¿Qué Comen las Tortugas Según su Tipo?

¿Qué Comen las Tortugas?, la alimentación de las tortugas marinas varía según su especie y su edad, pudiendo ser omnívoras, herbívoras o carnívoras. La existencia de estas criaturas se ha visto afectada por la pesca indiscriminada de su fuente de alimento así como por la misma contaminación que ha llevado a colmar los mares de bolsas plásticas que ellas terminan tragando.

Que comen las tortugas

¿Qué Comen las Tortugas Marinas?

Las tortugas de mar o quelonoideos (superfamilia Chelonoidea) constituyen una agrupación de reptiles que se han adecuado a la vida en el océano. Para tal fin, como veremos, cuentan con un conjunto de rasgos físicos que les posibilitan nadar por períodos muy prolongados de tiempo y les son de ayuda para su existencia en el agua.

Lo que cada una de las variedades de tortugas marinas come está asociado a sus particularidades, a las regiones del planeta en las que vive y a sus migraciones. ¿Deseas saber más? A continuación responderemos todas tus inquietudes acerca de la alimentación de las tortugas marinas.

Características de las Tortugas Marinas

Previo a enterarnos de lo qué comen las tortugas marinas, necesitamos conocerlas algo mejor. Para tal fin, hemos de comprender que la superfamilia de los quelonoideos reúne apenas 7 especies en todo el globo, las que cuentan con toda una serie de rasgos afines:

Que comen las tortugas

  • Caparazón: estos reptiles tienen un caparazón óseo que se compone de las costillas y parte de la espina dorsal. Está compuesta de dos elementos: el espaldar (dorsal) y el plastrón (ventral) que se juntan de forma lateral.
  • Aletas: en contraste a las tortugas de tierra, las tortugas marinas exhiben aletas en vez de pies y su cuerpo se ha desarrollado para mantenerse en nado por muchas horas.
  • Hábitat: las tortugas marinas se encuentras distribuidas, particularmente, por mares y océanos de temperatura cálida. Son criaturas casi completamente acuáticas cuya vida la pasan en los mares. Únicamente las hembras se posan tierra para liberar sus  huevos en la playa en la que ellas mismas nacieron.
  • Ciclo de vida: el período de vida de las tortugas marinas se inicia con el nacimiento de los recién nacidos en las playas y su incorporación al mar. Exceptuando a la tortuga plana (Natator depressus), las tortugas jóvenes tienen una etapa pelágica que, regularmente, rebasa los 5 años. Alrededor de esa edad, llegan a la madurez y empieza a efectuar migraciones.
  • Migraciones: las tortugas de mar ejecutan enormes migraciones entre el área de alimentación y la de apareamiento. Las hembras, adicionalmente, se desplazan hasta las playas en las que nacieron para colocar sus huevos, aunque estas usualmente se encuentran próximas al área de apareamiento.
  • Sentidos: al igual que gran parte de los animales marinos, las tortugas cuenta con un sentido auditivo muy evolucionado. Sumado a ello, su vista también tiene más desarrollo que la de las tortugas terrestres. Sobresale igualmente su poderosa capacidad para orientarse a través de sus prolongadas migraciones.
  • Determinación del sexo: la temperatura de la arena es lo que define de forma concluyente el sexo de las crías cuando aún estas se encuentran en el interior del huevo. De tal manera que, cuando las temperaturas son elevadas tiene lugar el desarrollo de hembras, al tanto que las temperaturas bajas favorecen que los machos se desarrollen.
  • Amenazas: la totalidad de las tortugas marinas, a excepción de la tortuga plana (N. depressus), se encuentran bajo amena en todo el mundo. La tortuga carey y la tortuga lora se encuentran en riesgo crítico de extinción. Las amenazas que mayormente pesan sobre estos animales marinos son la polución de los océanos, la invasión humana de las playas, la pesca accidental y la devastación de sus hábitats a causa de la pesca de arrastre.

Tipos de Alimentación

Las tortugas no cuentan con dientes, sino que emplean los bordes filosos de su boca para seccionar el alimento. Debido a ello, la alimentación de las tortugas de mar se fundamenta en vegetales e invertebrados marinos. No obstante, la contestación a qué es lo que comen las tortugas marinas no es tan simple, ya que no todas comen lo mismo. En efecto, se puede diferenciar tres categorías de tortugas de mar de acuerdo a su alimentación:

  • Carnívoras
  • Herbívoras
  • Omnívoras

Tortugas Marinas Carnívoras

De modo general, estas tortugas comen toda clase de invertebrados marinos, como zooplancton, esponjas, medusas, moluscos, crustáceos, equinodermos y anélidos poliquetos. A continuación listamos las clases de tortugas marinas carnívoras y de qué se compone su dieta:

  • Tortuga laúd (Dermochelys coriacea): es la tortuga de mayor tamaño del mundo y su espaldar se puede extender hasta los 220 centímetros de largo. Su dieta se fundamenta en medusas de la clase Scyphozoa y zooplancton.
  • Tortuga lora o golfina (Lepidochelys kempii): esta tortuga vive en las proximidades de las costas y se alimenta de toda clase de invertebrados. De forma eventual, puede comer igualmente de ciertas algas.
  • Tortuga plana (Natator depressus): es propia de la plataforma continental de Australia y, pese a que son casi exclusivamente carnívoras, igualmente pueden alimentarse de pequeñas porciones de algas.

Tortugas Marinas Herbívoras

Las tortugas de mar herbívoras cuentan con un pico córneo con sierras  que les posibilita cortar las plantas de las que se va a alimentar. Específicamente, comen algas y plantas fanerógamas marinas como Zoostera o Posidonia. Únicamente se conoce una especie de tortuga de mar herbívora, la tortuga verde (Chelonia mydas).

No obstante, aún siendo crías y jóvenes consumen igualmente invertebrados, lo que significa que son omnívoras. Esta variedad en su alimentación puede ser ocasionada por un mayor requerimiento de proteínas a lo largo de su crecimiento.

Tortugas Marinas Omnívoras

Las tortugas de mar omnívoras comen animales invertebrados, plantas y ciertos peces que se localizan en el fondo marino. Como parte de esta agrupación se pueden incluir a las especies citadas a continuación:

  • Tortuga boba (Caretta caretta): esta variedad tan extensamente distribuida se alimenta de toda clase de invertebrados, algas y fanerógamas marinas e, inclusive, puede engullir ciertos peces.
  • Tortuga olivácea (Lepidchelys olivacea): es una tortuga que se localiza en aguas tropicales y subtropicales. Su alimentación es muy oportunista y varía de acuerdo al sitio en el que se encuentre.
  • Tortuga carey (Eretmochelys imbricata): los ejemplares inmaduros de carey son esencialmente carnívoros. No obstante, los adultos incorporan algas en su dieta regular, por lo que se les puede considerar omnívoros.

Las Tortugas También Comen Bolsas de Plástico, Desafortunadamente

Para las tortugas de mar, poder contestar a esta interrogante podría ser sumamente simple. Las medusas son un alimento delicioso y nutritivo para estas tortugas, las cuales disponen de escamas que las protegen del tóxico que aplican las medusas. Empero un único artículo de plástico puede ser letal para las tortugas marinas ya que ellas ignoran lo que el plástico significa y no tienen manera de saberlo.

Habitualmente ¿de qué se alimentan las tortugas marinas? En los mares de nuestro planeta, se consiguen siete especies de tortugas marinas, cada una con diferentes preferencias dietéticas.

  • Caguama: sus crías son omnívoras, esto es que se alimentan tanto de animales como plantas, pero en su adultez son carnívoros, quienes mayormente se inclinan por cangrejos y caracoles.
  • Verde: las tortugas de mar adultas son herbívoras y preferentemente nadan en las inmediaciones de los arrecifes de coral, rasgando el pasto y las algas. Sus crías, no obstante, son omnívoras.
  • Carey: su pico, parecido al de un ave, le posibilita a las carey llegar a las rendijas de los arrecifes de coral para alcanzar hasta donde se encuentran las esponjas de mar, que es de hecho lo que buscan estos quisquillosos animales.
  • Laúd: a las tortugas laúd con frecuencia se les conoce como gelatinívoras, lo que significa que únicamente se alimentan de  invertebrados como medusas y ascidias.
  • Plana: esta variedad come de todo, inclusive algas marinas, camarones y cangrejos.
  • Lora: el solitario alimento presente en el menú de la tortuga lora es la carne, con preferencia la de cangrejo.
  • Golfina: esta es otra tortuga omnívora que engulle medusas, pepinos de mar, peces y una extensa variedad de plantas y animales.

Pese a que los primeros antepasados de estas siete variedades fueron terrestres unos 220 millones de años atrás, las tortugas de la actualidad han evolucionado para cazar de forma exitosa bajo las olas. Eso fue realidad hasta que hizo su aparición el plástico.
 
El plástico ha sido elaborado de forma masiva apenas desde la década de 1940 pero más recientemente es cuando hemos visto como ha impactado a las tortugas marinas de forma catastrófica. Las investigaciones concluyen que un 52% de las tortugas marinas de todo el planeta ha tragado residuos plásticos. El motivo es muy simple: una bolsa de plástico a flote en el mar puede asemejarse a una enorme medusa, alga u otra variedad que regularmente es parte de la dieta de las tortugas de mar.

La totalidad de las especies de tortugas marinas se encuentran en peligro a causa del plástico. De acuerdo a una investigación de la Universidad de Tokio, tanto la tortuga caguama (de naturaleza carnívora) como la tortuga verde (que esencialmente se alimenta de plantas) han estado ingiriendo plástico en cantidades preocupantes.

En efecto, las tortugas caguama han ingerido plástico el 17% de las ocasiones en que lo han conseguido, con probabilidad al confundirlo con medusas. Este número se disparó a 62% en las tortugas verdes, con posibilidad en la búsqueda de algas. No obstante, comer plástico no es lo único que coloca en riesgo a las tortugas marinas. Al quedarse atrapadas en las redes de pesca que son abandonadas pueden morir con facilidad, ahogándose o impidiendo que puedan huir de sus depredadores.

https://www.youtube.com/watch?v=wi9MMtYV_ns

De forma trágica, la acumulación de plástico en las más importantes playas de anidación posibilita que las tortugas bebés se encuentren más expuestas a quedar enredadas entre los plásticos, sin dejarlas que lleguen hasta el mar. Para las tortugas de mar que tragan plástico, el panorama es lúgubre: para el 22% de las que engullen un solo objeto de plástico puede significar una sentencia de muerte.

Los plásticos con filo pueden romper sus órganos internos y las bolsas pueden ocasionar obstrucciones intestinales, con lo que se impide que las tortugas se alimenten, provocándoles la muerte por inanición. Inclusive de llegar a sobrevivir, el consumo de plástico puede provocar que las tortugas floten de manera inusual, lo que puede paralizar su crecimiento y conducir a tasas de reproducción más de mayor lentitud.

Las tortugas de mar encaran numerosas amenazas, pero todos podemos ayudarlas al reducir la polución por plásticos, reciclando y procurando no emplear artículos desechables. De la misma manera, los gobiernos deben tomar medidas para darle fin a esta epidemia de contaminación.

También te recomendamos estos otros artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.