En la Biblia podemos encontrar una variedad de versículos sobre la protección de Dios. Pero, ¿sabes realmente cómo puedes obtenerla?, entra aquí y conoce junto a nosotros lo que dice el Señor para alcanzar su amparo.

protección-de-dios-2

¿Cómo alcanzar la protección de Dios?

En la Biblia, en el libro de Proverbios un texto dotado de sabiduría de lo alto, encontramos una palabra que expresa:

Proverbios 14:12 (NBV): Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que al final terminan en muerte.

Y es que, desde que ocurrió la caída del hombre por causa de la entrada del pecado al mundo y con él la maldición. A partir de allí la tierra dejo de ser un lugar seguro sino se cuenta con la dirección y la protección de Dios.

Por siglos en la tierra y aún más en los últimos tiempos, acontecen fenómenos naturales que traen consigo desastres que afectan al hombre. De igual forma, la maldad, la inmoralidad en los corazones y la naturaleza pecaminosa representan un peligro para la humanidad.

No obstante, el plan perfecto de Dios para su creación contempla promesas de bendición para todo aquel que lo busca de corazón. Estas promesas las encontramos en la Biblia y muchos de los versículos hablan sobre una bendición en particular, que es la protección de Dios.

Un ejemplo es el salmo 121, donde el salmista nos dice que el Señor es nuestro guardador. Nuestra protección viene de Dios creador del cielo y de la tierra:

Salmos 121:3-7 (TLA):

3 Dios jamás permitirá que sufras daño alguno. Dios te cuida y nunca duerme.

4 ¡Dios cuida de Israel, y nunca duerme!

5 Dios te cuida y te protege; Dios está siempre a tu lado.

6 Durante el día, el sol no te quemará; durante la noche, no te dañará la luna.

7 Dios te protegerá y te pondrá a salvo de todos los peligros.

Otras palabras que nos hablan del cuidado de Dios las puedes encontrar en: Versículos de protección en momentos difíciles. Los cuales nos recuerdan de donde proviene nuestro socorro.

Dios nos prometió su protección

Las circunstancias, los problemas o los peligros de la vida nos pueden desmotivar, llegar a sentir temor, etc. Pero la buena noticia es que Dios nos promete su protección cuando nos volvemos a Él con arrepentimiento y obedecemos sus preceptos para pasar a formar parte de su pueblo.

Dios proclamó al pueblo hebreo la promesa de su protección desde que los sacó de la esclavitud de Egipto hacia la tierra prometida. En ese momento el Señor le dijo a su pueblo no teman, nunca los abandonaré:

Deuteronomio 31:6 (NVI): -Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará-.

Esta promesa sigue vigente y se cumple en nosotros también, cuando Dios con nuestro arrepentimiento, nos saca de la esclavitud del pecado a través de Jesucristo nuestro redentor. De manera que Dios ha cumplido, cumple y seguirá cumpliendo con su protección, sus promesas son Si y son Amén porque Él no es hombre para mentir.

Pero de ser el caso que un hijo de Dios caiga, tropiece, sienta un padecimiento, atraviese un desierto, etc. El Señor lo fortalecerá y lo volverá a levantar, no así la persona con maldad en su corazón.

Proverbios 24:16 (NBV): Porque puede que caigan siete veces, pero cada vez que caigan se levantarán; pero a los malvados les bastará una sola caída para hundirse en la desgracia.

protección-de-dios-3

En el pacto de Moisés

Como se mencionó anteriormente Dios en el antiguo pacto de Moisés le hizo la promesa a su pueblo de protegerlo. En este tiempo el pueblo hebreo debía ser obediente al pacto y a sus mandamientos.

Porque la obediencia o la desobediencia tendrían sus consecuencias en bendiciones (Deuteronomio 28) o maldiciones (Deuteronomio 27). En el antiguo testamento vemos por tanto muchas ocasiones en las que se manifiesta la protección de Dios, en el cumplimiento de su promesa, ejemplo:

2 Reyes 20:5-6 (PDT): 5 Regresa y dile a Ezequías, líder de mi pueblo, que así dice el SEÑOR, Dios de tu antepasado David: -He oído tu oración, he visto tus lágrimas y te voy a sanar. Al tercer día subirás tú mismo al templo del SEÑOR. 6 Agregaré 15 años a tu vida y salvaré a esta ciudad del poder del rey de Asiria. Protegeré la ciudad y lo haré por mí mismo y por la promesa que le hice a mi siervo David-.

La protección de Dios bajo la Gracia

En el nuevo pacto de la gracia a través de Jesucristo, Dios renueva su promesa de protección a todo aquel que dispongan en su corazón obedecerlo y creer en su hijo para salvación. Al creer en el mensaje de Salvación de nuestro Señor Jesús, Dios derrama en nosotros protección más allá de la física, la espiritual por medio de su Espíritu Santo.

Romanos 6:22 (TLA): Sin embargo, ustedes ya no son esclavos del pecado. Ahora son servidores de Dios. Y esto sí que es bueno, pues el vivir sólo para Dios les asegura que tendrán la vida eterna.

Esta es la mayor protección de Dios, lee sobre ella en los versículos de vida eterna y salvación en Cristo Jesús. Luego puedes continuar leyendo sobre las bendiciones para los hijos de protección y edificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here