Qué es la cultura empresarial: importancia y elementos principales

Cultura empresarial es imagen de marca

Seguro que has escuchado el término en más de una ocasión, sobre todo porque está bastante extendido dentro del mundo de la empresa. Pero… ¿Qué es la cultura empresarial? Te contamos su significado y sus elementos clave en las siguientes líneas.

El término, que es relativamente moderno, ha ganado mucha importancia en los últimos años porque una correcta aplicación del mismo puede hacer mejorar de manera importante cualquier imagen de marca.

Definición de cultura empresarial

La cultura empresarial podría definirse como ese conjunto de códigos, normas y valores que son compartidos por todos los miembros de una misma empresa y que la hacen diferente al resto.

En otras palabras y usando un símil para una mejor comprensión del concepto, la cultura empresarial sería, llevado al territorio de las naciones, ese conjunto de hábitos y tradiciones que hacen que un ciudadano español se diferencie de uno francés o de un portugués.

Por qué es tan importante la cultura empresarial

La cultura empresarial define las relaciones en una organización

Una vez aclarados los aspectos básicos del concepto seguramente te preguntes dónde reside la importancia del mismo para las empresas, o incluso si toda organización tiene su propia cultura empresarial.

Como hemos dicho anteriormente, los propios códigos de una empresa, entre los que puede encontrarse el ritmo de trabajo de la misma, o la manera en que un trabajador se relaciona con su jefe, forman parte de la cultura empresarial. Con esto queremos decir que, efectivamente, toda empresa posee su propia cultura, aún sin haber tratado de predefinirla de manera consciente.

Precisamente ahí es donde radica la importancia de la cultura empresarial, en ser capaces de definir una serie de códigos de conducta y de metodologías de trabajo que hagan destacar a una marca con respecto a la competencia.

Cuáles son los elementos de la cultura empresarial

Existen varios tipos de elementos en la cultura empresarial

Llegados a este punto cabe remarcar que debido a la amplitud del concepto en sí, prácticamente cualquier cosa forma parte de la cultura empresarial, incluso la forma de contestar a los clientes por teléfono. Dicho esto, hay una serie de elementos que tienen una mayor importancia dentro de la cultura empresarial de cualquier marca:

Historia

No se puede olvidar de dónde venimos. La historia de una empresa, tanto la positiva como la negativa, es parte fundamental de la cultura de la misma, porque es la que ha ido forjando a lo largo del tiempo la identidad de la marca.

Por ello es tremendamente importante que todo trabajador sea consciente del desarrollo que ha tenido su empresa a lo largo de los años, desde los inicios hasta el día de hoy, recorriendo toda su evolución.

Valores

Hablar de valores es hablar de la forma de actuar de una empresa ante determinadas circunstancias o situaciones sociales. Los valores sí que son un elemento imprescindible para definir cualquier empresa, puesto que conforman la personalidad de la misma.

Cuando se trata de valores, además, hablamos de un comportamiento que debe ser seguido a pies juntillas por todos los miembros de la organización, de ahí que para cualquier empresa sea muy importante que sus trabajadores compartan los mismos.

Objetivos

Los objetivos son la razón de ser de una empresa

Los objetivos de una empresa forman parte de la cultura empresarial porque son la razón existencial de la misma. En otras palabras, se trata del aporte que hace una empresa a la sociedad para poder generar ingresos económicos.

Aquí, como si estuviésemos realizando un análisis DAFO, se define, además del público objetivo al que se dirige la empresa, las actividades que desarrolla la misma o cuáles son sus puntos fuertes en comparación con otras empresas del mismo sector.

Filosofía de trabajo

Una de las cosas más importantes a la hora de labrar una buena cultura empresarial es determinar una correcta estructura de organización del trabajo que se realiza, para toda la cadena de empleados.

Y es que al final, no solo por la productividad en sí sino también por la imagen que se pueda tener de la propia marca en el exterior, la filosofía de trabajo de una empresa es la que determina en gran parte el éxito de la misma.

Sistema de comunicación

La comunicación define las relaciones sociales en la empresa

Engloba tanto la comunicación externa, de cara al público y los clientes, como el sistema de comunicación interno con los propios empleados. A nivel externo también define mucho la imagen que pueda tener la empresa en la calle.

En la parte interna va a depender en gran medida de la manera en que esté dirigida la empresa y de su propia estructura. Esta cadena de comunicación resulta tremendamente importante en las relaciones sociales dentro de toda organización.

Beneficios de una buena cultura empresarial

En definitiva y casi a modo de conclusión, una cultura empresarial bien gestionada puede ser muy beneficiosa para cualquier marca, puesto que como hemos recalcado antes, todos estos elementos conforman una personalidad.

Esta personalidad puede incluso generar un mayor sentimiento de pertenencia a los propios trabajadores, algo que siempre acaba consiguiendo una mayor productividad en los mismos, además de una sensación de bienestar en el ámbito laboral.

Si nos damos la vuelta y miramos al público, como la cultura empresarial es algo vivo que también se refleja al exterior, podemos decir que es la mejor publicidad que se puede dar de una marca. De ahí que cuidar la cultura empresarial se haya convertido en una de las labores principales que están cuidando las marcas de cara al futuro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.