¿Qué comen las mariquitas? una mirada a su dieta y los beneficios para el jardín

mariquita roja posada en una hoja

Las mariquitas, esos pequeños insectos con caparazones brillantes y puntos característicos, no sólo son encantadoras a la vista, sino que también desempeñan un papel crucial en el equilibrio ecológico al ser depredadores voraces. Su dieta, que se centra en insectos perjudiciales para las plantas, las convierte en aliadas valiosas en el control biológico de plagas en jardines y cultivos.

En este artículo, exploraremos en detalle qué comen las mariquitas, cómo su dieta beneficia a la naturaleza y cómo podemos fomentar su presencia para mantener un equilibrio saludable en nuestros entornos verdes. Si te preguntas ¿qué comen las mariquitas? una mirada a su dieta y los beneficios para el jardín que se derivan de su alimentación podrán resolver todas tus dudas. ¡Disfrútalo!

Mariquitas: pequeñas depredadoras con un apetito voraz

Las mariquitas, también conocidas como coccinélidos, son insectos diminutos pero formidables que se encuentran en una variedad de hábitats en todo el mundo. Si bien su apariencia encantadora ha ganado la atención de muchos, es su dieta única la que las distingue y las convierte en activos esenciales para la salud de los ecosistemas.

Son insectos con apetito voraz que ingieren grandes cantidad de alimento por unidad de superficie. Pero, ¿qué comen las mariquitas? lo vemos a continuación.

Pulgones: base principal de la dieta de las mariquitas

mariquita comiendo pulgones del tallo de una planta

La base principal de la dieta de las mariquitas son los pulgones. Estos insectos chupadores de savia se alimentan de los fluidos de las plantas, debilitándolas y, en algunos casos, transmitiendo enfermedades. Las mariquitas adultas y sus larvas tienen un apetito voraz por los pulgones, y su capacidad para consumir grandes cantidades de estos insectos en un corto período de tiempo las convierte en depredadores altamente efectivos.

Las mariquitas emplean tácticas estratégicas para cazar pulgones, utilizando sus mandíbulas para atrapar a estas pequeñas criaturas. Un solo adulto puede consumir decenas de pulgones por día, lo que ayuda a prevenir daños significativos a las plantas y cultivos.

Otro tipo de alimentos incluidos en la dieta de las mariquitas

Aunque los pulgones son el plato principal en el menú de las mariquitas, estas diminutas depredadoras no se limitan exclusivamente a esta especie de insecto. También se alimentan de otros insectos pequeños que pueden ser perjudiciales para las plantas, incluyendo:

  • Ácaros: las mariquitas disfrutan de ingentes cantidades de ácaros, que son parientes cercanos de las arañas y, en algunos casos, pueden causar estragos en las hojas de las plantas.
  • Cochinillas: otro preciado alimento para las mariquitas son las cochinillas, insectos pequeños que se alimentan de la savia de las plantas y pueden debilitarlas.
  • Larvas de moscas blancas: las larvas de moscas blancas, que también pueden dañar las plantas al alimentarse de su savia, también son presa frecuente de las mariquitas.

Ciclo de vida de las mariquitas y su dieta evolutiva

eclosión de huevos de mariquitas

La dieta de las mariquitas varía a lo largo de su ciclo de vida, que consta de cuatro etapas: huevo, larva, pupa y adulto.

  • Fase larval: las larvas de mariquita, a pesar de su pequeño tamaño, son voraces consumidoras de pulgones y otros insectos. Esta etapa es fundamental para su crecimiento y desarrollo y por ello necesitan ingerir grandes cantidades de alimento.
  • Fase adulta: después de la metamorfosis, cuando se convierten en adultos, las mariquitas continúan alimentándose de pulgones, pero también incorporan a su dieta  néctar y polen de flores. Este tipo de alimentación, de origen animal y vegetal, les proporciona los nutrientes necesarios para la reproducción y el mantenimiento de su energía.
  • La reina ponedora: asimismo, la reina de las mariquitas, en condiciones ideales, puede poner miles de huevos a lo largo de su vida, asegurando una población activa de larvas y adultos listos para proteger las plantas de las plagas.

Esta dieta evolutiva, con una predominancia en el consumo masivo de pulgones, contribuye a su éxito como depredadores y resulta muy beneficioso para el control natural de plagas.

El comportamiento agrícola de las mariquitas: granjeras eficientes

Además de su destreza en la caza de insectos, las mariquitas han desarrollado un comportamiento agrícola único. Algunas especies de mariquitas participan en lo que podríamos llamar «agricultura», ya que cultivan hongos para su alimentación. Las mariquitas recolectan y transportan esporas de hongos en sus cuerpos, proporcionando un entorno propicio para el crecimiento de los hongos en sus nidos. Este comportamiento agrícola es una estrategia eficiente que complementa su dieta depredadora y muestra la asombrosa adaptabilidad de estas pequeñas criaturas.

Importancia ecológica: mariquitas como controladores naturales de plagas

mariquita acechando pulgones

La presencia de mariquitas en entornos naturales y agrícolas es crucial para el control natural de plagas. Su capacidad para reducir las poblaciones de insectos perjudiciales sin el uso de pesticidas químicos contribuye a la sostenibilidad y la salud a largo plazo de los ecosistemas. Además, al evitar el uso de productos químicos, se protege a otras especies beneficiosas y se mantiene el equilibrio en el ecosistema.

Desafíos y conservación: fomentando la presencia de mariquitas

A pesar de su valor en el control de plagas, las poblaciones de mariquitas pueden enfrentar desafíos. La pérdida de hábitat, el uso excesivo de pesticidas y otros factores ambientales pueden afectar negativamente a estas pequeñas depredadoras. Es fundamental adoptar prácticas agrícolas sostenibles y fomentar hábitats amigables para las mariquitas que  garanticen su presencia y contribución continua al equilibrio ecológico.

La alimentación de las mariquitas: el control natural de plagas más eficiente y sostenible

mariquita comiendo pulgones de una planta muy infestada

Las mariquitas no solo son un regalo estético con sus caparazones brillantes y puntos encantadores, sino que – tal y como hemos visto- también desempeñan un papel esencial en la ecología como depredadores beneficiosos. Su dieta centrada en pulgones y otros insectos perjudiciales contribuyen al control natural de plagas y al bienestar de las plantas.

Es así como las mariquitas se han ganado el atributo deguardianas de la naturaleza” y por tanto merecen toda nuestra admiración y respeto. Por tanto, debemos esforzarnos por crear entornos que fomenten su presencia  ya que, al limitar la población de pulgones y otros insectos perjudiciales para los vegetales, están contribuyendo de manera continua a la biodiversidad y el equilibrio ecológico en nuestro planeta.

Para todo aquel que se pregunte ¿qué comen las mariquitas? una mirada a su dieta y los beneficios para el jardín, los cultivos y los ecosistemas naturales ofrecen todas las respuestas. De la alimentación de las mariquitas se deriva una consecuencia fundamental: el control de plagas de pulgones y otros insectos perjudiciales para la vegetación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.