Qué Comen los Mapaches, Cómo se alimentan

El mapache es una animal muy presente en la naturaleza, de allí que la mayor parte de las personas los reconoce con facilidad. Usualmente se alimentan de prácticamente todo tipo de alimento, inclusive basura humana. Se les denomina como ladrones con mascara ya que suelen aprovechar cada ocasión para hurtar alimentos y otros recursos de los hogares. Para conocer más sobre lo que comen los Mapaches te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Que comen los mapaches

¿Qué Comen los Mapaches?

Si has resuelto acoger como mascota a un mapache es de suma importancia que sepas todo lo concerniente a cómo ha de cuidarse, sobre todo acerca de su régimen alimentario. El mapache es una criatura omnívora, esto es, que se alimenta de carne así como de vegetales. Debemos saber estimar las porciones de alimento a proporcionarles en cada toma, ya sea un ejemplar cachorro o adulto, puesto que ocurre que el mapache es propenso a desarrollar obesidad en ciertos casos.

Cuidados de una Cría de Mapache

Si de forma accidental has conseguido en abandono a un mapache joven o una cría de ellos ha de ser por alguna de las siguientes razones:

  • La madre ha salido en busca de alimento y no ha regresado
  • Su madriguera ha sido destrozada
  • Su madriguera se encuentra muy caliente por lo que las crías han salido
  • La madre está llevando a todas sus crías a otro sitio
  • Han hecho aparición algunos depredadores
  • Tu mascota ha arribado con una cría de mapache

Frente a cualquiera de estos casos lo apropiado es aguardar por un rato el retorno de la madre, quedándonos a una prudente distancia. De no aparecer y si llegas a notar que la cría ha abierto sus ojos te sugerimos llamar de forma inmediata a los agentes forestales, lo cuales se encargarán de su cuidado en un centro de resguardo de fauna.

Que comen los mapaches

De ocurrir lo contrario, si la cría de mapache aún no ha abierto sus ojos posiblemente se hallará deshidratada o con hambre, por lo que habrás de proporcionarle algún alimento para mantenerla viva hasta que sea atendida en un centro de protección animal. Los mapaches suelen depender de su progenitora por 3 o 5 meses, al tanto dure su etapa de desarrollo y aprendizaje. El destete ocurre a las 12 semanas de edad pese a que permanezcan al lado de su madre hasta cumplir un año de existencia. Usualmente abren sus ojos a las 8 semanas de vida.

¿Cómo deben ser los Cuidados?

Debes conseguir un paño suave para recoger a la cría. Es de suma importancia usar guantes para su manipulación (con 4 semanas de edad ya cuenta con dientes) y hacerlo cuidadosamente, ya que seguramente te gruñirá y se sacudirá a causa del miedo. Recubre a la menuda cría en un paño y dale calor. Puedes emplear una manta térmica sobre la cual colocar una toalla, y arriba de ésta una caja de cartón con el pequeño mapache dentro. No se debe  que entre en contacto directo con la manta térmica, ya que podría quemarse. Pon la temperatura en 36ºC. No se deben usar telas deshilachadas.

Verifica que no tenga heridas de ninguna clase revisando todo su cuerpo. Si consigues alguna herida procede a lavarla con jabón y agua tibia. Utiliza para todo una toalla, como lo haría su madre. Inspecciónalo en busca de parásitos externos como pulgas y garrapatas y descartarlos en lo inmediato. Si llegas a encontrar un gran número de insectos ello será señal de que el abandono o desaparición de la madre es verídico. Llévalo lo más pronto posible al servicio veterinario para que verifique su condición de salud.

Alimentación de una Cría de Mapache

En los siguientes párrafos te brindamos detalles acerca de las porciones y los cuidados con el alimento de una cría de mapache de acuerdo a su edad. Tengamos presente que se ha de usar un biberón:

Que comen los mapaches

Una Semana de Nacido

Su peso oscilará entre los 60 y los 140 gramos y que conserva aún cerrados sus ojos. La máscara facial y los anillos de la cola serán poco visibles, no exhibirá pelusa en la piel de su vientre. Hemos de conseguir leche para la cría de gatitos en cualquier tienda para animales. Requerirá un aporte de entre 3 a 7 centilitros (un 5% de su peso) en 7 u 8 ocasiones al día en intervalos de 3 horas inclusive por las noches.

La leche debe encontrarse algo más caliente que su temperatura corporal. Al terminar de comer habrás de pasarle una toallita humedecida por sus genitales para hacerle orinar como lo haría su madre.

2 Semanas

Al alcanzar las dos semanas el pequeño mapache habrá de pesar de 190 a 225 gramos. Aún mantendrá los ojos cerrados y un vientre sin pelos, aunque sí pelusa en todo el restante de su cuerpo. A esta edad se le debe aumentar su dosis de leche de 9,5 a 11,3 centilitros, asimismo cada 3 horas, pudiendo disminuir las tomas a 6 veces diarias.

3 Semanas

A las tres semanas de existencia el mapache habrá de pesar entre 320 y 400 gramos. Comenzara a abrir los ojos de forma progresiva y el pelaje terminará de desarrollarse. La dosis de leche se incrementará de 16 a 20 centilitros.

Semanas 4 y 5

A lo largo de la cuarta y quinta semana proseguiremos incrementando la dosis de toma con respecto a su peso. Siempre se le suministrará un 5% de su peso corporal en leche.

6 Semanas

A las seis semanas ya habría de alcanzar de 750 a 820 gramos de peso. Le comenzaremos a disminuir las tomas de leche para proporcionarle de 52 y 55 centilitros de leche en cuatro ocasiones al día y ya no le aportaremos comida al anochecer.

7 Semanas

De la semana siete a la ocho comenzaremos a distanciar aún más el tiempo de cada toma.

8 Semanas y más

Desde la octava semana se le comienza a ofrecer comida solida que irá aceptando gradualmente. Puedes adquirir comida para perros o gatos cachorros. Al inicio le será difícil aceptar pero de forma progresiva se irá habituando. En esta fase es sumamente relevante no incrementar las dosis de leche.

Semanas 10 a 16

De la semana diez hasta la dieciséis el mapache ya estará pesando unos dos kilogramos. El animal tendrá que haberse habituado a alimentos sólidos y debido a esa razón hemos de quitarle la leche de su régimen alimentario. Procura conseguir alimento para crías de gran calidad que pasará a conformar las dos terceras partes del total de su dieta, el tercio restante estará compuesto de frutas y verduras frescas. En esta fase le permitirás comer de forma abundante ya que es un etapa de crecimiento, por lo que debes dividir sus raciones en dos tomas al día.

Deberá disponer de agua potable fresca y limpia a diario, adicionalmente, le puede preparar un pequeño estanque para que se dé un baño refrescante. El agua de este sitio deberás cambiarla igualmente de forma regular. A la hora del destete del mapache ya podrá ser ubicado en una jaula de mayor tamaño que disponga de un modesto nido de madera, por ejemplo. Ésta se debe limpiar con frecuencia y mantenerse resguardada del frío.

16 Semanas y más

Luego de alcanzar las dieciséis semanas de existencia, el mapache ya es completamente independiente. Si has considerado darle libertad, éste es el tiempo apropiado. Has de dejar la jaula abierta (sin alimento dentro) y él comenzará a investigar. Puede que retorne un par de ocasiones antes de marcharse de forma definitiva o puede que ello no ocurra.

Alimentación de un Mapache adulto

Como criaturas omnívoras que son, los mapaches suelen comer casi cualquier cosa que se ubique entre vegetales y la carne. Los vegetales en su dieta natural usualmente contemplan cerezas, manzanas, bellotas, caquis, fresas, duraznos, cítricos, ciruelas, uvas, higos silvestres, sandías, zanahorias, hayucos, maíz y nueces. Se les puede alimentar también con pienso o comida húmeda para gatos.

Con respecto a la carne, los mapaches suelen consumir más invertebrados que vertebrados. Como parte de sus alimentos predilectos podemos conseguir ranas, peces, cangrejos, insectos, roedores, pollos, pavos y huevos de aves. Cuando el alimento suele escasear para los mapaches salvajes, éstos se hacen presentes en los depósitos de basura humana o se alimentan de animales que atropellan los automóviles.

Como habrás observado hay distintas clases de alimentos que puedes brindarle a un ejemplar ya adulto. Es de suma importancia variar el tipo de alimento para no hastiarlo y que averigües más para conocer cuales otras cosas podrían gustarle. Ten presente no ofrecerle jamás carne roja y verificar su peso desde las 16 semanas para confirmar que conserva un peso estable (tienen predisposición  a engordar).

Un mapache anciano con seguridad proseguirá comiendo la diversidad de alimentos que hemos reseñado previamente, aunque eso sí, hemos de reducir la cantidad de acuerdo a como él vaya disminuyendo su actividad física.

Características del Mapache

El mapache pertenece a la clase de los mamíferos y es igualmente llamado mapache boreal o común, puesto a que es la variedad que más se conoce del género Procyon. En efecto, hay tres variedades de mapaches, pero las otras cuenta con un área de distribución menor y poco se conocen, por lo que de forma práctica, Procyon lotor es la especie a conocer.

Pertenece al orden Carnivora y de la familia Procyonidae, y se clasifica como un plantígrado, esto es, que puede pararse sobre sus patas traseras al tanto que puede sujetar cosas con sus patas delanteras. En contraste, está imposibilitado de saltar a grandes distancias.

Se reconoce con facilidad a un mapache por la “mascara” oscura en su cara, sobre sus ojos. Es una criatura de tamaño semejante al de un gato, pudiendo medir como adulto de 40 a 70 centímetros de largo y con un peso de 2 a 14 kilogramos. El macho suele pesar más que la hembra de un 15 a un 20 por ciento. El color de su pelaje es gris o marrón rojizo. Cuenta con una tupida cola “adornada” con 4-10 anillos negros. Dispone de 5 dedos en cada pata, y las delanteras son muy similares en forma a las manos de un humano.

 

Hábitos

Son animales con características nada usuales, ya que son sumamente creativos llegándose a conocer que pueden abrir envases cerrados (como baldes de basura y hasta puertas). Cuentan con la fama de ser inteligentes y les encanta hacer travesuras, tanto así que su sagacidad y destreza les permite subsistir en una variada gama de ambientes.

Es una de las escasas especies animales de tamaño medio que han extendido su zona de distribución desde que empezó el avance de la especie humana (la otra es el coyote). Se considera frecuentemente a este animal como dañino o como una molestia. Han podido adaptarse con facilidad a los entornos urbanos (al igual que las zarigüeyas urbanas, las mofetas y los zorros), hurgando en los depósitos de basura y en otros sitios en los cuales podrían conseguir alimentos.

Igualmente te pueden interesar estos otros interesantes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.