Pulsares: ¿Qué son?, Descubrimiento y más

Los pulsares son cuerpos celestes que recién se descubrieron en el siglo pasado, crea curiosidad en la comunidad científica para los aficionados al tema, el conocer como son y en que se diferencian de las otras estrellas. Te contamos mas aquí.

pulsares

Aprendiendo acerca de los pulsares

Señala la RAE, púlsar o pulsar, en español, viene de la unión de las dos palabras en inglés -acrónimo de puls (ating st) ar-, que quiere decir:

“Estrella que emite radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares”,

Su acepción en lengua española, se puede acentuar de dos formas grave y aguda “En el centro de la explosión se formó un púlsar” “Algunas supernovas han formado un pulsar” y para el plural también se puede usar; púlsares y pulsares.

Esta denominación de “estrella pulsante”, que se adoptó, era usada es otra variedad estrellas. 

Aclarada la terminología ortográfica pasemos a la científica, definiéndolo, según Jocelyn Bell (Diario El País, 1999)

«El púlsar, o radiopúlsar, es algo así como un faro. Se trata de un cuerpo extraordinariamente compacto que rota sobre sí mismo emitiendo radio-ondas. Calculamos que su masa es de unos mil cuatrillones de toneladas para un tamaño que apenas supera los 10 kilómetros de radio. En cuanto a su origen, es el resultado de una explosión catastrófica y final de una gran estrella con un tamaño diez veces mayor que nuestro Sol.» 

Los pulsares vienen a ser cuerpos celestes, que poseen un campo magnético de intensidad muy alta y que le va a permitir regularmente realizar una irradiación.

Están formados de neutrones, que lo llevan a emitir esas pulsaciones de “radiación electromagnética” a un periodo de rotación determinado por la velocidad de la misma estrella.

Todos los pulsares que se han encontrado, son estrellas de neutrones, pero ¿un pulsar tiene que ser una estrella de neutrones? No, resulta que las estrellas enanas blancas también pueden ser pulsares.

Características de los pulsares

  • Tienen la capacidad de girar sobre ellas, hasta varios cientos de veces por segundo.
  • Se movilizan a velocidades de hasta 60.000 km/s, a un punto de su superficie.
  • Generan una gran velocidad que le permite expandirse desde su ecuador.
  • La fuerza centrífuga generada a esta velocidad tan alta, junto a su potente campo gravitatorio por su enorme densidad, evita que se despedace.
  • Las estrellas su tamaño varían, desde unos pocos miles de metros hasta casi 20 kilómetros.
  • Las estrellas de neutrones son buenos pulsares porque son increíblemente densas.

¿Cómo se movilizan los pulsares?

Mediante la combinación:

  • De un campo magnético veloz donde los electrones y protones giran a velocidades muy altas desde su exterior con el rápido movimiento que se creó en su centro.
  • El espesor sólido que se crea en la estrella por otras partículas que están en el espectro galáctico como “moléculas de gas” o  “polvo interestelar”, hacen que aun más la velocidad de los pulsares se active y aceleren a resoluciones extremas, creando hacia sus polos magnéticos como espirales cerrados.

Una estrella de neutrones de aproximadamente el doble de la masa de nuestro Sol, solo tendría unos 20 kilómetros de diámetro. Esto significa que el campo magnético de una estrella de neutrones puede ser increíblemente fuerte.

Es aún descocido para los científicos, que estaban  acostumbrados a la observación de ejes de rotación como el de La Tierra, que se encuentra en el centro del planeta y que va de polo a polo . ¿cómo funciona en totalidad, la actividad acelerada del pulsar?

La Tierra se había estudiado con  teorías como las; Leyes de Kepler -Siglo XVIII, la Ley de la gravitación de Newton y la Teoría Atómica de Demócrito, que sostiene:

«Toda partícula material atrae a cualquier otra partícula material, con una fuerza directamente proporcional al producto de las masas de ambas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa».

Los astrónomos han observado que los “cañones de radiación”, rotan con la estrella en circunferencias, logrando que los polos magnéticos no apunten siempre en la misma dirección.

Por ello se hace la siguiente interrogante ¿por qué muchas pulsares, presentan la característica, que sus “polos magnéticos” están fuera de su eje de rotación?

pulsares

Los chorros magnéticos

Es posible que los humanos estemos con frecuencia recibiendo “chorros magnéticos”. En cualquier momento, al mirar el firmamento estelar, si en ese preciso instante, la estrella tiene a su “polo magnético” en dirección a la Tierra, lanzará su cañón y seguidamente en micro segundos de su rotación, volverá a apuntar con su “polo” y desplegará otro chorro y así cíclicamente.

Imagínese usted un faro, que su luz gira anunciando en la lejanía a los navegantes. Una ubicación determinada, así serían estos pulsos de radiación que podríamos percibir, con un periodo muy exacto y desde ese punto del cielo repitiéndose una y otra vez, cada vez que el chorro se oriente hacia nuestro planeta.

A través de los telescopios especiales, las pulsares son factibles de analizar por su velocidad. Solo se requiere que se encuentre orientado a un punto específico.

Es importante decir que sirven de apoyo para actividades de investigación de los humanos, por su ritmo de pulsaciones es tan exacto.

Observa esta imagen:

  • Líneas de campo magnético en blanco
  • Eje de rotación en verde
  • Chorros polares de radiación en azul.

pulsares

Descubrimiento de  los pulsares

Jocelyn Bell en 1967, los descubrió por primera vez y desde entonces se han encontrado más de 1,500 de ellos. Si bien su origen alguna vez fue un misterio, ahora sabemos acerca de los pulsares.

Estas estrellas que están llenas de “neutrones”, poseen una actividad permanentemente acelerada. Todo ello hace que sus “polos magnéticos” al emitir sus salidas de radiación electromagnética sean muy intensas.

«PSR B1919+21, fue el primer pulsar detectado, tenía un periodo de 1,33730113 s»

A través de un radiotelescopio, Jocelyn Bell y Antony Hewish detectaron estas señales de radio de corta duración y constante repetición: Pensaron que podrían haber establecido contacto con una civilización extraterrestre, por lo que llamaron tentativamente a su fuente LGM -Little Green Men y Hombrecitos verdes.

Expresó Jocelyn Bell em 1999 a el Diario El País

«El púlsar, o radiopúlsar, es algo así como un faro. Se trata de un cuerpo extraordinariamente compacto que rota sobre sí mismo emitiendo radio-ondas. Calculamos que su masa es de unos mil cuatrillones de toneladas para un tamaño que apenas supera los 10 kilómetros de radio. En cuanto a su origen, es el resultado de una explosión catastrófica y final de una gran estrella con un tamaño diez veces mayor que nuestro Sol.»

Al continuar con sus investigaciones, encontraron otros pulsares que emitían diferentes frecuencias. Por este descubrimiento, Anthony Hewish recibió en 1974 el Premio Nobel de Física. Sin embargo Jocelyn Bell, quien fue la primera persona que escuchó esta frecuencia, solo recibió una medalla honorífica.

En 1899, el científico Nicola Tesla, no supo interpretar estas ondas de radio regulares, que había encontrado un siglo atrás, durante sus experimentos. 

En el año 1995 Alexander Wolszczan científico de la Universidad de Pensilvania, trabajaba con radiotelescopios y encontró al “pulsar PSR B1257+12”, los describe como un objeto celeste pequeño y antiguo, muy denso, que gira rápidamente, y se ve como un faro desde la Tierra, había un planeta.

Ese pulsar está muy lejos de la Estructura de la Tierra. Por otra parte también tienen la hipótesis que cerca de este pulsar hay planetas que se encuentra a su alrededor y que su masa es tres veces más que la de la Tierra:

«Estos planetas en un pulsar nos permiten ya lanzarnos a estudiar la dinámica de los sistemas planetarios, de dónde proceden».

El púlsar RX J0806.4-4123 su descubrimiento fue anunciado en el 2018, a diferencia de los demás pulsares encontrados, este emitía radiación infrarroja algo único en las estrellas de este tipo observadas hasta la fecha.

En la actualidad están enumerados y clasificados más de 500 pulsares los mismos presentan un periodos de rotación desde el milisegundo a segundos, promedio de 0,65 s.

En otro momento, astrónomos de Asia occidental registraron una brillante supernova. Que luego pasó a ser el más reconocido de todos los púlsares con un periodo de rotación de 0,033 s, es la “Nebulosa del Cangrejo”, en 1952 fue denominado “PSR0531+121”.

Seguidamente la imagen del poderoso pulsar del Cangrejo.

Los radioastrónomos Aleksander Wolszczan y Dale A. Frail, con su investigación sorprendieron a los científicos, porque descubrieron el pulsar número «PSR B1257+12», cuyo periodo de rotación es de 6,22 milisegundos.

Además en sus deducciones afirman, que existen una cantidad de planetas “extrasolares” que tiene “órbitas casi circulares a 0,2, 0,36 y 0,47 ua del púlsar central y con masas de 0,02, 4,3 y 3,9 masas terrestres respectivamente”.

¿Qué son los pulsares de rayos x?

Estos pulsares son peculiares por la categoría del radio que emiten los “rayos X o rayos gamma”, al describirlas como si fueran unos cañones de radiación.

Otro gran descubrimiento a nivel interestelar de los científicos fue el “púlsar de rayos X “, lo descubrieron y está en una estrella compacta denominada “sistema Cen X-3”.

También se han encontrado en forma muy sorprendente, que esta estrellas de “rayos x”, pertenecen a un grupo de estrellas binarias que están compuestas por “un pulsar y de una estrella normalmente joven de tipo O u B”.

De su superficie y radiación, la estrella primogénita irradia un viento estelar y estos son procesados por la estrella que hace de compañera y genera  rayos x.

Último pulsar encontrado

Vikram S. Dhillon, astrofísico de la Universidad de Sheffield, con su equipo de investigación y usando el Gran Telescopio Canarias (GTC), en el año 2020, descubrió a los cuerpos celestes que denominaron «AR Scorpii». 

Es un sistema binario que contiene una estrella enana roja de aproximadamente la mitad de la masa de nuestro Sol y una enana blanca de aproximadamente una masa solar. 

Están separados por una distancia de solo 3 veces, de la Tierra a la Luna y se orbitan entre sí cada 3.6 horas. Este tipo de sistema binario es relativamente común, pero el equipo notó que la enana roja se comportaba de manera inusual.

La enana roja pulsa cada dos minutos. Esto es demasiado rápido para que la variación se deba a la física de la enana roja.

Cuando el equipo analizó las pulsaciones, descubrieron que estaba altamente polarizado, que es el tipo de cosa que sucede cuando el material está iluminado por haces de alta energía. El tipo de haces de energía creados por los pulsares.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.