¿Qué es la ecosostenibilidad?

ecosostenibilidad rana y mariposa

En los últimos años, cada vez se oye hablar más de la «ecosostenibilidad». Muchas veces escuchamos hablar sobre estilos de vida sostenibles o diferentes enfoques ecológicos de distintos aspectos de nuestras vidas, pero ¿sabemos lo que significa ecosostenibilidad?. Es más, ¿realmente sabemos por qué es importante y cómo afecta a nuestro día a día?.

Primero de todo cabe decir que existen diferentes definiciones de ecosostenibilidad.

¿Qué entendemos por ecosostenibilidad?

Si nos centramos en la palabra en sí veremos que «sostenible» signfica algo que permite al ser humano seguir viviendo en este planeta. EL punto a resaltar que ayuda a que esto sea posible es, entre otras cosas, de renovación de los recursos. El mundo se transforma de manera cíclica, y tenemos la tarea de defender esta propiedad para no alterar el equilibrio.

Así pues, ecosostenible, es todo aquello que nos lleva a actuar para que las generaciones futuras se enfrenten a un mundo que dispone de una cantidad de recursos igual a la actual. En otras palabras, el enfoque ecosostenible nos permite vivir en un planeta saludable tanto a nosostros como a nuestros sus hijos y nietos.

Todos podemos aportar nuestro granito de arena para la ecosostenibilidad

El concepto de ecosostenibilidad se aplica a diferentes aspectos de nuestra existencia. Ya sealo que comemos o hasta lo que usamos para vestirnos. Así que todos podemos aportar nuestro granito de arena para lograr un mundo más ecosostenible. Aquellas elecciones que hagamos en pequeñas cosas de las vidas son las que influiran en que vayamos por un camino u otro. Preservar el medio ambiente es un deber de todos. Cuando vayamos a hacer algo en nuestro día a día pensemos en el impacto que ese acto tendrá en el planeta. Seguro que inicialmente veremos que hay muchas cosas que podemos cambiar sin gran esfuerzo y que luego pasarán a ser gestos habituales del día a día.

Esto sólo se puede lograr poniendo en marcha toda una serie de acciones de manera que el consumo actual de recursos permita a las siguientes generaciones disponer de recursos en igual cantidad con respecto a las que les precedieron. El concepto básico de la ecosostenibilidad es, por tanto, la renovación de los recursos.

playa, pástico, ecosostenibilidad

La renovación es cíclica

Por otro lado, el mundo se transforma cíclicamente y es nuestro trabajo defender esta propiedad para que no se altere su equilibrio. Por tanto, podemos considerar ecosostenible todo aquello que nos lleve a comportarnos de forma que las futuras generaciones vivan en un mundo que ofrece la misma cantidad de recursos que hoy.

El concepto de ecosostenibilidad se puede aplicar a varios campos y cada uno de nosotros, aunque sea con poca aportación, podemos hacer algo para contribuir a la preservación del medio ambiente. Más vale contribuir poco que nada, y muchas veces, cuando empezamos a contribuir luego nos animamos y seguimos queriendo aportar más a nuestro planeta.

Como hemos comentado anteriormente, se puede influir en todos los ámbitos de nuestra vida, ya se en el hogar, la ropa que usamos, los muebles de nuestra casa, la comida que comemos o incluso plantamos…

Si queremos que nuestro planeta sea realmente ecosostenible, sería necesario contribuir a la evolución de las nuevas tecnologías, como las fuentes de energía renovables, y también modificar los estilos de vida individuales en una perspectiva cada vez más ecológica. Contra más seamos, más lo notaremos.

Los años pasan entre idea e idea

“ Un desarrollo capaz de asegurar la satisfacción de las necesidades de la generación presente, sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras satisfagan las propias ”.

Esta definición fue acuñada en 1972 en la primera conferencia de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente. A partir de ese momento, se necesitaron otros 15 años para llegar al concepto de «desarrollo sostenible», con la publicación del informe de la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo en 1987, que fue establecida en 1983, «El futuro de todos nosotros».

¿Cuál es el propósito de la ecosostenibilidad?

El objetivo principal de la ecosostenibilidad es dejar a nuestros hijos y nietos un mundo como el que vivimos hoy (incluso mejor, eso sería ideal). Para que esto se logre, es necesario reducir al máximo el impacto ambiental que todo tipo de acción humana tiene sobre la Tierra. Solo así las generaciones futuras tendrán la oportunidad de disfrutar de los recursos del planeta y de su belleza. Por el contrario, estos recursos están destinados a ser consumidos en poco tiempo, dando vida a una serie de eventos catastróficos, tales como poner en peligro la existencia de la vida animal y vegetal.

recilcar, reutilizar, ecosostenibilidad

Por qué es importante la ecosostenibilidad

Además de lo dicho hasta ahora, es de fundamental importancia para el bienestar humano. Garantizando un cierto equilibrio, el medio ambiente podrá continuar suministrando recursos, asegurando así las funciones básicas de «soporte vital». Si vamos consumiendo los recursos llegará un momento (que ya está empezando a pasar a día de hoy) en el que se agotarán, y deberemos buscar otros recursos. No siempre tendremos sustituto al recurso que se haya agotado, y además, siguiendo con la misma tónica, el nuevo sustituto acabará agotándose también.

La ecosostenibilidad es necesariamente un enfoque integrado que involucra todos los campos de nuestra existencia, y eso e algo que debemos entender para poder contribuir a que no se agoten los ecursos de la Tierra.

¿Qué son los comportamientos ecosostenibles?

La ecosostenibilidad debe involucrar a todos sin distinción: a los mayores sectores productivos como a los consumidores individuales, quienes están llamados a actuar virtuosamente implementando buenas prácticas ecológicas todos los días. Bastan algunas precauciones, como por ejemplo realizar correctamente la recogida selectiva de residuos y prestar atención tanto al derroche energético como alimentario.

Cada uno de nosotros puede hacer su valiosa contribución para salvar al planeta del colapso ambiental. Así que veamos juntos algunos comportamientos virtuosos para empezar a poner en práctica nuestra puesta en marcha a la ecosostenibilidad.

Vigilad con el consumo

  • En invierno, aprende a gestionar bien la calefacción sin tenerla encendida todo el día y manteniendo la temperatura a un máximo de 21°,
  • en verano, no te excedas con el aire acondicionado y prográmalo a una temperatura máxima de 26°,
  • verifica que los grifos no tengan fugas,
  • instala reductores de caudal en los grifos para evitar el despilfarro de agua,
  • elige plantas resistentes al sol y que necesiten poca agua, que no sean muy exigentes en cuanto a riego,
  • utiliza bombillas de bajo consumo: duran 8 veces más, con un ahorro del 80%,
  • apagar las luces al salir de una habitación,
  • apaga los dispositivos electrónicos cuando no estén en uso,
  • seca tu ropa al aire en lugar de usar la secadora,
  • compra electrodomésticos de bajo consumo,
  • utilizar únicamente lavavajillas y lavadoras a plena carga y, si es posible, ponerlos en modo «eco»…

Adoptar fuentes de energía renovables

Instalar sistemas fotovoltaicos o paneles solares térmicos es una inversión que presenta importantes ventajas, tal como vimos en el artículo «Diferencia entre paneles fotovoltaicos y térmicos«:

  • es una forma de electricidad respetuosa con el medio ambiente,
  • el costo de las facturas se aligera,
  • las emisiones contaminantes se reducen significativamente,
  • la propiedad aumenta en clase energética y, en consecuencia, también aumenta en valor.

bicileta, ruedas ecosostenibilidad Movilidad sostenible

  • Siempre que sea posible, camina o ves en bicicleta. Tu salud también se beneficiará.
  • En lugar del coche, utiliza el transporte público,
  • opta por coches eléctricos o híbridos. Gracias también a los incentivos, ahora tienen costos cada vez más accesibles.
  • Comparte viajes con personas que necesitan viajar al mismo destino que nosotros, como compañeros.

Tira la basura ahí donde toca

  • Separa los residuos de manera funcional para su disposición. Los símbolos que indican el material se muestran siempre en el embalaje de los distintos productos para no cometer errores en caso de duda.
  • Recicla siempre que sea posible. Haz el bien por el medio ambiente y de paso ahorra dinero.

Compra de productos electrónicos reacondicionados

Los productos reacondicionados, como teléfonos inteligentes o PC, ahorran mucho en el precio y generan un 80% menos de desperdicio que comprar un producto nuevo.

Evita el uso de productos desechables

  • Elige siempre recipientes y utensilios reutilizables,
  • opta por los productos recargables,
  • evita los plásticos de un solo uso. Además de contaminar las aguas, asfixia la flora y la fauna, y hay que pensar que tarda de 15 a 1000 años en descomponerse.

Reutiliza objetos y ropa

  • Compra marcas ecológicas y ropa hecha con telas orgánicas.
  • Evita la moda rápida.
  • Compra menos, en general. Aprende a reutilizar las cosas.
  • Dona o revende artículos que ya no uses

Elige productos de temporada y kilómetro cero

  • Compra alimentos de la propia comarca o adquiridos a través de grupos solidarios de compra.
  • Siempre que sea posible, compra los productos directamente de los agricultores locales, apoyando así la cadena de suministro corta.
  • Elige productos de temporada: además de ser más baratos, también son más saludables en cuanto a nutrientes.
  • Siempre lee atentamente las etiquetas para asegurarte de que estás comprando a empresas que promueven la sostenibilidad y, por lo tanto, sus productos están libres de pesticidas.

¿Qué son los materiales ambientalmente sostenibles?

En el sector de la construcción se definen como sostenibles todos aquellos materiales que favorecen el ahorro energético y además tienen un bajo impacto en el medio ambiente.

Los llamados biomateriales no son tóxicos y provienen de recursos naturales y renovables. Los principales son la madera, la arcilla, la celulosa, el corcho y el hormigón.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.