchos piensos que incluyen pescado en su composición, ya que ayuda a reforzar su sistema inmunológico, contiene nutrientes importantes que mejoran el funcionamiento de las retinas y el cerebro.

Se puede dar pescado al perro siempre que se quiera, aunque dependerá del tipo de perro y de la raza. Podemos ofrecerle este alimento hasta dos veces a la semana, siempre que se le ofrezca como comida completa. Hay perros que no toleran bien las proteínas de la carne de ave o vacuno, siendo el pescado una de las mejores alternativas.

Si la idea es dárselo como recompensa y a modo de aperitivo, no hace falta llevar una regla estricta, pero hay que darlo con moderación. Cuando se compre este tipo de snacks, visualiza en los ingredientes si son aptos y seguros.

¿Cómo puedo ofrecer pescado a mi perro?

Como ya hemos reseñado, es importante ofrecer pescado cocinado a tu perro. También es importante que haya sido anteriormente congelado para evitar un posible problema con los parásitos, ya que algunos permanecen activos incluso después de cocinado el pescado.

  • Hay que cocinarlo, ya sea a la plancha o hervido. No es recomendable hacerlo frito, ni rebozado, ni con ningún tipo de salsa.
  • Realmente, el pescado crudo mantiene todas sus propiedades y quizás sea recomendable dárselo a tu perro cuando mantiene una dieta de alimentos crudos. Si no quieres cocinarlo, siempre puedes sellarlo un poco a la plancha, dejando por dentro una parte cruda. De esta forma aprovecharemos mucho más sus beneficios.
  • Se puede ofrecer latas de pescado, siempre que sean aptas para este tipo de animales. También sirven las latas de atún para consumo humano, dónde entra la opción de atún en aceite (escurrido) o al natural. Recuerda que se puede ofrecer, pero no hacerlo a diario.
  • Es importante retirar las espinas, ya que puede ser un problema de atragantamiento o que puedan quedar clavadas en el boca o esófago.

Qué tipo de pescado puede comer un perro

  • Si quieres hacer una comprobación, tienes que ofrecerle unos trozos pequeños y comprobar si existe algún tipo de alergia. Asegúrate de que no haya hecho ninguna reacción, como diarrea, vómitos o alergias en la piel. Por ejemplo, se puede ofrecer pequeñas porciones de pescado como el atún. Otro día, ofrece pequeñas porciones de salmón. Y así, alternando poco a poco para que lo vaya asimilando.

¿Qué beneficios tiene el pescado para la salud de tu perro?

El pescado ofrece beneficios para la salud del perro. Contiene ácidos grasos omega-3 en pescados como el arenque, salón y trucha. Este ácido graso es esencial para su dieta, ya que su cuerpo no lo puede producir de forma natural. Además, es antiinflamatorio, previene las alergias, los problemas de piel, reduce la sangre en la piel o ayuda a problemas relacionados con el corazón.

También ofrecen diversas vitaminas, como las de tipo A, B2, B3, B12 y D, minerales, hierro, potasio, sodio, fósforo, oligoelementos y selenio. El yodo natural también es un imprescindible para su salud y sobre todo cuando es un perro muy activo.

Por ejemplo, el atún es un pescado azul que contiene omega 3 y omega 6, por lo que previene problemas cardiovasculares, mejora y da brillo al pelo y la piel, y ayuda a mantener a raya el colesterol.

El bacalao también se puede ofrecer y es recomendable, sobre todo cuando necesitan hacer una dieta baja en calorías. El aceite de bacalao aporta vitaminas del tipo A y D, ayuda al crecimiento de los huesos y músculos y fortalece el sistema inmunológico.

Los calamares también se pueden ofrecer a tu can. Son también beneficiosos, aportando hierro, calcio y zinc. Pero hay que tener cuidado porque pueden aumentar su colesterol. Es importante ofrecerlos cocidos y no crudos o fritos. Además, hay que tener cuidado en trocearlo bien para que no existan posibles atragantamientos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.