Qué son los evangelios

Existen diferentes tipos de evanglios

Para las personas más religiosas no es ningún misterio que la Biblia cristiana está dividida en dos partes: El Antiguo Testamente y el Nuevo Testamento. En este último se pueden destacar diferentes textos, conocidos como los evangelios. Si bien es cierto que es un término que nos suena de la religión, no todo el mundo sabe decir qué son los evangelios exactamente.

Para sacaros de dudas y aclarar bien este concepto, vamos a explicar en este artículo qué son estas escrituras de la Biblia, cuántas hay y un breve resumen de cada una. Así que si no tenéis claro qué son los evangelios, os recomiendo que sigáis leyendo.

¿Qué son los evangelios que encontramos en la Biblia?

Los evangelios son textos religiosos

El término “Evangelio” proviene del latín y se traduciría como “buena noticia”. Se trata de la narración de la vida y de las palabras de Jesús de Nazaret. En otras palabras: Es la buena nueva (o buena noticia) del cumplimiento de la promesa que hizo Dios a Isaac, Jacob y Abraham. En ella prometía que redimiría del pecado a su descendencia mediante la muerte de Jesucristo, su hijo unigénito. Este moriría para expiar el pecado que concierne a toda la Humanidad, pero resucitaría pasados tres días para dar tanto arrepentimiento como perdón a toda persona que crea en él.

Por lo tanto, ​para responder a la pregunta de qué son los evangelios, podemos decir que son unos escritos hechos por los primeros cristianos. Estos recogen las predicaciones primigenias de los discípulos del hijo de Dios, Jesús de Nazaret. El mensaje central que transmiten es aquel relacionado tanto con la muerte como con la resurrección de Jesucristo.

¿Cuántos son los evangelios?

El Nuevo Testamente de la Biblia contiene un total de cuatro evangelios, también conocidos como evangelios canónicos. Estos se consideran parte de la Revelación, según las confesiones cristianas. Si bien algunos expertos proponen fechas tempranas de su creación, la gran mayoría de ellos especulan que los cuatro evangelios fueron escritos aproximadamente 65 a 100 años d.C. Cada uno de ellos se conoce por el nombre de su respectivo autor y aparecen en este orden:

Artículo relacionado:
Los evangelios: Origen, canónicos, apócrifos y más
  1. Mateo
  2. Marcos
  3. Lucas
  4. Juan

A parte de los evangelios canónicos, también existen otros escritos, a los que se les conoce como evangelios apócrifos. A diferencia de los anteriores, estos no son reconocidos por la Iglesia Cristiana como fidedignos y tampoco como textos con inspiración divina. Sin embargo, algunas facciones provenientes de la división del cristianismo, que tuvo lugar durante los primeros siglos de su existencia, sí que los consideran escrituras. Una de las corrientes más insistentes en ello es la gnóstica, que es la que aportó la mayor parte de estos evangelios apócrifos. Otras comunidades cristianas que sí consideran estos textos como fidedignos suelen ser aquellas que mantienen una relación más cercana a la tradición judía.

Resumen de los evangelios canónicos

Los evangelios canónicos se encuentran en el Nuevo Testamento

Ahora que ya sabemos qué son los evangelios, veamos de qué tratan. Cabe decir que los cuatros evangelios canónicos se pueden subdividir en dos grupos. El primero serían los evangelios sinópticos, que incluyen el de Marco, de Mateo y de Lucas, que guardan ciertas semejanzas y afinidad en lo que respecta a la narración y al contenido. Por otro lado, el Evangelio de Juan, o Cuarto Evangelio, se clasifica a parte, ya que posee unas diferencias temáticas y estilísticas muy marcadas en relación a los otros tres. Veámoslos más en detalle.

Evangelio de Mateo

El primer evangelio del Nuevo Testamento es el de Mateo. En él, este apóstol relata que Jesús de Nazaret es rechazado como Mesías de Israel y ejecutado en consecuencia. Posteriormente, Jesucristo pronuncia juicio sobre Israel y acaba convirtiéndose en la única salvación de las personas buenas y gentiles.

Artículo relacionado:
El Evangelio de Mateo ¡Lo que debes saber!

Mediante esta escritura quedan reflejados los conflictos y las luchas que existían entre la comunidad evangelista y los demás judíos. A estos últimos, tras rechazar a Cristo, se les ha quitado el llamado “Reino de los Cielos”, el cual ha pasado a ser de la Iglesia. El objetivo principal del Evangelio de Mateo era demostrarles a estos judíos que Jesucristo era ese Mesías que llevaban tanto tiempo esperando.

Evangelio de Marcos

Después viene el Evangelio de Marcos. Este relata la vida, los milagros, las palabras y el ministerio de Jesucristo. A diferencia de Mateo, quien presenta a Jesús de Nazaret como el Mesías, Marcos le da más importancia al aspecto de servidumbre de Dios. Hay que destacar que se trata del evangelio canónico más corto, pero también del más antiguo, según los expertos.

Evangelio de Lucas

En tercer lugar se encuentra el Evangelio de Lucas, el más extenso de los canónicos. Este escrito relata la vida de Jesús, dándole especial importancia a su nacimiento, al ministerio público que creó, a su muerte, a su resurrección y finalmente a su ascensión. El objetivo de Lucas era llegar a las personas que no seguían esta cultura, que se encontraban fuera de la fe, para hacerlas entender cuál era el mensaje de la salvación. Por lo tanto, el Evangelio de Lucas tiene claramente una finalidad pastora. La intención de este apóstol es mostrar a Jesucristo como el Salvador, resaltando sobre todo su misericordia.

Evangelio de Juan

Por último, pero no menos importante, nos queda por hablar del cuarto evangelio: El Evangelio de Juan. Como ya hemos mencionado anteriormente, este texto difiere bastante de los demás, tanto por su estilo de narración como por su contenido. Entre las características más destacables de este escrito se encuentra su carácter litúrgico y simbólico. Este texto se centra sobre todo en el ministerio público de Jesús y en las sucesivas festividades judías, entre las cuales se encuentran la Fiesta de la dedicación, la Fiesta de los tabernáculos y la Pascua judía. Según muchos expertos y estudiosos de la Biblia, el Evangelio de Juan posee un carácter místico muy marcado.

Espero que con toda esta información os haya aclarado qué son los evangelios. Si bien es cierto que podemos saber más o menos de qué tratan e intuir las intenciones, lo más recomendable es leerlos nosotros mismos para entenderlos en profundidad, incluso sin ser creyentes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.